Es noticia
Menú
Fundas para proteger sofás, almohadas y cojines en tu hogar
  1. DeCompras
DECORACIÓN, DISEÑO Y MUY PRÁCTICAS

Fundas para proteger sofás, almohadas y cojines en tu hogar

Las fundas ayudan a proteger los sofás, almohadas, cojines y elementos similares del polvo, rozaduras o manchas. Son polivalentes y muy prácticas para usar a diario

Foto: Fundas para proteger sofás, almohadas y cojines en tu hogar
Fundas para proteger sofás, almohadas y cojines en tu hogar

Hay fundas para todo. De hecho, puedes encontrarlas para almohadas, cojines, sofás, colchones... Literalmente, para cualquier cosa que puedas imaginar. Y siempre cumplen con una doble función. Por un lado, protegen las tapicerías y materiales de confección originales de la suciedad y de las manchas con el propósito de alargar su vida útil. Algo especialmente importantes si tienes niños pequeños o mascotas en casa. Por otro, aportan un nuevo estilo a la decoración del hogar.

Estos protectores de almohada NTBAY suponen un buen ejemplo. Han sido confeccionadas en microfibra, no se arrugan y se pueden lavar a máquina. Son las mejores fundas de esta comparativa por eso y por las excelentes valoraciones que les otorgan sus compradores en Amazon. Eso sí, les siguen de cerca estos cubiertas de diseño para cojines Gudotra. Poseen estampados muy originales y elegantes y son suaves y agradables al tacto. Pero hay más. Si ha llegado el momento de renovar las que tienes en casa, el mercado te ofrece muchas opciones. Veamos las más interesantes.

El mejor, nuestra elección: Fundas de almohada de microfibra NTBAY

Ver precio

Las mejores fundas de almohada de la marca NTBAY. Los usuarios de Amazon le dan un 4,6 sobre 5 con un 79 % de valoraciones de 5 estrellas. Está disponible en 22 colores diferentes y en 3 tamaños. Según la oferta, incluye 4 unidades de 75 x 50 cm, 2 unidades de 90 x 50 cm y una sola de 135 x 50 cm. Han sido confeccionadas en microfibra 100 % poliéster y, como indica Mónica, “son muy resistentes a las manchas de sudor y muy fáciles de lavar. También tienen un tacto muy suave y no hace falta plancharlas porque no se arrugan”. De hecho, se pueden meter en la lavadora siempre que sea con agua fría y en la secadora un ciclo a baja temperatura.

placeholder Fundas de almohada de microfibra NTBAY
Fundas de almohada de microfibra NTBAY

Segunda opción: Fundas de almohada Dreamzie

Ver precio

Según las opiniones de los clientes de Amazon, estas son las mejores fundas de almohada de la marca Dreamzie. Han sido confeccionadas en microfibra hipoalergénica y se pueden comprar en 7 colores y en 8 tamaños diferentes. “Son cubiertas modernas y baratas. Su relación calidad-precio es excepcional” dice de ellas Álvaro. Su tacto es muy suave y se puede lavar a máquina a 60º C. También es compatible con secadoras a baja temperatura. Es posible usarlas directamente o cubrirse con una segunda funda decorativa. Tienen un 4,6 sobre 5, un 74 % de comentarios de 5 estrellas y la distinción de ser las más vendidas en este portal.

placeholder Fundas de almohada Dreamzie
Fundas de almohada Dreamzie

Alternativa: Fundas de terciopelo para cojines SPECOOL

Ver precio

Ahora vamos con las mejores fundas de cojín de la marca Specool según las valoraciones de los usuarios de Amazon. Su nota media es un magnífico 4,8 sobre 5 con un 76 % de reseñas de 5 estrellas. Loreto indica sobre ellas que “ofrecen una sensación de suavidad increíble. Las mejores fundas extraíbles que he tenido nunca”. Tienen unas dimensiones de 45 x 45 cm y han sido confeccionadas en terciopelo rosa. No se deben planchar ni blanquear, pero es posible lavarlas a máquina con agua fría. El fabricante ofrece sobre ellas 60 días de garantía para la devolución del dinero sin explicaciones.

placeholder Fundas de terciopelo para cojines SPECOOL
Fundas de terciopelo para cojines SPECOOL

Cuarta opción: Fundas de cojín de algodón Gudotra

Ver precio

Llega el turno de las mejores fundas de cojín decorativas de la marca Gudotra para los consumidores de Amazon. Alcanzan un 4,5 sobre 5 y un 71 % de comentarios de 5 estrellas. Por ejemplo, Mariluz nos cuenta sobre ellas que “han sido confeccionadas en un tejido de alta calidad” y que “sus colores son de alta persistencia. Las he lavado ya, al menos, una decena de veces y siguen como nuevas”. En concreto, han sido elaboradas en algodón de lino, un tejido muy agradable al tacto que, además, es respetuoso con el medio ambiente. Además, las ilustraciones han sido realizadas con tinta no tóxica. Poseen un sistema de ajuste por cremallera oculta.

placeholder Fundas de cojín de algodón Gudotra
Fundas de cojín de algodón Gudotra

Quinta opción: Funda de almohada de seda Silk Life

Ver precio

Con un 4,4 sobre 5 y un 69 % de máximas puntuaciones, esta es la mejor funda de almohada de la marca Silk Life para los usuarios de Amazon. Es de seda sintética y poliéster, está disponible en blanco, rosa y gris y tiene unas dimensiones de 74 x 50 cm. “No se arruga, transpira muy bien y es totalmente hipoalergénica” afirma sobre ella Malena. Debe lavarse a mano o en seco y ha sido confeccionada a mano y tiene un diseño minimalista y completamente liso.

placeholder Funda de almohada de seda Silk Life
Funda de almohada de seda Silk Life

Sexta opción: Fundas protectoras para cojines MIULEE

Ver precio

El mejor juego de fundas de cojines de la marca Miulee. Sus compradores en Amazon las avalan con un 4,6 sobre 5 y un 76 % de notas máximas. Se vende en conjuntos de dos piezas de 45 x 45 cm, 50 x 30 cm y 40 x 40 cm. Se puede adquirir en 17 colores distintos y su tacto granulado “recuerda al de la tela de pana” (María del Mar). La cremallera es invisible y se ajusta fácilmente.

placeholder Fundas protectoras para cojines MIULEE
Fundas protectoras para cojines MIULEE

Séptima opción: Funda de almohada para cojín Yangbaga

“Unas fundas de cojín modernas y provistas de unos estampados realmente originales y bonitos. Le he dado un toque nuevo a mi sofá y a mi cama con ellas y estoy encantada”. Esta opinión de Carmen resume a la perfección el diseño de las mejores cubiertas protectoras de la marca Yangbaga según los clientes de Amazon. Tampoco es de extrañar que luzca un 4,3 sobre 5 con un 65 % de notas máximas. Se vende en packs de 5 unidades a juego con cremallera invisible y confeccionadas en lino de algodón de no decoloramiento. De hecho, transpira muy bien y elimina eficazmente el sudor y la humedad. Cada una es de 45 x 45 cm y se pueden lavar a máquina.

Ver precio
placeholder Funda de almohada para cojín Yangbaga
Funda de almohada para cojín Yangbaga

Octava opción: Lona de algodón para almohadas Encasa

Ver precio

Sin duda, las mejores fundas de almohada de la marca Encasa según las valoraciones de los usuarios de Amazon. Posee un 4,3 sobre 5 y un 64 % de puntuaciones máximas. Su confección ha sido realizada en tela Panamá 100 % algodón y están disponibles en 18 colores diferentes. “Se pueden meter en la lavadora y no destiñen” afirma al respecto Yessica. Son muy ligeras, cuentan con un cierre por cremallera y se pueden comprar en 4 tamaños diferentes (40 x 40 cm, 45 x 45 cm, 50 x 50 cm y 60 x 60 cm).

placeholder Lona de algodón para almohadas Encasa
Lona de algodón para almohadas Encasa

Novena opción: Funda elástica para sillón orejero

Ver precio

Terminamos con la mejor funda de sillón orejero de la marca Martina Home, que también está disponible para sillones relax y en 7 colores diferentes. Sus compradores en Amazon le otorgan un 4,3 sobre 5 y un 62 % de valoraciones de 5 estrellas gracias, como indica Noelia, a que “ha sido confeccionada en un tejido muy suave y antipelo. A mi gata le encanta echarse en ella la siesta y solo tengo que pasarle el aspirador de mano por encima para dejarla reluciente”. En concreto, esta cubierta para sillón con reposabrazos tiene unas dimensiones de 33 x 42 x 8 cm. Pero, gracias a su sistema de sujeción elástico, se adapta perfectamente al asiento aunque a priori no parezca encajar totalmente. En resumen, y usando las palabras de Francisco, “un protector para sofás barato, práctico y elegante”.

placeholder Funda elástica para sillón orejero
Funda elástica para sillón orejero

¿Cómo elegir una funda y qué tener en cuenta antes de comprar una?

Para elegir la oferta en fundas adecuada para ti debes estudiar el mercado y sus diferentes alternativas teniendo en cuenta estos aspectos. Solo así tendrás la certeza de realizar una compra inteligente:

  1. ¿Qué pieza quieres cubrir? Las fundas de asientos y los cubresillas no son iguales. Tampoco lo son los protectores para cojines y para almohadas. Cada uno tiene unas características propias y, por mucho que se parezcan, has de elegir en consecuencia.
  2. Tejidos. Stretch, Twill, poliéster y Suede son tejidos que mezclan fibras naturales y sintéticas y que no absorben las manchas. También destacan por su capacidad de adaptación. Por ello, suelen usarse en cualquier funda elástica universal. El algodón, la seda o el lino son tejidos más frescos, suaves y agradables, pero también requieren más mantenimiento, se arrugan y se desgastan más rápido.
  3. Resistencia. Vendrá marcada por el material. Como mínimo, la funda ha de ofrecer un 30 % de aguante ante la tracción.
  4. Tamaño. Será acorde a las dimensiones de la pieza que quieras cubrir. Fíjate en la descripción técnica del fabricante para determinarlo.
  5. Sistema de cierre o ajuste. Puede ser por cremallera, botones, dobladillo, elásticos... Hay una gran variedad. Elige en función de tus gustos.
  6. Diseño. Puedes optar por una estampada o por una lisa. También debes considerar el lugar de colocación. No es lo mismo buscar una cubierta para cojines de sofá que fundas infantiles para almohadas y colchones de niño.
  7. Propiedades adicionales. Las mejores fundas repelen las manchas, el pelo de las mascotas y la humedad. Son ventajas muy interesantes y que pueden ahorrar tiempo y esfuerzo.
  8. Limpieza. Lo recomendable es que pueda meterse en la lavadora, aunque sea por separado y con agua fría. Algunas también admiten ciclos de secado a baja temperatura.
  9. Precio de las fundas. Depende del diseño, del tamaño y del objeto a cubrir. Pero, según lo visto en esta comparativa de protectores textiles, es posible encontrar buenas opciones de todos los tipos por entre 10 € y 30 €.
  10. Mejores marcas de fundas. NTBAY, Dreamzie y Specool han sido las mejor valoradas por la buena relación calidad precio de sus protectores textiles.

¿Qué es una funda?

Una funda es una pieza textil confeccionada en tela, piel u otros materiales naturales o sintéticos con unas cualidades especiales de protección. Hablamos, por ejemplo, de impermeabilidad o de resistencia a las manchas. Su propósito es conservar en buen estado aquello que albergan en su interior. Pueden ser cojines, almohadas, sofás, etc.

¿Para qué sirven las fundas?

Las fundas son cubiertas destinadas a proteger otros elementos funcionales o decorativos confeccionados en tejidos más delicados. Su objetivo es evitar que se manchen o se deterioren rápidamente por culpa del uso. Solo tienes que pensar en cómo el sudor afecta a las almohadas de la cama o a los cojines del sofá. Con ello consiguen alargar su vida útil.

Foto: Disfruta de forma segura del descanso en tu sofá (Foto: Pixabay)

Además, muchas fundas también se utilizan para modificar la estética de la pieza que cubren. Esto es ideal para dar una segunda vida útil a sofás o sillas muy desgastadas. Pero también resulta muy útil para cambiar el estilo del hogar cuando nos aburrimos de él sin hacer un gran desembolso económico en muebles nuevos de diseño.

Tipos de fundas

Podemos distinguir todos estos tipos de fundas:

  1. Fundas elásticas. Son universales. Se confeccionan en tejidos sintéticos como el poliéster y el elastano. Cuentan con un elástico que permite su fijación, generalmente, en la parte inferior del mueble, sofá o cama.
  2. Fundas impermeables. Repelen los líquidos para evitar que lleguen al elemento que se quiere proteger. También suelen ser sintéticas. Son las fundas recomendadas para colchones infantiles si el niño todavía moja la cama por la noche.
  3. Fundas antideslizantes. Garantizan una perfecta fijación y resistencia a la tracción. Son las mejores fundas de sofá.
  4. Funda protectora de mascotas. Especialmente funcionales en hogares con perros y gatos. Son muy resistentes para evitar que las garras dañen los tejidos. También permiten eliminar el pelo cómodamente.
  5. Fundas antimanchas. Se confeccionan en tejidos que repelen la suciedad. Basta con pasar un trapo húmedo y, como máximo, jabón neutro sobre ellas para que vuelvan a estar como nuevas.
  6. Fundas con cierre. Generalmente, de botones o de cremallera si están destinadas a cubrir elementos pequeños (cojines, almohadas, etc.). En los grandes (sofás, muebles, colchones, etc.) suelen ser de lazo o de elástico.
  7. Fundas decoradas. No solo tienen una función de protección. Además, cambian la estética del objeto mediante diseños muy originales.
  8. Fundas reversibles. Son aquellas que poseen un diseño diferente en cada lado y, por tanto, pueden usarse en las dos posiciones.

¿Quiénes deben usar fundas?

Hay una serie de fundas que todos debemos usar en el hogar aunque vivamos solos o en pareja. Hablamos, en concreto, de:

- Fundas para almohadas. Evitan que el sudor que desprendemos al dormir manche la cubierta original y dañe sus fibras dejando antiestéticas manchas amarillentas.

- Fundas para cojines. Igual. Son especialmente imprescindibles si pasamos mucho tiempo en el sofá e, incluso, nos echamos la siesta en él.

- Fundas para colchones. Del mismo modo que las almohadas, también se manchan con el sudor y, además, acumulan bacterias y otros microorganismos patógenos sino se cuida bien su higiene.

- Fundas para edredones. Fundamentalmente, para los edredones nórdicos. Les ayuda a tener un tacto más agradable.

Cualquier elemento del dormitorio puede llevar una funda. Protege el mobiliario de la habitación y mejora la decoración

Sin embargo, cuando vivimos en casa con niños pequeños y/o mascotas, es necesario contar con otras muchas fundas lavables e impermeables:

- Fundas para sillas. Sobre todo, si se va a comer en ellas. Los niños no suelen tener mucho cuidado y acostumbran a mancharlas.

- Fundas para muebles. Ideales para evitar que los gatos y los perros arañen o muerdan las esquinas. También para impedir que los niños los pinten y para protegerlos si los guardamos en un trastero.

- Fundas para sofás. Por mucho cuidado que tengamos, tarde o temprano la mascota se subirá en él a echarse una siesta o los niños derramarán algo sobre él.

- Fundas de cama. Perfectas para evitar que el sudor y, en el caso de los más pequeños, el pipí llegue al colchón y al somier y genere malos olores.

¿Es necesario usar fundas?

Las mejores fundas textiles ofrecen una serie de ventajas incuestionables que hacen imprescindible su uso en el hogar:

- Protección de la tapicería y de los materiales originales. No se deteriorará por culpa del uso y permanecerá en perfecto estado y con sus cualidades intactas durante mucho tiempo.

- Sin preocupaciones. No importa si en casa hay niños pequeños o mascotas. Las fundas protegerán tus muebles y accesorios textiles más valiosos mientras ellos juegan con total libertad.

- Son baratas. Sobre todo, si comparas el precio de las fundas con el que puedes pagar por limpiar profesionalmente o tapizar de nuevo el elemento deteriorado.

Protege la tapicería, son fáciles de limpiar y aportan un extra a la decoración de cualquier mueble compatible

- Fáciles de limpiar. La mayoría de las fundas son lavables a máquina. Esto, además, garantiza el máximo grado de higiene en el hogar.

- Adiós a los malos olores. Lo dicho. Las fundas son tan fáciles de lavar que nunca volverás a preocuparte de que huela mal al irte a la cama o sentarte en el sofá.

- Renovación estética. ¿Te has cansado de la apariencia de tu sillón o de tus sillas pero no tienes dinero para comprar otras nuevas? Con una mínima inversión en fundas le darás una estética más moderna.

¿Qué tipo de tela es mejor para las fundas?

No todas las fundas son iguales ya que el material de confección determina sus cualidades. Estos son los más habituales:

- Fundas de algodón. Es un tejido natural, fresco y que se puede lavar a máquina. Por ello, suele usarse en verano, sobre todo, en cojines, sillas y sofás. Eso sí, tiende a arrugarse, por lo que debe ser planchado antes de su colocación. También puede clarear. Es decir, si pones una funda blanca de algodón sobre un elemento textil con tapicería negra, probablemente no quede bien.

- Fundas de poliéster. Este material sintético es resistente, duradero e inmune a las arrugas. Además, admite una gran variedad de diseños y colores. Sin embargo, no transpira excesivamente, aunque sí ofrece unas cualidades de impermeabilidad excelentes. Por ello, suele usarse, combinado con el elastano, en las mejores fundas de coche o de móvil.

- Fundas de terciopelo. Las más delicadas. Son principalmente decorativas y recomendadas para el invierno. Tienen un tacto muy cálido, suave y agradable, pero generalmente deben lavarse a mano. Es difícil sacarle determinados tipos de manchas.

- Fundas de Twill. Un tejido conocido también como Sarga. Se trata de una mezcla de algodón y poliéster que ofrece lo mejor de ambos tejidos. Por un lado, resulta fresco, suave y ligero. Por otro, es muy flexible, no se arruga y no absorbe las manchas.

- Fundas de Suede. Es una especie de gamuza sintética muy resistente a las manchas y los líquidos. De hecho, muchas cubiertas para sillas y sofás son de este tejido.

- Fundas de Stretch. Formado por poliéster y spandex en una proporción de aproximadamente, 70-30 %. Mantiene muy bien la forma, transpira genial y no acumula olores. Es ideal para muebles o sofás de formas irregulares y difíciles de ajustar.

¿Cómo hacer fundas para almohadas personalizadas?

Hay una gran variedad de fundas baratas para almohadas en el mercado. Pero, si no te apetece comprar una y te gusta la costura, siempre puedes realizar la tuya propia. Aquí te explicamos cómo.

Foto: Fuente: iStock.

En primer lugar, debes elegir el material. Te recomendamos que sea transpirable para evitar la acumulación de malos olores, pero también que tenga cualidades impermeables y que sea fácil de limpiar. Ten en cuenta que, en verano, sudamos mucho al dormir y se puede manchar con facilidad. Tras lo dicho en el apartado anterior, los tejidos Suede y Twill, así como cualquier otro que mezcle algodón y poliéster, son los recomendados.

Con un trozo de tela de este tipo de 115 x 90 cm tendrás suficiente para confeccionar tu propia funda de almohada. Cuando la tengas, sigue estas instrucciones:

  1. Dobla la tela por la mitad. El lado sin acabado (reverso) debe quedar hacia afuera.
  2. Une el lado más largo. Realiza una costura fuerte con hilo a juego.
  3. Cose uno de los lados cortos. Esto cerrará la funda y le dará forma de bolsa.
  4. Haz un dobladillo en el lado que queda abierto. 1,5 cm es suficiente. Plánchalo para dejar la marca.
  5. Realiza un segundo pliegue en el dobladillo. Esta vez, de 8 cm. Vuelve a plancharlo.
  6. Cose la base del dobladillo. Para que sea definitivo.
  7. Decora la funda. Añade bordes, lazos o cualquier otro elemento que te parezca bien (opcional).

Aprende a decorar las fundas para los cojines de la sala

Confeccionar fundas decorativas para los cojines del salón no es muy diferente a elaborar las de almohada. Vamos a explicar cómo decorar uno de 45 x 45 cm. Sin embargo, puedes adaptar las medidas fácilmente en base a estas instrucciones si los tuyos son más grandes o pequeños:

  1. Elige una tela con un diseño que te guste, preferiblemente, de Twill, Suede o algodón.
  2. Corta el patrón. El alto debe ser 3 cm mayor que el del cojín (en este ejemplo, 45 + 3 = 48 cm). Ese extra es para las costuras. Si vas a ponerle un cierre de cremallera, haz lo mismo respecto al largo. Pero, si quieres uno cruzado, multiplica por tres el ancho (45 x 3 = 135 cm).
  3. Remata los laterales con un dobladillo.
  4. Extiende la tela con la parte decorada hacia arriba. Dobla un extremo hacia el centro y pon el otro sobre él. Así el ancho volverá a ser de 45 cm, que es lo que necesitamos. Pon unos alfileres para que no se mueva.
  5. Haz un pespunte en las líneas marcadas para sujetarlas. Después, efectúa un remate en zig-zag, preferiblemente, con una máquina de coser.

La funda ya estará terminada. Puedes decorarla añadiéndole lazos o bordes. También puedes coserle estampados o incluir detalles personalizados con punto de cruz o ganchillo.

¿Cuáles con las mejores fundas del mercado?

Gracias a las opiniones en fundas analizadas, hemos podido llegar a la conclusión de que, para los usuarios, los mejores modelos pertenecen a cualquiera de las siguientes marcas:

  1. NTBAY. ¿Quieres comprar una funda de almohada suave, resistente a las arrugas y a las manchas y muy económica? Esta es tu mejor opción. Además, vende sus protectores textiles en juegos de varias unidades y en diferentes tamaños.
  2. Dreamzie. La mejor alternativa dentro de esta comparativa de fundas. Destaca por confeccionarlas en tejidos hipoalergénicos lavables en la lavadora.
  3. Specool. Una opción más clásica. Esta firma está especializada en la elaboración de fundas de terciopelo en colores llamativos y provistas de un tacto muy suave y agradable.

En definitiva, ya tienes lo necesario para buscar, encontrar y llevarte a casa las mejores fundas de almohadas, cojines o cualquier otro elemento textil que quieras proteger.

Hay fundas para todo. De hecho, puedes encontrarlas para almohadas, cojines, sofás, colchones... Literalmente, para cualquier cosa que puedas imaginar. Y siempre cumplen con una doble función. Por un lado, protegen las tapicerías y materiales de confección originales de la suciedad y de las manchas con el propósito de alargar su vida útil. Algo especialmente importantes si tienes niños pequeños o mascotas en casa. Por otro, aportan un nuevo estilo a la decoración del hogar.

Compras
El redactor recomienda