UNA TÉCNICA LLENA DE BENEFICIOS

Mandalas para colorear: diversión y relajación para adultos y niños

¿Quién no se ha evadido alguna vez pintando? Los mandalas tienen su técnica y son muy recomendables para desestresarse

Foto: Los mejores mandalas para colorear y relajarte
Los mejores mandalas para colorear y relajarte
Autor
Tiempo de lectura16 min

Es, posiblemente, una de las técnicas más relajantes que hay para poder desestresarse en casa o en cualquier lugar tranquilo. Los mandalas se podrían definir como representaciones del cosmos, con una utilidad espiritual o ritual. Dicho de otra manera, son la forma en que el budismo y el hinduismo dibujan el universo. La palabra "mandala" tiene origen en el sánscrito y significa círculo, disco u óvalo. Los mandalas representan, entre otras cosas, la unidad, la armonía y el universo infinito: todo se consigue a través del equilibrio de los elementos visuales.

Hay infinidad de mandalas y, según lo que te guste colorear, vas a encontrar un mandala a tu medida. Los hay de animales, de Navidad, difíciles, para niños, para adultos, sencillos, de unicornios, de corazones, de flores, de verano, de primavera, de otoño, de búhos, de animales marinos, de gatos, de perros, de Halloween, de dragones, de fantasía, de calaveras… Uno de los más interesantes es el mandala para colorear Paint&Relax, que pertenece a la denominada colección Azteza y que es una gran forma de relajar la mente disfrutando al mismo tiempo.

El mejor, nuestra elección: Mandalas para colorear Paint&Relax

Este kit de mandalas te llegará a casa listo para colorear. Es la colección entera denominada Azteca y está formada por un mandala Piedra del Sol, un mandala Quetzalcoatl y un mandala Azteca. Son de tamaño gigante, de 50 x 70 centímetros y están fabricados con papel grueso de 170 gramos. Además, recibirás la técnica de relajación incluida en el paquete y son ideales para liberarte del estrés. Con estos mandalas para colorear de Paint&Relax tendrás muchas horas de entrenamiento y, por su tamaño, podrás colocarlos por toda la casa.

Mandalas para colorear Paint
Mandalas para colorear Paint

Estos mandalas están hechos a mano e incluyen las pinturas para colorear. María del Carmen está feliz con su compra y opina que "son impresionantes. Vienen muy bien empaquetados". Este kit tiene una valoración en Amazon de 5 sobre 5 estrellas.

Ver precio

Segunda opción: Libro de colorear para adultos Arteza

Estos mandalas son una de las mejores opciones del mercado para liberar tu cuerpo y mente. Es el libro para colorear relajante ideal para adultos y adolescentes. Está considerado como una terapia excelente que alivia la ansiedad y favorece la relajación. Los mandalas de Arteza tienen 72 ilustraciones de animales diferentes y complejas, lo que te servirá como una terapia artística muy relajante.

Libro de colorear para adultos Arteza
Libro de colorear para adultos Arteza

Además, este libro destaca por ser versátil y portátil. Se puede llevar a cualquier sitio, está encuadernado con calidad y sus páginas son extraíbles para que puedas mostrar tu trabajo. Con estos mandalas pintarás en papel resistente y grueso de 150 gramos, que ofrece una superficie a prueba de sangrado para que puedas colorear con tus lápices favoritos, rotuladores, bolígrafos o crayones. Javier se lo ha regalado a su mujer y opina que "ahora está todo el día coloreando y pasa de mí... Eso sí, le relaja un montón". Tiene una valoración en Amazon de 4,3 sobre 5 estrellas.

Ver precio

Alternativa: Libros de colorear para adultos con diseños florales ARTEZA

Si te gustan las flores y los motivos vegetales, este es tu mandala. Con estos libros vas a poder huir del estrés y podrás relajarte a base de colorear. Están encuadernados con cola, son de tamaño reducido (miden 16,3 x 16,3 cm) y vienen con una cinta elástica para mantenerlo cerrado. Además, podrás transportarlo en cualquier bolso o en la mochila para aprovechar y pintar en ratos muertos. Además de los motivos florales, tendrás una serie de 72 ilustraciones diferentes, ideales para la relajación y la meditación. Con ellos podrás mantener la concentración mental. Otra de las ventajas de estos libros de mandalas es que sus hojas son extraíbles.

Libros de colorear para adultos con diseños florales ARTEZA
Libros de colorear para adultos con diseños florales ARTEZA

Estos mandalas son válidos para hombres y mujeres, niños y adultos. También podrás colorear como más te guste: con crayones, lápices de colores, rotuladores y pinceles. Sus láminas son de 150 gramos e impiden el sangrado en el papel. Nayra ya disfruta de este mandala y señala que "es un libro de pequeñas dimensiones, con hojas resistentes a las acuarelas". Este libro de mándales tiene una valoración en Amazon de 4,1 sobre 5 estrellas.

Ver precio

¿Cómo elegir un mandala y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

En el mercado hay mucha variedad de mandalas y muchas opciones. Por esta razón, elegir el mandala más adecuado y afín a nuestras necesidades puede convertirse en una complicada decisión. Hay varios aspectos a tomar en cuenta:

  • Diseño: es fundamental. Estaremos mucho tiempo delante del mandala y éste nos tiene que parecer atractivo. Se recomienda que la forma nos atraiga y nos divierta para relajarnos al máximo.
  • La forma: sus dimensiones, tipos de grafías, dibujos y demás son aspectos básicos a la hora de decidirnos. Además, muchas veces los mandalas una vez que se han terminado se utilizan para decorar las paredes. Si queremos hacer un mandala y luego lo queremos aprovechar para decorar nuestra casa, tendremos que tener esto en cuenta.
  • Significado: hay quien se toma el hecho de dibujar mandalas más como algo espiritual que como un mero pasatiempo. Por eso el significado del mandala es muy importante.
  • El material con el que está hecho el mandala es para considerarlo. El gramaje y calidad del papel es un factor fundamental según el tipo de pintura que queramos utilizar (acuarela, crayones, rotuladores…). No es igual pintar con pincel que con ceras.
  • Calidad y precio: según el presupuesto que tengamos y lo que nos queramos gastar, hay mandalas de todo tipo de calidades. Cuanto más caro sea el mandala, mayor calidad, tamaño e imagen percibida tendrá.

¿Qué es un mandala?

Un mandala es una palabra de origen sánscrito que significa 'círculo'; representa la unidad, la armonía y la infinitud del universo mediante el equilibrio de los elementos visuales. Dicho de otra manera, son dibujos geográficos que se utilizan para pintar y conseguir relajarse. Los mandalas pueden servir simplemente para pintarlos pero también pueden ser ideales para decorar cualquier estancia de una casa, de un despacho, etc.

Tipos de mandalas

Los hay de tantos tipos como de formas geométricas. Los principales tipos de mandalas son:

  • De triángulos: evoca al inconsciente, a la transformación de las cosas, así como la vitalidad y la pasión.
  • De círculos: reflejan seguridad en uno mismo y transportan a la eternidad, el cambio y el movimiento. También a lo perfecto y absoluto. Los círculos son la forma en la que se puede representar el cosmos y los ciclos de la Naturaleza.
  • De cuadrados: ofrece la representación del equilibrio, constancia y estabilidad, una energía vital y entusiasta.
  • De pentágonos: representa los elementos de la Naturaleza como son el agua, el metal, el fuego, la madera y la tierra que, además, están unidos al cuerpo.
  • De rectángulos: esta forma está vinculada con la prosperidad, estabilidad y enriquecimiento mediante la inteligencia.
  • De Hexágonos: son las emociones y también la agresividad o la impulsividad.
  • De cruces: implica la toma de decisiones y elegir un rumbo. Son polos opuestos como el fuego y el agua o la muerte y la vida.
  • De espirales: en estas formas están la energía vital curativa.
  • De laberintos: es la metáfora de la búsqueda interior.
  • De corazones: es la representación del amor y otros beneficios como la amistad, la unión o el gozo.
  • De mariposas: son cambios, renovación personal y la evolución de nuestra alma.
  • De estrellas: es imaginación y espiritualidad.

¿Qué significa el mandala en diferentes culturas?

Los mandalas, además de ser un pasatiempo ideal para desestresarse, son representaciones en forma de círculos concéntricos que se han utilizado desde hace muchos miles de años en diferentes culturas y religiones. ¿Dónde está en realidad el origen del mandala? Según los expertos, el mandala más antiguo se encontró en India, aunque también se han encontrado representaciones parecidas en distintas culturas a lo largo de la historia. En el continente americano está probado que los indígenas como los Navajos, Aztecas o Incas los utilizaron. También los aborígenes de Australia usaron los mandalas para hacer representaciones.

Se pueden clasificar a los mándalas de diferentes formas según su lugar de origen:

  • Tibetanos: creados por los monjes tibetanos, estaban formados por figuras con granos de arena coloreados. Son figuras muy simbólicas, delicadas y coloridas.
  • Aborígenes: originarios del continente australiano, hacían las figuras sobre el suelo. El objetivo de estos mandalas pintados era recordar y entender el significado de sus sueños.
  • Celtas: son, posiblemente, los que más carga simbólica tenían. Destacan por su gran ornamentación y belleza. Según los estudiosos, estos mandalas tenían diferentes significados.
  • Aztecas: bien es conocido que estos eran unos grandes estudiosos del cosmos y del universo. Los mandalas aztecas eran representaciones de estudios sagrados; eran auténticas obras de arte.

¿Puede el mandala ser un recurso terapéutico?

Utilizar los mandalas, además de ser un entretenimiento, tiene usos terapéuticos para relajarse y evadirse de las preocupaciones y el estrés. Los principales beneficios son:

  • Ayuda a descubrir tu propia creatividad.
  • Despierta los sentidos.
  • Desarrolla la paciencia.
  • Ayuda a vencer el estrés más fácilmente.
  • Tranquiliza y genera confianza y serenidad.

El mandala, hoy en día, ha llegado a ser mucho más que un recurso terapéutico y antiestrés. Es parte ya, para muchos profesionales, de numerosas terapias. A partir de que un paciente pueda dibujar un mandala se puede obtener información de él. Para esto, el terapeuta deberá observar cuáles son las figuras geométricas y colores que se están empleando, de esta forma podrá saber acerca de ciertos estados emocionales y poder mirar en el interior de la persona, entre otras cosas, a través de la psicología de los colores.

Utilizar un mandala como terapia siempre va a beneficiar a las personas mayores en la parte cognitiva en:

  • La activación del optimismo.
  • La capacidad de concentración.
  • Aprendizaje y mejora de la meditación profunda.
  • Mayores niveles de conciencia.
  • La paciencia y espera.
  • Mayor atención.
  • La meditación profunda para elevar el nivel de conciencia.
  • La expansión de la capacidad de la mente.
  • El entreno de la memoria.

El principal benificio de los mandalas aplica a la estimulación cognitiva. Permite la activación de los dos hemisferios del cerebro

El principal beneficio de los mandalas tiene que ver con la estimulación cognitiva. Aplicando la terapia en ellos, se permite la activación de los dos hemisferios del cerebro. El hemisferio izquierdo es donde está la lógica y lo verbal y donde se ejecutan aspectos como la racionalidad o la coherencia. En el hemisferio derecho está lo puramente global y no verbal como la imaginación, la creatividad o el espacio. Pero, ¿qué es lo que hace un mandala? Complementa los dos hemisferios cuando tras finalizar el dibujo se hacen comentarios verbales. De esta manera, se estimulan las conexiones de las redes neuronales.

Otro gran beneficio de hacer mandalas es que favorecen el nexo entre nosotros y las personas con quien realizamos la terapia o taller. Satisfacción o emoción son algunas de las emociones que se sienten por una persona mayor al ver que han hecho un mandala, aumentando también la autoestima.

¿Hay algún beneficio en colorear o dibujar mandalas?

Los mandalas son tareas muy relajantes que nos pueden servir de mucha ayuda. La acción de colorear, entre otras cosas, nos ayudará a desarrollar nuestra creatividad puesto que debemos elegir qué colores utilizamos para colorear ciertas partes del mandala. Colorear mandalas nos hará desinhibirnos, actuaremos con total libertad y esto, a su vez, nos llevará directamente a fomentar más y mejor la meditación. Son altamente efectivos para alcanzar la tranquilidad.

Cuando estamos ocupados con un mandala, estaremos ocupados y, por tanto, reduciremos la ansiedad. El hecho de que sea un trabajo tranquilo, también mejoraremos la paciencia.

Pero si hay algo positivo en los mandalas, es la autoestima. Su resultado es muy vistoso y es fácil sentirte orgulloso del resultado obtenido. Hay quien después de hacerlo no solo se siente orgulloso, también presume de su obra o lo cuelga en casa.

Los mandalas son muy recomendables para mantener entretenidos a los niños. A todos los pequeños de la casa les gusta pintar y con un mandala estarán un buen rato ocupados mientras aprenden otras cosas como la paciencia, reducen la ansiedad e, incluso, van adquiriendo sentido estético.

¿Significa algo los colores que usamos en un mandala?

El color es lo que le da belleza al mandala y tiene un gran protagonismo. Cada color que usamos tiene un signficiado; de hecho, la psicología los estudia. Usando diferentes tonalidades puedes expresar unos sentimientos u otros. Los significados por color son:

  • Amarillo: es el color de la alegría y el optimismo.
  • Blanco: simboliza la pureza, la inocencia, la simplicidad.
  • Negro: tiene una simbología negativa pero también positiva. Transmite misterio, profundidad, poder o independencia. También significa tristeza, desánimo, luto y sobriedad.
  • Rojo: está denominado como el color de la vida y la energía. Revela pasión, fuerza, valor, impulsividad y deseo. Entre sus connotaciones negativas destacan la rabia, enfado, peligro y avisa de todo lo prohibido.
  • Naranja: es pura creatividad, optimismo además de calidez y entusiasmo. Es un color enérgico que transmite salud, dinamismo, vitalidad y éxito.
  • Azul: es el color de la paz y aporta tranquilidad. Dependiendo de la tonalidad, suele dar serenidad, armonía, libertad, verdad o fidelidad. Sus puntos negativos son soledad, frialdad y seriedad.
  • Verde: comunica esperanza, equilibrio y nos evoca hasta la naturaleza pasando por la estabilidad y el crecimiento.
  • Rosa: es el color de la delicadeza y la dulzura. Nos transmite calma, amistad, sensibilidad y buen humor.
  • Violeta: es pura espiritualidad. Tiene connotaciones de misticismo, poder, romanticismo y sensualidad. Conlleva también ciertas notas de manipulación y autoridad.
  • Marrón: refleja estabilidad, seriedad y firmeza.
  • Gris: este color es sinónimo de lo formal, la seriedad, la elegancia y el orden. También alude a lo sombrío y a la tenacidad.

¿Cómo hacer un mandala?

El primer consejo que se ha de tener en cuenta cuando vamos a colorear un mandala es sentarnos cómodamente en un lugar tranquilo y sin ruido. Puedes ponerte música relajante de fondo o disfrutar del silencio. Debes elegir siempre una imagen o figura que te atraiga y te inspire. Además, elige los materiales para pintar, los que más te apetezcan. Estos pueden ser lápices, acuarelas o rotuladores. Déjate llevar por tu intuición en esos momentos.

Mientras pintas, debes respirar profundamente de una manera rítmica y calmada. De esta forma alcanzarás la máxima relajación

Mientras pintas, debes respirar profundamente de una manera rítmica y calmada, ya que de esta forma alcanzarás la máxima relajación. Una vez que has hecho todos estos pasos, es hora de pintar, por lo que solo te queda elegir cómo hacerlo. Hay dos técnicas principales:

  • Pinta el mandala desde afuera hacia dentro: esto significa que la persona quiere "buscar su centro" o, lo que es lo mismo, contactarse con la esencia de su subconsciente.
  • Pinta el mandala desde adentro hacia fuera: esta técnica refleja la intención o ánimo de exteriorizar las emociones.

Una vez elegida la técnica solo tendrás que decidir qué colores quieres emplear para pintar el mandala.

¿Puedo usar un mandala en cualquier parte?

El mandala es un dibujo geométrico que no solo puede usarse con fines espirituales y terapéuticos. También se puede considerar como una pieza de arte y decorativa en cualquier hogar. Son obras ideales para decorar un salón o una habitación de estudio.

Otra utilidad que se le puede dar a los mandalas es como portada de algún cuaderno o carpeta. Tienen características atemporales y pueden usarse en cualquier fecha del año sin importar una festividad concreta. Siempre son bienvenidos y agradables a la vista, en cualquier momento, ya sea Navidad, vacaciones, el día de los Santos, etc.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, se puede hacer un mandala en cualquier lugar, ya sea en una tablet o en un teléfono móvil. Han salido infinidad de apps para descargarse mandalas. Éstas nos permiten hacerlo de una forma cómoda y en cualquier sitio. Para descargarte la app solo tienes que elegirla según el sistema operativo de tu terminal. La navegación de estas aplicaciones para hacer mandalas es muy sencilla. Tendrás que elegir la figura y seleccionar los colores de forma digital. No relaja igual que hacerlo con papel y pinturas pero te ayudará a desestresarte mientras vas en el autobús o tienes un tiempo muerto.

¿Puede el mandala ayudarnos con los niños?

Realizar mandalas puede ser de gran utilidad con los niños, ya que los podemos mantener ocupados mientras lo hacen o lo colorean. Gracias a lo mandalas, los menores desarrollan su creatividad así como otras cualidades.

Los 10 beneficios de pintar mandalas para los niños son:

  • Aumento de la psicomotricidad de manos y dedos.
  • Fomentan la atención y la concentración.
  • Baja el nivel de estrés y la ansiedad.
  • El niño puede llegar más rápido al bienestar interior porque se centra en una actividad placentera como es pintar sin ningún tipo de preocupación.
  • Mayor creatividad e imaginación.
  • Se desarrolla la paciencia, el tesón, la perseverancia y la constancia.
  • Mejora y aumenta los registros lingüísticos y de vocabulario relacionado con colores, formas, tamaños, etc.
  • Mejora la autoestima ya que el niño ha realizado algo propio.
  • Se estimula el sentido estético.
  • Se aprenden y consolidan conceptos geométricos como son los círculos, triángulos, cuadrados, etc.

Con todas estas pautas vas a poder elegir con mejor criterio qué tipo de mandala puedes comprar. Los hay de muchos tipos, calidades, orígenes… Todo dependerá del fin para que los quieras. De lo que no hay duda es que, si estás estresado, un método eficaz y barato para evadirte es pintar mandalas. No solo te olvidarás de todo: además, mejorarás tu salud mental. Anímate a iniciarte en el mundo de los mandalas.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios