Márquez se venga de Pacquiao ocho años después con un brutal derechazo
  1. Deportes
EL MEXICANO AVISÓ EN EL TERCER ASALTO, PERO UNA CONTRA EN EL SEXTO FUE DEFINITIVA

Márquez se venga de Pacquiao ocho años después con un brutal derechazo

Ocho años y tres combates después, Márquez ha tenido la oportunidad de vengar pasadas afrentas ante Manny Pacquiao. México vuelve a sacar pecho, cierra heridas. En

Foto: Márquez se venga de Pacquiao ocho años después con un brutal derechazo
Márquez se venga de Pacquiao ocho años después con un brutal derechazo

Ocho años y tres combates después, Márquez ha tenido la oportunidad de vengar pasadas afrentas ante Manny Pacquiao. México vuelve a sacar pecho, cierra heridas. En este caso, a la cuarta ha llegado la vencida y lo ha hecho acompañada de una brutal contra de derecha que ha impactado de lleno en el rostro del filipino. El pequeño cuerpo del filipino se desplomó, cayó como un saco para más que besar, aplastar la lona en los instantes finales del sexto asalto. No tenía opción alguna de recobrar el pulso para volver a ponerse en pie.

Pacquiao tardó varios minutos en volver a su ser y cuando lo hizo se dirigió al rincón de Márquez para rendir pleitesía al mejor. El mexicano, a los 39 años, destrozaba al ocho veces campeón del mundo en categorías distintas con una contra demoledora, demostrando que todavía tiene boxeo y que la venganza se sirve bien fría. El combate reunió todos los ingredientes. Espectáculo en la lona y expectación fuera de ella con un negocio de 200 millones de dólares, con más de un millón de pinchazos televisivos en Estados Unidos. México y Filipinas se paralizaron por completo siguiendo a sus ídolos.

La pelea, disputada ya con el día avanzado ya en Europa, se inició con un Pacquiao decidido, como con prisa. Lanzaba golpes como intuyendo que el desenlace no iba a llegar al final, que en esta ocasión todo se iba a precipitar. Por eso quería mandar, ser el patrón de la pelea, pero, curiosamente, ese afán le iba a costar la derrota y el honor. Márquez esperaba su oportunidad, la que se le puso delante en el tercer asalto cuando una primera contra, en forma de aviso, impactó en el rostro del asiático. Caída y cambio de escenario de la pelea. 

Pese al susto del tercer asalto, Pacquiao se sentía superior. Encadenaba series de golpes que tocaban al mexicano, que estaba agazapado esperando una segunda oportunidad de soltar esa dinamita que tienen sus puños y que le han valido para vencer por ko. Márquez sabía que la pelea se le estaba escapando y que ya había sucedido en dos de los anteriores combates; o asestaba el golpe de gracia o iba a sufrir ante la mayor movilidad y carisma del filipino.

Márquez, que suma su victoria número 55 por 6 derrotas (dos ante Pacquiao) y un combate nulo se ha llevado diez millones de dólares con esta victoria, pero ha conseguido seguir vivo en el mundo del boxeo y demostrar que está a la altura de la leyenda de un Pacquiao abatido, pero que se ha llevado 25 millones de dólares por su presencia en Las Vegas. El filipino sufre su segunda derrota consecutiva y pone en peligro futuras bolsas y el deseado cruce de golpes con Mayweather.

 

 

Manny Pacquiao Juan Manuel Márquez