Es noticia
Los jugadores del Bada-Bing niegan haber cometido las agresiones
  1. Deportes

Los jugadores del Bada-Bing niegan haber cometido las agresiones

L´Hospitalet de Llobregat (Barcelona), 21 sep (EFE).- Los siete integrantes del Bada-Bing acusados de agredir a varios jugadores sudamericanos del Rosario Central han negado hoy los

L´Hospitalet de Llobregat (Barcelona), 21 sep (EFE).- Los siete integrantes del Bada-Bing acusados de agredir a varios jugadores sudamericanos del Rosario Central han negado hoy los hechos que se le imputan y han asegurado que, en todo caso, actuaron en defensa propia o tras mediar provocación.

El juicio, que corresponde al penal número 22 de Barcelona, ha empezado hoy con la declaración de los acusados, Israel Moreno Gómez, Valentín Moreno Gómez, Carlos R.G, José Luis E.S, Jonatan P.F, David L.R y Efrén S.S, todos ellos jugadores del Bada-Bing y para quienes la fiscalía solicitan penas de dos a seis años de prisión.

Sólo dos de ellos han admitido haber golpeado a los jugadores del Rosario Central el 10 de enero de este año en el transcurso de un partido de Tercera División Regional que acabó con varios jugadores del conjunto rival y su presidente en el hospital, y en ambos casos han justificado dicha agresión alegando defensa propia.

Según la calificación fiscal, la expulsión de uno de los acusados mediada la segunda parte desencadenó en una serie de agresiones físicas, insultos racistas y expresiones de carácter vejatorio por parte de siete jugadores del Bada-Bing hacia miembros del equipo rival, incluido su presidente y la secretaria del club.

Dos de los acusados, los hermanos Israel y Valentín Moreno, tienen antecedentes, y ambos han negado cualquier tipo de participación en los hechos.

Israel ha explicado que "ellos también insultaban" y que, cuando entró en el vestuario, fue él quien recibió "un puñetazo por las espalda" y que, aunque cayó al suelo, logró huir.

Su hermano Valentín ha recordado que el día del partido estaba "en tercer grado" y que no quería meterse en líos. "Yo ya tenía bastante con lo mío", ha declarado el joven, condenado en diciembre de 2001 a ocho años de internamiento y tres de libertad vigilada por el asesinato del joven Carlos Javier Robledo, ocurrido en abril de 2000 en la Vila Olímpica de Barcelona.

Otro de los acusados, Jonathan P.F, ha declarado que los jugadores del Rosario Central también le agredieron a él. "Nosotros nos defendimos", ha explicado el jugador de Bada-Bing, quien ha justificado que ni él ni sus compañeros presentaran parte de lesiones con una frase muy gráfica: "Unos somos unos hombres y otros son unas nenazas".

Todos los acusados ha coincidido en que en los partidos de Tercer Regional "suelen haber muchos palos", pero han negado pertenecer al grupo de seguidores radicales del FC Barcelona conocido como ´Boixos Nois´ ni tener ningún tipo de ideología racista o xenófoba.

Mientras, algunos de los jugadores del Rosario Central que supuestamente recibieron los golpes y los insultos y que han declarado hoy en la vista han identificado a los hermanos Israel y Valentín Moreno como los dos principales agresores.

El juicio, que se celebra en una sala polivalente de la Ciudad de la Justicia dada su gran repercusión mediática, continuará mañana con la declaración de más testigos y la presentación de las pruebas videográficas. EFE gmh/rq/jl