COMBIS, NEVERAS, FRIGORÍFICOS Y MÁS

Las mejores neveras americanas y combis con congelador del mercado

Conservar los alimentos en la nevera es algo inevitable. Quizá necesites un frigo sin congelador o un combi. Descubre las mejores neveras con valoraciones reales

Foto: Las mejores neveras para almacenar la comida fría
Las mejores neveras para almacenar la comida fría
Autor
Tiempo de lectura13 min

Una nevera nos permite almacenar y conservar cómodamente dentro de nuestra cocina la fruta, la verdura, los lácteos, la carne y el pescado, etc. Y, si es de tipo americano o combi y cuenta con congelador, todavía más. Esto queda de manifiesto en la LG GSJ361DIDV, elegida como la mejor nevera en esta comparativa por las opiniones de sus compradores en Amazon y por ser la recomendada por la OCU. Cuenta con puertas de acero inoxidable antihuellas, certificado de eficiencia energética A+ y casi 600 litros de capacidad. También cuenta con dispensador de agua y hielo y es muy silenciosa. Sin duda, una excelente opción dentro del mercado pero no exenta de competencia.

La mejor, nuestra elección: LG GSJ361DIDV A+ y acero inoxidable

La nevera recomendada por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y la mejor valorada de la marca LG por los usuarios de Amazon gracias a su excelente rendimiento y buena relación calidad-precio.

La mejor nevera americana de LG sin congelador
La mejor nevera americana de LG sin congelador

Se trata de una nevera americana con puertas lado a lado de acero inoxidable antihuellas. Además, posee un certificado de eficiencia energética A+ y capacidad para 591 litros. También incluye un dispensador de agua fría, cubitos de hielo e hielo picado, así como un panel LED para controlar su funcionamiento y sensores de apertura con alarma. Su capacidad de congelación es de 12 kg/24 horas y su nivel de emisión de ruidos alcanza solo los 39 dB.

Segunda opción: LG GBB59SWGFB Independiente A+++

Ahora seguimos con la nevera considerada como Compra Maestra por la OCU. Además, es la segunda mejor valorada de la marca LG por los clientes de Amazon.

El mejor combi de nevera y congelador de LG
El mejor combi de nevera y congelador de LG

Se trata de una nevera con congelador independiente en la parte inferior y de libre disposición que cuenta con un certificado de eficiencia energética A+++. Además, posee tecnología No Frost y un diseño en blanco muy moderno y elegante. Su cajón Fresh Balancer con Magic Crisper es ideal para conservar frutas y verduras y su capacidad de congelación alcanza los 10 kg/24 horas. Es también una nevera muy silenciosa (37 dB).

Alternativa barata: Zanussi ZRB34315XA A++

Para finalizar esta comparativa de neveras, queremos hablar del mejor modelo de la marca Zanussi para según las reseñas de los clientes de Amazon. Ellos le han dado una nota media de 4,3 sobre 5 con un 50 % de valoraciones de 5 estrellas. “Una nevera-congelador de tipo combi con certificado energético A++ ideal para ahorrar en la factura de la luz”, dice de ella Manuel, a lo que Nakor añade “se trata de una nevera de bajo consumo con patas de altura regulables y con cubitera de diseño muy moderno”.

La mejor nevera con congelador independiente de Zanussi
La mejor nevera con congelador independiente de Zanussi

Entre las características más destacadas de esta nevera A++ de Zanussi está la función Quick Chill que adapta la temperatura automáticamente si se introducen alimentos a temperatura ambiente o calientes. Posee bandejas de cristal anti rotura y multitud de compartimentos para optimizar el espacio. Emite 43 dB de sonido y la capacidad de su refrigerador es de 111 litros y la de su congelador de 92 litros.

¿Cómo elegir una nevera y qué características tomar en cuenta antes de comprar una?

Antes de lanzarnos a por una oferta en neveras, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. El espacio: las neveras bajo encimeras, portátiles y pequeñas en general pueden tener menos de 85 cm de ancho y 100 cm de alto. En cambio, una nevera industrial o profesional puede superar los 2,5 metros de ancho y los 2 metros de alto. A medio camino están las neveras de puerta americana, que oscilan entre los 120 y los 170 cm de ancho. La altura de la mayoría de neveras domésticas es de 186 cm o 203 cm, sobre todo, si son de tipo combi.
  2. Eficiencia energética: las mejores neveras poseen certificados de eficiencia energética A+++. Son más caras, pero se rentabilizan rápidamente si tenemos en cuenta que este electrodoméstico, de media, supone el 18 % del gasto eléctrico en los hogares españoles.
  3. Emisión de ruidos: las neveras silenciosas son aquellas que emiten menos de 45 dB a pleno rendimiento.
  4. El volumen de carga: este aspecto se mide en litros. Muchas neveras son grandes por fuera pero luego tienen poco espacio interior, por ello debemos revisarlo.
  5. Sistema No Frost: esta tecnología es muy útil ya que impide que se genere escarcha en las paredes y evita tener que descongelar el electrodoméstico. Aunque afecte bastante al precio de la nevera, es una característica que merece la pena por el ahorro de tiempo y esfuerzo que supone.
  6. Iluminación: debemos comprar neveras con luz interior LED para ver cómodamente dónde están los alimentos en todo momento. Esto no afecta apenas al consumo.
  7. Seguridad: una nevera con bloqueo para niños, con interruptor de encendido y apagado y con alarma de puerta abierta será más fiable y segura.
  8. Pantalla: las mejores marcas de neveras diseñan modelos con pantalla LCD para hacer más intuitiva su configuración.
  9. Regulación de la temperatura: una característica básica. Las neveras con control de temperatura ajustable nos permiten regular el frío para adecuarlo a los alimentos introducidos en su interior.
  10. Diseño: si se va a ver dentro de la cocina, debemos optar por una nevera con diseño elegante y moderno.
  11. Materiales de las puertas: sin duda, las mejores neveras equipan puertas de acero inoxidable antihuellas.
  12. Extras: actualmente, muchas neveras americanas y francesas incluyen dispensadores de cubitos de hielo. También las hay con sistema de control inteligente del frío que detectan cuando se introducen alimentos en la nevera o el congelador e incrementan solas la potencia hasta alcanzar la temperatura deseada.

Tipos de neveras

Existen los siguientes tipos de neveras:

  1. Neveras de una o dos puertas: son las neveras baratas que con más frecuencia se encuentran en los hogares. Carecen de congelador y dividen el acceso a su interior con una o dos puertas de acero pulido, inoxidable o cromado.
  2. Neveras combi: poseen un compartimento grande para enfriar y uno más pequeño para congelar. Este último puede estar en la parte superior o inferior.
  3. Neveras americanas: también llamadas neveras centrales o neveras con puerta lado a lado ya que se abren desde su mitad. Un lado queda reservado a enfriar y el otro a congelar.
  4. Neveras french door o francesas: probablemente, las neveras más modernas del momento. Poseen una puerta en la parte superior, mientras que el congelador se abre mediante cajones.
  5. Neveras integrables o encastrables: pueden ser de cualquiera de los tipos anteriores pero poseen la peculiaridad de tener unas medidas más reducidas para encajar dentro de los muebles de la cocina. Son las neveras recomendadas para quienes tienen poco espacio en casa.
  6. Neveras panelables: igual que en el caso anterior. Sin embargo, sus puertas pueden cubrirse con paneles con la misma textura que los muebles de la cocina. Son las mejores neveras para quienes dan prioridad a la armonía en la decoración.

¿Cómo conservar los alimentos en las neveras?

El frío de las neveras puede dañar los alimentos si no se introducen adecuadamente. Estos consejos ayudan mucho a preservarlos:

Colocar mal un alimento dentro de la nevera puede dejarlo inservible. Utiliza los cajones para verduras y frutas

  1. Cada alimento en su lugar: echa un vistazo al siguiente epígrafe de esta reseña de neveras y coloca cada alimento el sitio especialmente configurado para ello.
  2. No envolver las verduras ni las frutas: más allá de colocarlas en su cajón, debemos retirar sus envases antes de meterlas en la nevera. Así evitaremos que se pudran y deterioren antes de tiempo. Tampoco deben estar nunca a una temperatura inferior a 0 ºC.
  3. Envolver la carne, el pescado y el embutido: de este modo, impediremos que se resequen en exceso. Debemos hacer lo mismo con los alimentos líquidos para evitar que pierdan humedad.
  4. Tiempos de conservación: de la carne y pescado crudo (24-48 horas), de los huevos (3-5 semanas) y de los alimentos cocinados (2-3 días), por lo general. Debemos ponerlos de forma accesible para consumirlos lo antes posible.
  5. Solo papel film: este es el único elemento que debemos usar para envasar los productos que lo requieran. El papel de aluminio atrapa el frío y los deteriora.

Cómo organizar la nevera

La organización de una nevera es clave para optimizar el espacio disponible. Estos consejos son muy útiles al respecto:

  1. Puerta: esta es la zona de la nevera que recibe menos frío y, por tanto, la ideal para mantequilla, salsas, huevos, mermeladas, leche, vino, agua y refrescos en general.
  2. Parte intermedia: también recibe menos frío al estar entre la parte superior y la inferior. Aquí debemos colocar el queso y los yogures, así como las conservas, los paquetes de comida precocinada abiertos y las sobras en general.
  3. Parte inferior: es la zona con menor temperatura de la nevera. En ella debemos colocar la carne y el pescado. Además, si nos gusta la cerveza bien fría, podemos colocarla aquí usando un botellero.
  4. Parte superior: este es el lugar reservado para la pasta fresca, los embutidos y, en general, todos aquellos productos que tengamos listos para ser consumidos. También es el sitio perfecto para los patés, los pescados ahumados, las anchoas y las semiconservas en general.
  5. Cajones: están destinados a la fruta y la verdura que requiera una refrigeración especial. No debemos poner aquí cebollas, tomates ni patatas, así como ningún alimento envuelto en plástico.
  6. Congelador: generalmente, viene dividido por cajones. Debemos poner en el superior los alimentos más próximos a caducar y en el inferior aquellos que aún pueden aguantar bastante tiempo. Es conveniente usar tuppers con etiquetas para diferenciarlos.

¿Cómo limpiar un frigorífico correctamente?

Tanto si hemos comprado una de las mejores neveras del mercado como si hemos apostado por una más económica, querremos mantenerla limpia y libre de malos olores. Para ello, debemos hacer lo siguiente:

  1. Vaciar la nevera y apagar el electrodoméstico: debemos asegurarnos de retirar todos sus compartimentos extraíbles como, por ejemplo, cajones, bandejas y cubiteras.
  2. Descongelar si hace falta: si contamos con una nevera sin escarcha No Frost, podemos saltarnos este paso. Si no, deberemos dejarla apagada durante 24 horas para que se derrita el hielo acumulado o activar el modo de descongelación.
  3. Limpiar las juntas de las puertas: para ello, podemos utilizar un cepillo de dientes suave, agua tibia y un poco de vinagre. Solo emplearemos lejía diluida si hay moho y es estrictamente necesario.
  4. Lavar los componentes extraíbles: podemos sumergirlos en agua caliente en la bañera o, si caben, en el fregadero o en un cubo. Después, las frotamos con jabón y un estropajo suave. Después, debemos dejar que se sequen por sí solos.
  5. Limpiar el interior de la nevera: utilizaremos agua caliente, un paño húmedo o una esponja que no arañe y bicarbonato de sodio, vinagre o limón para eliminar los malos olores. En el caso de las neveras combis, hacemos lo mismo con el congelador.
  6. Limpiar las puertas de la nevera: si se trata de puertas de acero inoxidable antihuellas, nos bastará con un paño húmedo y agua tibia. Si es de otro material, podemos usar también jabón.
  7. Extraer la bandeja de drenaje: solo en las neveras que cuenten con ella. Este es un elemento que recoge el agua sobrante del electrodoméstico y que suele oler bastante mal. Debemos introducirla en un cubo con lejía y frotarla con un estropajo suave sin miedo.
  8. Limpiar la parte trasera de la nevera: la parte más delicada. Hasta las integrables acumulan mucho polvo en esta zona, el cual puede dañar las bobinas del aparato. Para retirarlo, lo mejor es usar una aspiradora de mano.
  9. Colocar la nevera en su sitio: y montarlo todo de nuevo.
  10. Ambientador: podemos comprar uno en el supermercado o partir un limón por la mitad y ponerle algunos clavos. Es mano de santo para el mal olor.

¿Qué productos usar para limpiar una nevera?

Hemos analizado muchas opiniones en neveras y nos hemos dado cuenta de que muchos usuarios no tienen claros qué productos usar para su limpieza. En este sentido, para limpiar el interior es recomendable usar productos naturales como, por ejemplo, el vinagre, el limón y el bicarbonato de sodio, pero siempre rebajados con agua a partes iguales para reducir su carácter ácido. Y, sobre todo, debemos recordar usar únicamente paños, esponjas y estropajos que no arañen la superficie.

En caso de ser imposible eliminar la suciedad de la nevera con estos productos naturales, podemos recurrir a otros químicos. Hablamos, por ejemplo, de quitagrasas para las juntas y para la parte trasera del electrodoméstico. Eso sí, debemos asegurarnos de que estén específicamente diseñados para este uso. En la medida de lo posible, evitaremos usar lejía, aunque sea diluida.

¿Cómo mantener en buenas condiciones las neveras?

Incluso las mejores neveras del momento requieren una serie de cuidados para rendir al máximo durante toda su vida útil:

Consejo: colocar las bebidas y botellas en las bandejas de la puerta de la nevera ayudará a que ésta se cierre

  1. Temperatura adecuada: generalmente, estos electrodomésticos están preparados para funcionar a 4-5 ºC. Esta temperatura puede ser más baja, pero hará que el motor se esfuerce en exceso y se deteriore antes. Además, esto no implica que la comida vaya a conservarse mejor. Una nevera inteligente que ajuste sola su temperatura en función de sus necesidades es muy útil en este sentido.
  2. Asegurarnos de cerrar bien las puertas: para que la nevera no pierda frío y tenga que enfriarlo todo de nuevo.
  3. Limpieza regular: siguiendo las indicaciones anteriores y, al menos, una vez cada 3 meses.
  4. No colocar alimentos en las salidas de aire: dejar, al menos, 4 cm para evitar obstrucciones.
  5. Dejar que la comida cocinada se enfríe antes de meterla en la nevera: así evitaremos que desprendan humedad. Los líquidos como sopas y caldos deben estar tapados con papel film.

Consejos para mover una nevera

No importa si tenemos una mini nevera o una nevera grande horizontal o vertical. Para moverla, debemos seguir las siguientes indicaciones:

  1. Vaciar la nevera: debemos sacar toda la comida y retirar sus múltiples compartimentos y los estantes de vidrio. Podemos aprovechar para limpiarla convenientemente.
  2. Desconectar la nevera eléctrica: tenemos que dejarla en reposo y sin moverla, al menos, 6 horas. Si se trata de una nevera con escarcha y sin sistema No Frost, deberemos descongelarla adecuadamente.
  3. Atar las puertas: para ello, utilizaremos cables de sujeción o cuerdas resistentes. El objetivo es que no se abran y puedan sufrir golpes durante el transporte.
  4. Inclinar la nevera: esto debe hacerse entre dos personas. Una la sujetará desde atrás y la otra empujará por delante hasta colocarla en un ángulo de 30-45º, aproximadamente. Para hacerlo más fácil, podemos ayudarnos de una alfombra. Lo más recomendable es utilizar una carretilla lo suficientemente grande.

Si se trata de una nevera vertical, nunca debemos ponerla en horizontal antes de dichas 6 horas desde su desconexión. Y, si es una nevera horizontal, lo mismo pero al revés. Esto puede ocasionar graves daños al motor y problemas con el gas refrigerante.

Dónde tirar la nevera vieja

Las neveras viejas que ya han llegado al final de su vida útil hay que llevarlas al punto limpio habilitado en nuestra ciudad para que allí se encarguen de procesarlas y reciclar sus componentes. Esto podemos hacerlo nosotros mismos, aunque necesitaremos un vehículo lo suficientemente amplio, sobre todo, si se trata de un frigorífico grande. Por ello, la mayoría de marcas y empresas comercializadoras incluyen un servicio de retirada del electrodoméstico con la compra del nuevo.

Con todo esto, estamos convencidos de que los lectores de El Confidencial DeCompras sabrán cómo elegir la mejor nevera posible para sus cocinas, cómo limpiarlas y cuidarlas y cómo deshacerse de su antiguo electrodoméstico llegado el momento.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios