Rijkaard alineó a Ronaldinho ante el Madrid a pesar de que llegó 'indispuesto' al entrenamiento del viernes
  1. Deportes

Rijkaard alineó a Ronaldinho ante el Madrid a pesar de que llegó 'indispuesto' al entrenamiento del viernes

Frank Rijkaard confió en Ronaldinho de cara al partido contra el Madrid y se equivocó. El brasileño no rindió como se esperaba; se demostró que el

Foto: Rijkaard alineó a Ronaldinho ante el Madrid a pesar de que llegó 'indispuesto' al entrenamiento del viernes
Rijkaard alineó a Ronaldinho ante el Madrid a pesar de que llegó 'indispuesto' al entrenamiento del viernes

Frank Rijkaard confió en Ronaldinho de cara al partido contra el Madrid y se equivocó. El brasileño no rindió como se esperaba; se demostró que el Barça juega mejor sin él que con él y, lo que es peor de todo, traicionó la confianza de su técnico que le ofreció la oportunidad de jugar a pesar de que 48 horas antes del partido, el brasileño se presentó visiblemente ‘perjudicado’ al entrenamiento que se realizó en La Masía.

Ese día, Ronaldinho, según confesaron algunos de sus compañeros 'off the record' horas después de la sesión, "llegó tocado al entrenamiento". Una conclusión a la que se podía llegar sin estar entre las cuatro paredes del vestuario. En un entrenamiento a puerta abierta, ante la mirada de medio centenar de periodistas, Ronaldinho salió al campo extrañamente risueño, dando patadas amistosas en el culo y collejas a sus compañeros, haciendo bromas a todo el mundo y sin tomarse en serio los ejercicios dictados por su técnico. En un momento de la práctica, Ronaldinho incluso invitó a entrar en el terreno de juego a un espectador habitual de los entrenamientos del Barça para darle clases particulares sobre como lanzar faltas.

La comedia duró hasta que a Rijkaard se le hincharon las narices y llamó al orden a su estrella. A la vista de todo el mundo, el técnico holandés le exigió al futbolista que se comportara seriamente. En aquel momento, estaba claro que los pocos números que tenía Ronaldinho para jugar el clásico se estaban esfumando, pero fiel a su libro de estilo el entrenador del Barça ofreció una nueva oportunidad a un futbolista que volvió a fallarle.

Rijkaard apostó, se equivocó y lo peor es que ha perdido también la confianza de un vestuario que ha sido testigo de cómo se puede cometer una falta grave de profesionalidad dos días antes de disputar todo un clásico y salir airoso. Laporta anunció con fanfarrias en verano la creación de un código interno y de una comisión de seguimiento a los jugadores que iba a ser el novamás. Ronaldinho apareció 'contento' a 48 horas de jugar un partido contra el Real Madrid. Y jugó.

Ronaldinho