Premios Goya 2018: ¿Es verdad que al público español no le gustan las películas de los Goya?. Noticias de Premios Goya
el cine español recaudó 103 millones en 2017

¿Es verdad que al público español no le gustan las películas de los Goya?

Hay una idea extendida de que los gustos de la Academia no coinciden con los de quienes asisten a las salas

Foto: Cola a las puertas del madrileño cine Callao. (Efe)
Cola a las puertas del madrileño cine Callao. (Efe)

Faltan algo más de 72 horas para la fiesta mayor del cine español, el único día del año en el que directores, actores y productores patrios abren los informativos sin haber pasado por el peaje de un boicot o de un anuncio de la fiscalía. Pero también es el día en el que la Academia se pone en el disparadero, porque que si el cine español no lo ve ni Dios, que si el cine español sólo cuenta historias guerracivilistas, que si el cine español se repite más que el ajo, que si los Goya son una fiesta endogámica donde los señores de la Academia premian a sus amigotes, a películas soporíferas que no le interesan a nadie, y menos al público. La resaca de los Goya es dura. Pero ¿de dónde viene esta opinión de que lo que gusta a los que dan los premios no es lo que gusta a la gente, y viceversa? La brecha entre los gustos del público y de la Academia, ¿es real? Sólo queda encomendarse a las matemáticas.

El pasado mes de diciembre, cuando la Academia anunció los finalistas de la 32 edición de los Goya, llamó la atención la ausencia de Álex de la Iglesia. El director bilbaíno, a pesar de haber estrenado dos de las películas más taquilleras del año, no recibía el beneplácito de los académicos: tan sólo una nominación a Mejor sonido para 'El bar'. 'Perfectos desconocidos' ni estaba ni se la esperaba. El propio De la Iglesia disculpaba la omisión por no necesitar "la promoción de los Goya" después de haber vendido una de cada seis entradas de cine de 2017.

Los nominados a los Goya 2018 posan todos juntos. (Efe)
Los nominados a los Goya 2018 posan todos juntos. (Efe)

Pero 'Perfectos desconocidos' no está sola. Las diez películas españolas más taquilleras del año, todas juntas, suman una recaudación de 79 millones de euros. 79 de los 103 millones que han ingresado el total de las películas estrenadas en el año. Ahí es nada. Sin embargo, los mismos títulos acumulan sólo diez nominaciones a la próxima edición de los Goya, de las 100 posibles, si restamos las categorías de cortometraje. Y además, de entre todas ellas, 'Verónica' de Paco Plaza aglutina siete. Es decir, que si restamos los cabezones a los que opta 'Verónica', la mayoría de las películas que más han gustado al público no han gustado a la Academia, salvo 'Tadeo Jones 2: el secreto del Rey Midas', que está nominada a Mejor película de animación; 'El secreto de Marrowbone', que compite en la categoría de Mejor dirección novel, y 'El bar', que podría llevarse el cabezón por Mejor sonido. El resto, cero patatero. ¡Clasismo, corporativismo!, que gritarán algunos.

Mientras tanto, la favorita, 'Verano 1993', supera por poco los 162.000 espectadores (poco más de un millón de euros), y sus principales rivales, 'La librería' y 'El autor' han recaudado algo más de 2,3 millones y 668.000 euros, respectivamente. ¿Quieren decir estos datos que las películas que triunfan en los Goya no lo hacen en taquilla y viceversa? ¿Los ejemplos de esta año son realmente representativos?

Taquilla acumulada de 2017
Taquilla acumulada de 2017

Pues no. El año pasado, la película española más taquillera fue la más premiada de los Goya. 'Un monstruo viene a verme' recogió nueve de los doce cabezones a los que optaba. Y no sólo las que reconocen los aspectos técnicos, sino también la dirección, la música y la fotografía. Juan Antonio Bayona, el Midas del cine español, actuaba de nuevo. El premio gordo se lo llevó, eso sí, 'Tarde para la ira', una película pequeñita que Raúl Arévalo tardó en sacar adelante casi ocho años y que recuperó los —exiguos— 1.200.000 euros de su presupuesto en las reposiciones post-Goya, llevando al cine alrededor a alrededor de 180.000 espectadores. Y, de entre las diez películas que más recaudaron en 2016, tan sólo se quedaron sin opción a cabezón 'Villaviciosa de al lado', 'Cuerpo de élite' y 'Ocho apellidos catalanes'. Tres comedias costumbristas que explotan el humor del tópico, la mina de oro de Atresmedia Cine y Mediaset.

Sí es verdad que, como dijo Paco León, "la comedia no se suele nominar"

Y es que si hay algo que puede criticársele al oráculo del cine español y que, en parte, podría explicar el feo a 'Perfectos desconocidos', viene más que por la taquilla por el lado del género. La comedia en la Academia no gusta. Algo a lo que apuntó Paco León el año pasado, al recibir cuatro nominaciones por 'Kikí, el amor se hace': "No nos lo esperábamos, porque ya se sabe que la comedia no se suele nominar", lamentó. Y es que, en los últimos diez años, todas las ganadoras del Goya a Mejor película han sido dramas o 'thrillers'. Al igual que la mayor parte de las finalistas. Y eso que, en las primeras ediciones, el premio gordo se lo llevaron 'El viaje a ninguna parte', 'El bosque animado', 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' y '¡Ay, Carmela!', obras cumbres del cine de humor. Quizás eran tiempos más optimistas y disfrutones.

Pero, volviendo a la taquilla, si se recurre a los anales del cine, encontramos que, de entre las diez películas que más han recaudado de la historia del cine español, todas tienen su ramillete de goyas . 'Ocho apellidos vascos' consiguió tres goyas de los cinco a los que aspiraba. 'Lo imposible', cinco de 14. 'Los otros', ocho de 15. 'El orfanato' siete de 14. 'La gran aventura de Mortadelo y Filemón' ganó cinco de seis. 'Torrente' ganó Mejor dirección novel para Santiago Segura y Mejor actor de reparto para Tony LeBlanc, y nominación para Javier Cámara como actor revelación. Películas terriblemente dispares que en su momento contaron con el favor del público y de la Academia. Sí, hasta 'Torrente'. Sí, hasta 'Mortadelo y Filemón'. Parece que aquello de que lo que gusta a la Academia no gusta al público de a pie es un 'invent'. "Yo, como don Quijote, me invento pasiones para ejercitarme", que dijo Voltaire.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios