Contador y Armstrong no entierran el hacha de guerra
  1. Deportes
SE PREVÉ UN DURO DUELO EN EL PRÓXIMO TOUR

Contador y Armstrong no entierran el hacha de guerra

Alberto Contador y Lance Armstrong demostraron este miércoles que están lejos de llevarse bien pese a que ya no deben disputarse el liderazgo del mismo equipo.

Foto: Contador y Armstrong no entierran el hacha de guerra
Contador y Armstrong no entierran el hacha de guerra

Alberto Contador y Lance Armstrong demostraron este miércoles que están lejos de llevarse bien pese a que ya no deben disputarse el liderazgo del mismo equipo. Coincidieron en la ceremonia de presentación del Tour de Francia de 2010 y, aunque no se habían vuelto a ver desde el podio final de París en el mes de julio, apenas se prestaron atención y no cruzaron palabra alguna más allá de los saludos de cortesía.

Los que fueran compañeros de equipo durante la pasada ronda gala estaban sentados con un solo asiento de separación entre ambos. Atendieron a los medios desde sus butacas durante unos minutos donde la tensión se pudo cortar. El español llegó a reconocer que “no tenemos relación alguna”. El norteamericano simplemente confirmó que ya tenía diseñado su nuevo equipo (con la mitad del Astana del último Tour) para intentar lograr el que sería su octavo triunfo en la carrera más importante del calendario.

Y a la hora de hablar de la siguiente edición del Tour, se demostró que el pique entre los dos campeones llenará de morbo el mundo del ciclismo hasta que dé comienzo la ‘Grande Boucle’. Contador omitió al siete veces campeón a la hora de confesar quiénes eran sus rivales. De hecho, el madrileño sólo habló de uno, el luxemburgués Andy Schleck, ya que para él es "el corredor que más cerca ha estado y me ha dado la batalla en la montaña. Además, al quitarle una contrarreloj [a la próxima edición] sale beneficiado. Es el principal rival". De esta manera, Contador destacaba la dureza de la montaña en el próximo Tour, y donde a priori no ve peligroso a Armstrong.

Lance, por su parte, no quiso omitir el nombre de su rival, pero sí que no aceptó darle el cartel de único favorito a Contador, ganador de los dos últimos Tours en los que participó (2007 y 2009). El tejano cree que habrá más corredores capaces de rivalizar con él y con Contador. "Los hermanos Schleck estarán muy fuertes y también habrá que estar muy atentos a (Bradley) Wiggins", afirmó.

Armstrong apuesta por un Tour muy mediático

Armstrong quiso quitarle hierro públicamente al enfrentamiento que vive con el español y que salta a las portadas deportivas cada poco tiempo: "Creo que la rivalidad entre Alberto y yo es buena para el ciclismo, pero no estoy seguro de que nos beneficie a ninguno de los dos", aseguró el norteamericano, tercero de la pasada edición, quien además añadió que espera un Tour "muy intenso desde el punto de vista mediático", como lo demuestra que "ya se está hablando de esa edición".

Por último, Contador se mostró satisfecho con las etapas propuestas por los organizadores, en las que hay más montaña que en la pasada edición y donde los Pirineos serán el test definitivo en la última semana, con una etapa que acaba en la cima del mítico Tourmalet.

Este duelo deportivo continuará escribiéndose a partir del próximo mes de julio. Y sus protagonistas llegarán a la cita ansiosos (tras una espera que se prevé muy tensa a tenor de lo visto en París este miércoles) e intentando demostrar sobre la carretera quién es el más fuerte de los dos.

Alberto Contador