DISFRUTA SEGURO DE LA PASIÓN SOBRE 2 RUEDAS

Los mejores cascos para motocross para niños y adultos

Disfruta de una experiencia extrema protegiendo tu cabeza de golpes y caídas con algunos de los mejores cascos para motocross para vivir la adrenalina de pilotar seguro

Foto: Cascos para motocross
Cascos para motocross
Autor
Tiempo de lectura17 min

El motocross es un deporte de motor que apasiona a niños, jóvenes y adultos. Brinda la posibilidad de disfrutar de una experiencia extrema en circuitos de barro y tierra repletos de saltos y giros imposibles. Esto hace indispensable preservar al máximo la seguridad mediante el uso, obviamente, de cascos para motocross que brinden a la cabeza la protección que necesita frente a posibles golpes e impactos provocados por caídas. Todo ello, claro está, sin perjudicar la visibilidad ni el confort del piloto.

Esto lo cumple a la perfección el Yema Helmet YM-915. Lo hemos elegido como el mejor casco de motocross dentro de esta comparativa gracias, en primer lugar, a las excelentes valoraciones que le otorgan sus usuarios en Amazon, así como por su homologación ECE 22.05, su correa reforzada de liberación rápida y su forro extraíble y lavable. Mención especial merece también este Westt Cross por su ligereza y su sistema de doble visera. Dos cascos para motos de cross seguros, fiables y con una buena relación calidad-precio.

El mejor, nuestra elección: Casco homologado para motocross YEMA HELMET

El mejor casco para motocross de la marca Yema Helmet según las opiniones de los usuarios de Amazon luce una nota media de 4,4 sobre 5 y un 65 % de reseñas de 5 estrellas. Una de ellas la reporta Noelia, que dice “es un casco de motocross con forro antibacteriano muy cómodo y con espacio para auriculares Bluetooth y gafas de sol. Lo recomiendo”. Otra la publica David, que prefiere centrarse en que “mi mujer y yo lo tenemos ya que es unisex y nos encanta su diseño. Es resistente y de muy buena calidad”.

Casco homologado para motocross YEMA HELMET
Casco homologado para motocross YEMA HELMET

Este casco de motocross con revestimiento aerodinámico de plástico ABS y homologado según la Normativa Europea ECE 22.05 dispone de una correa reforzada con cierre micrométrico de liberación rápida que garantiza su perfecta sujeción a la cabeza. Posee un relleno interior multidensidad EPS con orificios de ventilación para la entrada y salida del aire. Su forro se puede extraer fácilmente para lavarlo a mano o a máquina y está disponible en cuatro tallas diferentes.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Casco de motocross infantil YEMA HELMET

Con un 4,3 sobre 5 y un 67 % de valoraciones de 5 estrellas, este puede definirse como el mejor casco infantil para motocross de la marca Yema Helmet según los clientes de Amazon. “Se trata de un casco de motocross para niños de diseño juvenil que, gracias a su homologación de la UE, también pueden ponerse al circular por carretera en una moto normal” nos cuenta sobre él Óscar. Asimismo, Marisa añade “le regalé a mi hijo hace un par de meses este casco de motocross con almohadilla de mejillas y está encantado con su versatilidad y su diseño. Lo usa también para ciclismo y patinaje todoterreno”.

Casco de motocross infantil YEMA HELMET
Casco de motocross infantil YEMA HELMET

Aquí hablamos de un casco para motocross con forro desmontable y lavable especialmente diseñado para niños. De hecho, se encuentra disponible en dos tallas y cuenta con una estética colorida y muy original. Su carcasa exterior, recubierta con barniz y laca mate, es de plástico ABS de gran resistencia y su relleno es de espuma EPS. Dispone también de un cierre de seguridad, orificios de ventilación y espacio para gafas de sol.

Comprar en Amazon

Alternativa: Casco de motocross integral con doble visera Westt

Concluimos esta comparativa con el que, a tenor de las reseñas de usuarios de Amazon, es el mejor casco de motocross de la marca Westt. Posee un 4,2 sobre 5 de nota media y un 61 % de máximas puntuaciones en este portal. Ainhoa indica sobre él que “es muy ligero y resistente” y que “su forro interior no genera olores y aporta mucho confort”. Por su lado, Álvaro apostilla “es un casco de motocross con doble visera de policarbonato anti rayas que protege muy bien los ojos y facilita la visión”.

Casco de motocross integral con doble visera Westt
Casco de motocross integral con doble visera Westt

Este casco de motocross dispone de un doble sistema de visera y pesa solo 1600 gramos. Esto es posible gracias a su carcasa ABS y a su relleno multidensidad EPS. Cuenta con el certificado de homologación de la UE ECE R22.05 y su forro es acolchado, extraíble y transpirable. De hecho, se puede lavar a máquina. Dispone también de un diseño muy sobrio en negro y un cierre rápido por hebilla que protege especialmente la zona de la barbilla.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir el mejor casco para motocross y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Antes de decidirnos por una oferta en cascos de motocross u otra debemos analizar los siguientes aspectos de compra:

  1. Material de la carcasa: los mejores cascos de motocross equipan cubiertas ligeras de kevlar o fibra de carbono resistente a los arañazos.
  2. Relleno interior: el material más adecuado es la espuma de poliéster expandido. Los cascos para motocross baratos usan poliuretano o poliestireno expandido. Son también opciones seguras pero ofrecen menos protección.
  3. Forro anti-ácaros lavable: esto evitará que se generen malos olores por culpa del sudor y que podamos limpiarlo cómodamente después de cada uso.
  4. Transpiración: los cascos de motocross con ventilación incorporan orificios que posibilitan el flujo del aire en su interior. Estos deben poseer un reducido tamaño, ubicarse en lugares estratégicos que no comprometan la seguridad y disponer de mallas que eviten la penetración de polvo, insectos, piedras, etc.
  5. ¿Visera incorporada o no?: dependerá de los gustos del usuario. Los cascos para motocross con doble visera o visera estándar para la luz ultravioleta solo se recomiendan a usuarios sin problemas de visión o que usen lentillas. En los demás casos es preferible usar unas gafas compatibles.
  6. Diseño ergonómico: un casco de motocross de altura ajustable nos permitirá acondicionarlo exactamente a nuestras necesidades. En cualquier caso, debemos prestar atención previamente a la talla.
  7. Estética: hay modelos en un solo color y otros que poseen llamativos diseños con estampados e ilustraciones.
  8. Cierre: debe proporcionar un ajuste perfecto al mentón y garantizar que no se abrirá en ningún caso si sufrimos un golpe o una caída.
  9. Precio de los cascos de motocross: por entre 60 € y 70 € podemos comprar un modelo homologado y de muy buena calidad.
  10. Mejores marcas: según las opiniones en cascos para motocross analizadas aquí, Yema Helmet y Westt son dos fabricantes muy interesantes por su buena relación calidad-precio.

¿Qué es un casco para motocross?

Los cascos de motocross, también llamados cascos offroad debido a que están pensados para utilizarse en senderos y caminos que no son de asfalto, son accesorios de protección para la cabeza del motociclista. Poseen una serie de características que los definen:

  1. Protección total: cubren la totalidad de la cabeza, es decir, desde la nuca al conjunto del rostro, incluyendo el mentón. Son siempre cascos integrales.
  2. Gran dureza y ligereza: equipan carcasas ligeras de kevlar o fibra de carbono muy resistentes en su parte exterior. Estos materiales pesan muy poco.
  3. Excelente absorción de los impactos: gracias al uso de rellenos de poliéster expandido, que ofrece una mejor respuesta que la espuma de poliuretano expandido que equipan los cascos de moto habituales.
  4. Pantallas protectoras: en forma de viseras para evitar que el barro y el polvo llegue a los ojos. Algunos motociclistas prefieren emplear gafas de motocross, sobre todo, si necesitan graduación óptica.
  5. Ventilación: filtran el aire exterior para evitar que el polvo llegue a las vías respiratorias.

¿Para qué sirve y por qué usarlo?

Los cascos de motocross para adultos y niños sirven para proteger la cabeza de los impactos que pueden producirse durante la práctica de esta disciplina deportiva:

  1. Caídas y golpes contra la superficie de tierra y contra raíces, rocas, etc.
  2. Golpes contra ramas de árboles ubicadas a escasa altura.
  3. Impactos de piedras y otros elementos que salgan despedidos por el movimiento de la moto.

Pero, además, los cascos de motocross profesionales también impiden que el polvo, el barro y la humedad penetren en su interior y afecten a la respiración y/o a la visión del piloto. También protegen sus oídos del elevado nivel de ruido generado por este tipo de motocicletas.

Todo ello los convierten en accesorios de seguridad imprescindibles sin los cuales correríamos un alto riesgo de sufrir graves lesiones en la cabeza y el cuello si nos caemos. De hecho, los mejores cascos de motocross reducen el riesgo de sufrir una lesión craneal en un 50 % y la mortalidad en un 42 % según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

¿Te gusta ir sin casco en tu moto de cross? Además de ser inconsciente y poner en riesgo tu vida, te enfrentas a una multa

Además, el uso de casco es obligatorio siempre que se monte en motocicleta, sin importar del tipo que sea. Esto aparece en el artículo 118 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre).

Tipos de cascos

Podemos distinguir todos estos tipos de cascos de motocross:

  1. Casco integral: está fabricado en una sola pieza y cubre desde la nuca hasta el mentón. Por ello, ofrece el máximo grado de protección al piloto y dispone de un diseño muy aerodinámico. Es el más completo y seguro. Se considera un tipo de casco de motocross para ciudad.
  2. Casco offroad: es el tipo de casco de motocross recomendado para la práctica de enduro, que se considera la disciplina más peligrosa. Posee un diseño muy agresivo y también ofrece protección total sobre la cabeza y el cuello. Son también cascos impermeables y de diseño ergonómico.
  3. Casco trail: aquí hablamos también de un casco integral pero provisto de una visera mucho mayor. De hecho, esta ocupa casi la totalidad de la parte delantera del casco para ofrecer al piloto el máximo grado de visibilidad. Eso sí, no le protegen acústicamente tan bien como los de trial.

Sin embargo, existen otros cascos que, aunque no estén pensados para la práctica del motocross, merecen una mención especial:

  1. Casco trial: posee unas características muy similares a las del casco offroad. Sin embargo, no es integral ya que no cubre la zona del mentón. Esto se debe a que también está pensado para correr en circuitos interiores.
  2. Casco dual: básicamente, se trata de un casco de trial cuyo diseño ha sido retocado para adaptarse a las necesidades y exigencias de los conductores de motocicletas en ciudad. Son más cómodos, protegen mejor del ruido y disponen de formas menos aerodinámicas.
  3. Casco abatible: la visera y la zona del mentón se puede levantar hacia arriba para ser utilizado como un casco jet. Es decir, puede usarse como un casco integral o no según se desee.
  4. Casco classic: es un tipo de casco que ofrece muy poca protección ya que no cubre ni el rostro ni la nuca. De hecho, prácticamente solo lo usan conductores de scooters en ciudad y las autoridades llevan años planteándose prohibirlos.
  5. Casco jet o calimero: parece a simple vista un casco integral pero no lo es ya que no cubre la zona del mentón. Ofrece un grado de protección intermedio y da prioridad a la ventilación, la frescura y la transpiración durante los meses de verano.

¿Cuándo es necesario usar un casco de motocross?

La utilización de cascos de motocross resistentes es básica siempre que vayamos a realizar esta disciplina deportiva. Esto se debe a que poseen diseños y estructuras específicamente diseñadas para proteger la cabeza del piloto de los riesgos para la seguridad asociados de forma intrínseca al motocross.

Tanto si vas a sacar tu moto de cross para hacer unos saltos como si vas de ruta por las pistas de tierra, usa el casco

Sin embargo, ponernos un casco de motocross homologado es muy recomendable también al salir a dar un paseo por senderos de tierra con nuestra motocicleta. Aunque esta no sea una actividad tan agresiva y peligrosa, lleva asociada riesgos similares.

¿De qué manera protegen los cascos?

Los mejores cascos de motocross poseen una carcasa ligera, dura y muy resistente en su parte externa. Esta tiene el objetivo de repeler los impactos que durante la marcha provocan las pequeñas piedras presentes por el camino por el que pasa la moto.

Dentro de esta carcasa hay un relleno de espuma de poliéster expandido. Esta tiene la función de absorber la energía de los impactos para evitar que llegue directamente a la cabeza del piloto. Pero, ¿cómo?

Cuando el usuario cae y se golpea, por ejemplo, contra una piedra, la fuerza del impacto se concentra sobre un punto muy reducido de la carcasa del casco de motocross. Esa fuerza, a continuación, llega a la espuma de poliéster expandido, que la reparte por el conjunto de su estructura o, al menos, por una superficie mucho mayor.

Al repartirse la energía del golpe gracias a este material, el impacto no llega o lo hace mucho más debilitado a la cabeza del piloto, de modo que el riesgo de sufrir una lesión en el cráneo es exponencialmente más reducida.

Por su lado, los cascos de motocross resistentes a fuertes impactos también protegen los ojos del sol y del polvo mediante viseras de protección. Hacen lo mismo también con la boca y la nariz para permitir al piloto respirar con normalidad y los oídos para que el ruido de la motocicleta no le afecte.

Tips para iniciar en el mundo del motocross

En primer lugar, debemos hacernos con un equipamiento de seguridad para motocross que incluya, al menos, un casco para motocross transpirable de tipo integral, un mono que cubra la totalidad del cuerpo y que cuente con protecciones adicionales en las rodillas, las caderas, los hombros y los codos y unos guantes. Unas botas impermeables y unas gafas de sol tampoco nos vendrán mal.

Después, debemos tener en cuenta los siguientes consejos para iniciarnos en el motocross:

  1. Buena condición física: los saltos y los giros requieren de bastante fuerza para controlar la motocicleta. Por ello, debemos entrenar a diario nuestra potencia y resistencia.
  2. Conocimiento de la moto: debemos saber cómo se comporta en todo tipo de situaciones. Para ello, lo mejor es usarla a menudo y entrenar por diferentes tipos de senderos.
  3. Control y equilibrio sobre la moto: para conseguirlo, es necesario mantener las piernas junto al guardabarros y en posición ligeramente adelantada al tronco. Además, los codos deben estar lo más arriba posible.
  4. Frenar: siempre hay que hacerlo sentado y sujetando el tanque de gasolina entre los muslos de las piernas. Esta posición impedirá que volquemos hacia delante.
  5. Acelerar: la posición adecuada es levantándonos del asiento, inclinando el tronco en un ángulo de 45º respecto al suelo y doblando los brazos para formar un ángulo recto (90º). Esto nos garantizará un mayor control de la moto y mayor estabilidad al superar los baches.
  6. Giros: mejor hacerlos sentados si queremos evitar derrapar. Además, debemos ponernos lo más cerca del manillar posible para no comprimir demasiado ni el amortiguador trasero ni la horquilla delantera, lo que se traduciría en pérdidas de tracción.

¿Desde qué edad se puede practicar este deporte?

Depende del caso, pero se deben cumplir algunos requisitos:

  1. El niño debe saber montar en bicicleta perfectamente y sin ayuda.
  2. El niño tiene que desenvolverse correctamente con una bici de montaña en senderos de tierra y grava.

Muchos niños tienen la coordinación suficiente como para aprender a montar en bici a partir de los 3 años. Sin embargo, otros no lo consiguen hasta los 5-6 años. Solo cuando se cumplan los dos requisitos anteriores se les puede comprar una moto adaptada a su tamaño y apuntarlo a una escuela de motocross. Generalmente, estas instituciones aceptan a niños a partir de 4 años y suelen realizar pruebas de acceso para comprobar que tienen las habilidades suficientes. Sin embargo, no empiezan a competir hasta los 6 años.

Los niños que practican motocross disfrutan de una mejor condición física y evitan el sobrepeso y el sedentarismo. Además, aprenden la importancia de la disciplina, del esfuerzo y de la constancia para alcanzar sus objetivos. Este deporte también les ofrece un hobby con el que salir de su rutina y ganar confianza en sí mismos.

Sin embargo, este deporte de motor implica para los más jóvenes los mismos riesgos que para los adultos (caídas, golpes en la cabeza y en el resto del cuerpo, etc.). Por ello, es fundamental que cuenten con cascos de motocross para niños, con monos de protección y con todos los demás elementos de seguridad necesarios.

¿Qué equipamiento necesito para practicar motocross?

Comprar un casco de motocross es lo más importante. Pero, además, necesitamos contar con

  1. Gafas de sol: para proteger los ojos del sol y de las salpicaduras. Pueden estar integradas en el casco.
  2. Botas: deben ser altas, robustas y resistentes y disponer de presillas de cierre rápido. Su diseño debe permitir mantener los pies cómodamente durante bastante tiempo sobre las estriberas.
  3. Guantes: con protecciones en los nudillos y capaces de brindar un buen tacto y agarre al manillar.
  4. Mono de motocross: o, en su defecto, un conjunto de camiseta y pantalón de poliéster que ofrezca una total libertad de movimientos, buena transpiración y capacidad para integrar otros elementos de seguridad.
  5. Media y camiseta interior: de poliéster o lycra. Debe adherirse al cuerpo como una segunda piel para aislarlo de la humedad y el frío. También se usan para evitar rozaduras.
  6. Faja: se utiliza para garantizar la correcta posición de la zona lumbar y para protegerla de golpes.
  7. Peto: igual que la faja, pero para la parte superior del pecho y para los hombros.
  8. Neckbrace o collarín: es el único elemento que nos protege de sufrir un latigazo cervical. Se coloca al peto y por debajo de las axilas.
  9. Coderas y rodilleras: de fibra de carbono. Los monos de motocross integran estos elementos.

¿Dónde puedo practicar motocross?

Las motos de cross no son vehículos homologados y, por tanto, no pueden utilizarse para circular por carretera. De hecho, ni siquiera requieren de documentación (ITV, seguro de responsabilidad civil obligatoria, etc.). Esto hace que solo puedan utilizarse en los siguientes lugares:

  1. Caminos y senderos no habilitados para la circulación de vehículos sí homologados.
  2. Fincas y terrenos de propiedad privada.
  3. Circuitos privados o públicos.

Actualmente, en España hay casi un centenar de circuitos específicos para la práctica de motocross. Los públicos no suelen cobrar a sus usuarios, pero los privados sí. Generalmente, pasar una hora pilotando en cualquiera de ellos tiene un precio de entre 15 € y 30 €.

¿Cuáles son los mejores cascos para motocross?

Al realizar esta comparativa de cascos para motocross nos hemos dado cuenta de que los modelos mejor valorados por los usuarios pertenecen a estas marcas:

  1. Yema Helmet: la opción ideal para quienes buscan un casco para motocross unisex con buena relación calidad-precio. De hecho, también los diseña para niños y para la disciplina enduro. Se trata de cascos con visera de sol retráctil en muchos casos muy resistentes y cómodos.
  2. Westt: para muchos, esta es la mejor marca de cascos de motocross. Elabora unos diseños muy atractivos y transgresores y disponen de sistemas de protección integral para la cabeza. Además, cumplen con duras y exigentes pruebas de seguridad para garantizar el bienestar de sus usuarios.

Ya dispones de todo lo necesario para comprar el mejor casco para motocross para garantizar tu seguridad mientras disfrutas de tu deporte preferido.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios