NO PODRÁ SACARSE LA ESPINA DE NO HABER GANADO UN ORO OLÍMPICO

La exigencia y la lucha por un puesto llevan a Gemma Mengual a tomar la decisión más difícil

La chica de oro de la natación sincronizada española ha puesto punto y final a su carrera dentro de las piscinas. Gemma Mengual hará oficial este

La chica de oro de la natación sincronizada española ha puesto punto y final a su carrera dentro de las piscinas. Gemma Mengual hará oficial este miércoles su retirada, explicará cuáles son sus planes de futuro y las razones que la llevan a colgar el bañador para siempre. Todo apunta a que la altísima exigencia impuesta por Ana Tarrés, las jornadas de entrenamiento suelen ser de 6 y 10 horas, y tener que volver a luchar por ganarse un puesto dentro del equipo tras su regreso después de un descanso de dos años en los que fue madre, la han llevado a dar por finalizada su carrera.

En el medallero particular de Mengual hay una colección de 46 medallas que la catalana ha conquistado en Juegos Olímpicos, Mundiales, Europeos y World Trophy. Gemma se convirtió en la única nadadora del mundo que logró cuatro medallas de oro en unos europeos, sucedió en Eindhoven 2008. Un año antes batió otro récord en Melbourne, Canadá. Mengual regresó a España con siete medallas: cuatro platas y dos bronces. La catalana logró que en España todo el mundo conociese y hablase de un deporte minoritario hasta que ella se zambulló en las piscinas.

Todo empezó cuando sus padres decidieron complacer los deseos de la niña de 8 años que, influenciada por su prima Judith, soñaba con ser nadadora. La inscribieron en el Club Natación Kallipolis y en 1992 Ana Tarrés se fijó en ella para formar parte de su equipo. Gemma sólo tenía 15 años pero ya apuntaba maneras: en 1994 fue subcampeona juvenil de Europa. La carrera de la sirena española más famosa acababa de comenzar y hoy pone punto y final sin haber conseguido el sueño de cualquier deportista: lograr el oro olímpico. Londres iba a ser su cuarta cita olímpica y para ello se estaba preparando desde que regresó a la actividad el pasado mes de octubre. Gemma se había tomado un descanso de dos años que dedicó a ser madre. Y es que a pesar de competir al máximo nivel, la natación sincronizada no le impedía disfrutar de su vida personal. Tanto que se licenció en Gemología y se encarga de diseñar los bañadores del equipo español.

Precisamente, el conjunto nacional giraba en torno a Mengual. Con permiso de las rusas, la nadadora catalana llevó a España a lo más alto de la natación sincronizada y esta valía le llevó a ser candidata al Príncipe de Asturias de los Deportes en 2009. Conocida por su resistencia, explosividad y potencia, Gemma fue labrándose medalla a medalla una carrera que le ha convertido en la deportista española más laureada de la historia practicando un deporte que engloba sus tres pasiones: agua, música y danza.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios