ENTREVISTA EN EXCLUSIVA PARA 'EL CONFIDENCIAL'

A Xabi Alonso le superó el Mundial: "Necesité olvidar que era campeón"

El pasado 11 de julio, España entera se estremeció cuando la bota de un desaprensivo De Joong impactó sobre su pecho de manera brutal. La patada

Foto: A Xabi Alonso le superó el Mundial: Necesité olvidar que era campeón
A Xabi Alonso le superó el Mundial: "Necesité olvidar que era campeón"
El pasado 11 de julio, España entera se estremeció cuando la bota de un desaprensivo De Joong impactó sobre su pecho de manera brutal. La patada dolió a todo el mundo menos al tal Webb, árbitro que ahora dice que debería haber expulsado al holandés. Desde ese momento, el pecho de Xabi Alonso se convirtió en el escudo de España. "La verdad es que me dolió algunos días pero no pasó a mayores. Tenía tanto dolor... Ha sido la patada que más me ha dolido en toda mi vida. Pensaba que me había partido algo por el dolor que tenía y del que me costó recuperarme hasta pasados unos días. No me dejó marcas porque fue muy frontal, muy directo. Por fortuna no fue grave".
 
Holanda tendió la trampa de la agresividad, del juego sucio, pero España se mantuvo en su sitio, buscando el triunfo por la vía del buen fútbol. "El equipo estuvo muy frío porque pudimos entrar al trapo, calentarnos y ponernos a su altura. Razones tuvimos para ello, pero sabíamos de la a importancia que tenía el partido y no podíamos dejar al equipo en inferioridad en una situación así".
 
Xabi ha notado la cercanía de la gente después del triunfo en Sudáfrica y también reconoce que tuvo que "huir" en búsqueda de alguna que otra dosis de tranquilidad. "Mi vida no ha cambiado gran cosa. Evidentemente tengo la satisfacción de haber ganado lo máximo pero eso no te cambia. Es cierto que te pasan cosas extraordinarias como que la gente te aplauda al entrar en un local y cosas parecidas. Al llegar aquí nos dimos cuenta de lo que habíamos logrado, de cómo se vivía en España, de aquí había tenido que ser la leche. Al estar en Sudáfrica la percepción de todo es muy diferente, un tanto lejana. Ya una vez aquí, disfrutamos del éxito con todo el mundo. Los días siguientes se convirtió en monotema. No podías dar un paso sin que te hablaran del Mundial y ya buscabas otra cosa. Todas las personas te querían hacer llegar su cariño y yo muy agradecido, pero también necesitaba descansar y olvidarme un poco. En vacaciones lo logré".
 
El partido de México, un encuentro trampa
 
Campeón del Mundo y de Europa, setenta y ocho veces internacional y mantiene intacta la ambición por seguir logrando triunfos con la selección española, clave para que la Roja no baje la guardia ante partidos como el del pasado viernes o del martes en Buenos Aires. "El partido de México no reunía las condiciones porque lo jugamos sin competir, pero ya pasó. Lo que tenemos claro es que los dos éxitos que hemos conseguido no nos tiene que cambiar. Lo tenemos claro. Tenemos que funcionar como un equipo y, la verdad, es que sigo viendo a la gente de la misma manera. No tengo razones para que cambie. Este equipo es diferente; ves a la gente tan sana, tan normal que te hace sentir optimista. En lo deportivo no nos va a afectar eso de ganar al campeón del mundo porque la mayoría ya está acostumbrada a sentir esa presión en sus equipos".
 
El mediocentro del Real Madrid se siente optimista ante el futuro del equipo blanco pese al dubitativo inicio ante el Mallorca. "Creo que se están haciendo las cosas con sentido común, con seriedad, organizando y entrenado bien. Lo que ocurre es que los automatismos, la idea de juego, tardará un tiempo en ser asimilada. Tengo razones para ser optimista".
 
Reflexión obligada sobre José Mourinho, viejo conocido de la Premier y hoy compañero de viaje en la entidad madridista. "Pues sí, me ha sorprendido. En el día a día lo tiene todo pensado, la forma de trabajar con entrenamientos muy intensos. Controla todo en el trabajo, los tiempos de los ejercicios, la intensidad con el que se hacen, está muy encima de todo. Me gusta que los entrenamientos sirvan para algo, que no se conviertan en rutina. El trabajo, el entrenamiento serio es fundamental, cuando ya es rutina se traslada a la hora de jugar".
 
La presión mediática, acentuada con la llegada de Mourinho no preocupa a Xabi. "Todo lo que ocurre con el Real Madrid se exagera o se mira con lupa pero eso a nosotros no nos tiene que alterar en nuestro trabajo en el día a día. Por eso es fundamental que nos aislemos en el trabajo diario".
 
"La Liga estará entre dos"
 
Xabi Alonso adivina un campeonato igualado entre los dos grandes, pero sumando menos puntos que la pasada temporada. "No es normal conseguir 96 puntos y quedar segundos. No creo que se pueda volver a repetir. La Liga estará entre los dos, pero lograr esa diferencia de puntos con el resto no se repetirá. El empate de Mallorca no será el último. No tenemos que obsesionarnos con el Barcelona. Nos tenemos que preocupar de lo nuestro que tenemos capacidad de cambiarlo y mejorarlo ".
 
Preguntado por el destino de Villa y lo bien que le habría venido al Real Madrid, el centrocampista reparte juego sin profundizar. "No voy a caer en darte el titular al final de la entrevista. Villa es un grandísimo jugador y lo demostrará en la selección y en el Barcelona. No tengo ninguna duda".
Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios