NO DEJES UN CLAVO O GRAPA SIN FIJAR

Las mejores clavadoras eléctricas para bricolaje y carpintería profesional

Para poner un clavo o una grapa necesitas la herramienta adecuada. Descubre las mejores clavadoras eléctricas del mercado y decídete siguiendo las opiniones verificadas

Foto: Las mejores clavadoras eléctricas y neumáticas
Las mejores clavadoras eléctricas y neumáticas
Autor
Tiempo de lectura12 min

Las clavadoras eléctricas son muy utilizadas para tareas de bricolaje en casa como el tapizado de mobiliario, pasar los cables de telefonía sobre los rodapiés o hacer un montón de pequeñas chapuzas caseras.

Una de las mejores clavadoras eléctricas que nos encontraremos en Amazon es la pistola clavadora de grapas Einhell. Apta para trabajos sencillos en madera, esta clavadora eléctrica potente con 30 disparos por minuto, regulación electrónica de potencia de impacto o un práctico indicador de nivel para hacer el trabajo más fácil. Tanto si eres un amante del bricolaje como un profesional de la carpintería, necesitarás una clavadora.

La mejor, nuestra elección: Engrapadora eléctrica Einhell TC-EN 20 E

Ocupando el primer puesto, la mejor clavadora eléctrica de la marca Einhell según las opiniones de los usuarios que la han comprado en Amazon. Más de un 55% de valoraciones de 5 estrellas. Valentín comenta que “fue utilizada para tapizar un cabecero de aglomerado sin problemas”. Por su parte, J. María destaca “la facilidad para trabajos caseros sin apenas fuerza”.

Pistola clavadora de grapas y clavos de Einhell
Pistola clavadora de grapas y clavos de Einhell

Una de las características más destacables de esta clavadora de clavos eléctrica es su versatilidad. Es capaz de utilizar clavos tipo 47 y grapas tipo 53. Mango ergonómico para un agarre más seguro y un clavado más cómodo. Viene con indicador de nivel para saber cuándo cargar la máquina. Permite unos 30 disparos por minuto. Además, es posible la regulación electrónica de la potencia de impacto.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Clavadora para acabados Brüder Mannesmann Werkzeuge M15350

Situado en segunda posición, la mejor clavadora neumática de nuestra comparativa es la mejor clavadora de la marca Brüder Mannesmann. 4,5 estrellas en más de 200 opiniones, con 71% de máxima puntuación. “El material, el acabado, la calidad, la fiabilidad. Una de las mejores clavadoras neumáticas que he tenido nunca”, destaca Javier.

Grapadora neumática de aire comprimido Brüder Mannesmann Werkzeuge
Grapadora neumática de aire comprimido Brüder Mannesmann Werkzeuge

Dispone de entrada para la conexión a compresores. Tiene un consumo de 0,6L de aire por disparo y viene con tijeras con cabezales de 15 a 50 mm de largo. La presión de trabajo oscila entre 4 y 8 bares de presión.

Comprar en Amazon

Alternativa: Herramienta MAKITA 0088381680806

Por último, la mejor vinoteca de la marca Klarstein, el modelo Vinamour para los amantes del buen vino fresco. Un 81% de opiniones de 5 estrellas entre las que Ramón Pérez indica que “es la primera pistola neumática que compro y estoy súper contento”. Por su lado, JJ destaca la “facilidad de uso y excelentes resultados sin apenas esfuerzo. Un acierto total”.

Mejor clavadora neumática de Makita
Mejor clavadora neumática de Makita

Esta clavadora neumática viene con elastómero para reducir el cansancio del trabajador. Posee un nivel de vibración bajo gracias al sistema de contrapeso que favorece el confort. Además, ofrece protección al material clavado ya que posee un tope de goma para proteger la pieza de trabajo. La conexión a compresor se realiza mediante la rosca de inserción de la entrada de aire.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir una clavadora eléctrica y qué tener en cuenta antes de comprar una?

Hasta las mejores clavadoras eléctricas permiten clavar clavos o poner grapas fácilmente en cualquier superficie compatible con la máquina. Para escoger la mejor clavadora eléctrica deberás saber para qué tipo de trabajo la vas a utilizar ya que la potencia necesaria será diferente según el material que queramos trabajar. Tanto si vas a realizar pequeños arreglos caseros como tapizado de muebles, podrás echar mano de una clavadora manual o eléctrica de baja potencia mientras que si su uso va más enfocado a restauración de muebles o carpintería en general necesitarás una clavadora eléctrica más potente.

Asimismo, si estamos pensando en comprar una clavadora eléctrica para trabajos domésticos en nuestro hogar es posible que sea suficiente con una grapadora convencional de menos potencia. Si por el contrario queremos darle un uso en carpintería profesional o utilizarlo en perforaciones en hormigón o acero necesitaremos una herramienta muy potente para agujerear estas superficies sin esfuerzo.

Algunos de los aspectos más importantes a la hora de comprar una clavadora eléctrica puede ser:

Tamaño: por lo general las clavadoras eléctricas más grandes suelen ser las más potentes. No obstante, en ocasiones necesitaremos una clavadora eléctrica pequeña para acceder a lugares con mayor facilidad.

Diseño: la ergonomía a la hora de trabajar con las clavadoras es muy importante. Cuánto más cómodo sea agarrar el mango de la máquina, más seguro será clavar.

Potencia: no se requiere la misma potencia de clavado para trabajar con madera o tapizado de muebles que para ajustar unos cables en una pieza de hormigón o acero. Para cada trabajo existe una potencia mínima necesaria para una correcta ejecución.

Vibración: las mejores clavadoras eléctricas cuentan todas con un sistema anti vibraciones en la empuñadura que harán que tu brazo sufra menos el efecto retorno al usar la máquina.

Calibre: la gran mayoría de estas herramientas permite utilizar clavos o grapas de diferentes calibres según el material sobre el que vayamos a usarlos.

Capacidad cargador: esta característica cobra importancia cuántos más clavos necesitemos para el trabajo a realizar. Una clavadora eléctrica de gran capacidad permitirá tardar más tiempo en recargarse para funcionar.

Profundidad de clavado: este tipo de herramientas permiten realizar clavados a diferentes profundidades, según el resultado deseado.

¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve una pistola clavadora eléctrica?

Una clavadora eléctrica es una herramienta que permite la fijación de grapas o clavos en diferentes superficies mediante aire comprimido que hace que la grapa o clavo sujete algo. Suele utilizarse mucho en carpintería y en bricolaje doméstico para hacer pequeños arreglos.

Las clavadoras eléctricas permiten la fijación de grapas o clavos en diferentes superficies mediante aire comprimido

Las características básicas de una pistola de clavos son la potencia, amplia capacidad de carga, buena duración de batería en caso de ser inalámbrica, la rapidez y profundidad de clavado y la comodidad y facilidad de uso.

El funcionamiento de una clavadora eléctrica es realmente sencillo. Si bien las mejores marcas de clavadoras eléctricas del mercado incluyen un manual de cómo usar una clavadora, el proceso es realmente sencillo y se podría resumir en tres pasos:

1.- Colocamos los clavos o grapas en el cargador de la máquina.

2.- Ajustamos la potencia de la clavadora según la superficie a tratar.

3.- Situamos la pistola sobre la superficie y apretamos el gatillo.

Por otro lado, las clavadoras eléctricas más vendidas disponen de sistemas de seguridad avanzados para preservar nuestra salud y evitar accidentes y cortes. Esto se debe, entre otras cosas, a las zapatas. Este tipo de piezas entran en contacto con la superficie del material a tratar y una vez fijada permiten que podamos apretar el gatillo y los clavos se disparen de forma segura.

El objetivo de las clavadoras eléctricas es poder realizar tareas de bricolaje o carpintería donde se requiera que los materiales sean fijados. Se utiliza mucho para aislar, fijar cables de telefonía o internet, realizar restauración de muebles, tapizado de sillas, alfombras y muchas cosas más.

Como comentamos anteriormente, las clavadoras eléctricas pueden utilizarse para trabajar con diversos materiales como hormigón, acero, cuero o madera.

¿Qué tipos de clavadoras podemos encontrar en el mercado?

Existen diferentes tipos de clavadoras que podríamos organizar según cómo obtienen la energía para funcionar o su método de clavado:

Clavadoras manuales

Cualquier grapadora que tengamos por casa para grapar folios estaría dentro de esta familia de clavadoras de uso manual. No obstante, con éstas sería complicado clavar cables en la pared. Para solucionar la papeleta, tenemos las clavadoras manuales más clásicas y baratas.

Clavadoras eléctricas

Este tipo de clavadoras funcionan a través de un cable de corriente conectado a la red eléctrica. Esta herramienta es más potente que la clavadora manual y silenciosa que la clavadora neumática.

Clavadoras eléctricas a batería

Al igual que las clavadoras eléctricas con cable son muy potentes. Entre sus principales beneficios destaca la capacidad de ofrecer una mayor movilidad gracias a su función inalámbrica y a la energía procedente de las baterías recargables. A igualdad de potencia las clavadoras eléctricas son más baratas que las neumáticas.

Clavadoras neumáticas

Mejora considerablemente la rapidez y comodidad respecto a las anteriores clavadoras. Son las más utilizadas por los profesionales de la carpintería de la madera. La calidad de las mejores clavadoras neumáticas la marca el compresor de aire. Cuanto mejor sea la calidad del mismo, mejor será la clavadora.

Clavadora eléctrica vs neumática: ¿cuál conviene más?

Si has llegado a este punto es porque quieres saber qué tipo de clavadora se adapta mejor al trabajo que quieres realizar. Brevemente se puede considerar que las clavadoras eléctricas son ideales para pequeñas tareas de bricolaje en el hogar y las neumáticas se adaptan mejor a las exigencias de los trabajos profesionales. De todos modos, ambas pueden ser utilizadas indistintamente por aficionados o personal cualificado.

Si estás buscando una clavadora multiusos y apta para reparación de muebles y otros usos en ebanistería y bricolaje que necesite múltiples clavos sin duda elegir una clavadora neumática será un acierto. Si por el contrario el uso que vas a darle a la clavadora eléctrica es para madera y pequeños retoques caseros, la clavadora eléctrica te ayudará.

¿Cómo están clasificadas las pistolas clavadoras?

Este tipo de grapadoras pueden clasificarse de diferentes formas. En este caso, creemos que será más fácil de entender si las clasificamos por la fuente de energía y la tarea que podemos desempeñar con ellas:

Clavadoras según la fuente de energía

Las clavadoras obtienen la energía de diferentes formas según su tipología. Por ello podemos distinguir las más conocidas como clavadoras neumáticas, que funcionan con aire a presión, clavadoras eléctricas con cable, accionadas con gas o las más vendidas como son las clavadoras eléctricas inalámbricas. Existen otro tipo de clavadoras menos comunes como las accionadas con pólvora.

Clavadoras según los trabajos a realizar

Dependiendo del modelo de clavadora que elijamos, podremos llevar a cabo tareas tan dispares como trabajos de conexión de piezas en construcción, reparaciones o tapizados de muebles para la decoración de nuestro hogar y también es muy utilizada esta herramienta para realizar trabajos de techado o colocación de suelos de madera o parqué.

¿Cómo se usa una clavadora eléctrica para madera?

Utilizar cualquiera de las mejores clavadoras eléctricas para madera es muy fácil y apenas conlleva esfuerzo. Para sacar el máximo partido de su uso, debemos de leer atentamente las instrucciones que cada fabricante indica en el manual. No olvides los equipos de protección como gafas y guantes antes de manipular esta herramienta. Estos son algunos de los pasos generales para todos los modelos:

  1. Si la clavadora eléctrica funciona con batería sólo tendrás que comprobar que ésta se encuentra cargada. En caso de usar una pistola convencional de cable, conéctala a la red eléctrica para empezar a usarla.
  2. Depende del modelo pero todas las clavadoras disponen de una especie de carril donde puedes introducir los clavos o grapas con la medida correspondiente.
  3. Situa la clavadora encima del material que quieras trabajar y aprieta con fuerza el gatillo.
  4. Repite el proceso tantas veces como puntos de clavado haya.

¿Qué tipos de clavos necesita una clavadora eléctrica?

Con las clavadoras eléctricas podrás utilizar diferentes tipos de clavos sin cabeza, con cabeza y grapas para fijar en superficies como madera, hormigón, cuero y similares. Existen clavos o grapas de cobre, de acero galvanizado o liso, latón y aluminio entre otros.

Dependiendo de las necesidades de cada uno podrá elegir un tipo u otro de clavadora eléctrica

En cuanto a las grapas existen diferentes tipos y medidas en función del uso que vayamos a darle. Por ejemplo, las grapas planas de 4 a 12 mm son ideales para fijar objetos finos como tejidos, colocar posters o tapizar mobiliario de hogar. Las grapas de 14 a 25 mm son utilizadas para trabajos en construcción tales como aislamiento o revestimiento, como sucede en los rodapiés. Los clavos con o sin cabeza también pueden ser utilizados con las clavadoras dependiendo de si queremos que éste sea visible o no.

Modos de clavados de la clavadora neumática

Si finalmente te has decidido por una clavadora neumática has de saber que con ella podrás llevar a cabo dos modos de clavado diferentes: secuencia y contínuo.

Clavado secuencial

Muy útil para aquellos trabajos que requieran una distancia entre grapas determinada. La propia máquina, a través de sus programas de trabajo, será capaz de crear un intervalo de tiempo para que la sitúes en el lugar correcto.

Clavado continuo

Este método, también conocido como clavado ráfaga, permite un clavado más rápido y fácil ya que tú únicamente debes de mantener el dedo en el gatillo y hacer fuerza en la zapata de la máquina para que ésta lance el clavo o grapa al instante.

¿Cómo hacer en caso de que la grapa de mi clavadora manual se atasque?

Si en las grapadoras de oficina se atascan las grapas en las clavadoras manuales para trabajos de bricolaje pasa lo mismo. Para solucionar esta papeleta, debes seguir unos sencillos pasos:

  1. En primer lugar debemos de retirar la barra de carga.
  2. Sujeta el interruptor y desliza hacia abajo el carril de metal.
  3. Retira cuidadosamente la grapa estropeada. Puedes utilizar unas pinzas para evitar pinchazos indeseados.
  4. Vuelve a colocar la ristra de grapas correctamente y devuelve el carril a su posición original.

¿Cuáles son las mejores clavadoras eléctricas según calidad precio?

Cualquiera de las tres clavadoras eléctricas analizadas al comienzo del artículo podría ser candidatas a ser la mejor clavadora de 2019 según la relación calidad precio.

Ya tienes todos los conocimientos necesarios para comprar la mejor clavadora eléctrica según las necesidades que tengas. Ahora, decídete por la que más te conviene y comienza a sacarle el máximo partido.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios