MMA - THE GRACIE-HUNTER

Kazushi Sakuraba, el cazador de la familia Gracie

Kazushi 'The Gracie-Hunter' Sakuraba (1’83m, 83Kg, Katagami, 1968, Japón) es probablemente uno de los luchadores de artes marciales mixtas más reconocidos en el mundo. Sherdog, la

Kazushi 'The Gracie-Hunter' Sakuraba (1’83m, 83Kg, Katagami, 1968, Japón) es probablemente uno de los luchadores de artes marciales mixtas más reconocidos en el mundo. Sherdog, la publicación on-line de MMA con más impacto, sitúa a Sakuraba como el mejor luchador japonés de todos los tiempos. Pero si hay algo por lo que 'Saku' pasará a la historia de este deporte es por sacar los colores a la familia precursora del jiu-jitsu brasileño y de las artes marciales mixtas en general: los Gracie.

En 1999 Sakuraba luchó contra Royler Gracie en la octava edición del torneo PRIDE y venció vía 'kimura'. Lo curioso es que ninguno de los hemanos Gracie había perdido un combate desde que el maestro judoka Masahiko Kimura venciera a Helio Gracie, padre del jiu-jitsu brasileño, en 1955. Masahiko Kimura ganó a Helio aplicando una llave en su brazo que los Gracie denominarían 'kimura' en su honor. Paradojas del destino, 44 años más tarde Sakuraba vencía a uno de los hijos de Helio utilizando esta misma técnica.

Los Gracie vieron herido su honor tras esta derrota y un año más tarde Royce Gracie tomó el relevo de su hermano para enfrentarse a Sakuraba con dos condiciones: los árbitros no tendrían potestad para parar el combate y no habría un límite de rounds. Después de 90 minutos de lucha divididos en 6 rounds de 15 minutos cada uno, Rorion, el hijo mayor de Helio, tiró la toalla y con ello dio la segunda victoria sobre un Gracie a Sakuba. Esta vez la estrategia de 'Saku' fue castigar repetidamente las piernas de Royce a base de low-kicks (patadas bajas).

Tres meses después, en PRIDE 10, Sakuraba fue desafíado por Renzo Gracie, sobrino de Royler y de Royce, y la historia se volvió a repetir. Sakuraba consiguió aislar el brazo de Renzo mediante un 'kimura' y el árbitro paró el combate. Lo curioso es que Renzo insistía en que podía continuar luchando a pesar de tener un brazo roto. En una entrevista para la CBS, Renzo explicaba como sintió que los ligamentos de su codo se rompían uno a uno. "Para ser sincero incluso disfruté de ese momento, sabía perfectamente que si no me rendía Sakuraba rompería mi brazo". Cualquier otro luchador hubiese pedido la intervención del árbitro para parar el combate pero en esa pelea había mucho más en juego que una articulación desmembrada: el honor de la familia Gracie.

El cuatro Gracie en discordia fue Ryan, hermano pequeño de Renzo. Ryan sufrió la suerte del resto y Sakuraba se erigió como 'el cazador de los Gracie'. Ninguno de los hermanos fue capaz de vencer a Kazushi en un arte que ellos mismos habían inventado. En junio de 2007 Royce Gracie y Sakuraba se volvieron a enfrentar en el torneo K-1 HERO’S y esta vez Royce Gracie salió victorioso vía decisión unánime de los jueces. Un mes más tarde saltaba la liebre en torno al uso de esteroides por parte de Royce. Lo que pudo ser la redención definitiva de los Gracie resultó otra mancha, está vez imborrable, en el honor de su familia.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios