'Contador debe atacar a Armstrong y lo hará'
  1. Deportes
HOY TENDRÁ LUGAR LA PRIMERA ETAPA DE MONTAÑA

'Contador debe atacar a Armstrong y lo hará'

Atacar o no atacar, esa es la cuestión. Alberto Contador es sobre el papel el mejor escalador del Tour de Francia, pero en vísperas de la

placeholder Foto: 'Contador debe atacar a Armstrong y lo hará'
'Contador debe atacar a Armstrong y lo hará'

Atacar o no atacar, esa es la cuestión. Alberto Contador es sobre el papel el mejor escalador del Tour de Francia, pero en vísperas de la primera llegada en alto de la carrera, el madrileño se debate en el dilema de si debe atacar a su compañero de equipo y principal rival Lance Armstrong, quien ha dicho que si el de Pinto ataca, no le seguirá (ver declaraciones). El pelotón retiene el aliento a la espera de que Andorra sirva de campo de batalla al duelo de titanes que mantienen en la distancia el tejano de los siete Tours y el madrileño de las tres grandes vueltas. "Deben ser los otros los que ataquen, tienen que recuperar mucho tiempo y para eso tienen que arriesgar", afirma Contador. El madrileño tiene dos bazas en su mano: atacar o responder a los ataques y parece más cómodo con la segunda hipótesis, la que le evita malos entendidos en el seno de Astana.

¿Habrá batalla en Arcalis? Bernard Hinault no tiene ninguna duda de que el puerto, "que no es uno de los más duros del Tour, se subirá tan deprisa que los ciclistas lo harán durísimo". "Contador debe atacar. Y atacará, porque es más joven, tiene más viveza", afirma el "Caimán", parapetado en la legitimidad que le dan sus cinco victorias en París y con la experiencia de haber vivido una convivencia difícil en su propio equipo con Greg Lemond.

Hinault cree que Armstrong no puede quejarse de que Contador ataque aunque esté por delante en la general. "En La Grande-Motte fue él quien atacó, al mandar a sus hombres tirar cuando se montó el abanico", asegura. El bretón cree que el director del Astana, Johan Bruyneel, debió aclarar los papeles de cada uno antes de la salida del Tour. "Lemond y yo lo aclaramos y no nos atacamos el uno al otro", indica el francés, que parece olvidar toda la polémica que hubo en 1986 entre él y el estadounidense.

Hinault ve a Contador marcando una "época"

Para Hinault la batalla entre Contador y Armstrong es una anécdota, algo muy pequeño en el futuro prometedor que augura al madrileño: "Le veo dominando el ciclismo los próximos años, va a marcar una época".

Raymond Pullidor no lo tiene tan claro. "Armstrong es un interrogante, aunque no creo que gane el Tour", dice el eterno segundón. El francés no cree que Contador tenga que forzar. "La selección se hará de forma natural. Otros atacarán y ahí veremos quien responde", afirma. Igual opina Eusebio Unzúe, director del Caisse d'Epargne, que cree que la montaña "es el terreno natural de Contador", por lo que debe marcar su autoridad. "No es un puerto duro, no habrá grandes diferencias, pero aclarará quien es quien en este Tour", opina. Su pupilo Oscar Pereiro sigue apostando por Armstrong y cree que entrará con los mejores.

El director de la carrera, Christian Prudhomme, está orgulloso de cómo llegan las cosas. "Hace cuatro meses que di cita a todos en Arcalis", asegura con una sonrisa, sabedor de que el duelo de nervios en el seno de Astana está sosteniendo el interés de la prueba.

Para Bernard Tevenet, ganador de los Tour de 1975 y 1977, "si Contador controla los nervios ganará porque es el más fuerte". "No tiene que atacar en Arcalis, tiene que estar tranquilo y la carrera pondrá a cada uno en su sitio", comenta. oincide con Federico Martín Bahamontes, que festejó entre Gerona y Barcelona los 50 años de su triunfo en el Tour y sus 81 primaveras. Contador debe estar sereno para ver como reacciona el otro (Armstrong). Si controla los nervios ganará el Tour", asegura el "Águila de Toledo", que duda de las fuerzas del tejano: "Al americano le veremos en la montaña, en llano andan todos".

En Astana prefieren no hablar

En el seno de Astana han impuesto la ley del silencio. "Si contara mi estrategia sería tonto", afirma el director deportivo, Alain Gallopin, quien a lo más que llega es a decir que Arcalis "marcará quien puede ganar el Tour y, sobre todo, quien lo pierde definitivamente". Hay diferencias y algunos tiene que atacar, no les queda más remedio. Pero no hay un duelo entre Contador y Armstrong. Son compañeros", dice.

¿Y si llegan juntos a la cima? "Entonces Armstrong se pone de amarillo y Contador de segundo. No puedo decir más. Contador es el líder del equipo, pero Armstrong no es un corredor como los otros, ha ganado siete Tours y eso se respeta", afirma Gallopin mientras corre a refugiarse a su autobús. Allí no encuentra calma. Es un hervidero de cazadores de autógrafos, periodistas y famosos que se acercan a saludar.

Entre ellos Johan Cruyff, que deja su visión de las cosas. "Van a trabajar en equipo y es mejor tener dos bazas. Como en fútbol, hay que trabajar para el equipo", asegura el ex técnico del Barcelona. Joan Llaneras, el español que más medallas olímpicas se ha colgado, también aprovecha para saludar a Contador, al que considera el más fuerte.

Deja un aviso el mallorquín que acaba de cumplir 40 años y sabe lo que es ganar siendo un veterano. "Es más difícil que cuando eres joven pero es posible. Si alguien es capaz de lograrlo es Armstrong. Cuando se mantiene la ilusión y las ganas de correr con 37 años es porque tienes una fuerza especial", afirma el campeón olímpico de puntuación.

Alberto Contador Lance Armstrong Tour de Francia FC Astana