VITAMINAS Y ENERGÍA PARA TU DÍA A DÍA

Los mejores complejos vitamínicos para personas estudiantes y deportistas

Supera la fatiga o cansancio acumulado con descanso y los mejores complejos vitamínicos. Descubre como superar un déficit de vitaminas y minerales de forma saludable

Foto: Los mejores complejos vitamínicos para personas estudiantes y deportistas
Los mejores complejos vitamínicos para personas estudiantes y deportistas
Autor
Tiempo de lectura17 min

Un complejo vitamínico puede ser la solución a nuestros problemas de cansancio y fatiga. De hecho, en su composición están las vitaminas, oligoelementos y minerales que necesitamos a diario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por ello, también nos resultará de gran ayuda para disfrutar de un mejor rendimiento mental, para fortalecer nuestra piel, cabello y huesos y para disfrutar de un tono muscular óptimo. En definitiva, para sentir un mayor bienestar físico y mental.

El mejor ejemplo de ello es el ofrecido por el suplemento alimenticio Inessa Wellness que encabeza esta comparativa. Ha sido elegido como el mejor complejo vitamínico actual tras analizar las opiniones de cientos de usuarios de Amazon gracias a su exclusiva composición perfecta para deportistas y para veganos, celíacos e intolerantes a la lactosa y para personas con problemas de estrés y ansiedad. Algo similar ocurre con el multivitamínico GloryFeel, que se presenta en píldoras fáciles de tragar y que ofrece un tratamiento para hasta 15 meses. Dos opciones muy interesantes para sentirnos mejor.

El mejor, nuestra elección: Complejo vitamínico contra el cansancio Inessa Wellness

El mejor complejo vitamínico de la marca Inessa Wellness según las opiniones de los usuarios de Amazon. Su nota, de 4,8 sobre 5 con un 83 % de máximas puntuaciones, así lo demuestra. Rebecca dice de él “un suplemento a base de vitaminas para veganos” y que “me ayuda a complementar mi dieta sin productos de origen animal”. Por su lado, Daniel nos cuenta que “soy celíaco y necesitaba un complejo vitamínico sin gluten. Este me da todo lo que necesito”.

Uno de los mejores complejos vitamínicos de la marca Inessa
Uno de los mejores complejos vitamínicos de la marca Inessa

Este complejo vitamínico de alta asimilación proporciona la dosis óptima de vitamina A, B, C, D, E y K que el organismo necesita. Carece de elementos de origen animal, de gluten y de lactosa, por lo que es apto para veganos, celíacos e intolerantes a la leche. Está recomendado para prevenir el cansancio y la fatiga, así como para equilibrar el sistema nervioso. De hecho, también es un suplemento vitamínico para la ansiedad.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Complejo multivitamínico para hombres y mujeres GloryFeel

Proseguimos con el mejor complejo vitamínico de la marca GloryFeel según los comentarios de los clientes de Amazon. Su valoración es de 4,5 sobre 5 con un 74 % de reseñas de 5 estrellas. “Un suplemento vitamínico para mujeres y hombres que me hace sentir mejor a diario” afirma sobre él María Lobato, mientras que David M. se centra en que “sirve para todo. Su composición es perfecta para prevenir el cansancio, fortalecer el pelo y la piel, recuperar lesiones en huesos, músculos y dientes...”.

Complejo de vitaminas Glory Feel
Complejo de vitaminas Glory Feel

Aquí hablamos de un complejo vitamínico formado por pastillas pequeñas y fáciles de tragar. Cada bote incluye 450 comprimidos. Puesto que se recomienda tomar uno al día, ofrece tratamiento para 15 meses. Cada una de ellas contiene la cantidad exacta necesaria de vitaminas del grupo B, C, D y E, así como zinc, calcio, selenio y botina. También es vegano y libre de gluten y con su compra se incluye un libro electrónico para seguir una dieta equilibrada.

Comprar en Amazon

Alternativa: Complemento alimenticio Multicentrum Plus

A tenor de las valoraciones de los usuarios de Amazon, este es el mejor complejo vitamínico de la marca Multicentrum. Se trata, según Ángeles, de un “complemento alimenticio con una excelente relación calidad-precio” y de “marcado carácter revitalizante”. A esto añade Kilian que “puede considerarse un suplemento vitamínico barato, pero lo cierto es que ha sido elegido producto del año en 2019. ¿Qué mayor garantía de confianza y seguridad se puede pedir?”. Su puntuación en este portal es de 4,1 sobre 5 con un 62 % de valoraciones de 5 estrellas.

