Los molinillos de café que necesitas para casa: crearás cafés como un profesional
  1. DeCompras
LA MEJOR FORMA DE PREPARAR UN RICO CAFÉ

Los molinillos de café que necesitas para casa: crearás cafés como un profesional

Si quieres sorprender a tu familia y amigos preparando cafés como un barista profesional, necesitas un molinillo de café en casa

Foto: Los mejores molinillos de café para convertirte en todo un barista en tu propia casa
Los mejores molinillos de café para convertirte en todo un barista en tu propia casa

Países como Etiopía, Brasil o Colombia cultivan algunos de los mejores cafés del mundo. De hecho, estamos acostumbrados a ver imágenes comerciales con granos enteros tostados a la perfección procedentes de esos lugares y pertenecientes a las variedades arábica o robusta. Sin embargo, si los compramos molidos, sus propiedades de sabor y aroma se pierden rápidamente. ¿La solución? Hacernos con nuestro propio molinillo de café, adquirir granos enteros del origen que prefiramos y conseguir una buena cafetera. Cada día nos sentiremos como un auténtico barista.

Este molinillo eléctrico para café de KYG es un buen ejemplo. Ofrece 300 W de potencia, posee una tolva de 100 gramos de capacidad y destaca por su sistema de seguridad infantil y frente a cortes y atrapamientos. Por ello, y teniendo en cuenta la satisfacción de sus usuarios, lo hemos elegido como el mejor molinillo de café en esta comparativa. Eso sí, quienes prefieran una alternativa tradicional encontrarán una mejor opción en este molinillo de café manual Hario. Funciona con una manivela, posee un sistema de fresado cerámico y cónico y cuenta con un depósito ideal para conservar y transportar el grano molido.

El mejor, nuestra elección: Molinillo eléctrico para café, semillas y frutos secos KYG

Con un 4,4 sobre 5 y un 64 % de valoraciones de 5 estrellas, este es el mejor molinillo de café de la marca KYG según las opiniones de los usuarios de Amazon. “Es un molino multiusos muy potente y útil para triturar, además de café, semillas, frutos secos... ¡Muy recomendable!” nos cuenta sobre él Susana. Por su parte, Germán se centra en que “me gusta comprar el café en grano y molerlo yo mismo cada mañana. Al aplicar su máxima potencia en las cuchillas, está listo en menos de medio minuto y su sabor y aroma se mantienen intactos”.

Molinillo eléctrico para café, semillas y frutos secos KYG
Molinillo eléctrico para café, semillas y frutos secos KYG
Ver precio

Este molinillo de café ofrece una gran capacidad de molienda gracias a sus 300 W de potencia, a su tolva de 100 gramos de capacidad y a sus cuchillas de acero inoxidable ultra afiladas. Cuenta con un mecanismo de seguridad que impide cortes y atrapamientos y su estructura ha sido fabricada en plástico alimentario 100 % libre de BPA. Además, es multifuncional y está pensado para uso seco/húmedo.

Segunda opción: Molinillo compacto de café con cuchillas de acero inoxidable Aigostar

Ahora vamos con el que, a tenor de las valoraciones de los clientes de Amazon, es el mejor molinillo de café de la marca Aigostar. Su 4,4 sobre 5 y su 65 % de reseñas de 5 estrellas así lo demuestra. Según Jordi, “es fácil de usar y de limpiar y no modifica ni un ápice el sabor del grano”. Asimismo, Lorena añade a esto que “tenía decidido complementar mi cafetera express con un molinillo de café” y que “elegí este y, sinceramente, hace una molienda fina ideal para elaborar espressos”.

Molinillo compacto de café con cuchillas de acero inoxidable Aigostar
Molinillo compacto de café con cuchillas de acero inoxidable Aigostar
Ver precio

Este molinillo de café con dispensador para casa y láminas antidesgaste es muy resistente, duradero y eficaz. Posee un motor de 150 W de potencia y una tolva de 60 gramos de capacidad. Puede moler la cantidad suficiente como para realizar dos cafés en solo 15-20 segundos. Al igual que el anterior, ha sido fabricado en plástico de uso alimentario sin BPA y sus cuchillas son de acero inoxidable. Una lijadora eléctrica de café muy versátil.

Alternativa: Molinillo de café manual transparente Hario

El mejor molinillo de café de la marca Hario en base a las puntuaciones de los usuarios de Amazon, que le dan un 4,3 sobre 5 y un 61 % de calificaciones máximas. Jesús dice sobre él que “es un molino artesanal de café totalmente manual. Como los de toda la vida”. Asimismo, Lorenzo apostilla que “tritura el café perfectamente y en poco tiempo. Requiere mucho menos esfuerzo que los molinillos de café antiguos”.

Molinillo de café manual transparente Hario
Molinillo de café manual transparente Hario
Ver precio

Este molinillo de café de muelas manual posee una tolva de 50 gramos de capacidad. Además, equipa un conjunto de fresas cerámicas con forma cónica para triturar los granos y un sencillo y tradicional sistema de manivela. El depósito para el café molido es transparente y permite preservarlo y transportarlo cómodamente.

¿Cómo elegir un buen molinillo de café?

Antes de lanzarnos a por una oferta en molinillos de café es necesario considerar todos estos aspectos de compra para asegurarnos de acertar:

1. Material: el del depósito y el conjunto de la estructura puede ser de madera o de plástico. También es posible encontrar un molinillo de café de hierro, pero es menos habitual ya que es un metal oxidable. Por otro lado, hay que considerar el material de las cuchillas filosas. Los mejores molinillos de café las equipan de acero inoxidable y cuentan con estructuras cerámicas que evitan que el calor generado por el motor llegue a los granos

2. Con o sin dosificador: esto marcará que podamos elegir el grosor de la molienda. Por ejemplo, el café para espresso debe ser muy fino.

3. Sistema de molido: puede ser de dos tipos:

  • De fresa: es el propio de cualquier molinillo de café de muelas cónicas. Trituran el grano muy eficazmente pero no son capaces de darle un grado de molido muy fino. Es el más habitual en los molinillos de café para bar.
  • De cuchilla: el más moderno. Consigue un molido de alta calidad en todo tipo de granos. Además, muchos de los dispositivos que lo equipan también pueden usarse como moledora multiuso, es decir, como molinillo de especias y de semillas, como molino de alimentos, etc.

4. Facilidad de limpieza: los mejores molinillos de café son desmontables y cuentan con algunos elementos aptos para lavavajillas.

5. Capacidad: dependerá de la cantidad de café que necesitemos moler en cada uso. Una herramienta de molienda debe permitirnos obtener, al menos, entre 50 y 100 gramos de café molido cada vez.

6. Nivel de ruido: cuanto más silencioso, mejor. Un molinillo de bajo ruido no molestará a quienes nos rodean si, por ejemplo, lo usamos por la mañana para prepararnos el desayuno y están durmiendo.

7. ¿Manual o eléctrico? Depende. Un molino de manivela es menos eficiente que uno automático, pero conserva mejor las cualidades del café durante el proceso de molienda.

8. Accesorios: como mínimo, el molinillo de café debe incluir un cepillo de limpieza y, si es manual, patas antideslizantes para que se mantenga firme sobre la superficie.

9. Precio del molinillo de café: dependerá de la calidad de sus componentes. Los mejores molinillos de café eléctricos valen normalmente entre 20 y 30 euros. Los manuales suelen rondar los 15 ó 20 euros.

10. Mejores marcas de molinillos de café: KYG, Aigostar y Hario son los diseñadores de los principales molinillos de café recomendados dentro de esta comparativa por su buena relación calidad-precio.

¿Qué es un molinillo de café y para qué sirve?

Un molinillo de café es una herramienta de cocina que se utiliza para moler o triturar los granos de café enteros y darles la textura adecuada para, posteriormente, ser utilizados en una cafetera eléctrica o manual. Es un elemento básico para degustar café artesanal de cualquier tipo.

Foto: Las cafeteras eléctricas para hacer espectaculares cafés sin salir de casa

La historia del molino de café comienza en el siglo XVI con la introducción del café en Europa. En un principio, para molerlo, se empleaban morteros. Sin embargo, lo poco prácticos que resultaban hizo que se buscasen alternativas. Fueron inventados en el siglo XVII simultáneamente en Francia y Turquía. Curiosamente, los de este último país son los que más difusión tuvieron y más perduraron. Tanto, que los modelos manuales con manivela más actuales derivan de ellos.

¿Es realmente necesario un molinillo de café para el hogar o es solo para para profesionales?

Comprar un molinillo de café para nuestra casa no es algo reservado exclusivamente a los baristas. Todos podemos disfrutar de sus ventajas en nuestro hogar. Por ejemplo, el café en granos enteros es más barato que si ya está molido. Y, si somos verdaderos apasionados de esta bebida, notaremos la diferencia al prepararlo a partir de una molienda más fina o más gruesa, según el caso.

Partes de un molinillo de café

Los componentes del molinillo de café manual son:

  • Tolva: es el recipiente en el que se colocan los granos de café enteros.
  • Cámara de molienda: directamente conectada a la tolva. En su interior hay un mecanismo de cuchillas, muelas y aspas para café que trituran los granos.
  • Manija o manivela giratoria: al girarla, el usuario permite el paso de los granos de café de la tolva a la cámara de molienda y mueve las cuchillas y muelas que trituran el café.
  • Dosificador de café: permite ajustar el grosor del café molido. Debemos considerar que no todos los tipos de café deben molerse igual.
  • Bandeja o depósito de recogida: en él cae el grano ya triturado para su posterior uso en la cafetera.

Sin embargo, un molinillo de café eléctrico carece de manija. En su lugar, dispone de un motor que, al ser activado, permite moler café sin la intervención del usuario.

¿Cómo funcionan los molinillos de café?

El funcionamiento de un triturador de granos de café es muy simple. El café en grano es depositado en la tolva y, posteriormente, accede a la cámara de molienda mediante el movimiento de la manija o manivela. Una vez allí, ya sea al seguir girándola o mediante el trabajo de un motor eléctrico, un sistema de cuchillas se encarga de molerlo. Las partículas trituradas pasan al dosificador, que solo deja pasar aquellas que tienen el tamaño adecuado, y se depositan en la bandeja de recogida para ser utilizadas para preparar café.

Tipos de molinos de café

Existen varios tipos de molinillos de café:

1. Molinillos de café automáticos: cuentan con un motor eléctrico en su interior. El usuario solo tiene que introducir en la tolva los granos, enchufar el dispositivo y seleccionar el grosor que desea conseguir y la cantidad. Así obtiene rápidamente y sin ningún esfuerzo el mejor café molido.

2. Molinillos de café manuales: disponen de una manivela o manija sobre la tolva cuya función es la de introducir los granos de café en la cámara de molienda. Además, al moverla, el usuario acciona también las cuchillas responsables de triturarlos. Son molinillos de café baratos pero que requieren de mayor cuidado, tiempo y esfuerzo que los eléctricos.

3. Cafeteras con molinillo: son cafeteras con moledora de café integrada, es decir, trituran los granos enteros y elaboran el café durante el mismo proceso.

¿Es mejor un molinillo eléctrico o uno manual?

Un molino de café eléctrico tiene todas estas ventajas respecto a los manuales:

  • Muele el café mucho más rápido.
  • Permite obtener la textura perfecta fácilmente.
  • No requiere de ningún esfuerzo físico por parte del usuario.
  • Se puede regular muy fácilmente.
  • Es más limpio y genera menos desperdicios.
  • Trabaja mejor con granos grandes.

Los molinillos eléctricos tienen ventajas sobre los manuales, pero los antiguos tienen un encanto especial y son muy bonitos como decoración

Sin embargo, los molinillos de café antiguos también presentan algunas ventajas sobre los automáticos:

  • No se calientan al carecer de motor eléctrico y, por tanto, no influyen en el sabor del café.
  • Son perfectos para aquellos tipos de café que requieren de una molienda gruesa.
  • Poseen diseños tradicionales muy elegantes y vistosos en la cocina.
  • Son bastante más económicos.

Lo dicho en cuanto al sabor es lo que más decantaba a los baristas y sibaritas del café a favor de los manuales. Sin embargo, la invención del molinillo cerámico, que ha solucionado el problema de la transmisión de calor del motor al grano, ha vuelto a inclinar la balanza del lado de los automáticos. En cualquier caso, la elección debe depender de nuestro presupuesto, de la cantidad que necesitemos moler cada día y del tipo de café que nos guste saborear.

Cómo usar correctamente un molinillo de café

Muy fácil:

  1. Seleccionamos el tipo de café que queremos degustar y llenamos la tolva de granos enteros.
  2. Ajustamos el dosificador para que regular el espesor del grano molido.
  3. Cerramos la tapa y empezamos a girar la manivela. Si es un molinillo de café automático, solo tendremos que pulsar el botón de encendido.
  4. Cuando tengamos la cantidad de café molido suficiente, dejamos de girar la manivela.
  5. Recogemos el café molido del depósito y lo introducimos en el filtro de la cafetera para elaborar la bebida.

¿Cómo elegir correctamente los granos de café?

Preparar el mejor café artesanal en casa solo es posible si compramos granos de café de calidad. Aquí explicamos cómo reconocerlos:

1. Variedades: debemos evitar siempre comprar café torrefacto ya que es un tipo de café muy procesado y de baja calidad. En cambio, es recomendable elegir entre estas dos variedades naturales en función de nuestros gustos:

  • Arábica: de sabor suave, ligeramente afrutado y con mucho aroma.
  • Robusta: con un potente regusto amargo, un sabor bastante fuerte y mayor dosis de cafeína.

2. Tamaño del grano: cuanto más grande sea, mejor. Significará que estaba más maduro en el momento de la recolecta y que, por tanto, tendrá mejores cualidades.

3. El lavado: se hace para retirar la cáscara del grano antes de ser tostado. Puede ser de tres tipos:

  • Secado natural: realizado al sol. Permite disfrutar de un café con mucho sabor pero que no se podrá someter a un molido fino.
  • Lavado: produce un sabor suave y limpio.
  • Semilavado: ideal para cafés ácidos y afrutados.

4. El origen del grano: ¿por qué los mejores cafés suelen proceder de países como Colombia o Etiopía? Pues porque para el cultivo del buen café es necesario que se den condiciones determinadas como, por ejemplo, la presencia de suelos volcánicos, que son muy ricos en nutrientes, y alturas elevadas, que potencian y dan complejidad a los aromas.

5. Tostado: debemos fijarnos en dos factores:

  • La fecha de tostado: el café tostado pierde cualidades de sabor y aroma con el paso del tiempo. Cuanto menos tiempo haga que fue sometido a este proceso, mejor.
  • El color: debe ser uniforme y oscuro sin llegar al negro. Esto permite diferenciar fácilmente a los torrefactos de los arábica y robusta.

¿Cuánto tiempo dura en buen estado el café antes y después de molerlo?

En grano, el café puede conservar su sabor y aroma durante meses. Esto se debe a que la propia estructura está concebida para retener la mayor cantidad de tiempo posible sus cualidades y peculiaridades.

Foto: Las mejores teteras para preparar todo tipo de infusiones sanas y saludables

Sin embargo, una vez que lo molemos, la cosa cambia. Como máximo, el café molido empieza a perder sus propiedades después del séptimo día. Por ello, es recomendable que, como máximo, molamos la cantidad de café que precisemos para una semana.

¿Dónde y cómo almacenar correctamente el café molido?

Una duda que nos hemos encontrado con bastante asiduidad entre las opiniones en molinillos de café analizadas. Sin embargo, podemos asegurar que conservar y preservar café molido para mantener sus cualidades no es difícil. Para ello, debemos:

  • Almacenarlo en la nevera: el calor es el peor enemigo del café molido ya que potencia la oxidación de sus partículas. Nunca se debe dejar en la alacena.
  • Conservarlo al vacío: nada más terminar de molerlo si preferimos triturar una gran cantidad de grano de una vez y no poco a poco​,
  • Guardarlo en un paquete con cierre hermético si tardaremos varios días en gastarlo.

Limpieza y mantenimiento de los molinillos de café

Otras preguntas habituales vistas en esta comparativa de molinillos de café hacían referencia a su limpieza. Debe realizarse así:

1. En caso de que el molinillo de semillas de café no sea desmontable, debemos llenar la tolva de arroz y triturarlo. Este cereal, al igual que el pan seco, absorberá el aceite residual de los granos y cualquier otra impureza que haya podido quedar en las cuchillas. Después, usando un cepillo suave y un poco de agua, limpiaremos el depósito de recogida, el dosificador y la carcasa externa.

2. Si el molinillo es desmontable, todo será más sencillo. Podemos introducir en el lavavajillas aquellos componentes que sean aptos y utilizar un cepillo para retirar la suciedad del mecanismo de las cuchillas.

Por su parte, incluso el mantenimiento de un molinillo de café profesional no entraña ningún misterio más allá de la limpieza. Solo debemos almacenarlo en un lugar fresco y, sobre todo, seco que no esté en contacto directo con el sol. La humedad puede hacer que se genere moho en las partículas residuales de los granos de café molidos.

Elige el grano de café que más te gusta y prepáralo al instante con un molinillo para conseguir un sabor y un aroma únicos

¿Eres un apasionado del café? Hazte con el molinillo de café recomendado para el tipo de grano que te gusta y disfruta aún más del proceso de elaboración y degustación.

Compras Café
El redactor recomienda