frente al teatro donde se celebran los premios

Una estatua de Harvey Weinstein en los Oscar para criticar el silencio de Hollywood

El productor ha sido acusado de abusos sexuales por muchas caras de la industria del cine. Dos artistas han instalado una estatua de oro del productor frente al teatro de los Oscar

Foto: Estatua de oro de Harvey Weinstein instalada junto al teatro donde se entregan los Oscar | Reuters
Estatua de oro de Harvey Weinstein instalada junto al teatro donde se entregan los Oscar | Reuters

El pasado mes de octubre, la Academia de Hollywood expulsaba al productor Harvey Weinstein, envuelto en un enorme escándalo de abusos y acoso sexual, para enviar un mensaje: el silencio, la complicidad y la ignorancia de los abusos sexuales en la industria del cine había llegado a su fin. "Es un problema muy grave que no tiene lugar en nuestra sociedad", anunciaba la junta de la Academia en un comunicado. La colección de abusos sexuales del productor es infinita: más de 80 mujeres han acusado a Weinstein de conductas inapropiadas.

En este contexto y a solo unos días de que arranque la gala de los Premios Oscar, los más importantes en el cine, dos conocidos artistas han querido recuperar la figura de Weinstein para insistir en la necesidad de limpiar ese pasado oscuro de Hollywood. Han sido Plastic Jesus y Josua 'Ginger' Monroe, quienes han instalado frente al teatro Dolby en el que este domingo 4 de marzo se desarrolla la ceremonia de los Oscar una estatua dorada de Harvey Weinstein sentado en un banco y en el que cualquiera se puede acomodar para tomarse una foto con el mayor depredador sexual de Hollywood.

La escultura, que lleva el nombre de 'Sofá del casting', muestra a un Weinstein en bata, mostrando parte del pecho, estirando el brazo para que el que se siente parezca que está siendo 'abrazado' por el productor, y con una estatuilla de un Oscar colocada estratégicamente cerca de sus genitales. "Durante muchos años la explotación de muchos aspirantes (al mundo del cine) y nombres ya establecidos de la industria desaparecieron bajo la alfombra, mientras sus denuncias por acoso y abuso sexual eran ignoradas", ha denunciado uno de los artistas, Plastic Jesus, al diario 'The Hollywood Reporter'. "Afortunadamente, a la luz de las recientes acusaciones contra muchas grandes figuras la industria está limpiando su comportamiento".

Otras 'estatuillas' de los Oscar

No es la primera vez que Plastic Jesus hace una 'performance' de este tipo, de hecho ya es un clásico de los Oscar: durante los últimos años, ha ido instalando diferentes esculturas, cada una con su crítica asociada, antes de la alfombra roja. En 2015 quiso llamar la atención sobre el consumo de drogas en la industria del cine, por lo que colocó una estatua de un Oscar que simula estar esnifando cocaína, con el nombre 'La mejor fiesta de Hollywood'. Esta misma fue recolocada el año pasado año en las calles de Los Ángeles.

La de 2016 se centró en abordar el sexismo existente en el mundo del cine, colocando una estatua de una mujer dorada, desnuda casi por completo y con algunos billetes enganchados a su ropa interior, mientras se apoya en una barra sobre un pedazo de alfombra roja: no hay mucho más que explicar. El artista, cuyo nombre todavía se desconoce, señaló entonces cómo muchas mujeres van a Hollywood "persiguiendo el sueño de convertirse en actrices, bailarinas o cantantes". "Pero por la falta de oportunidades, sumado al alto coste de la vida, se enfrentan a la realidad de tener que desnudarse en clubes. La del cine es la única industria en la que se acepta desnudarse como una forma de hacer prácticas. Muchos incluso creen que haber sido 'stripper' te hace más guay cuando te haces famosa".

En 2014 ya hizo otra crítica a las drogas: la estatuilla de los Oscar convertida en escultura estaba, en esta ocasión, chutándose una dosis de heroína. 'El secreto mejor guardado de Hollywood', fue el nombre de esta obra: este mismo año, unos 20 días antes, se conocía la muerte del actor Philip Seymour Hoffman, que había estado un año antes en tratamiento por sus adicciones a medicamentos y a la heroína.

Los Trump desnudos

El otro artista que ha participado de la instalación del Oscar de Weinstein, Joshua 'Ginger' Monroe, es de Las Vegas y se hizo famoso por sus esculturas sobre el presidente del Gobierno estadounidense, Donald Trump, desnudo, que colocó en diferentes puntos de Nueva York.

Premios Oscar

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios