Contador ve la luz lejos del Astana
  1. Deportes
NO QUIERE A 'OTRO' ARMSTRONG EN VINOUKUROV

Contador ve la luz lejos del Astana

Cuando le preguntaron ayer a Alberto Contador su opinión sobre la marcha de Johan Bruyneel de Astana al final del presente curso, el de Pinto no

Foto: Contador ve la luz lejos del Astana
Contador ve la luz lejos del Astana

Cuando le preguntaron ayer a Alberto Contador su opinión sobre la marcha de Johan Bruyneel de Astana al final del presente curso, el de Pinto no movió un músculo; no puso cara de póker pero su rostro no esbozó la mínima sorpresa. Esperaba la noticia, aunque daba la impresión de que en el seno de Astana, además del director, más de uno y de dos sabía que Bruyneel ya tenía las maletas preparadas. Por supuesto, Lance Armstrong.

El americano, que ayer realizó un etapón remontando el vuelo cuando alguno ya lo veía clavado en la cuneta, se muestra también muy activo en su twitter. Ayer mismo anunció que este jueves dará a conocer el nombre del sponsor (una multinacional muy comprometida con la causa contra el cáncer) para el equipo que formará el año próximo. En la formación de Armstrong estará su íntimo Levi Leipheimer y muchos apuestan a que Bruyneel también le hará compañía.

Pero no Alberto Contador. El actual maillot amarillo del Tour todavía tiene contrato con Astaná por una temporada más. Y, a la par que gana carreras, acumula experiencia, que le servirán como oro en paño para manejar los hilos en el futuro. No muy lejos de los Alpes, el kazajo Vinoukurov se prepara duro para regresar. Vinoukurov es el ídolo nacional de Kazajistan y Astaná se formó para su gloria ciclista. Pero los políticos y magnates de aquel país no imaginaron que “Vino” les saliera rana con aquel escandaloso positivo de 2007, enmendado por un chaval llamado Contador enfundándose el amarillo y ganando la “Grand boucle”.

De momento, concentrado en ganar el Tour

Con el segundo Tour a tiro y caballo ganador en las apuestas londinenses, Alberto no quiere hablar del futuro: “Ahora estoy centrado en cuerpo y alma en la carrera y luego tendré tiempo de sobras para pensar en mi futuro”, asegura Contador, que echa voleones fuera ante las preguntas comprometidas. Pero lo que sí tiene claro (clarísimo) el corredor de Pinto es que no quiere repetir un año tan anómalo (en lo ciclista) como éste. Es decir, por su cabeza no pasa cambiar a Lance Armstrong por Vinokurov. Es seguro, según ha podido saber El Confidencial. Otra cosa serán los números y cifras que haya que pagar por su libertad. En España no le faltarían ofertas.

De momento, disfruta del amarillo y se encuentra más que satisfecho con el comportamiento del equipo, que dio el callo ayer y espera que siga dándolo en las etapas que quedan. Hoy final en alto. Alberto Contador está fino y concentrado. Tiene la cabeza fría y las piernas calientes. Paulinho, Kloden, Haimar, se han comportado de  diez.  Se mira a Armstrong. Pero apuesten por Alberto. Hoy puede que vuelva a disparar primero.

Alberto Contador FC Astana Lance Armstrong Johan Bruyneel Tour de Francia