Complemento alimenticio Multicentrum Plus
Complemento alimenticio Multicentrum Plus

Este complejo multivitamínico está recomendado para adultos mayores de 18 años y posee un alto contenido en vitaminas del grupo B. Además, cuenta con ginseng para prevenir el cansancio y Ginkgo Biloba para mejorar el rendimiento mental. No posee ni gluten ni azúcar.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir un complejo alimenticio y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

De nada nos va a servir lanzarnos a por una oferta en complejos vitamínicos si no va a paliar nuestra carencia. Por ello, debemos tener en cuenta lo siguiente antes de comprar uno:

  1. Vitaminas que lo forman: hay complejos vitamínicos para los huesos, para la menopausia, para embarazadas... debemos elegir en base a nuestra necesidad.
  2. Enfermedades: ¿tensión alta? ¿Exceso de azúcar en sangre? Antes de comprar, debemos revisar que se trata de un complejo vitamínico apto para hipertensos, diabéticos, celíacos, etc.
  3. Cantidad: cuanta más, mejor, ya que así el precio del complejo vitamínico nos saldrá más económico.
  4. Formato: el complejo vitamínico puede presentarse en forma de comprimidos, jarabe o inyección intravenosa.
  5. Marca: actualmente, las mejores marcas de complejos vitamínicos son Multicentrum, Inessa Wellness y GloryFeel, aunque hay otras muy interesantes.

¿Qué es un complejo vitamínico?

Un complejo vitamínico es un preparado en forma líquida o en comprimidos que contiene una determinada combinación de vitaminas, que son nutrientes heterogéneos indispensables para el correcto funcionamiento fisiológico del organismo. Su consumo se recomienda a hombres, mujeres y niños que, ya sea por su edad, por seguir una alimentación inadecuada, por realizar una actividad física alta, por sufrir estrés o por padecer una enfermedad o trastorno asociado, tienen unas necesidades vitamínicas especiales.

¿Cómo están compuestos y para qué sirven los complejos vitamínicos?

Ya se trate de un complejo vitamínico en jarabe, en ampollas, intravenoso o masticable, podrá estar formado por una o varias de las siguientes sustancias:

  1. Vitamina A.
  2. Vitaminas del grupo B: B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12.
  3. Vitamina C.
  4. Vitamina E.
  5. Vitamina K.

Además, en su composición suele haber también minerales (hierro, zinc, potasio...) indispensables para posibilitar la asimilación y metabolización de dichas vitaminas, así como otros nutrientes adicionales de utilidad para el organismo. En concreto, su consumo es recomendable en los siguientes casos:

  1. Combatir el cansancio y la fatiga.
  2. Reducir el estrés.
  3. Fortalecer el organismo para hacer ejercicio intenso.
  4. Embarazos.
  5. Revitalizar el cabello y la piel.
  6. Prevenir las arrugas.
  7. Durante la menopausia.
  8. Reforzar la memoria.
  9. Combatir la hipertensión y la diabetes.
  10. Estimular el crecimiento óseo y muscular y favorecer su regeneración en caso de lesión.

Tipos de complejos vitamínicos

Fundamentalmente, podemos distinguir tres tipos de complejos vitamínicos:

