El paso por el juicio de Contador y Hamilton, última esperanza de que la Puerto sirva de algo
  1. Deportes
ALEJANDRO BLANCO, PRESIDENTE DEL COE, CREE QUE ES UN LASTRE PARA ESPAÑA

El paso por el juicio de Contador y Hamilton, última esperanza de que la Puerto sirva de algo

Una semana de juicio de la Operación Puerto tan sólo ha servido para que Pipe Gómez, único señalado, deje su puesto en la Fundación Deporte Joven,

Foto: El paso por el juicio de Contador y Hamilton, última esperanza de que la Puerto sirva de algo
El paso por el juicio de Contador y Hamilton, última esperanza de que la Puerto sirva de algo

Una semana de juicio de la Operación Puerto tan sólo ha servido para que Pipe Gómez, único señalado, deje su puesto en la Fundación Deporte Joven, tras años en la carretera como ciclista. Del resto, nada sabemos. Perdón, también se ha dado a conocer que el apelativo ‘M60’ corresponde a Riis, sancionado en su día. La juez no quiere saber nada y como en España nadie confiesa, a otros asuntos nos remitimos, seguiremos con la sospecha de que algo ha pasado alrededor de nuestro deporte en las últimas décadas. Lo que está claro es que nadie quiere comerse el marrón de ser el primero en reconocer públicamente que tiraba de los métodos de otros para llegar a meta, como hizo Armstrong durante sus años de éxito. Nadie ha confesado. No es nuestro estilo. 

Hoy por el juzgado de la calle de Julián Camarillo pasarán seis guardias civiles, responsables de la investigación y de la desarticulación de la red. Nadie preguntará por los vídeos de entrada y salida de deportistas en los diferentes pisos peinados durante el tiempo de recopilación de pruebas, ni del ordenador de Eufemiano Fuentes, ni de los cuadernos que, supuestamente, implicaban a atletas en su preparación para el Europeo de 2006. Las preguntas versarán sobre cómo y en qué estado encontrarán la sangre. Lo que quiere la gente, los aficionados, que no es otra cosa que los nombres de los deportistas que estaban en manos de Fuentes y su equipo, no aparecerá por ningún lado. Incluso se dice que hay hijos del cuerpo de por medio. 

El tiempo pasa y la imagen española vuelve a quedar en entredicho. La candidatura de Madrid 2020 es la que queda en entredicho. "La Operación Puerto es un desastre que va a pagar el deporte español. Lo que en otros países se ha resuelto en dos semanas, a nosotros nos va a llevar 10 años. España está luchando contra el dopaje. Somos el sexto país del mundo en cuanto a controles y estamos en la media en cuanto a positivos, pero esto nos va a hacer mucho daño", señala Alejandro Blanco, presidente del COE y de la candidatura olímpica. El Gobierno, el CSD y la Agencia Española Antidopaje quieren terminar con todos los rumores pero, de momento, chocan contra las formas y maneras de los juzgados. 

En su día, Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte en aquel entonces, se empeñó en certificar que sólo quedaran señalados ciclistas, pero en el sumario aparecen atletas e insinuaciones directas de Eufemiano Fuentes de haber colaborado con equipos de fútbol e incluso de haber recibido ofertas de uno de los grandes. 

Los últimos en destapar el tarro de las esencias han sido diferentes ciclistas relacionados con el Rabobaknk. Dekker y Rasmussen han reconocido el dopaje sistemático durante 12 años, incluso el primero ha hablado del ‘doping’ de su época del legendario PDM. De momento, Luis León Sánchez está siendo investigado por su equipo (hoy llamado Blanco), por el que han pasado importantes corredores españoles como Óscar Freire, Flecha, Carlos Barrero o el hoy columnista Pedro Horrillo.

Apelativos y motes sin identificar

El pasado lunes, El Confidencial sacaba a relucir una serie de nombres que aparecen el sumario. De ninguno de ellos se ha hablado a excepción del apelativo 'RSOC'. 'Cowboy', 'Urco', 'Luigi Clasicómano', 'Panticosa', 'Huerta', 'AC'... son algunos de los motes o apelativos que han quedado en el olvido. La monotonía se puede romper con la supuesta declaración de Alberto Contador, llamado como testigo de la defensa de Manuel Saiz, la de Jorg Jaksche, que ya ha confesado en la revista alemana Spiegel y en el expediente abierto por la USADA (Agencia Norteamericana) en relación al caso Armstrong y que dispara en todas direcciones y la de Tyler Hamilton. El que fuera compañero del texano fue el que abrió la caja de los truenos y el próximo 19 promete hacer lo mismo con todos los relacionados de una u otra manera con la Operación Puerto.

El campeón español, sancionado por dar positivo en el Tour de 2011 pese a que su pelea por demostrar su inocencia le llevó hasta el TAS, debe hablar. Es testigo indirecto de muchos de los señalados por dopaje o por su participación en diferentes procesos como Saiz, Bruyneel, Riis o el mismo Armstrong.

Alberto Contador Tyler Hamilton