Thiago Silva busca confirmar en Milán su condición de mejor defensa de Brasil
  1. Deportes

Thiago Silva busca confirmar en Milán su condición de mejor defensa de Brasil

Pau Ramírez Río de Janeiro, 11 dic (EFE).- En su tercera oportunidad en el fútbol de Europa, Thiago Silva intentará demostrar en Milán

Pau Ramírez Río de Janeiro, 11 dic (EFE).- En su tercera oportunidad en el fútbol de Europa, Thiago Silva intentará demostrar en Milán la categoría que ha demostrado en Brasil, que le ha valido para ser considerado el mejor defensa del país y a debutar con la selección ´canarinha´.

Apodado como el ´monstruo´ por su capacidad para comerse futbolísticamente a los delanteros rivales, Thiago Silva fue elegido esta misma semana mejor central derecho de Brasil de 2008 por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Dueño de una exquisita técnica, algo poco habitual en un defensa central, lo que le permite salir jugando con la pelota desde atrás, Silva destaca además por su velocidad, su juego aéreo, su buena colocación y su buena y privilegiada constitución física (mide 1,83 centímetros y pesa 79 kilos).

Capaz de realizar unos férreos marcajes a los delanteros rivales como de regatearlos a pesar del peligro que ello conlleva, Silva dispone además de un fuerte disparo con su pierna derecha y una buena colocación que siempre le hacen estar en el momento oportuno para evitar cualquier susto a su portero.

A pesar de tener sólo 24 años, el brasileño ha sido el indiscutible líder del Fluminense las últimas tres temporadas, gracias a su carácter ganador y a su espíritu competitivo.

Nacido el 22 de setiembre de 1984 en Río de Janeiro, el nuevo jugador ´rossonero´ empezó a dar las primeras patadas al balón en la calle, hasta que un amigo de su padre le llevó a una escuela de fútbol en Campo Grande (oeste de Río) vinculada a la red de escuelas del Fluminense.

Tras seis años en la escuela, silva, que empezó su carrera como extremo derecho, sorprendió al entrenador de los infantiles del Fluminense durante un partido amistoso, lo que le valió recibir una invitación para probar en las categorías inferiores del tricolor carioca.

Los entrenadores decidieron incorporarlo, aunque actuaba como centrocampista y debido a la falta de oportunidades, decidió buscar más suerte en otro club. Probó en el Madureira, el Olaria y el Flamengo, en el que no le prestaron atención alguna, antes de recalar en el América.

En un torneo en Sao Paulo fue descubierto por Paulo César Carpegiani, quien acababa de fundar en la ciudad gaúcha de Alvorada el RS.

En 2001, sin haber cumplido la mayoría de edad, firmó contrato profesional y disputó la tercera división de Río Grande do Sul, siendo convocado además por las categorías inferiores de Brasil.

En 2003 fichó por el Juventude, del mismo estado, equipo de la primera división brasileña, en el que uno de los entrenadores clave en su carrera, Ivo Wortmann, decidió ubicarle en la defensa.

En 2004 fue uno de los jugadores más destacados del Campeonato Brasileño y fue distinguido como Balón de Plata del Campeonato por la revista Placar.

El Oporto portugués no dudó en contratarlo por cinco temporadas, aunque problemas respiratorios y físicos no le dejaron triunfar en su primera experiencia europea.

El club luso decidió ceder al brasileño al Dinamo de Moscú, donde todavía se agravaron más sus problemas respiratorios y le fue detectada una neumonía, por lo que en 2006 regresó a su ciudad natal para jugar en el Fluminense.

En el tricolor carioca, con el que ganó la Copa de Brasil de 2007 y llegó fue finalista de la Copa Libertadores de 2008 (fue elegido mejor defensa del torneo), fue el dueño absoluto de la defensa y el ídolo de la afición, que le rindió un emotivo homenaje en su último partido, disputado la semana pasada en el mítico Marcaná.

Es admirador de músicas que hacen furor entre los jóvenes brasileños como el "funk carioca", el "hip hop" y el "pagode", pero ya es todo un padre de familia, casado con Isabele y padre de Isago, nacido el mes pasado.

Su calidad no pasó desapercibida al seleccionador nacional, Carlos Caetano Bledorn Verri ´Dunga´.

Thiago ganó el bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín, aunque todavía no se ha afianzado en el once titular de Brasil. Su fichaje por el Milán debe confirmarlo como uno de los mejores defensas del mundo en el que será su tercer club europeo, intentando hacer válida la dicha de que "a la tercera va la vencida". EFE bpr/mp/jb/og