PRECISIÓN Y GRAN ACABADO EN MENOS TIEMPO

Las mejores pistolas eléctricas para pintar cualquier tipo de material

Hay una pistola eléctrica diferente según el trabajo que se quiera hacer. Descubre las mejores opciones para pintar mucho mejor y con más comodidad

Foto: Las mejores pistolas eléctricas para pintar
Las mejores pistolas eléctricas para pintar
Autor
Tiempo de lectura16 min

Lo de pintar puede parecer fácil pero, si queremos realizar un buen trabajo, ya no lo es tanto. Lo de la brocha y el rodillo ha pasado a la historia y con las nuevas pistolas para pintar que hay en el mercado todo es mucho más sencillo.

Hay gran infinidad de modelos: para coche, profesionales, sin compresor, portátiles, para pintura de aceite, acrílica, de agua, electroestática, pulverizadora y mucho más… La pistola de pintura Tacklife es un ejemplo de las grandes posibilidades que podemos tener adquiriendo una. Si somos ‘manitas’ o profesionales, tenemos que tener una buena pistola eléctrica para pintar.

La mejor, nuestra elección: Pistola de pintura Tacklife

En nuestra opinión es la más completa de todas. Esta pistola de pintura eléctrica es perfecta para usarla en casa. Es adecuada para pintar mesas, sillas, contraventanas, juguetes de madera y mucho más… Además, tiene una cubierta de llenado rápido para agregar pintura sin necesidad de desmontarla. Es rápida y práctica. El cliente de Amazon A. Ortiz tiene una gran opinión de esta pistola: dice que ”la pistola es bastante grande, pero me ha sorprendido, he pintado unas puertas metálicas y la verdad ha hecho un buen trabajo”. José Antonio, otro usuario de este modelo, asegura que “esta pistola de pintura es perfecta para pintar la casa o pintar muebles o silla”.

Pistola de pintura Tacklife
Pistola de pintura Tacklife

La pistola de pintura Tacklife tiene diseño desmontable, todas las partes de la pistola se pueden quitar fácilmente para limpiarla. Por si fuera poco, goza de una alta capacidad para almacenar pintura en su depósito con un contenedor de hasta 900ml. Otra de sus ventajas es que su cable de alimentación es muy largo, mide dos metros. Luce una nota media de 4,1 sobre 5 con un 73% de puntuaciones de 5 estrellas.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Pistola de pintura 800 W Tacklife SGP16AC

Este modelo tampoco desmerece respecto al anterior. Es una pistola de alta potencia que funciona con un motor de 800W. Esto hace que pueda pulverizar pintura de 110 DIN por minuto siendo su flujo de pulverización máxima 1.100 ml por minuto. Esta pistola va muy bien para pintar piezas de automóviles, piezas de electrodomésticos, muebles de acero o productos de madera. Cris tiene una gran opinión y asegura que “desde siempre he sido un manitas y llevaba tiempo buscando una pistola para los trabajos de casa de pintura. Me decanté por ésta porque es portátil, tiene potencia suficiente y porque me permite pintar con varios tipos de chorros, además de hacerlo tanto en horizontal como en vertical. Acabo de probarla para pintar la puerta de entrada y decir que ha merecido la pena”. María, otra usuaria, de Amazon, explica que “he pintado una habitación con pintura plástica mate y un portal de hierro con un esmalte antióxido. El acabado de las paredes y techo de la habitación es de 10”.

Pistola de pintura 800 W Tacklife SGP16AC
Pistola de pintura 800 W Tacklife SGP16AC

La Pistola de pintura 800 W Tacklife SGP16AC permite seleccionar tres modos de pulverización, horizontal; vertical y circular, y tiene tres boquillas de cobre de 1.0mm, 2.0mm, y 2.5mm. También trae dos válvulas de cobre de 2.5 y 1.0 mm además de un embudo para añadir pintura si la viscosidad no es la adecuada antes de pulverizar. Su nota media es de 3,9 sobre 5 con un 59% de valoraciones de 5 estrellas.

Comprar en Amazon

Alternativa: Sistema de pulverización Bosch PFS 5000 E

Este modelo es adecuado para el uso de pinturas sin diluir para paredes, madera, barnices y esmaltes (tiene tecnología ALL Paint). Una de sus ventajas es que tiene un suministro constante de pintura incluso al realizar trabajos en posturas difíciles gracias a su sistema ConstantFeed. El usuario VictorB ya la ha usado y dice que “la hemos utilizado hasta el momento para pintar una pared de obra de un almacén, el resultado ha sido espectacular, mucho más rápido y fácil que con el rodillo de toda la vida”. Por otra parte, Maria Teresa ER señala que “los compramos para ir pintando poco a poco nuestra casa, y viendo videos de demostración, nos llamaba la atención lo poco o nada que ensuciaba, puesto que pintaban con ropa de calle. Efectivamente es muy cómodo y los resultados de la pintura en pared muy bien”.

