Es noticia
Menú
Los 10 mejores insecticidas para las plagas de tus plantas y todos los consejos que necesitas saber para cuidarlas
  1. DeCompras
  2. Hogar
PARA INTERIOR Y EXTERIOR

Los 10 mejores insecticidas para las plagas de tus plantas y todos los consejos que necesitas saber para cuidarlas

Pulgones, mosquitas, gusanos... Las plantas son el objetivo de estos insecticidas y aquí te contamos cómo evitar que acaben con ellas

Foto: Los mejores insecticidas para las plagas de tus plantas (iStock)
Los mejores insecticidas para las plagas de tus plantas (iStock)

A todos nos ha pasado. Un buen día, vamos a regar o a abonar nuestras plantas y, al hacerlo, nos damos cuenta que tiene algunas hojas amarillas o que las flores se están marchitando sin razón aparente. Al revisarlas en profundidad, nos damos cuenta de que hay pequeños insectos sobre ellas. Una plaga que amenaza con acabar con la vida y el esplendor de esas macetas a las que les hemos dedicado tanto tiempo y cariño.

La solución pasa, cómo no, por utilizar un insecticida para plantas de interior y exterior. Un buen ejemplo nos lo ofrece COMPO Triple Acción, que resulta muy útil frente a insectos, hongos y ácaros. Aunque, si buscas una alternativa natural, probablemente te guste más este elaborado a partir de aceite de Neem. Ambos ofrecen un nivel de eficacia excelente ante todo tipo de plagas.

Foto: Abonar bien la tierra ayudará a germinar las semillas (Foto: Pixabay)

Sin embargo, antes de comprar un insecticida para tus plantas de interior y exterior, es necesario que sepas una serie de cosas. Además, aquí te explicaremos cuáles son las plagas más habituales a las que te puedes enfrentar, cómo elaborar un producto casero que te ayude a combatirlas y qué plantas tienen efectos repelentes. Una información muy valiosa para que tu jardín luzca espléndido esta temporada de primavera y verano.

Insecticidas para plantas de interior y exterior

No importa si se trata de una planta de interior o de exterior. Tampoco es relevante la cantidad de atención que le prestemos. Quienes hemos cultivado sabemos que, tarde o temprano, vamos a sufrir una plaga de insectos, hongos o ácaros que comprometerá su salud. Estar atento a los síntomas y actuar lo antes posible es clave para preservar su integridad y su estética.

Hay insecticidas polivalentes y otros específicos para diferentes tipos de plagas

Pero ¿cómo hacerlo? Sin duda, la mejor manera es teniendo a mano un insecticida específico para el tipo de plaga que sufre o, en su defecto, uno polivalente. Con él podremos acabar con esos pequeños seres que están dañando sus hojas, su tallo o sus flores. Basta con aplicarlo según las recomendaciones e indicaciones dadas por el fabricante. Estos son 10 estupendos ejemplos que podemos encontrar actualmente en Amazon.

COMPO Triple Acción

Arrancamos con uno de los mejores insecticidas para plantas de interior y exterior del mercado. Es extremadamente efectivo contra insectos (pulgones, orugas, etc.), hongos (roya, oídio, etc.) y ácaros del polvo. De hecho, ofrece resultados notables en solo 24 horas y cuenta con un pulverizador que facilita mucho su uso. Este debe hacerse a 30-40 cm de distancia un máximo de 4 veces al año. Además, es válido para plantas leñosas y herbáceas por igual.

placeholder
Ver precio

Insecticida polivalente Protect Garden

Ahora vamos con el insecticida recomendado para pulgones y orugas. Aunque se puede usar en plantas de interior, es especialmente eficaz en las de jardín y, sobre todo, en los rosales. Eso sí, nunca lo debes usar en plantas acuáticas. El sistema de aplicación es idéntico al que hemos descrito anteriormente, por lo que no entraña ninguna complicación. El bote trae 750 ml de productos, que es suficiente para decenas de plantas.

placeholder
Ver precio

COMPO Axiendo insecticida ultrapolivalente

Otra buena alternativa ofrecida por la marca COMPO. Su composición está especialmente indicada para combatir a insectos chupadores y masticadores de vegetales y frutas, aunque también se puede aplicar sobre plantas ornamentales leñosas y herbáceas. En climas cálidos, debe aplicarse durante la noche después de realizar un test de fitotoxicidad. Este consiste en aplicar el producto en una zona concreta de la planta y esperar resultados durante 10 días.

placeholder
Ver precio

Insecticida polivalente concentrado Protect Garden Choque EW

Sin duda, un insecticida para plantas de interior y exterior capaz de ofrecer resultados en muy poco tiempo. Esto se debe a su composición concentrada a base de deltametrina. Basta con diluir 10 ml de producto en un recipiente con un máximo de 20 litros de agua. Además, actúa como repelente. Así que, una vez que lo apliques, pasarás bastante tiempo sin volver a ver esos insectos que están deteriorando la salud de tus plantas.

placeholder
Ver precio

Insecticida concentrado de acción de choque Protect Home

Aquí nos encontramos ante un insecticida recomendado para plantas de exterior, es decir, situadas en jardines, terrazas y patios. Eso se debe, fundamentalmente, a que ofrece una gran persistencia en el suelo sin importar las condiciones climáticas. No huele ni mancha y es totalmente inocuo para las propias plantas. Solo incluye 50 ml de productos, pero es que sus efectos duran meses. Se aplica igual que el producto anterior de la misma marca.

placeholder
Ver precio

Insecticida, acaricida y fungicida ASOCOA

Otro insecticida de triple acción digno de mención. ¿El motivo? No es solo capaz de controlar las plagas de insectos, ácaros y hongos de forma rápida y sencilla, sino que también es inocuo y 100 % biodegradable. De hecho, no deja ningún rastro ni provoca toxicidad en animales y seres humanos. A esto hay que sumar, además, que es un fitofortificante natural cuyos extractos vegetales tienen propiedades curativas y preventivas.

placeholder
Ver precio

Insecticida antiplagas para geranios

¿Te gusta cultivar geranios? Entonces, probablemente sepas lo difícil que es prevenir que sufran plagas y eliminarlas cuando ya han hecho acto de presencia. Sin embargo, este producto ha sido especialmente diseñado para ello. En concreto, resulta muy efectivo a la hora de hacer frente a los pulgones, a las arañas rojas y a las orugas y polillas que suelen elegir este tipo de plantas para crecer.

placeholder
Ver precio

Fungicida polivante con carácter preventivo y curativo Solabiol

Los hongos pueden causar estragos en las plantas de interior y exterior. Este producto, cuya fórmula fungicida ha sido elaborada a partir de cobre, los elimina y, además, evita que vuelvan a proliferar. Es válido para plantas y cultivos, por lo que también puedes usarlo en tu huerto. Cumple a rajatabla con la normativa fitosanitaria de la Unión Europea y ofrece resultados en apenas unos pocos días.

placeholder
Ver precio

Spray de aceite de Neem Closter

Llega el turno de este insecticida natural para plantas de jardín y terraza. El ingrediente principal del producto es el aceite de Neem, que tiene excelentes cualidades insecticidas y antiparasitarias. Además, es ecológico e inocuo para el medioambiente. Incluso tiene cualidades contra los mosquitos, por lo que podrás pasar más tiempo al aire libre sin sufrir sus molestas picaduras. Se debe aplicar una vez a la semana para obtener resultados positivos.

placeholder
Ver precio

Jabón limpiador agrícola Castalia

Vamos a terminar con un jabón negro agrícola multiusos y ecológico. Solo hay que diluir 10 ml por cada litro de agua y aplicarlo mediante un pulverizador. También es compatible con el aceite de Neem ya que ambos son productos ecológicos destinados a este tipo de usos. Se vende en una botella de un litro, por lo que cunde bastante. Con una sola tendrás suficiente para eliminar las plagas de tu jardín varias veces.

placeholder
Ver precio

Cuáles son las plagas más comunes que sufren las plantas

Las plantas de interior y de exterior pueden sufrir una gran variedad de plagas. Sin embargo, con carácter general, podemos decir que estas son las más habituales:

  • Pulgones. Se trata de pequeños insectos que se alimentan del pigmento verde del tallo y de las hojas. Son especialmente habituales en orquídeas, rosales y violetas. Se identifican fácilmente por el color amarillo que adquieren estos elementos.
  • Trips. Originan cicatrices en el reverso de los pétalos de las flores y de las hojas.
  • Mosquitas blancas. Muy habituales en plantas medicinales, como es el caso de la manzanilla, la lavanda o la hierbabuena. Además, sus excrementos favorecen la proliferación de hongos.
  • Escamas. Provoca la aparición de protuberancias en los tallos. Se da casi siempre en árboles cítricos y en plantas como las orquídeas.
  • Gusanos y orugas. Las mariposas y las polillas ponen sus huevos en las hojas de las plantas y, posteriormente, se alimentan de ellas cuando eclosionan. Les encantan las albahacas y todo tipo de arbustos pequeños.
  • Piojo harinoso. Se alimenta de la savia de la planta y provoca que el tallo se vuelva amarillento. Deben su nombre a que dejan unos residuos que parecen harina.
  • Caracoles. Especialmente agresivos para plantas con forraje carnoso. Hacen que las hojas se vuelvan marrón oscuro en el borde. Es especialmente difícil detectarlos ya que, si no están alimentándose, se ocultan bajo tierra.

Qué plantas se pueden usar como insecticida

Hay veces en las que, para prevenir la aparición de plagas, no hace falta usar insecticidas. Basta con cultivar determinadas plantas en las inmediaciones de aquellas que queremos proteger. Por ejemplo, la ruda, la albahaca y el eucalipto, debido a su aroma, repelen a las mosquita blanca y a otros muchos insectos, que interpreta que son tóxicas para su metabolismo. Sin embargo, hay muchas otras dignas de mención.

Foto: Las mejores tijeras para podar ramas y plantas (Pixabay)

Es el caso, por ejemplo, de la lavanda y de la citronela, que sirven como repelentes de mosquitos. Asimismo, la menta, el romero y el limonero también son bastante útiles en este sentido. Siempre que puedas, trata de cultivarlos. Eso sí, como hemos dicho antes, no olvides que también pueden sufrir determinados tipos de plagas para las que, en la mayoría de los casos, necesitarás un insecticida.

Consejos para cuidar una planta

No todas las plantas pueden estar en cualquier casa ni cualquier persona puede cuidar de todo tipo de plantas. Por eso, aquí te vamos a dejar una serie de consejos para cuidar una planta, una batería de instrucciones que podrán ayudarte en tu tarea de que tu hogar brille gracias a la naturaleza y, sobre todo, que no se te mueran a las primeras de cambio.

  1. Elige las plantas adecuadas: tanto para el interior como para el jardín, dependiendo de las condiciones de temperatura, tamaño y luz solar que van a recibir.
  2. Escoge la maceta que necesita cada planta: si las plantas van creciendo, necesitarás ir trasplantándolas para que las macetas se adapten a su tamaño.
  3. Cuidado con el material de la maceta: para las que necesitan suelos húmedos, mejor las de plástico; si necesitan drenaje, escoge terracota o arcilla.
  4. Riega lo justo: cada planta tiene unas necesidades y tan malo es quedarse cortos de agua como pasarse y ahogarlas. Infórmate de sus necesidades. Y, a la hora de regar, mejor por la mañana o cuando se ponga el sol por la tarde.
  5. Remueve tierra y sustrato semanalmente: parece una bobada, pero así conseguirás que no se haga compacto en la superficie, dejando pasar el agua y el oxígeno.
  6. Poda cuando lo necesiten: elimina tanto hojas secas como enfermas, ya que ayudarán a que el resto de la planta se desarrolle correctamente. También debes controlar las plagas utilizando insecticidas.
  7. Los tutores son imprescindibles para ayudar a las plantas a crecer y no torcerse.
  8. Añade abono cada cierto tiempo para que las plantas crezcan fuertes y se mantengan sanas.

Cómo hacer tu propio insecticida natural

Elaborar un insecticida natural es bastante sencillo. Vamos a darte un ejemplo para el que solo vas a necesitar unas cuantas hojas de menta frescas, cabezas de ajo, cayena, líquido lavavajillas y agua:

  1. Pon, dentro del vaso de una batidora, los dientes de ajo y la pimienta. Tritúralo todo.
  2. Por otro lado, hierve unos 3 litros de agua y añade la menta, el ajo y la cayena cuando esté caliente.
  3. Deja que hierva durante un minuto más.
  4. Después, pon en reposo el agua durante una noche entera.
  5. Por la mañana, cuela la mezcla y reparte el líquido en botellas de plástico con pulverizador.
  6. Añade unas gotas de líquido lavavajillas y ¡listo!
  7. Rocía el insecticida casero sobre las hojas y tallos de las plantas que están siendo atacadas.

Algunas enfermedades de las plantas pueden solucionarse con insecticidas naturales

Evidentemente, hay muchos otros insecticidas naturales que puedes elaborar a partir de ingredientes que tienes en tu despensa. Sin embargo, este es un ejemplo muy sencillo y efectivo, por lo que nos ha parecido bien compartirlo contigo. Eso sí, si no es lo suficientemente eficaz, no dudes en hacerte con cualquiera de los que hemos comparado en este artículo. Con ellos conseguirás acabar con los pulgones, hongos y demás microorganismos que están afectando negativamente a la salud de tus cultivos.

En calidad de afiliado, El Confidencial obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. La inclusión de enlaces no influye en la independencia editorial de este medio: los redactores seleccionan y analizan los productos libremente, según su criterio y conocimiento especializado.

A todos nos ha pasado. Un buen día, vamos a regar o a abonar nuestras plantas y, al hacerlo, nos damos cuenta que tiene algunas hojas amarillas o que las flores se están marchitando sin razón aparente. Al revisarlas en profundidad, nos damos cuenta de que hay pequeños insectos sobre ellas. Una plaga que amenaza con acabar con la vida y el esplendor de esas macetas a las que les hemos dedicado tanto tiempo y cariño.

El redactor recomienda