IDEAL PARA LOS PERÍODOS DE LACTANCIA

Las sillas mecedoras más cómodas para dar el pecho a tu bebé

Una silla mecedora te permitirá relajarte y disfrutar del descanso. Las sillas mecedoras pueden colocarse en salones, dormitorios y también exteriores

Foto: Las sillas mecedoras más cómodas para dar el pecho a tu bebé
Las sillas mecedoras más cómodas para dar el pecho a tu bebé
Autor
Tiempo de lectura13 min

Una mecedora es sinónimo de relax, descanso y confort. La podemos poner en la sala de estar, en el dormitorio o, incluso, en el jardín, terraza o porche de nuestro hogar. Una pieza de mobiliario que da calidez y elegancia a cualquier estancia y que resulta muy útil a la hora de echarnos la siesta, ver la televisión o dar el pecho a nuestro bebé. Sin duda, son los sillones de lactancia recomendados para tranquilizar y dormir a los más pequeños.

Todas estas cualidades las reúne esta mecedora con reposapiés SoBuy. Soporta hasta 120 kg de peso, posee un cómodo asiento acolchado de algodón y cuenta con una robusta estructura de madera de abedul y metal. Por ello, y teniendo en cuenta las excelentes valoraciones que le dan sus usuarios, la hemos elegido como la mejor mecedora dentro de esta comparativa. Mención especial merece también este sillón mecedora Woltu por su versatilidad, elegancia y diseño ergonómico.

El mejor, nuestra elección: Mecedora con reposapiés ajustable SoBuy

La mejor mecedora de la marca SoBuy según las opiniones de los usuarios de Amazon. Su nota media es de 4,2 sobre 5 y luce un 52 % de máximas puntuaciones. “Es una mecedora moderna y de estilo nórdico con funda de algodón en la que, sinceramente, me echo unas siestas maravillosas” dice de ella Ana, a lo que María añade “es muy fácil de montar y muy cómoda. Peso casi 100 kg y, la verdad, no me ha dado ningún problema desde que la tengo”.

Mecedora con reposapiés ajustable SoBuy
Mecedora con reposapiés ajustable SoBuy

Esta mecedora con reposapiernas ajustable en cinco niveles está diseñada para soportar el peso de usuarios de hasta 120 kg. Posee una cubierta acolchada de algodón 100 % que ofrece un tacto muy agradable y que destaca por su capacidad de transpiración, lo que hace que sea cálida en invierno y fresca en verano. También está diseñada para no acumular malos olores. Su estructura es de madera de abedul y acero e incluye un cojín como reposacabezas. Está disponible en beige, gris, negro y rojo.

Ver precio

Segunda opción: Mecedora de madera SONGMICS

Gracias a su 4,3 sobre 5 y a su 60 % de valoraciones de 5 estrellas, esta es la mejor mecedora de la marca Songmics según las reseñas y comentarios de los clientes de Amazon. Por ejemplo, Benjamín nos cuenta sobre ella que “me encanta su diseño moderno con toques clásicos y retro” ya que “me resulta igual de cómoda que la que tenía mi abuela en su casa y que usaba cuando era pequeño”. Asimismo, María José señala “se trata de una mecedora con funda desmontable y fácil de lavar. A mí, que la uso a diario, esto me viene fenomenal. Ha quedado genial en mi salón”.

Mecedora de madera SONGMICS
Mecedora de madera SONGMICS

Aquí hablamos de una mecedora con ángulo de respaldo ajustable y con patas antideslizantes para mayor seguridad. Soporta hasta 120 kg y, gracias a la combinación de madera de abedul y metal, apenas pesa 10 kg. También es muy fácil de montar gracias a sus detalladas instrucciones y ofrece un asiento ergonómico ideal para dar el pecho a un bebé.

Ver precio

Alternativa: Mecedora sillón tapizado WOLTU

Vamos a terminar con el que, según las valoraciones de los usuarios de Amazon, es la mejor mecedora de la marca Woltu. Según Romina, se trata de “una silla de ocio con estructura metálica muy versátil dentro del comedor o la sala de estar”. En cambio, Manuel Antonio se centra en que “es una mecedora pequeña pero muy elegante. La uso para leer, ver la televisión y hasta para jugar a videojuegos cuando me apetece”. Su 4,6 sobre 5 y su 77 % de reseñas de 5 estrellas dan fe de su calidad.

Mecedora sillón tapizado WOLTU
Mecedora sillón tapizado WOLTU

Este sillón mecedora está disponible en gris claro y gris oscuro y cuenta con una sólida estructura metálica sobre la que se asientan dos patas curvadas de madera para posibilitar el balanceo. Es capaz de aguantar hasta 100 kg de peso y su acolchado cubierto de tela resulta ergonómico y cómodo. El asiento tiene unas dimensiones de 40 x 40 cm.

Ver precio

¿Cómo elegir una mecedora y qué tener en cuenta antes de comprar una?

Según las opiniones en mecedoras analizadas, estos son los factores de compra que debemos considerar antes de elegir:

  1. Diseño: las mecedoras más cómodas incluyen un respaldo alto, reposapiés, reposabrazos y reposacabeza.
  2. Materiales: en interiores, la madera y el metal son los más adecuados. En exteriores, es mejor decantarse por mecedoras impermeables de mimbre.
  3. Funda acolchada: preferiblemente, debe estar confeccionada en tela lavable o antimanchas y contar con espuma de alta densidad.
  4. Uso: no es lo mismo una mecedora de lactancia que una mecedora en la que queramos, simplemente, sentarnos a descansar.
  5. Estilo: hay mecedoras de diseño nórdico, minimalista, retro, vintage... la elección siempre debe ser acorde con la decoración dada a la estancia en la que la vamos a colocar.
  6. Durabilidad: para asegurarnos de que se mantendrá perfectamente con el paso del tiempo debemos fijarnos en la garantía ofrecida por el fabricante. Como mínimo, debe ser de un año.
  7. Respaldo ajustable: al poder reclinarlo obtendremos una posición más adecuada a nuestras necesidades y características físicas.
  8. Seguridad: una mecedora con bloqueo de deslizamiento y patas antideslizantes nos brindará la garantía de que no se volcará si nos balanceamos con excesiva fuerza.
  9. Precio de la mecedora: por entre 60 € y 90 € podemos encontrar mecedoras de muy buena calidad y de diseño elegante y moderno.
  10. Marcas: SoBuy, Songmics y Woltu han sido las firmas mejor valoradas por los usuarios dentro de esta comparativa.

¿Qué es una mecedora?

Una mecedora es una silla que cuenta con una base curvada que permite su balanceo hacia adelante y hacia atrás. Esto provoca una marcada sensación de relajación en quienes la usan. Al contrario que sucede con cualquier otro tipo de silla, solo se apoya en el suelo en dos puntos, no en cuatro.

¿Para qué y cómo funciona?

El funcionamiento de un sillón mecedora para adultos, niños o bebés es muy simple. Al contar con una base curvada, el usuario al sentarse solo tiene que dar algo de impulso hacia atrás para que esta empiece a balancearse suavemente.

Además, una butaca mecedora regulable puede tener un sinfín de usos:

- Relajarnos tras un duro día de trabajo.

- Calmar a nuestro bebé cuando está llorando.

- Dar el pecho a un bebé.

- Echarnos la siesta.

- Leer cómodamente un libro.

- Ver la televisión en una posición ergonómica.

- Etc.

¿Cuántos tipos de mecedora existen?

  1. Mecedora clásica: la de toda la vida. Cuenta con una robusta base de madera, con reposabrazos y con un respaldo alto que llega por encima de la cabeza para poder apoyar el conjunto de la parte superior del tronco.
  2. Silla balancín: es un tipo de mecedora muy similar al anterior pero que cuenta con una base mucho más grande y que posibilita un movimiento de balanceo más amplio.
  3. Sillón de lactancia: se trata de una mecedora de diseño ergonómico específicamente diseñada para que las madres adquieran una postura correcta al dar el pecho a sus hijos y no sufran posteriormente dolores de espalda.
  4. Hamaca mecedora: se diferencia de las demás en posibilitar una posición tumbada o semi-tumbada.
  5. Mecedora plegable: puede ser de cualquier tipo. Su estructura se pliega sobre sí misma para ocupar menos espacio en casa mientras no la estamos usando.
  6. Mecedora acolchada: es una variante de la mecedora clásica que cuenta refuerzos acolchados en el asiento, la zona lumbar y la zona cervical.
  7. Cuna mecedora: o mecedora para bebés. Permite al pequeño tumbarse y descansar sobre un cómodo colchón y facilita a sus padres balancearlo para que se quede dormido más rápido.
  8. Mecedora columpio: generalmente, se trata de un tipo de mecedora para jardín y que cuenta con más de una plaza. Dispone de una estructura superior que sirve para protegernos del sol y que mantiene suspendidos los asientos, de ahí su nombre.
  9. Mecedora eléctrica: o mecedora automática. Dispone de un mecanismo eléctrico que se encarga de realizar el balanceo por sí mismo, es decir, sin necesidad de que el usuario dé impulso.

Lugares óptimos para usar una mecedora

Debemos elegir siempre la mecedora recomendada para el lugar de la casa en el que la vamos a colocar. Hay todos estos tipos:

  1. Mecedora para sala de estar.
  2. Mecedora para salón.
  3. Mecedora para terrazas.
  4. Mecedora para comedor.
  5. Mecedora para dormitorio.
  6. Mecedora para porche.
  7. Mecedora para jardín.

Las mecedoras permiten descansar en diversas zonas de la casa: salón, terraza, comedero, dormitorio o jardín

Las mecedoras de mimbre son las más adecuadas para exteriores. Esto es así por su elevada resistencia al sol, a la humedad y al frío. En cambio, en interiores, las mecedoras de madera y metal quedan mucho mejor.

¿De qué forma ayuda tener una mecedora para la salud?

Las mejores mecedoras del mercado reportan todos estos beneficios para la salud:

  1. Reducción del estrés.
  2. Recuperación muscular después de hacer ejercicio.
  3. Permiten adquirir una postura más adecuada para personas con artrosis y otros problemas en las articulaciones.
  4. Ayudan a calmar a los bebés.
  5. Son perfectas para que las madres estén cómodas mientras dan el pecho.
  6. Resultan muy cómodas y adecuadas para ver la televisión y leer.
  7. Nos ayudan a decorar.

¿Por qué es recomendable para una madre tener una mecedora?

Para una madre, comprar una mecedora es muy aconsejable por varias razones:

- Permite adquirir la posición correcta para dar el pecho al bebé: con la espalda bien recta y los codos apoyados en los reposabrazos.

- Previene los dolores de espalda típicos de la lactancia: las mejores mecedoras reducen la presión en la zona lumbar y dorsal mientras se sujeta al bebé.

- Facilidad para dormir al bebé: el balanceo ayuda a relajarle y a que concilie el sueño antes.

- Mejora de la circulación: el movimiento de las mecedoras facilita que el flujo sanguíneo llegue mejor a las piernas de la madre. De hecho, se considera muy importante de cara a prevenir las varices en mujeres que acaban de dar a luz.

- Mayor producción de leche materna: varios estudios certifican que el vaivén de las mecedoras ayuda a generar más leche y a que esta salga con mayor facilidad.

- Menos cólicos en el bebé: el balanceo también se traduce en menos posibilidades de que el pequeño vomite o acumule gases.

¿Mecedoras para bebés? ¿En qué benefician?

Las mecedoras infantiles para bebé también aportan múltiples beneficios para el pequeño:

- Ofrecen al bebé un espacio cómodo y seguro para descansar y dormir.

- Son muy útiles para que deje de llorar.

- Proporcionan tranquilidad, paz y relajación al bebé.

- La mayoría admiten la colocación de juguetes y elementos que captan su atención y lo mantienen entretenido.

- Son útiles para estimular el aprendizaje del pequeño.

- Reducen las posibilidades de que el niño sufra cólicos y problemas de gases.

¿Podemos usar una mecedora en exteriores?

Claro que sí. De hecho, hay multitud de mecedoras específicamente diseñadas para jardines y terrazas. Solo debemos fijarnos en los materiales en que han sido fabricadas a la hora de elegirlas.

Generalmente, el mimbre es el material más adecuado para mecedoras de exteriores por su resistencia a los factores climáticos adversos (calor, frío, humedad, etc.), aunque también las hay de maderas barnizadas muy resistentes. No conviene elegirlas de metal ya que acumulan mucho el calor.

¿Cuáles son los mejores materiales para una mecedora?

Las mejores mecedoras suelen estar fabricadas en cualquiera de estos materiales:

En el mercado puedes encontrar mecedoras compuestas de madera, metales, plástico o las clásicas de mimbre

  1. Mecedoras de madera: sin duda, las mejores para interiores por su resistencia, versatilidad y diseño. En exteriores solo se deben usar si poseen barnices y tratamientos específicos ya que el sol, el calor y la humedad les afectan negativamente.
  2. Mecedoras de metal: menos habituales, pero idóneas para ambientes de estilo moderno. Son también bastante robustas, aunque acumulan bastante el calor y el frío. Las mecedoras de aluminio están especialmente de moda.
  3. Mecedoras de plástico: son mecedoras baratas y, generalmente, recomendadas para niños.
  4. Mecedoras de mimbre: las adecuadas para patios, jardines, terrazas y espacios exteriores en general por su buena resistencia a la intemperie.

¿Mecedora de madera o metal? ¿Cuál es mejor?

Una duda frecuente que nos hemos encontrado en esta comparativa de mecedoras. Si buscamos una mecedora de diseño retro o vintage, que destaque por ofrecer el máximo confort y ergonomía, entonces lo mejor es apostar por una de madera. En cambio, si nos preocupa más dar un toque moderno a la estancia, es más conveniente elegir una mecedora de metal.

¿Cómo hacer una mecedora en casa?

Aunque existen muy buenas ofertas en mecedoras, muchas personas prefieren fabricarlas ellas mismas, sobre todo, si son diestros en tareas de bricolaje. Esta es una guía paso a paso de cómo hacer una.

  1. Buscamos una silla de madera que tengamos en casa, que no le demos excesivo uso y que queramos convertir en una mecedora.
  2. Medimos la distancia que hay entre las patas delanteras y las traseras.
  3. Vamos a una carpintería y compramos dos tablones de madera que, aproximadamente, sean 20 cm más largos que la medida tomada anteriormente. También deben ser lo más anchos posible para darles la curva.
  4. Dibujamos en los tablones de madera la curva que queremos obtener.
  5. Empleamos una sierra de calar con una hoja adecuada para el tipo de madera y realizamos el corte en curva.
  6. Con una lija de grano medio, pulimos y perfeccionamos el corte.
  7. Ahora cogemos la silla y le damos la vuelta. Debemos apoyarla en un lugar estable.
  8. Utilizaremos láminas o crucetas metálicas para unir la silla y las nuevas patas curvadas. Así que las presentamos y marcamos con un lápiz los agujeros.
  9. Realizamos los agujeros con un taladro y una broca de 4 mm.
  10. Colocamos y apretamos los tornillos y nuestra mecedora casera ya estará lista.

¿Cuáles son las mecedoras más recomendadas del mercado?

Estas son las mejores marcas de mecedoras del mercado. Sus compradores las destacan por encima de las demás por su buena relación calidad-precio:

  1. SoBuy: esta marca se centra en el diseño de mecedoras con apoyacabezas y con reposapiés ajustable de diseño nórdico. Además, sus principales creaciones son bastante económicas y ofrecen un buen nivel de confort, resistencia y durabilidad.
  2. Songmics: la opción recomendada para quienes buscan un sillón tumbona con función de mecedora y tela antimanchas. Sus diseños, aunque modernos, tienen toques más clásicos.
  3. Woltu: ¿es posible transformar un cómodo sillón en una mecedora tapizada? La respuesta es que sí. Lo demuestra esa marca que da prioridad a la elegancia en sus diseños y que se especializa en la producción de robustas estructuras de metal y madera.

Toda esta información te será muy útil para comprar la mejor mecedora para tu casa. ¡Aprovéchala!

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios