A Lopera le cobran por adelantado al firmar por el Betis
  1. Deportes

A Lopera le cobran por adelantado al firmar por el Betis

Después de 15 años, llegó al Betis en 1992, todo el mundo conoce cómo se las gasta y cuál es el estilo de Manuel Ruíz de

placeholder Foto: A Lopera le cobran por adelantado al firmar por el Betis
A Lopera le cobran por adelantado al firmar por el Betis

Después de 15 años, llegó al Betis en 1992, todo el mundo conoce cómo se las gasta y cuál es el estilo de Manuel Ruíz de Lopera. Sus ‘caprichos’ y decisiones a la hora de tratar, hacer y deshacer con los contratos de los jugadores, provoca que muchos de los futbolistas que el Betis ficha o intenta fichar no se fíen. Hasta tres de los fichajes de esta temporada, incluido el técnico, Héctor Cúper, exigieron antes de aceptar y firmar el contrato cobrar parte de la ficha por adelantado, en algunos casos hasta un millón de euros. Lo habitual en los clubes es recibirla en dos plazos o al final de la temporada, pero con el Betis muchos van sobre aviso y aconsejados, por los muchos que han tenido problemas de cobro, de que ojito con Lopera.

Futbolistas que han pasado por el equipo verdiblanco reconocen que es cierto que el principal accionista paga al día, pero que como tengas algo pactado en ‘B’ y no seas de sus preferidos o el club no cuente contigo, olvídate, “ya lo has visto”.

Para empezar, Lopera incluye, y hay jugadores que ya no tragan, una cláusula en los contratos por la cual el futbolista puede irse cedido por decisión unilateral del club. En esta situación están ahora Contreras y Dani en el Cádiz y en los tribunales Vogel por no querer aceptar. Igual le pasó a Joaquín en su rocambolesco fichaje por el Valencia, que se hizo previo paso por el Albacete; o a Oliveira al que Lopera mandaba a Moscú; y a Romero, el año pasado que sino renunciaba al año que le quedaba de contrato lo mandaban a Cádiz en el mercado invernal.

Hay una anécdota, de la que quizás Lopera nada sabe, y es que cuando Diego Tristán se marchó del Betis con rumbo a Mallorca después de todo el enfrentamiento con el accionista, el que movió toda la operación y recomendó al delantero en Palma fue el que en ese momento era portero titular del equipo, Toni Prats. Si se entera Lopera de esa ‘traición’ lo manda a Siberia.

El dueño del Betis ya no es aquel que en los partidos importantes, como por ejemplo en los derbis con el Sevilla, bajaba al vestuario, hablaba con los jugadores y, si ganaban, dejaba billetes en bolsas de plástico en la percha de cada uno. De momento, y por si las moscas, más de uno ha amarrado parte de su dinero nada más fichar por el Betis de ‘don Manué’.

Manuel Ruiz de Lopera Real Betis