Guerra en el Atletismo español
  1. Deportes

Guerra en el Atletismo español

El presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, criticó la actitud de los lanzadores de peso, el sábado en la final de los

Foto: Guerra en el Atletismo español
Guerra en el Atletismo español

El presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, criticó la actitud de los lanzadores de peso, el sábado en la final de los campeonatos de España, defendió el trabajo federativo en beneficio del sector y afirmó que todavía está esperando que le pidan disculpas. "A lo mejor son ellos los que han metido la pata al montar el numerito. No me gustó nada cuando me enteré de los detalles. Ellos mismos (los lanzadores) se cargaron el concurso y todavía estoy esperando que me pidan disculpas", declaró Odriozola al término de los campeonatos.

Al presidente no le gustó nada que 'Superman' Manuel Martínez "increpara desde la grada a uno de los mejores empleados de la Federación" y recordó las atenciones que han tenido hacia los lanzadores de peso. "Ninguna Federación del mundo los ha ayudado tanto. En la reunión de Rivas (Madrid) llevamos tiempo colocando el círculo de peso en el centro del estadio y este año hemos puesto uno de cemento en Vallehermoso para que ellos tuvieran protagonismo", pormenorizó.

Odriozola recordó, también, que Manuel Martínez "ganó en este mismo círculo de Anoeta el campeonato de Europa júnior en 1993" y que la Federación Española "es de las que mejor funcionan del mundo y tiene muchas medallas en materia organizativa, un aspecto en la que pocas la igualan en el mundo".

Martínez: "Me siento vejado, maltratado y humillado"

El presidente salía así al paso de las declaraciones de Manuel Martínez, que perdió su título de España después de trece victorias consecutivas en beneficio de Germán Millán, primer español que derrota al leonés desde 1995.

Martínez dijo que le dan "ganas de dejar el atletismo" y que se había sentido "vejado, maltratado y humillado" por los organizadores de los campeonatos. "Me he sentido como una verdadera mierda. Fuera de mis problemas físicos, me han sacado de concentración, se han equivocado de lleno. Eramos quince personas diciendo que allí no se podía lanzar y una que nos decía que sí. O éramos idiotas, o esa persona no sabía nada de lo que ocurre en una pista", declaró un indignado Martínez.

"Se me quita la ilusión con estas cosas", afirmó. "Esto es la gota que colma el vaso, y no porque me hayan ganado, que eso ha estado a punto de ocurrir varias veces este año, sino por la forma en que nos han tratado: nos cambian el horario sin avisar, nos poner a centímetros del pasillo de pértiga, no hemos podido calentar, han fallado con el medidor, había sesenta personas por allí..."

Millán coincidió con Martínez en que había sido "un concurso desastroso de principio a fin", y explicó: "Nos han hecho lanzar en desnivel, había tres dedos de separación con el pasillo de pértiga y se ha deslucido todo, y encima los jueces no han tenido su mejor día", pormenorizó el campeón.

Odriozola lamentó que a los Mundiales de Osaka (Japón) no pueda llevar un equipo tan amplio como había pensado: "al final irán menos de cincuenta, cuando esperábamos llevar más de sesenta pero qué se le va a hacer. Esperemos tiempos mejores", comentó con expresión de cierto desaliento.

José María Odriozola