  1. Complejo multivitamínico: es el más habitual. También se llama complejo vitamínico completo y está formado por una gran variedad de vitaminas (A, B, C, D...). Generalmente, se encuentra reforzado con minerales. Su único problema es que son poco específicos y, en muchas ocasiones, tienen nutrientes que el organismo no necesita y que son desechados automáticamente.
  2. Complejo vitamínico B: solo dispone de vitaminas del grupo B (B1, B6, B12...). Se recomienda para intoxicaciones alcohólicas leves y es bastante efectivo frente a la resaca. Especial mención merecen aquí los complejos vitamínicos con ácido fólico (vitamina B9). Son fundamentales durante el embarazo ya que ayudan a que el feto se forme adecuadamente ya que su déficit puede conllevar la aparición de enfermedades y malformaciones graves como, por ejemplo, la espina bífida.
  3. Complejo de una sola vitamina: solo posee una vitamina concreta. Solo se recomienda para aquellas personas de las que se sabe que sufren avitaminosis de uno de estos nutrientes específicos. Estos son algunos ejemplos:
  • Vitamina A: indispensable para el desarrollo de los dientes, los huesos, la piel y los tejidos blandos. También ejerce una función imprescindible en el sistema inmune. Se trata, fundamentalmente, de complejos vitamínicos para niños ya que ellos tienen más problemas para asimilarla y acumularla.
  • Vitamina C: su consumo se recomienda para personas con un sistema inmunológico débil.
  • Vitamina D: el organismo humano la sintetiza gracias al contacto directo de la luz del sol. Cuando esta no se recibe en suficientes cantidades, algo muy habitual en países nórdicos y en personas que pasan muchas horas en casa o en la oficina, es necesario tomarla para evitar problemas en el sistema nervioso e inmunológico y disfrutar de un correcto desarrollo muscular.
  • Vitamina E: imprescindible para hacer frente a los radicales libres que deterioran la estructura de las células de nuestros órganos y de nuestra piel. De hecho, es el ingrediente fundamental de los complejos vitamínicos antievejecimiento.
  • Vitamina K: responsable de la coagulación sanguínea y básica para la regeneración de huesos y tejidos blandos. Se trata de un tipo de complejo vitamínico para subir las plaquetas y básico para personas de avanzada edad.

Cada suplemento vitamínico está enfocado a la falta de determinadas vitaminas. Procura tomar el complejo adecuado

Hoy en día, es posible encontrar un complejo vegano y sin gluten de cualquiera de estos tipos. La principal diferencia con los vendidos tradicionalmente es que carecen de nutrientes de origen animal y de proteína de trigo, por lo que son aptos para personas celíacas.

¿Quiénes pueden tomar complejos vitamínicos?

Niños para tener un mejor crecimiento, personas mayores para gozar de mayor bienestar y vitalidad, deportistas para rendir mejor en sus entrenamientos y competiciones, mujeres embarazadas para prevenir riesgos en la formación del bebé... cualquier sujeto, sin importar su edad, puede tomar complejos vitamínicos de alta asimilación.

Eso sí, desde aquí queremos recomendar que, antes de hacerlo, se consulte con un especialista en nutrición. Esto se debe a que un exceso de determinados tipos de vitaminas como, por ejemplo, la B3 o la B6, puede causar intoxicación. Es algo extremadamente raro, pero puede suceder.

¿Cuándo es necesario tomar vitaminas?

Hay momentos en la vida en los que es especialmente recomendable tomar complejos vitamínicos y minerales de origen natural:

  1. Cuando se tiene una edad avanzada: depende del caso, pero suele ser recomendable su consumo en hombres a partir de los 60 años y en mujeres cuando entran en la menopausia.
  2. Cuando se sufren enfermedades como la diabetes o la hipertensión.
  3. Cuando se está sometido a un período de convalecencia por una cirugía de cualquier tipo o hemos sufrido una lesión ósea o muscular.
  4. Cuando se está embarazada y durante el período de lactancia materna.
  5. Cuando se practican deportes de alto rendimiento y entrenamientos intensivos para ganar masa muscular y/o adelgazar.
  6. Cuando se sufren niveles altos de estrés para prevenir la fatiga mental.
  7. Cuando no es posible disfrutar de la suficiente exposición al sol (30 minutos al día o más): especialmente recomendable es para los bebés alimentados con leche materna tomar vitamina D.
  8. Cuando no seguimos una dieta saludable y equilibrada con la suficiente cantidad de fruta y verdura (5 raciones al día).
  9. Cuando se experimenta falta de apetito por cualquier razón.
  10. Cuando se sigue una dieta vegana, que genera déficit de vitamina B12, la cual se consigue principalmente de alimentos de origen animal, o se sufre una intolerancia a algún alimento como es el gluten (celiaquía). Un complejo vitamínico apto para alérgicos es básico en este caso.

¿Cada cuánto tiempo debo tomar vitaminas?

Tras analizar multitud de opiniones en complejos vitamínicos, nos hemos dado cuenta de que esta es una duda muy frecuente. Para responderla, debemos tener en cuenta varios aspectos:

  1. Solo un nutricionista, mediante un análisis de sangre, puede decirnos qué vitaminas necesitamos y durante cuánto tiempo las debemos tomar. Hay veces que el tratamiento dura unas pocas semanas y otras en las que se prolonga durante toda la vida.
  2. Los complejos vitamínicos para hombres, mujeres y niños deben tomarse junto al desayuno ya que así nuestro cuerpo tiene más tiempo para asimilarlos y disfrutar de sus efectos. Adicionalmente, pueden tomarse más veces, pero siempre durante las comidas.
  3. En el caso de los complejos vitamínicos para el pelo de aquellos que ayudan a la piel a prevenir las arrugas, esto puede ser diferente. En concreto, suelen usarse en el momento de la ducha, antes de maquillarnos o peinarnos, etc.

¿Las vitaminas engordan?

No. Esta es otra pregunta muy habitual entre los usuarios que nos hemos encontrado al realizar esta comparativa de complejos vitamínicos y aquí vamos a darle respuesta.

En primer lugar, solo los macronutrientes ‘engordan’. Hablamos de los hidratos de carbono, de las grasas y de las proteínas. De hecho, estas últimas, aunque posean calorías (1 gramos de proteína = 4 calorías) no son utilizadas por este organismo para obtener energía salvo en casos extremos de malnutrición, pero sí sirven para incrementar la masa muscular, lo que puede conllevar un incremento de peso.

Las vitaminas son micronutrientes, no macronutrientes. Y, por tanto, son sustancias 'acalóricas', es decir, que no aportan calorías ni energía al organismo. Son catalizadores que hacen posible el correcto funcionamiento del organismo, pero nada más. Cuando se ingieren en exceso, el organismo puede eliminarlas sin sintetizarlas mediante la orina (solo las hidrosolubles) o acumularlas (si son liposolubles), lo que solo se da en unos pocos casos.

Suele decirse también que las vitaminas para adultos y niños estimulan el apetito y propician subir de peso. Sin embargo, eso tampoco es verdad. Lo que pasa es que el cansancio y la fatiga generalizada provocada por el déficit de ciertas vitaminas propicia que se pierdan las ganas de comer. Y, al restablecer sus niveles óptimos, volvemos a tener ganas de comer con normalidad. Ahí ya es nuestra responsabilidad hacerlo de forma saludable y equilibrada.

¿Debo mantener una dieta equilibrada si tomo un complejo vitamínico?

Por supuesto que . Muchas personas, después de haber comprado un complejo vitamínico recomendado contra el cansancio o para paliar cualquier carencia, creen que pueden descuidar su dieta ya que están aportando a su organismo lo que necesita. Sin embargo, este es un grave error.

Los complejos vitamínicos suplementan las dietas equilibradas para combatir un problema de falta de vitaminas

De la dieta no solo extraemos vitaminas, sino también los macronutrientes indispensables para la vida (carbohidratos, grasas y proteínas), así como minerales, agua y otros muchos elementos básicos para el correcto funcionamiento fisiológico de nuestro cuerpo.

Estos complejos solucionan un problema de déficit vitamínico, pero no son sustitutivos de las comidas. De hecho, son complementarios a ellas. Por ello, nunca debemos descuidar nuestra dieta.

¿Puede una persona volverse adicta a los complejos vitamínicos?

La respuesta es no. Ni siquiera los complejos vitamínicos de máxima potencia poseen sustancias que generen una dependencia física en nuestro organismo. Por tanto, no podemos volvernos adictos a ellos.

Sin embargo, el consumo de complejos vitamínicos no para de crecer. En 2018 se compraron un 10,4 % más que en 2017 y, en total, los españoles gastaron más de 190 millones de euros en ellos (datos aportados por IMS Health). Esto es debido a una mayor preocupación por nuestra salud y a un mayor conocimiento acerca de la importancia de las vitaminas en nuestra dieta.

El consumo de complejos vitamínicos sin que haya una razón que lo motive es perjudicial para la salud. De hecho, puede provocar:

  1. Efectos secundarios por intoxicación: las más frecuentes son las provocadas por las vitaminas B3 y B6.
  2. Problemas renales y hepáticos: nuestro cuerpo, cuando no necesita las vitaminas, tiene que hacer un esfuerzo adicional para eliminarlas, lo que a la larga puede suponer el mal funcionamiento de nuestros riñones e hígado. Por ejemplo, el exceso de vitamina C está relacionado con la formación de cálculos renales.
  3. Urticaria y pérdida de apetito: es lo que pasa cuando se consume demasiada vitamina B12. Es un problema habitual en los veganos.
  4. Dolor muscular: sobre todo, en la zona abdominal y como consecuencia del consumo en altas dosis de vitamina E.
  5. Alta densidad de la sangre: la conlleva el exceso de vitamina K. Esto incrementa el riesgo de que se generen trombos en el aparato circulatorio y, con ello, trombosis, infartos y embolias.

No importa si tomamos un complejo vitamínico orgánico y completo a base de plantas que cumpla con todas las normativas de seguridad alimentaria. Si lo usamos sin la prescripción y el seguimiento de un nutricionista o especialista médico, podemos acabar sufriendo hipervitaminosis y cualquiera de estos graves problemas de salud.

¿Es buenos darle vitaminas a los niños?

Depende del caso. Los bebés que no son alimentados con leche materna no los necesitan ya que las leches que venden en las farmacias contienen todos los nutrientes que necesitan para su desarrollo en función de su edad. Sin embargo, en el caso de los bebés lactantes, la cosa cambia.

El motivo es que los nutrientes recibidos a través de la leche materna dependen exclusivamente de la alimentación de la madre. Esto hace que requieran, fundamentalmente, suplementos vitamínicos de dos tipos:

  1. De vitamina D: las mujeres no tienen la capacidad de transmitirla a través de la leche materna ya que únicamente se sintetiza por la acción de la luz solar sobre la piel. Evidentemente, los bebés, sobre todo si nacen en otoño o invierno, no se exponen a ella lo suficiente durante sus primeros meses de vida, por lo que su alimentación debe ser complementada con complejos de este tipo en forma de jarabe.
  2. De vitamina B12: es un problema que tienen las madres veganas y vegetarianas estrictas. Al no consumir alimentos de origen vegetal, no asimilan este micronutriente y no pueden transmitirlo a su bebé. Es recomendable en este caso el consumo de complejos vitamínicos para mujeres en período de lactancia y/o para el bebé cuyo ingrediente principal sea la vitamina B12.

Adicionalmente, y solo en caso de que el pediatra constate de que la leche materna no completa al 100 % la alimentación del niño o que, en edad más avanzada, tiene problemas para asimilar todos los nutrientes que necesita, deberá tomar complejos vitamínicos que ayudan al metabolismo formados por:

  1. Vitamina A o betacaroteno: mejora del sistema inmune y desarrollo de la visión.
  2. Vitamina B9 o ácido fólico: para favorecer el desarrollo neuronal, la reproducción celular y el crecimiento óseo y muscular.
  3. Vitamina C: principal antioxidante y responsable de la generación de glóbulos blancos del sistema inmunitario.
  4. Vitamina D: permite absorber el calcio y, por lo tanto, mineralizar dientes y huesos.
  5. Vitamina E: básica para el desarrollo cognitivo y cerebral. De hecho, se sabe que favorece el rendimiento intelectual, motivo por el que es el ingrediente básico de la mayoría de complejos vitamínicos para la memoria y para adolescentes.

¿Cuál es la mejor vitamina para el cansancio?

No podemos hablar de una, sino de varias. Los mejores complejos vitamínicos para el cansancio poseen:

  1. Vitaminas del grupo B: y, en concreto, B2, B6 y B12. Ayudan a equilibrar el metabolismo para que podamos obtener la energía que necesitamos de los alimentos y, con ello, reducir el cansancio y la fatiga que sentimos diariamente.
  2. Vitamina C: fortalece el sistema inmune y nos hace menos propensos a enfermar. Hasta un simple catarro o resfriado puede mermar nuestras fuerzas y sus consecuencias en el organismo pueden durar semanas.
  3. Vitamina E: es antioxidante y su función es proteger a las células del daño que generan los radicales libres.

Además, es recomendable comprar complejos vitamínicos con coenzima Q10, un antioxidante que se complementa con la vitamina E y que sirve para potenciar sus efectos. También deben contener minerales como el zinc y el selenio, oligoelementos y estimulantes naturales como el ginseng. Todo ello nos permite recuperar la energía y disfrutar de un tono físico y mental perfecto.

En definitiva, ya solo te queda analizar tu situación y comprar el mejor complejo vitamínico para sentirte bien y rendir al máximo.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios