Las mejores palas de pádel para jugadores amateurs y profesionales
  1. DeCompras
SAQUE, REVÉS, VOLEA Y SMASH Y PUNTO PARA TI

Las mejores palas de pádel para jugadores amateurs y profesionales

Un pala es la extensión del brazo del jugador de pádel. Descubre cuáles son las mejores palas de pádel y las ventajas que te permitirán mejorar en tu juego amateur o profesional

Foto: Mejores palas de pádel para jugadores amateurs y profesionales
Mejores palas de pádel para jugadores amateurs y profesionales

La pala es la prolongación del brazo de todo jugador de pádel. Un elemento básico con el que golpear la bola e imprimirle la fuerza y la colocación necesaria para ganar el punto, el set y el partido. Por ello, debe ajustarse perfectamente al estilo de juego del usuario, brindarle un buen agarre y ofrecerle la dosis de potencia y control que necesita en todo momento.

Todo ello lo aporta esta Dunlop Omega. La hemos elegido como la mejor pala de pádel dentro de esta comparativa gracias a las excelentes valoraciones aportadas por sus usuarios. Ellos destacan su ligereza, su núcleo Super Flex y el equilibrio entre control y potencia que aporta. En la misma línea se sitúa la Head Ignition 2019 gracias a su relleno Confort FOAM y a su marco de fibra de carbono. Dos opciones ideales para jugadores de pádel principiantes y avanzados provistas, además, de un diseño ergonómico fácil de manejar.

El mejor, nuestra elección: Pala de pádel Head

A tenor de las valoraciones de los usuarios de Amazon, que le dan un 4,1 sobre 5 y un 52 % de reseñas de 5 estrellas, esta es la mejor pala de pádel de la marca Head. Por ejemplo, Felipe dice “mi pala de iniciación se me quedó corta y mi entrenador me recomendó esta. Es muy manejable, ofrece un excelente control sobre la bola y posee un diseño muy atractivo. Muy recomendable”. En cambio, Pedro se centra en que “la fibra de vidrio del núcleo me permite sacar a relucir toda la potencia de mi golpeo. Además, sus marcos son robustos y resistentes”.

Pala de pádel Head
Pala de pádel Head
Ver precio

Aquí hablamos de una pala de pádel de fibra de vidrio mezclada con goma Confort FOAM y un marco de fibra de carbono. Esto hace que sea muy fácil de usar, que aporte un gran control sobre el golpeo y que permita volear con mucha potencia. Es un modelo con forma de gota de agua y 3,8 cm de grosor cuyo elegante diseño es de 2019.

Segunda opción: Pala de pádel Bullpadel

Terminamos hablando de la mejor pala de pádel de la marca Bullpadel en base a los comentarios de los usuarios de Amazon, que le han dado un un 3,5 sobre 5 con un 35 % de máximas puntuaciones. José María indica sobre ella “es muy resistente. La llevo usando un par de veces a la semana casi dos años y sigue como nueva”. Mientras tanto, Albert añade “proporciona un buen control pero, a la vez, también ofrece una buena potencia gracias a su peso relativamente alto”.

Pala de pádel Bullpadel
https://cms.elconfidencial.com/front/list/Pala%20de%20p%C3%A1del%20Bullpadel
Ver precio

Esta pala de pádel tiene forma redonda y pesa 360-370 gramos. Su perfil es de 38 mm y posee un marco de fibra de carbono. En cambio, su núcleo es de goma EVA y está cubierto de fibra de vidrio. Dispone de un original diseño en negro mate, verde flúor y plata y mantiene un buen equilibrio entre potencia y control. Esto la hace muy versátil e ideal para jugadores novatos y de nivel intermedio.

Alternativa: Pala de pádel Dunlop OMEGA

Gracias a su 4,4 sobre 5, esta es considerada como una de las mejores palas de pádel de la marca Dunlop según las opiniones de los clientes de Amazon. “Posee un diseño ergonómico que me ha venido muy bien para iniciarme en el mundo del pádel. La uso un par de veces a la semana y estoy encantado” nos cuenta de ella Úrsula. Por su lado, Óscar apostilla que “me encanta su diseño multicolor y el tacto que proporciona al golpear la bola”.

Pala de pádel unisex Dunlop OMEGA
Pala de pádel unisex Dunlop OMEGA
Ver precio

Esta pala de pádel Dunlop redonda ofrece un magnífico equilibrio entre potencia y control del golpeo y posee una empuñadura delgada que brinda un agarre perfecto. Tiene un peso de 350 g en su versión masculina y de 340 g en la femenina y dispone de un núcleo interior Super Flex.

¿Cómo elegir palas de pádel y qué tener en cuenta antes de comprarlas?

En esta comparativa de palas de pádel salta a la vista que, a la hora de elegir un modelo adecuado, es necesario tener en cuenta todos estos aspectos:

  1. La forma: hay palas de pádel redondas perfectas para principiantes, con forma de gota de lluvia para usuarios avanzados gracias a su buen equilibrio control-potencia y de diamante. Estas últimas son las recomendadas para profesionales y jugadores con experiencia con un estilo de juego ofensivo y agresivo. Cualquier caso, existen palas de pádel personalizadas con características exclusivas.
  2. Material del núcleo: las mejores palas de pádel para quienes buscan la fuerza y la potencia del golpeo son de fibra de carbono. En cambio, quienes desean tener mayor control las usan de FOAM. La fibra de vidrio y la goma EVA son alternativas más económicas.
  3. Agarre: debe resultar cómodo al tacto y permitir una buena empuñadura. Las palas de pádel con mangos de espuma ofrecen todo esto.
  4. Tamaño: para conseguir un diseño óptimo en la pala de pádel es necesario tener en cuenta la edad y el estilo de juego del jugador. Estos utensilios son diferentes en función de si están diseñadas para niños, mujeres u hombres.
  5. Otros: no está de más que las palas de pádel sean impermeables ya que, aunque no sea habitual jugar con lluvia, siempre puede caer un chaparrón imprevisto o derramársenos algo de líquido dentro de la mochila en la que las llevemos. Por ello, también es aconsejable comprarlas con funda incluida.
  6. Precio de las palas de pádel: por entre 50 € y 75 € es posible comprar una pala de pádel con muy buena relación calidad-precio.
  7. Mejores marcas: Dunlop, Head y Bullpadel poseen palas de pádel muy bien valoradas por los usuarios.

¿Qué son las palas de pádel?

Las palas de pádel son los utensilios utilizados por parte de los jugadores a la hora de golpear la bola durante un partido de pádel. Estas se diferencian de las raquetas de tenis en que carecen de cordaje y en que son bastante más pequeñas.

Tampoco deben confundirse con las raquetas de ping pong ni con las palas de playa. Ambas son un tipo de palas de madera, un material que no se utiliza en las de pádel.

¿Cómo funcionan y para qué sirven?

Las palas de pádel profesionales constan de las siguientes partes:

  1. Mango: es la zona por la que el jugador agarra la pala y la maneja para golpear la bola.
  2. Puente: es el componente que une el mango con el plano de la pala. Puede ser abierto o cerrado, lo que determinará la estabilidad y la potencia de los impactos con la pelota.
  3. Plano: la superficie de impacto de la pala con la bola. Cuenta con una serie de agujeros que restan resistencia al viento durante el golpeo y su núcleo puede estar fabricado en EVA, FOAM o polietileno, entre otros materiales. Este queda oculto bajo un recubrimiento de carbono, kevlar, grafeno o fibra de vidrio, según el caso.
  4. Marco: es tubular y de carbono en el caso de las mejores palas de pádel. Su función es la de aportar estabilidad y reducir las vibraciones durante el golpeo.
Foto: Las mejores pulseras de actividad

Una pala de pádel brinda al jugador una superficie de contacto segura con la bola. De este modo, puede realizar cualquier tipo de golpeo según sus características como jugador e imprimir una dosis extra de potencia y control.

¿Cuál es la forma correcta de usarlas?

Existen cuatro tipos de agarre de palas de pádel unisex, es decir, válidas para hombres y mujeres:

  1. Agarre de martillo o continental: la empuñadura recomendada para principiantes. Recibe este nombre ya que consiste en sujeta la pala como si fuese un martillo o cualquier herramienta similar con mango. En concreto, se coge el mango entre los dedos índice y pulgar de forma que queden formando una 'V'.
  2. Agarre este y oeste: muy habitual entre los profesionales y los jugadores experimentados para los que la empuñadura de martillo se les ha quedado corta. El agarre este es realizado por los jugadores diestros y el oeste por los zurdos. Empieza posicionándose la palma de la mano abierta sobre el plano de la pala para, después, descenderla hasta el mango.
  3. Agarre de revés: bastante simple. Además, se utiliza como recurso cuando es necesario golpear de revés y puede hacerse a una o a dos manos. Se realiza de forma natural al colocar la pala en paralelo al suelo.
  4. Agarre australiano: es similar a la de martillo o continental, pero colocando la pala de pádel en perpendicular al suelo. Tiene una variante llamada 'agarre pronunciado' en la cual la mano se sitúa en la parte más inferior del mango.

¿De qué materiales están hechas?

Tanto las palas de pádel para adultos como las diseñadas para niños suelen estar fabricadas en alguno de estos materiales:

  1. Palas de pádel de fibra de vidrio: son palas de pádel baratas ideales para jugadores ocasionales. Este material destaca por su solidez, su flexibilidad y su resistencia a los golpes. De hecho, permite realizar golpeos con mucha fuerza, motivo por el que también se usa para la fabricación de palas de pádel de potencia.
  2. Palas de pádel de fibra de carbono: la fibra de carbono es un material tan resistente como el acero y tan ligero como el plástico o la madera. Por ello, es el más utilizado en las mejores palas de pádel del mercado. Son extraordinariamente manejables, tolerantes a la humedad y a las altas temperaturas y muy duraderas. Sin embargo, suelen tener un precio bastante alto.
  3. Palas de pádel de FOAM: es un material derivado del polietileno que permite la fabricación de palas de pádel rugosas y con una alta capacidad para absorber la fuerza de los golpes. Esto hace que sean muy estables, que aporten una elevada sensibilidad de la bola y que permitan un mejor control del golpeo. Su principal hándicap es que es poco resistente al desgaste.
  4. Palas de pádel de goma EVA: son ligeramente más duras que las de FOAM y, por tanto, carecen del 'efecto muelle' que ofrecen estas y que agrada a muchos jugadores. Además, son muy duraderas y brindan un todavía mejor control sobre la pelota, pero no absorben excesivamente bien las vibraciones.

Existe un material adecuado para las palas según el nivel del jugador. Busca la que más se ajuste a tu juego

Además, hay materiales especiales que suelen utilizarse como recubrimiento de cualquiera de los núcleos anteriormente comentados y que sirven para aportar cualidades adicionales a la pala. Estos son:

  1. Kevlar: se usa para endurecer la pala. Habitual en las palas de potencia.
  2. Composite: alternativa más económica al kevlar.
  3. Grafito: muy útil para endurecer el marco y aportar durabilidad a la pala.
  4. Titanio: también se emplea para alargar la vida útil del núcleo.
  5. Tungsteno: debido a su alta densidad se utiliza para incrementar la estabilidad y reducir las vibraciones en el golpeo.
  6. Grafeno: incrementa la rigidez sin afectar apenas al peso.

¿Qué tipos de palas de pádel podemos encontrar?

En primer lugar, podemos encontrar diferentes tipos de palas de pádel según su forma:

  1. Palas de pádel redondas: las más habituales. Brindan un alto grado de control sobre la bola y son muy manejables. De hecho, dan prioridad a la precisión sobre la potencia. Son las palas de pádel recomendadas para principiantes.
  2. Palas de pádel de lágrima: las menos frecuentes. Su forma van a medio camino entre las palas redondas y las de diamante y ofrecen un excelente equilibrio entre control y potencia.
  3. Palas de pádel de diamante: dan prioridad a la potencia por encima del control y la precisión. Son las mejores palas de pádel para jugadores agresivos y cuyo juego se basa en la ofensiva y cuyo nivel ya es bastante avanzado. Son bastante difíciles de manejar y requieren de bastante habilidad.

Potencia, precisión o equilibrio. Según la estructura de la pala conseguirás golpes más potentes o precisos

Ahora bien, también es posible diferenciar entre distintos tipos de palas de pádel según el nivel del jugador para el que han sido diseñadas:

  1. Palas de pádel para principiantes: o de iniciación. Son las más baratas y las que menos prestaciones avanzadas ofrecen. Generalmente, son redondas y ofrecen un buen control y escasa potencia gracias al uso de goma EVA y materiales similares. Quienes han usado raquetas de tenis de desarrollo o se desenvuelven bien con las palas de tenis de mesa pueden empezar directamente por las intermedias.
  2. Palas de pádel para nivel intermedio: son las recomendadas para quienes ya tienen algo de experiencia y van a jugar una o dos veces a la semana. Son más duraderas y de mejor calidad y ofrecen buenas prestaciones de potencia sin comprometer el control.
  3. Palas de pádel para nivel avanzado: las adecuadas para quienes ya juegan al pádel varias veces a la semana e, incluso, compiten en alguna ocasión. Las hay de todas las formas. Hay que elegir la más adecuada según el tipo de juego que se realice.

Finalmente, también podemos hablar de dos tipos de palas de pádel para adultos según su peso:

  1. Palas de pádel ligeras: son aquellas que pesan menos de 360 gramos en el caso de los hombres y de 350 gramos en el de las mujeres. Sacrifican potencia a cambio de mayor control, precisión y facilidad de uso.
  2. Palas de pádel robustas: las masculinas pesan más de 380 gramos y las femeninas más de 365 gramos. Permiten golpear con más potencia.

Debemos aclarar un par de cosas. En primer término, el peso de una pala de pádel se puede elevar cuando se desee añadiendo overgrips y protectores, aunque hay que cuidar su ubicación para no alterar el equilibrio ofrecido.

Además, las palas de pádel infantiles responden a estas mismas clasificaciones, pero poseen tamaños más reducidos y acondicionados a sus características físicas.

¿Cómo se deben reparar las palas de pádel?

Como es lógico, las palas de pádel se deterioran con el uso y pueden llegar a romperse. Lo más habitual es que se produzca una fractura que una dos o más orificios de su superficie. Sin embargo, esto no implica que deba cambiarse por otra. Se pueden reparar siguiendo estas instrucciones:

  1. Lijar: el primer paso consiste en quitar la pintura externa de la pala para llegar al material del núcleo. Para ello, podemos usar una lijadora de disco plano, aunque un simple taco de lija nos puede servir.
  2. Laminar: deberemos poner resina epoxi si nuestra pala es de goma EVA, FOAM o fibra de vidrio. En cambio, usaremos resina de carbono si su núcleo es de fibra de carbono. Hay que colocarla sobre la rotura con delicadeza y esperar a que empiece a fraguar.
  3. Aplanar: esta es la parte más laboriosa. Deberemos usar un elemento de algún material en la que no se pegue la resina como, por ejemplo, teflón, silicona, polipropileno y polietileno. Por ejemplo, un portafolios de plástico puede servir. Es necesario colocarle peso encima para que se prense y el material del núcleo pueda absorberla. Esta fase puede durar hasta 24 horas, pero dependerá del tipo de resina empleada y de lo descrito por el fabricante.
  4. Lijar de nuevo: así conseguiremos eliminar todas las irregularidades que hayan podido quedar.
  5. Pintar: este paso no es estrictamente necesario, pero sí recomendable si queremos devolver a la pala de pádel su apariencia original.

¿Cuándo debo cambiar las palas de pádel?

Hay varias señales que nos alertan de que ha llegado el momento de comprar una pala de pádel nueva:

  1. Cambio de color: la pintura empieza a decolorarse y sus tonalidades se vuelven verdosas o amarillentas. En los peores casos puede empezar a caerse.
  2. Menos potencia: el desgaste del material del núcleo hace que se pierda fuerza de impacto en el golpeo.
  3. Demasiadas vibraciones: algo que afecta severamente a la precisión del jugador. Además, esto suele ir asociado a dolor en la muñeca y en el codo.
  4. Grietas en el marco: se originan por el uso y el desgaste. No deben confundirse con las muescas ocasionadas por golpear el suelo o la pared y que no comprometen el rendimiento de la pala.
Foto: Alejandra Salazar y Ariana Sánchez, las Maestras de 2019.

Se estima que incluso las palas de pádel altamente resistentes empiezan a perder sus propiedades tras el primer año incluso aunque no se usen. Esto no quiere decir que haya que desecharlas automáticamente, pero sí que su rendimiento no será igual. De hecho, 12 meses es la vida media de cualquier pala de pádel utilizada una o dos veces a la semana. Si se juega con ella entre 3 y 5 veces por semana, esa vida útil puede reducirse hasta los 6 meses.

¿Qué tipo de palas comprar teniendo en cuenta que soy principiante?

Las mejores palas de pádel para principiantes son las redondas. Esto se debe a que:

  1. Son ligeras y fáciles de manejar.
  2. Dan prioridad al control de la bola y a la precisión sacrificando en parte la potencia.
  3. Permiten realizar todo tipo de movimientos para mejorar las habilidades de golpeo.
  4. Admiten cualquier clase de agarre.
  5. Resultan bastante económicas.

¿Cuáles son las mejores marcas?

Según las opiniones en palas de pádel analizadas en esta comparativa, las marcas más prestigiosas y recomendables del momento son las siguientes:

  • Head: esta firma se especializa en la fabricación de palas de pádel con forma de gota de agua y de diamante centradas en ofrecen un alto grado de potencia. Sin duda, se trata de piezas especialmente pensadas para usuarios avanzados y que ya tienen experiencia en la materia.
  • Dunlop: sin duda, una de las mejores marcas de palas de pádel del mercado. Dispone de un catálogo muy amplio y variado en el que tienen cabida modelos de todos los tipos y pensados tanto para usuarios principiantes como para profesionales y avanzados. Destacan por su durabilidad.
  • Bullpadel: una buena alternativa a la hora de encontrar una buena oferta en palas de pádel. Sus precios son bastante razonables, ofrece un nivel de calidad muy interesante y sus principales modelos son bastante equilibrados.

Usa toda esta información en tu beneficio y compra la mejor pala de pádel según tu estilo de juego. Elevarás tu nivel sobre la pista.

Compras
El redactor recomienda