Sistema de pulverización Bosch PFS 5000 E
Sistema de pulverización Bosch PFS 5000 E

La pistola con Sistema de pulverización Bosch PFS 5000 E posibilita regular la cantidad de pintura aplicada mediante el caudal de aire de regulación continua e incluye dos depósitos para pintura de 1000 ml con tapa, boquillas para pintura de paredes, esmalte y barniz, filtro para pintura y cepillo de limpieza. Este modelo tiene más de 69 opiniones con una media de 4 estrellas de valoración.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir una pistola de pintar eléctrica y qué debemos considerar antes de comprar una?

Comprar una pistola eléctrica para pintar no es tarea fácil. Lo primero que tenemos que saber es qué uso le queremos dar: amateur o profesional. Importante también es saber qué tipo de pintura queremos utilizar: con aceite, con agua, acrílica, electroestática, etc…

Hay pistolas muy diversas por su tamaño y peso, aspectos fundamentales para trabajar según en qué condiciones. Hay que considerar también la capacidad de pintura que puede almacenar el depósito, ya que las hay con depósitos de más de un kilo de pintura y las hay con menos capacidad. Cuánta más capacidad, más comodidad.

Las pistolas tienen gran capacidad de proyectar pintura, esmaltes o barnices en cualquier material, garantizando un buen acabado en poco tiempo


La potencia es importante y directamente proporcional a la eficiencia de la pistola. Otras características que hay que tener en cuenta es el diseño, la ligereza de los materiales con los que está hecha, cómo se ajusta a espacios reducidos o recovecos y los filtros. Aconsejamos siempre asesorarse antes de comprar. Una pistola de pintar eléctrica puede facilitarnos mucho el trabajo solo si hemos elegido la adecuada.

¿Qué es una pistola de pintar eléctrica?

Es una herramienta básica para los pintores profesionales o aficionados a las manualidades. Las pistolas también son llamadas difusores y destacan por su gran capacidad de aplicar pintura, esmaltes o barnices en cualquier tipo de material, garantizando siempre un buen acabado en un corto espacio de tiempo. Son fáciles de usar, solo hay que coger un poco de práctica antes de utilizarlas.

¿Cómo funciona y para qué sirve una pistola de pintar eléctrica?

La pistola eléctrica para pintar es tan eficiente porque funciona con aire comprimido a presión y atomiza y ‘dispara’ la pintura donde apuntemos. Además, lo hace siempre igual, de forma uniforme.

Para poder hacer esto, pistola necesita dos conductos: uno para la salida de la pintura y otro para la entrada del aire. Otro componente importante es el gatillo disparador, que actúa cuando hacemos presión sobre él. Cuando accionamos dicho gatillo, entra el aire y sale la pintura convertida en multitud de gotitas. Esto es importante, porque tendremos que saber dosificar estas gotitas para conseguir un acabado u otro.

Destaca la boquilla u orificio por donde sale la pintura. La mayoría de las pistolas vienen de serie con varias boquillas con orificios de diferentes tamaños. Según el tipo de pintura y viscosidad de la misma, emplearemos una boquilla u otra. Según la posición en la que vayamos a trabajar (en vertical, horizontal u oblicuo) adaptaremos la pistola con una boquilla determinada.

Ésta es una de las partes que es posible que se atasquen u obstruyan si quedan restos de pintura seca, así que su limpieza es importante.

Otra parte importante de la pistola es el depósito. De su forma y capacidad dependerá las posibilidades de la pistola: nos facilitará poder trabajar en posiciones diferentes. Las mejores pistolas permiten, gracias a su diseño, poder pintar muy cerca del suelo o por encima de la cabeza. Esto hace más cómodo el trabajo.

Cuando vayamos a pintar debemos cubrirnos los ojos con una gafas, usar un mono y guantes y ponernos una mascarilla

También hay que valorar mucho la tapa por la que entra el aire. Es vital porque tendrá unos agujeros precisos perforados con un patrón muy medido para que la pintura sea la más adecuada con respecto al acabado que queremos conseguir.

¿Qué tipos de pistolas de pintar podemos encontrar en el mercado?

Hay varios tipos, he ahí la importancia a la hora de elegir correctamente antes de comprarla:

  • Pistolas de succión: se usan con pinturas ligeras ya que el depósito se coloca debajo de la pistola y asciende al pulverizador por el efecto de succión.
  • Pistolas de gravedad: el depósito en estas pistolas está en la parte superior, cayendo la pintura al conducto por el efecto de la gravedad. Para este tipo de pistolas, se usan pinturas más pesadas.
  • Pistolas de pinturas eléctricas: son poco pesadas y de fácil manejo. Son las más simples del mercado. La pintura sale del depósito mediante un pulverizador, previamente impulsada por una bomba eléctrica.
    Por esta razón, es necesario ajustar y controlar la salida de la pintura con un regulador. Es fundamental hacer esto porque suelen ser pistolas muy potentes capaces de proyectar hasta 300 gramos de pintura por minuto.
    Siempre que usemos una pistola de pintar eléctrica tenemos que llevar guantes, mascarilla, gafas y mono para no mancharnos y que nuestra piel no tenga contacto con la pintura.
  • Pistolas de aire comprimido: son las más demandadas a día de hoy. El funcionamiento es mediante la conexión del nebulizador al depósito y al compresor. Este último envía aire comprimido a la pistola y expulsa la pintura. Estas pistolas suelen alcanzar hasta los 10 bares de presión y son de uso industrial, para pintar grandes superficies.

Tanto las pistolas eléctricas como otros modelos diferentes incorporan la tecnología HVLP (High Volume Low Pressure). Es decir, proyectan un gran volumen de pintura a baja presión. La finalidad del HVLP es reducir la cantidad de humo o nube que se produce mientras pintamos con una pistola eléctrica. Tiene básicamente dos ventajas: mayor ahorro de pintura y son mejores para nuestra salud.

¿Cuál es la forma correcta de usar una pistola de pintura?

Siempre que vayamos a pintar, sea el tipo de pintura que sea, debemos tener muy claro que hay que evitar el contacto de la pintura con la piel. Por tanto deberemos cubrirnos los ojos con una gafas, usar mono y guantes y ponernos una mascarilla.

Además de protegernos, tenemos que cubrir las zonas que no queremos manchar. Como precaución, también, hay que revisar cómo está mezclada la pintura que vamos a usar. Si no está bien mezclada, el trabajo no saldrá bien.

Una vez que está todo preparado, cuando vayamos a pintar tenemos que coger la pistola con fuerza y determinación del mango para que la proyección de la pintura sea lo más uniforme y constante que podamos.

¿Qué pinturas puedo usar en una pistola de pintura?

En una pistola eléctrica se pueden utilizar diferentes tipos de pintura. Según el trabajo que queramos hacer y su acabado, elegiremos una u otra. En lo que a la pintura se refiere, siempre hay que tener en cuenta su grado de viscosidad. Las tipologías de pintura con las que podemos trabajar son:

- Pinturas plásticas: son de una sola mano y no gotean por su alto nivel de viscosidad. Si queremos usarla con pistola, deben ser de gran potencia y presión. Las más recomendadas para pinturas plásticas son las pistolas “airless” y las turbinas de mayor potencia.

- Esmaltes y barnices: suelen ser más líquidos y, por tanto, no se necesitará tanta potencia y presión. Nos valdría cualquier tipo de pistola para proyectarlos. Ojo porque hay que tener en cuenta el material del que esté hecho la pistola, si lleva componentes de plástico no podremos usarla por seguridad ya que el plástico es incompatible con muchos disolventes.

- Esmaltes y lacas: suele haber pistolas específicas para trabajar la laca puesto que se necesita mucha presión y un proyectado muy fino. He ahí la razón del brillo de este acabado.

- Limpiadores, impermeabilizantes y protectores de fachada: algunas pistolas permiten este tipo de productos pero hay que revisar previamente que el producto es apto para el uso con pistola como que la pistola admite este tipo de fluidos.

¿Cómo preparar la pintura para una pistola de pintura?

Lo primero que hay que tener claro es qué queremos pintar y con qué tipo de pintura. Una vez sepamos esto, sabremos qué pistola comprar o utilizar para hacer el trabajo. No todas las pistolas valen para todas las pinturas.

Lo siguiente es mezclar la pintura. Hay que conseguir la fluidez, viscosidad y densidad deseada sin que haya grumos y que la mezcla sea lo más homogénea posible. Hay que prestar atención a este paso porque que haya grumos podría implicar problemas en la pistola ya que puede atascarla o alterar la proyección de pintura deseada.

Debemos taparnos la cara con una mascarilla y unas gafas, ponernos guantes y un mono para evitar que la piel tenga contacto con la pintura

Es recomendable antes de usar la pintura removerla durante unos minutos y evaluar su densidad. Si está demasiado densa puedes diluir la pintura con agua; lo mejor es hacerlo poco a poco observando como va cambiando la viscosidad y la densidad. El mezclador más común para restar densidad a la pintura es el agua, pero hay varios productos específicos para pinturas.

Cuando tengas la pintura a tu gusto, rellena el depósito de la pistola y enchúfala al compresor de aire.

¿Cómo se regula una pistola de pintar?

Todo depende del tipo de pintura con la que se vaya a trabajar. Lo primero que hay que hacer es regular la precisión de la pistola. Cada tipo de pintura requiere un ajuste determinado que también está condicionado por el tipo de acabado que queremos. En este proceso son importantes, también, los filtros y la boquilla que van a determinar la cantidad de pintura que saldrá proyectada. No nos podemos olvidar de regular la presión y la dirección del aire en la pistola.

Es más que recomendable que pintemos antes en un lugar de prueba para comprobar si es el tipo de patrón de pulverización que queremos.

¿Qué problemas existen si pinto con la pistola a poca presión?

Si por algo destacan las pistolas de pintura eléctricas es por su precisión y regularidad a la hora de proyectar la pintura. Si no tenemos la pistola y la presión ajustada, la pintura se pulverizará de forma irregular.

Hay que mover la pistola de forma suave y en vertical, a no más de 30 centímetros de la superficie que queremos pintar


Tener la presión correcta a la hora de pintar afecta a una mejor calidad del acabado, al consumo óptimo de pintura, al menor desgaste de la boquilla y otras piezas de la pistola y a la menor formación de humo mientras pintamos. Si la fuerza de pulverización es muy baja, la pintura se atomizará irregularmente y esto provocará un mal acabado.

¿Qué pasa si hago un trabajo de pulverización con demasiada presión?

Llevar más presión en la pistola es tan perjudicial como llevarla baja porque se altera el resultado final del trabajo. La primera consecuencia la veremos a simple vista porque al pintar crearemos una nube de humo nociva para nuestra salud.

Además, gastaremos más cantidad de pintura porque, a más presión, más cantidad de pintura se expulsa. Además, nos llevará más tiempo realizar la tarea para conseguir un buen acabado. El exceso de presión también produce mayor desgaste de la boquilla y diferentes piezas de la pistola.

¿Cuáles son los errores más frecuentes a la hora de usar una pistola de pintura?

El primer error que corremos cuando queremos pintar con una pistola eléctrica es no protegernos. Siempre debemos taparnos la cara con una mascarilla y unas gafas, ponernos guantes y un mono para evitar que la piel tenga contacto con la pintura.

La pintura debe estar bien mezclada. La mejor forma de hacerlo es con líquidos diluyentes específicos para cada tipo de pintura. Además, no hay que escatimar en la calidad de la pintura. Cuanto peor sea la pintura, más capas tendrás que dar. Es mejor dar dos capas finas e ir viendo si hace falta más, a pasarnos. Proyectar más pintura empeorará el acabado final y, al mismo tiempo, nos retrasará debido al secado.

Antes de comenzar, haz pruebas en la misma superficie donde vayas a probar para poder ver el resultado final. La ventilación es fundamental. Abre todas las ventanas que puedas y airea si están en un lugar interior.

No hay que escatimar en la calidad de la pintura: cuanto peor sea, más capas habrá que dar

Además de todos estos consejos hay que conocer la pistola y prepararla de forma específica para el trabajo que queremos. No podemos comenzar sin ajustar la presión del proyectado de pintura: hay que seleccionar la boquilla y manejar la pistola con comodidad y firmeza. Posteriormente y una vez que hayamos acabado, hay que limpiar todos los restos de pintura de la pistola. En muchas ocasiones se quedan restos y luego son muy difíciles de quitar.

Consejos básicos para un mejor uso en las pistolas de pintar eléctricas

Aunque la pistola esté preparada y en perfectas condiciones es muy importante saber manejarla. Esto es clave para conseguir un buen resultado final. Hay que tener en cuenta cómo mover la pistola mientras pintamos y se debe hacer, salvo excepciones que lo requieran, sujetando la pistola en vertical y a no más de 30 centímetros del sitio que quieres pintar.

Se recomienda que la primera mano sea en horizontal y se alterne con una vertical. Los movimientos de nuestro brazo deben ser suaves, sin prisas y sin hacer giros de muñeca.

Pistolas de pintar vs los rodillos y brochas: ¿cuáles son mejores?

Indudablemente usar una pistola eléctrica de pintar es mucho mejor que un rodillo o brocha por mucho que estos hayan mejorado. Las principales ventajas de pintar con pistola frente al modo tradicional son:

- Mejor acabado: si eres hábil tendrás un acabado perfecto.

- La pintura llega a más sitios.

- Menos consumo de pintura.

- Mayor precisión.

- Necesitaremos menos tiempo.

- Más limpieza, no ensuciamos tanto.

- Es un trabajo menos físico y por tanto no nos cansaremos tanto.

El mundo de las pistolas de pintar eléctricas es apasionante y tanto los manitas, como las personas que tienen que usarlas por necesidad, encontrarán el modelo más adecuado a sus necesidades.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios