premios de la academia

La estatuilla de los Oscar: 3,6 kilos de bronce bañado en oro que tres años fueron yeso

El premio que se entrega durante la ceremonia de los Oscar ha sido siempre el mismo desde que se celebró la primera gala, aunque durante tres años hubo que variar el material

Foto: Réplica de la estatuilla de los Oscar, en 2017 | EFE
Réplica de la estatuilla de los Oscar, en 2017 | EFE

"And the Oscar goes to...". Es la frase más esperada de esa noche en la que, cada año, miles de estadounidenses se quedan plantados ante sus televisores y otros cientos de españoles madrugan, o deciden alargar su día, para seguir la gala. Los Premios de la Academia, los Oscar, los grandes premios del cine. Este año, la 90.ª edición de la ceremonia, se celebra la tarde del 4 de marzo —a madrugada en España, si tenemos en cuenta el cambio horario— y durante toda la ceremonia todas las miradas estarán puestas en las nominadas a mejor película por encima de las otras 23 categorías existentes en los premios. Y todos los premiados se llevan su Óscar.

¿Pero ha sido siempre el mismo trofeo? Los Oscar se celebran desde 1929 y han repartido ya un total de 90 premios. Fueron una de las mayores influencias a la hora de crear la versión española de los premios al cine, los Premios Goya, que eligieron su nombre imitando la sonoridad de los Oscar estadounidenses. Y sí, siempre ha sido igual el trofeo, o al menos sus variaciones no han sido sustanciales.

La estatuilla de los Oscar es un caballero que, de pie, sujeta un rollo de película con una espada de cruzado: el director artístico Cedric Gibbons, uno de los fundadores de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas —y nominado a estos premios en casi 40 ocasiones, ganador del mismo en más de una decena—, fue el supervisor del diseño del trofeo, que luego trasladó a las tres dimensiones el escultor George Stanley. Desde la primera ceremonia, se han presentado un total de 3.048 estatuillas.

Cada estatuilla mide 13 pulgadas y media de alto —unos 33 centímetros— y pesa ocho libras y media —algo más de 3,5 kilos— y el carrete de película que aparece en el trofeo tiene cinco rayos, que significan cada una de las cinco ramas originales de la Academia: los actores, los directores, los productores, los técnicos y los guionistas. Sin embargo, antes de 1945 el tamaño de cada uno de los trofeos era algo diferente: fue entonces cuando se adaptaron las medidas actuales.

Los trofeos están fabricados en bronce y chapados en oro de 24 kilates, aunque hubo algunos años en los que no se pudo fabricar de este modo: durante la Segunda Guerra Mundial, a causa de la escasez, se tuvieron que diseñar a base de yeso pintado durante tres años. No obstante, una vez pasado el conflicto, la Academia invitó a todos los premiados a canjear sus Oscars de yeso por una estatuilla real, de bronce bañado en oro.

Réplicas en miniatura de los Oscar | Reuters
Réplicas en miniatura de los Oscar | Reuters

¿Y Oscar... por qué?

Lo cierto es que no existe una versión oficial del origen del nombre de los premios. Existe, no obstante, una historia que cuenta que la que era bibliotecaria de la Academia entonces, después directora de la institución y para la posteridad directora emérita, Margaret Herrick, cuando vio la estatuilla por primera vez dijo que le recordaba a su tío Oscar. Y así se quedó, aunque no de forma oficial hasta 1939.

Si bien el número de categorías está cerrado, nunca se sabe cuántas estatuillas se entregan hasta que se conoce a todos los premiados, debido a la posibilidad de que un solo premio tenga múltiples destinatarios que comparten el galardón en una determinada categoría. Eso sí, todos los trofeos que sobran se guardan para la siguiente edición de los premios.

Premios Oscar

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios