Carlos Sastre, el luchador del pelotón a quien el ciclismo le devolvió el favor con un Tour
  1. Deportes
EL MADRILEÑO DICE ADIÓS AL CICLISMO

Carlos Sastre, el luchador del pelotón a quien el ciclismo le devolvió el favor con un Tour

Carlos Sastre se ha despedido del ciclismo, pero para decir adiós a su carrera profesional ha esperado a correr la Vuelta a España, una ronda a

Foto: Carlos Sastre, el luchador del pelotón a quien el ciclismo le devolvió el favor con un Tour
Carlos Sastre, el luchador del pelotón a quien el ciclismo le devolvió el favor con un Tour

Carlos Sastre se ha despedido del ciclismo, pero para decir adiós a su carrera profesional ha esperado a correr la Vuelta a España, una ronda a la que "ama profundamente". La decisión estaba tomada, no ha sido un arrebato. A sus 36 años, considera que dejarlo ahora "es lo más justo" y aunque empezó y acabó su carrera siendo un hombre de equipo, aquella épica ascensión al Alpe D'Huez que le dio el Tour de Francia en 2008 será lo primero que le venga a uno a la memoria cuando se hable de Sastre.

El colofón a 28 años dedicados a la bicicleta (15 en la elite) ha sido el triunfo por equipos en la Vuelta y la satisfacción de ver a su compañero del Geox-TMC, Juanjo Cobo, con el mallot rojo de campeón. Una victoria grupal que refleja la eterna entrega de Sastre y da por concluido un ciclo de la misma manera en que lo inició: luchando desde dentro. Esa combinación de abnegación y generosidad le llevó a disputar hasta 26 grandes rondas y a correr varias veces las tres grandes durante el mismo año.

La figura de Manolo Sáiz ha marcado la carrera de Sastre. De su mano debutó en el equipo ONCE y de él aprendió muchos de los principios en los que se fundamenta el ciclismo, básicamente el sacrificio. Precisamente ese espíritu, el esfuerzo de trabajar para los demás, ha sido una constante en buena parte de sus años como profesional. Consciente de que otros corredores podían llegar más lejos que él, trabajó durante muchos años para ellos como hombre de equipo y esperó su momento. Aceptó sus limitaciones y supo sacar partido a sus virtudes.

Y el reconocimiento llegó

No hablamos de un líder como Alberto Contador o Alejandro Valverde, pero su rol de gregario cambió en 2004, momento a partir del cual empezó a obtener los primeros logros personales, ya como parte del Team CSC y bajo la dirección del danés Bjarne Riis. Del pelotón pasó al podio y consiguió dos segundos puestos en la Vuelta de 2005 y 2007 y una tercera plaza en el Tour 2006. Su coronación en los Campos Elíseos y el tercer puesto en la Vuelta en 2008 fue el momento más glorioso de su carrera. En 2009 volvió a cambiar de equipo y recaló en el conjunto suizo Cervelo Test Team, con el que siguió cosechando buenos resultados en el Giro (2º en 2009 ganando 2 etapas y 8º en 2010), y en la Vuelta (8º en 2010). Su último año como profesional lo ha pasado en el equipo Geox.

 Los que conocen a Sastre destacan su integridad. Quizá haya sido su caracter honesto el que le empujó a hacer oídos sordos a los que le animaban a continuar en la elite un año más. Según reconoció él mismo en su despedida, no quería que "la única razón por la que montarse en una bicicleta sea meramente económica". Chapeau. Aunque como ex corredor, lo que es seguro es que su futuro estará, de una manera u otra, ligado al ciclismo.

Tour de Francia Ciclismo