ORGANIZA TUS HERRAMIENTAS FÁCILMENTE

Los mejores bancos de trabajo metálicos y plegables para taller

Organizar tus herramientas de taller es posible gracias a los bancos de trabajo. Descubre los mejores y más valorados en nuestra comparativa y organiza tu espacio de bricolaje

Foto: Los mejores bancos de trabajo para tu taller
Los mejores bancos de trabajo para tu taller
Autor
Tiempo de lectura14 min

Un banco de trabajo nos brindará un amplio y versátil espacio en el que realizar de forma cómoda y segura cualquier tarea de bricolaje, mecánica, electrónica o carpintería, por ejemplo. Puede estar instalado de manera fija en nuestro taller o ser portátil y plegable. En cualquier caso, nos garantizará estabilidad, organización y seguridad a la hora de trabajar y pondrá todas las herramientas que necesitemos al alcance de nuestra mano.

Todas estas características las reúne el Simonrack 448100045159062 que encabeza esta comparativa. Ha sido elegido como el mejor banco de trabajo según las opiniones y valoraciones de los usuarios de Amazon gracias a su gran resistencia, a la amplitud de su encimera y a su panel perforado con ganchos para herramientas. También es muy fácil de montar. Sin duda, una excelente opción no exenta de competidores.

El mejor, nuestra elección: Banco de trabajo Simonrack 448100045159062

“Práctico, robusto y versátil”. Así define Manuel al que, según las opiniones de los usuarios de Amazon, es el mejor banco de trabajo de la marca Simonrack. En la misma línea se manifiesta José, que nos cuenta que es “un banco de trabajo con panel de agujeros con ganchos para colgar herramientas que permite tenerlo todo siempre ordenado y accesible”. Posee una nota media de 3,6 sobre 5 con un 33 % de valoraciones de 5 estrellas en este marketplace.

Banco de trabajo metálico Simonrack
Banco de trabajo metálico Simonrack

Este banco de trabajo posee unas dimensiones de 144 x 90 x 60 cm (altura, anchura y profundidad). Su encimera es capaz de cargar con hasta 400 kg de peso, mientras que cada uno de sus dos estantes soporta 250 kg. Dispone de un panel superior con ganchos para colgar herramientas y, puesto que posee un sistema de montaje sin tornillos, solo hace falta una llave inglesa 12-13 y un martillo de nailon para instalarlo.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Banco de trabajo Küpper Sparset 70424-7

Ahora vamos con el mejor banco de trabajo de la marca Küpper Sparset teniendo en cuenta las puntuaciones y valoraciones de los usuarios de Amazon. De hecho, su nota media es de 5 sobre 5 actualmente. “Un banco de taller fijo con encimera de madera y mucho espacio de almacenamiento” dice sobre él Miguel. Por su lado, Estanislao añade que “es bastante bonito y cuenta con multitud de cajones, estantes, armarios y ganchos para las herramientas”.

Banco de trabajo completo de la marca Küpper Sparset
Banco de trabajo completo de la marca Küpper Sparset

Aquí hablamos de un banco de trabajo metálico con pared perforada para colgar herramientas y con una superficie de trabajo de madera de 120 cm de ancho. Cuenta con patas con revestimiento de goma antideslizante, 4 puertas de armario con 3 estantes cada una y 5 cajones. Ha sido diseñado en un agradable color azul ultramar.

Comprar en Amazon

Alternativa: Banco de trabajo plegable Keter 17182239

Vamos a terminar hablando del mejor banco de trabajo de la marca Keter según los comentarios y reseñas de clientes de Amazon. Posee una valoración de 4,5 sobre 5 con un 75 % de puntuaciones de 5 estrellas en este portal. Por ejemplo, Francisco dice de él “es un banco de trabajo portátil, ligero y fácil de usar y transportar. Por su lado, Javier indica que “se monta y se pliega en un santiamén y resulta sorprendentemente robusto a la hora de trabajar”.

Banco de trabajo plegable de la marca Keter
Banco de trabajo plegable de la marca Keter

Este banco de trabajo incluye 4 abrazaderas de sujeción y otras 2 de seguridad para garantizar la estabilidad durante el trabajo. También incluye cuatro patas con goma antideslizante para que no se mueva ni un ápice mientras se usa. Dispone, además, de un asa integrada para facilitar su transporte. Puede montarse y desmontarse en solo 30 segundos.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir un banco de trabajo y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Tras estudiar a fondo centenares de opiniones en bancos de trabajo, nos parece evidente que estos son los aspectos más importantes a considerar antes de ejecutar la compra:

  1. Materiales de fabricación: la estructura debe ser metálica para garantizar la firmeza y la estabilidad al trabajar. La encimera, si es de madera, debe estar barnizada o tratada con productos antiabrasivos y antiadherentes que la protejan.
  2. Espacio de almacenamiento: los mejores bancos de trabajo poseen cajones, baldas y estanterías para colocar herramientas y materiales. Si se trata de un modelo fijo o de taller, debe contar también con una pared perforada para colgar los útiles de trabajo.
  3. Fijo o portátil: la elección dependerá de si necesitamos llevarlo de un sitio a otro, moverlo dentro del taller o dejarlo instalado siempre en un lugar concreto.
  4. El tamaño: el banco de trabajo recomendado para cada uno de nosotros es aquel que nos ofrece el espacio suficiente como para operar con libertad y confort.
  5. La altura: dependerá de si vamos a trabajar sentados (entre 70 y 90 cm) o de pie (entre 100 y 110 cm).
  6. El precio: los mejores bancos de trabajo pueden llegar a costar 600 € o más. Sin embargo, hay modelos por entre 100 y 300 € que ofrecen unas magníficas prestaciones.

¿Qué es un banco de trabajo?

Un banco de trabajo es una mesa que ha sido diseñada y preparada para permitir la realización de uno o varios trabajos específicos. De hecho, es posible encontrar bancos de trabajo para herrería, para talleres mecánicos, para carpintería o para bricolaje, por ejemplo. Su propósito es el de ofrecer un espacio de trabajo cómodo y práctico.

En concreto, un banco de trabajo profesional está formado, al menos, por las siguientes partes:

  1. Encimera: es la parte superior del banco y la destinada a la realización del trabajo. Ha de ser plana y amplia y poseerá una altura concreta en función de si ha sido diseñada para operar sentado o de pie. Puede ser fabricada en metal o madera y estar cubierta por productos químicos para protegerla de abrasiones y golpes. En caso de tratarse de un banco de trabajo para electrónica, contará con un material conductivo para proteger los componentes de las cargas electrostáticas.
  2. Cajoneras o patas: suponen la estructura que da solidez al banco de trabajo. Deben ser capaces de aguantar un elevado peso y ofrecer un espacio amplio para el almacenamiento de materiales y herramientas.
  3. Accesorios: determinan su funcionalidad concreta. Hablamos de bancos de trabajo con herramientas incorporadas como tornillos de banco para la sujeción de piezas de trabajo para cortar, enchufes, estanterías, lámparas etc.
  4. Ruedas: para mover el banco de un sitio a otro dentro de un taller.

¿Para qué sirve y cómo se usa un banco de trabajo?

Con un banco de trabajo en el taller de nuestro hogar o de nuestra empresa podremos realizar multitud de trabajos. Estos son algunos de los más habituales:

  1. Carpintería: cortar y ensamblar piezas de madera para fabricar estanterías, mesas, sillas y otras muchas piezas de mobiliario. Especialmente útil puede sernos en este caso un banco de trabajo con sierra circular.
  2. Mecánica: reparación de piezas de nuestro coche, moto o bici, así como de la lavadora, la secadora o cualquier otro electrodoméstico casero.
  3. Herrería: cortar y perfilar planchas y otros elementos de hierro, aluminio, acero inoxidable, etc.
  4. Pintura: dar color a muebles, cuadros y cualquier otro material de forma limpia y cómoda.
  5. Electrónica: fabricación y reparación de componentes electrónicos de ordenador y de cualquier otro dispositivo.

Un banco de trabajo es esencial para desarrollar trabajos en nuestro taller y mantener organizadas las herramientas

Generalmente, los bancos de trabajo disponen de espacios para almacenar y colgar herramientas bajo la encimera, en los laterales de la mesa o en un organizador situado encima de ella. Estos lugares están acondicionados para permitir tener permanentemente al alcance de la mano los utensilios necesarios para realizar la tarea para la que han sido diseñados. Hablamos, por ejemplo, de serruchos, destornilladores, llaves de vaso, etc.

Usar un banco de trabajo mecánico o de cualquier otro tipo no tiene ningún misterio. Solo debemos colocarnos frente a la encimera sentados o de pie, según el caso, y asegurarnos de que está firmemente fijada al suelo activando los frenos de sus ruedas o usando patas de goma antideslizantes. Después, podremos desarrollar cualquier tarea con normalidad.

¿Cuál es la altura de un banco de trabajo?

Los bancos de trabajo recomendados para operar sentado tienen una altura de 90 cm, aunque hay modelos que permiten regularla mediante manivelas ajustables en un rango de entre 70 y 90 cm.

En cambio, los bancos de trabajo para trabajar de pie oscilan entre los 100 y los 110 cm de altura para posibilitar una postura más cómoda y ergonómica.

Tipos de bancos de trabajo

En primer lugar, debemos distinguir entre diferentes tipos de bancos de trabajo en función de su movilidad:

  1. Banco de taller fijo: suele ser bastante amplio y se instala en una zona del espacio de trabajo mediante tornillos y otros elementos de sujeción. Es un tipo de banco de trabajo industrial pensado para soportar cargas pesadas.
  2. Banco de trabajo portátil con ruedas: es más pequeño que el anterior y dispone de ruedas para facilitar su desplazamiento de un sitio a otro dentro del taller.
  3. Banco de trabajo plegable: cuenta con bisagras que permiten plegarlo para que ocupe menos espacio cuando no se está usando y para transportarlo más fácilmente.

Después, hay que tener en cuenta el tipo de trabajo que se va a realizar sobre ellos:

  1. Banco de trabajo limpio: está destinado a la realización de tareas que generan residuos secos y de fácil limpieza (serrín derivado del corte de la madera o virutas de metal por la realización de taladros, por ejemplo).
  2. Banco de trabajo sucio: ha sido diseñado para realizar trabajos que produzcan residuos líquidos (pintado de muebles, uso de disolventes, etc.). El material del tablero posee un recubrimiento antiadherente y antiabrasivo para evitar su deterioro. También puede incorporar una toma de agua y un desagüe para facilitar su limpieza.

¿Cuáles son los mejores bancos de trabajo del mercado?

Tras realizar esta comparativa de bancos de trabajo, hemos concluido que estas son las mejores marcas y modelos del momento:

Saca todo el bricolaje que llevas dentro con las mejores marcas de bancos de trabajo del mercado

  1. Bosch: una de las mejores marcas de bancos de trabajo y de herramientas eléctricas en general. Ofrece modelos de alta calidad, versátiles y muy robustos que cuentan con sistema de doble manivela. El mejor ejemplo de ello es el Bosch PWB 600, que incluye una sólida estructura de aluminio.
  2. Wolfcraft: una empresa con casi 70 años de historia, de origen alemán y que opera en 36 países en todo el mundo. Se especializa en la fabricación de bancos de trabajo baratos, plegables y portátiles, como es el caso del Wolfcraft Master 200 con chasis reforzado.
  3. Küpper Sparset: su especialidad son los bancos de trabajo con cajones y con módulos de almacenamiento de aluminio. El Küpper Sparset 70424-7 de esta comparativa da buena muestra de ello. Lo mismo sucede con el Küpper Sparset 70412-7, que está pensado para talleres todavía más amplios.
  4. Simonrack: el precio de sus bancos de trabajo destaca por su excelente relación calidad-precio. Solo hace falta echar un vistazo al Simonrach 448100045159062 que analizamos al comienzo de esta reseña. Se caracterizan por contar con robustas estructuras de metal, encimeras de madera y paneles perforados de sujeción de herramientas.
  5. Keter: otra marca recomendada para quienes buscan un banco de trabajo portátil, plegable y económico. Sus modelos, como es el caso del Keter 17182239, poseen patas metálicas antideslizantes y estantes y encimeras de plástico reforzado. También son muy ligeros y funcionales.

¿Cómo se hace un banco de trabajo casero?

Antes de comprar un banco de trabajo, es recomendable pensar en si es posible fabricar uno por nuestra cuenta a partir de muebles antiguos o piezas de madera y metal que tengamos en nuestro taller. Así conseguiremos uno personalizado y acorde a nuestras necesidades. Esta es una guía para elaborarlo:

  1. Tomamos medidas del espacio que va a ocupar el banco teniendo en cuenta que su altura debe ser de 90 cm si vamos a trabajar sentados y de 110 cm si operaremos de pie.
  2. Elegimos una encimera de madera gruesa o de madera contrachapada en función del trabajo que vayamos a realizar y la cortamos a la medida que nos convenga con sierra de calar.
  3. Con lo que nos sobre, cortamos cuatro patas con unas dimensiones de 85 o 105 cm por 9 cm de grosor y 9 cm de ancho.
  4. También es posible elaborar un banco de trabajo con palets para los estantes. Solo tenemos que reutilizar las planchas de madera de la parte superior. Esto dará también estabilidad a la estructura. Si no los ponemos, será mejor colocar travesaños mediante tornillos y pernos entre las patas para darle firmeza.
  5. Una vez acabada la estructura, atornillamos en la parte superior la encimera.
  6. Damos a la encimera una capa de barniz antiabrasivo para preservar la madera.
  7. Como organizador del banco de trabajo, podemos usar un panel perforado o, en su defecto, colocar sobre la pared dos listones de madera cuya longitud sea igual al largo de la encimera. Posteriormente, le colocamos los ganchos para colgar herramientas que necesitemos.

Tras todo esto, tendremos a nuestra disposición un banco de trabajo robusto y estable totalmente casero.

¿Por qué tener un banco de trabajo?

Son muchas las razones que pueden empujarnos a aprovechar una buena oferta en bancos de trabajo:

  1. Seguridad: gracias a los bancos de trabajo con estantería y cajones, contaremos con un espacio en el que almacenar nuestras herramientas más frágiles y peligrosas de forma segura, sobre todo, si tenemos niños en casa. También dispondremos de un lugar específicamente diseñado para trabajar con ellas.
  2. Orden: tener las herramientas perfectamente ordenadas es básico para agilizar el trabajo y garantizar su buena conservación de cara al futuro.
  3. Eficiencia: al disponer de un espacio de trabajo adecuado, podremos realizar cualquier tarea de bricolaje en menos tiempo.
  4. Ahorro de espacio: un banco de trabajo multifuncional nos permitirá reunir todas nuestras herramientas en un espacio muy compacto y dedicar un lugar en exclusiva para realizar nuestras tareas.
  5. Estabilidad, firmeza y resistencia: aspectos básicos para efectuar cualquier trabajo con mayor precisión y exactitud.

¿Dónde puedo comprar un banco de trabajo de forma online?

El precio de un banco de trabajo concreto puede variar bastante en función de si lo compramos en una tienda física o a través de Internet. Puesto que esta segunda opción es más económica y la calidad es la misma, aquí vamos a hablar de las mejores tiendas online para adquirir uno:

  1. Amazon: aquí encontrarás bancos de trabajo de madera o de aluminio, plegables y fijos, con patas y ruedas o estantes y cajones... la variedad es inmensa. Además, este marketplace tiene una política de precios bajos muy interesante y ofrece unas condiciones de pago, envío y devolución excelentes. Estas son especialmente buenas si somos suscriptores de Amazon Prime.
  2. El Corte Inglés: los bancos de trabajo, dentro de su tienda online, se encuentran en la sección BriCor. Suele disponer de modelos de marcas de mucho prestigios y de la máxima calidad, aunque a un precio ligeramente superior a Amazon.
  3. Leroy Merlin: una buena alternativa para comprar bancos de trabajo de aluminio, hierro o madera a buen precio. Su principal ventaja es que nos permite verlos y probarlos en sus tiendas físicas y, después, comprarlos a través de su tienda online a un precio más bajo.
  4. Bricomart: además de bancos de trabajo económicos y de buena calidad, comercializa una gran variedad de accesorios y herramientas específicos para ellos.
  5. AKI: otra buena opción. En su tienda online es posible comprar un banco de trabajo modular con panel perforado grande, pequeño o mediano de una marca conocida sin gastar de más.

En definitiva, esto es todo lo que necesitas para comprar un banco de trabajo de calidad y que satisfaga plenamente tus necesidades profesionales y de bricolaje doméstico.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios