Las cafeteras eléctricas para hacer espectaculares cafés sin salir de casa
  1. DeCompras
HAZ TUS PROPIOS EXPRESSOS, CAPUCHINOS Y CAFÉS

Las cafeteras eléctricas para hacer espectaculares cafés sin salir de casa

Disfruta de un café despertador por la mañana o uno después de comer gracias a algunas de las cafeteras eléctricas que te ayudan a preparar un delicioso café sin salir de casa

Foto: Las cafeteras eléctricas para hacer espectaculares cafés sin salir de casa
Las cafeteras eléctricas para hacer espectaculares cafés sin salir de casa

Las cafeteras eléctricas permiten preparar un café delicioso sin salir de casa. Para ello, solo tenemos que usar grano molido y tostado del origen que prefiramos, llenar de agua el depósito y dejarla trabajar. En pocos segundos tendremos un café cargado de aroma y sabor digno de cualquier barista. Y, si nos gusta con leche, solo tenemos que usar el vaporizador para crear una exquisita crema que, con una pequeña dosis de creatividad en forma de Latte Art, le dé el toque perfecto. Sin duda, una buena cafetera puede alegrarnos el desayuno, la sobremesa o cualquier otro momento del día.

Todo esto y mucho más podemos hacerlo con la Cecotec Power Espresso 20. Alcanza hasta 20 bares de presión, cuenta con un brazo de doble salida de café, vaporizador y calientatazas. Además, la mayoría de sus usuarios están encantados con ella y le dan magníficas valoraciones. Por estos motivos, la hemos elegido como la mejor cafetera eléctrica dentro de esta comparativa. Sin embargo, la De'Longhi Alicia EMK 9 se muestra como una buena alternativa para los amantes de las cafeteras moka o italianas gracias a su base giratoria, a su capacidad para hasta 9 tazas y a su sistema de apagado automático.

El mejor, nuestra elección: Cafetera expresso automática para todo tipo de café Cecotec

3,9 sobre 5. Esa es la nota media, acompañada de un 52 % de máximas valoraciones, que merece la mejor cafetera eléctrica de la marca Cecotec según los usuarios de Amazon. Por ejemplo, Ana Belén destaca de ella “sus acabados en acero inoxidable” y su “brazo de doble salida, que me permite preparar el café para mí y mi pareja a la vez cada mañana. Un considerable ahorro de tiempo”. Por su lado, Fernando nos cuenta que “estaba acostumbrado a las cafeteras espresso manuales” pero que “esta cafetera eléctrica me permite controlar la cantidad e intensidad del café más fácilmente para que quede perfecto”.

Cafetera expresso automática para todo tipo de café Cecotec
Cafetera expresso automática para todo tipo de café Cecotec
Ver precio

Esta cafetera eléctrica con vaporizador para casa y sistema latte crema ofrece 850 W de potencia y 20 bares de presión. Posee un depósito de agua de 1,5 litros de capacidad, un brazo de doble salida y acabados en negro y en acero inoxidable. Además, admite el uso de cargas monodosis y cuenta con una superficie calientatazas. También está equipada con bandeja de goteo, válvula de seguridad e indicadores luminosos. Su certificado de eficiencia energética es de tipo A.

Segunda opción: Máquina de café electrica con filtro reutilizable Aigostar

Ahora vamos con la mejor cafetera eléctrica de la marca Aigostar en base a los comentarios de los clientes de Amazon, que le dan un 4,2 sobre 5 y un 63 % de valoraciones de 5 estrellas. “Mis hijos ya son mayores y en casa todos tomamos café por la mañana. Este modelo me permite realizar más tazas simultáneamente que otras cafeteras eléctricas más grandes que he tenido antes” dice de ella Javier Gómez. A esto añade Alberto que “es rápida, eficiente y realiza un café cargado de aroma y sabor en muy poco tiempo. También es muy fácil de usar”.

Máquina de café electrica con filtro reutilizable Aigostar
Máquina de café electrica con filtro reutilizable Aigostar
Ver precio

Aquí hablamos de una cafetera eléctrica americana o de goteo muy interesante. Dispone de un filtro reutilizable de café cónico y un depósito de 1,25 litros. Esa cantidad es suficiente para elaborar hasta 10 tazas a la vez. Incluye una práctica jarra de vidrio de seguridad y todos sus componentes plásticos están libres de BPA. También posee función de recalentar y de mantener caliente gracias a su base calefactada.

Alternativa: Cafetera Italiana eléctrica De’Longhi

Finalizamos con la que, según las opiniones de los usuarios de Amazon, es la mejor cafetera eléctrica de la marca De'Longhi. Su 4,3 sobre 5 de nota media y su 66 % de reseñas de 5 estrellas dan fe de ello. Según María, “su diseño es similar al de otras cafeteras para inducción italianas que he tenido, pero al ser eléctrica se elimina el problema de que el café hierva y pierda propiedades”. En cambio, Luis se centra en que “es una cafetera eléctrica con muy buena relación calidad-precio” y en que “mantiene el café caliente durante más de media hora”.

Cafetera Italiana eléctrica De’Longhi
Cafetera Italiana eléctrica De’Longhi
Ver precio

Esta cafetera eléctrica con prensador de café incorporado y base giratoria posee el diseño clásico de las cafeteras moka o italianas. Sin embargo, su parte superior es transparente y, en lugar de calentarse en una hornilla, dispone de una base calefactada que calienta el agua a la temperatura perfecta y mantiene el café en su punto durante más de 30 minutos una vez que termina de prepararlo. Permite realizar entre 6 y 9 tazas a la vez, cuenta con función de apagado automático y alcanza los 550 W de potencia.

¿Cómo elegir una cafetera eléctrica?

Esta comparativa de cafeteras eléctricas nos ha permitido llegar a la conclusión de que estos son los factores de compra más importantes para los usuarios:

  1. Tipo de funcionamiento: las cafeteras para casa eléctricas pueden ser americanas o de goteo, de cápsulas, espresso o de hidropresión. Debemos elegir en función del tipo de café que nos guste.
  2. Diseño: generalmente, la cafetera va a ser visible dentro de la cocina, por lo que su estética debe encajar con el resto de la decoración.
  3. Capacidad y potencia: dependerá de cuántos cafés preparemos a la vez cada día. Por ejemplo, una cafetera eléctrica con doble salida permite preparar dos cafés con una sola carga y agilizan mucho el proceso de elaboración. Respecto a la potencia, cuanta más mejor, aunque en lo que más debemos fijarnos es en la presión máxima que pueda alcanzar el dispositivo. 9-10 bares es la cifra recomendada para elaborar la mayoría de tipos de café.
  4. Material: una cafetera de acero inoxidable es lo más aconsejable. Son mucho más resistentes y duraderas que las de plástico y no afectan en modo alguno al aroma ni al sabor del café.
  5. Con vaporizador: imprescindible si nos gusta degustar capuchinos o macchiatos, por ejemplo. Una boquilla de espuma de leche profesional permite calentar y generar espuma y crema en la leche muy fácilmente.
  6. Accesorios: comprar una cafetera con molinillo, calienta tazas y cuchara medidora de café nos permitirá disfrutar de nuestra bebida preferida más cómodamente.
  7. Funciones: las mejores marcas de cafeteras eléctricas diseñan modelos con programas de leche y personalización de bebidas y con regulador de aroma y sabor. También son programables y controlables con smartphones.
  8. Limpieza: si permite limpiar sus componentes extraíbles en lavavajillas, mejor. Además, es recomendable que cuente con un sistema de descalcificación integrado.
  9. Precio: depende del caso. Hay muy buenas cafeteras espresso por 50 €, aproximadamente. En el mismo rango de precios se mueven la mayoría de cafeteras de cápsulas y de hidropresión. En cambio, las cafeteras americanas, de filtro o de goteo son mucho más baratas (20-25 €).
  10. Mejores marcas: Cecotec, Aigostar y De'longhi han sido los fabricantes mejor valorados por parte de los usuarios dentro de esta comparativa por sus buenas ofertas en cafeteras eléctricas.

¿Qué es una cafetera eléctrica?

Una cafetera eléctrica es una máquina que, a partir de agua caliente y café molido, sirve para preparar café. Su peculiaridad respecto a las cafeteras convencionales es requiere una intervención mínima por parte del usuario y que no necesita de ser colocada en el fogón de una hornilla o placa vitrocerámica para funcionar ya que calienta el agua a partir de la energía que obtiene de la red eléctrica doméstica.

Tipos de cafeteras eléctricas

Existen todas estas clases de cafeteras eléctricas:

Hoy en día puedes hacer tu propio café de barista en casa con una máquina de cafetería profesional

  1. Cafeteras americanas o de goteo: también llamadas cafeteras de filtro. Cuentan con un depósito de agua en su parte superior y de un compartimento para el grano molido, que debe colocarse dentro de un filtro de café desechable. Un conjunto de resistencias eléctricas calientan y elevan la presión del agua para que atraviese el grano y se deposite en el interior de una jarra. Esta suele posarse sobre una placa de calefacción que mantiene el café caliente durante más tiempo.
  2. Cafeteras de cápsula: también cuentan con un depósito de agua que se calienta de igual modo que las americanas. Sin embargo, carecen de filtro y no usan grano molido. En cambio, disponen de un compartimento en el que se deben introducir cápsulas Nespresso o Dolce Gusto, según el modelo. Un pequeño punzón realiza un agujero en su tapa que permite penetrar al agua caliente. Esta atraviesa la cápsula y sale por la parte inferior para depositarse directamente sobre la taza situada sobre la bandeja de goteo extraíble.
  3. Cafeteras espresso domésticas: las más parecidas a las máquinas de café profesionales que encontramos en los bares. Las más sencillas disponen de un compartimento para el líquido, mientras que las mejores cafeteras eléctricas de este tipo la consiguen directamente de una toma de agua. En cualquier caso, calientan y elevan la presión del agua hasta los 90º C para conducirla a la carga de café, que se encuentra en un recipiente metálico con filtro incorporado y mango. Admite el uso de café molido y monodosis y también deposita la bebida directamente en la taza.
  4. Cafetera eléctrica industrial o superautomática: son cafeteras eléctricas recomendadas para bares, restaurantes y cafeterías por su gran tamaño y capacidad de trabajo. Suelen ser de tipo espresso y se conectan a una toma de agua para evitar las recargas. Suelen disponer de un molinillo integrado y de una boquilla de vapor para generar la crema.
  5. Cafetera eléctrica Cold Brew: son las mejores cafeteras eléctricas para preparar café frío. Disponen de un depósito superior para hielo. Este cuenta con una válvula que solo deja pasar el líquido una vez que se derrite. Después, la lleva a un depósito con café molido y, finalmente, a una garra de vidrio desde la que se puede servir el café.
  6. Cafetera eléctrica de hidropresión: a medio camino entre la cafetera de goteo o americana y la espresso. Permite regular la intensidad e incluye un vaporizador orientable para generar crema en la bebida, pero no alcanza un nivel de presión excesivamente alto y, por tanto, no puede sacar el máximo partido de la calidad de los granos de café más selectos.

¿Por qué elegir una cafetera eléctrica en vez de una cafetera convencional?

Según las opiniones en cafeteras eléctricas analizadas, estas son las principales ventajas que los usuarios destacan de ellas respecto a las convencionales:

  1. Generalmente, requieren menos energía y, por tanto, menos gasto económico para elaborar una taza de café que las cafeteras que funcionan siendo calentadas en una hornilla de fogones o placa vitrocerámica.
  2. Permiten programar su funcionamiento para que se apaguen solas cuando le indiquemos.
  3. Disponen de sistemas de apagado automático y regulación de temperatura que evitan que el café hierva y pierda sus propiedades en términos de aroma y sabor.
  4. Son más seguras y reducen al mínimo el riesgo de sufrir quemaduras.
  5. Las funciones de la cafetera eléctrica son más sofisticadas y permiten realizar mucha variedad de cafés de forma perfecta.
  6. En muchos casos, el precio de las cafeteras eléctricas es similar o solo un poco superior al de la mayoría de tipos de cafeteras artesanales.

Partes de una cafetera eléctrica

Los elementos de una cafetera eléctrica son:

Foto: La temperatura a la que tomas el café afecta a sus propiedades

  1. Un depósito de agua o una toma de agua si se trata de una cafetera industrial.
  2. Un filtro de café extraíble o desechable. También puede ser un compartimento para cápsulas Nespresso o Dolce Gusto.
  3. Opcionalmente, un molinillo para triturar los granos de café enteros.
  4. Una resistencia eléctrica encargada de calentar y elevar la presión del agua contenida en el depósito.
  5. Un circuito que conduce el agua caliente desde el depósito hasta el filtro o la cápsula.
  6. Una jarra para el café o una bandeja antigoteo sobre la que colocar la taza.
  7. Una plataforma calefactada para mantener el café caliente más tiempo. También opcional.
  8. Un vaporizador orientable para crear la crema.
  9. Una jarra de leche específica para el vaporizador.
  10. Un panel de control con botón de encendido y apagado, sistema de elección de funciones e indicador de temperatura y presión.

¿Cómo funciona una cafetera eléctrica?

El funcionamiento de la cafetera eléctrica es más sencillo de lo que parece:

  1. Al enchufarse y encenderse, un conjunto de resistencias eléctricas calientan el agua dentro del compartimento hasta alcanzar, aproximadamente, los 90º C, que es la temperatura óptima para preparar el café.
  2. La cafetera eleva la presión del agua, de modo que recorre los conductos internos hasta llegar al filtro o a la cápsula de café.
  3. El agua atraviesa el grano de café molido y sale por una boquilla inferior para depositarse en una jarra o directamente en la taza.
  4. Las gotas que sobran caen sobre una bandeja antigoteo.
  5. El usuario ya puede retirar el filtro con el grano molido usado o desechar la cápsula.

¿Cómo hacer café en una cafetera eléctrica?

Aquí vamos a explicar cómo hacer los 4 tipos de café más populares con una cafetera eléctrica universal:

Necesitaremos 7 gramos de café molido de grano fino, 120 ml de leche entera y agua calentada a 10 bares de presión:

- Preparamos el café hasta llenar, aproximadamente, la mitad de la taza.

- Calentamos la leche con el espumador para capuchino hasta conseguir el 50 % de espuma. Con una leche rica en nata como la entera será más fácil y rápido.

- Vertemos la leche en la taza de café asegurándonos de que primero caiga la parte líquida y, finalmente, la espuma.

- Añadimos un toque de vainilla si nos apetece y ya estará listo para tomar.

Foto: Café y cacao: la combinación perfecta gracias a la teobromina

Necesitaremos una carga de 7 gramos de café oscuro y muy tostado, preferentemente, que acabe de ser molido muy fino. Después, seguimos estas instrucciones:

- Colocamos la carga de café.

- Calentamos el agua a 90º C y seleccionamos 9 bares de presión en la cafetera eléctrica. Lo mantenemos así 25-30 segundos.

- Vertemos el café en una taza pequeña. Si hemos esperado lo suficiente, saldrá con una deliciosa crema arriba.

Empezamos elaborando un café espresso siguiendo las indicaciones anteriores. Después, vaporizamos un poco de leche utilizando el espumador. Ponemos dos cucharadas de leche vaporizada sobre el café y ya estará listo.

Aquí tenemos que preparar también una taza de café espresso. Después:

- Vaporizamos 100 ml de leche con el espumador de la cafetera eléctrica usando la jarra.

- Vertemos la leche sobre el café espresso pero no lo removemos.

- Ponemos un par de cucharadas de espuma de leche arriba.

¿Cómo limpiar una cafetera eléctrica?

Incluso las mejores cafeteras eléctricas, si no se limpian correctamente, pueden no preparar un buen café debido a la acumulación de residuos. Para evitarlo, debemos seguir estas instrucciones, al menos, una vez a la semana.

  1. Retiramos los elementos extraíbles de la cafetera como, por ejemplo, del depósito de agua, el filtro, la bandeja antigoteo y el espumador.
  2. Revisamos si se pueden limpiar en el lavavajillas. Si no es así, los sumergimos media hora en un recipiente grande con agua muy caliente.
  3. Pasado ese tiempo, retiramos la suciedad con un estropajo suave. Es importante no usar jabones ni detergentes para evitar que acumulen olores y sabor.
  4. Con un paño de microfibra humedecido en agua tibia, limpiamos la estructura de la cafetera.
  5. Si los conductos están bien, habremos terminado. Sin embargo, si necesitan ser descalcificados, debemos limpiarlos siguiendo las instrucciones descritas en el siguiente apartado.

¿Cómo quitar la cal a una cafetera eléctrica?

No importa si tenemos una cafetera eléctrica barata o cara. Dependiendo de si usamos agua mineral o agua del grifo y de la dureza de esta, tarde o temprano, tendremos que descalcificar sus conductos del siguiente modo:

  1. Llenamos el depósito de agua con una fórmula de vinagre blanco, limón y agua o con un producto específico para limpieza de cafeteras.
  2. Encendemos la cafetera eléctrica, esperamos a que el agua hierva y la activamos hasta vaciar el depósito. Así conseguiremos limpiar los conductos internos.
  3. Una vez terminado el proceso, volvemos a repetirlo, pero esta vez solo con agua. Así eliminaremos también restos del producto usado para limpiar los conductos.
  4. La cafetera ya estará lista para volver a preparar un café perfecto.

Los tratamientos antical alargarán la vida de tu cafetera eléctrica y te permitirá preparar cafés más ricos

Muchas cafeteras eléctricas modernas disponen de programa de descalcificación. Si este es el caso, debemos seguir las instrucciones dadas por fabricante en el manual para realizar este proceso.

¿Cómo mantener en perfectas condiciones tu cafetera eléctrica?

Todos hemos tenido o conocemos a quien posee una cafetera antigua eléctrica. Pero, ¿cómo podemos conseguir que aquella que acabamos de comprar nos dure muchos años sin perder prestaciones? Debemos seguir estas recomendaciones:

- Limpiar el filtro después de cada uso: nunca debamos dejarlo dentro con el café usado durante horas hasta que volvemos a usar la cafetera.

- Sustituir el filtro: solo si la cafetera eléctrica usa filtros desechables de papel. Debemos retirarlo nada más terminar y dejar el depósito vacío.

- Rellenar el depósito de agua antes de cada uso: dejar que se vacíe por completo puede dañar gravemente los componentes internos de la cafetera.

- Limpiar la cafetera del modo descrito anteriormente una vez a la semana.

- Descalcificar los conductos internos una vez al mes.

Con todo esto lo vas a tener muy fácil a la hora de encontrar y comprar la mejor cafetera eléctrica para tu hogar.

Compras
El redactor recomienda