Es noticia
Menú
Cesc Gay: "Vivimos una de las peores épocas del cine español"
  1. Cultura
  2. Cine
30 edición de los premios goya

Cesc Gay: "Vivimos una de las peores épocas del cine español"

'Truman' encabeza las quinielas como una de las grandes favoritas de los Premios Goya con seis nominaciones, incluida mejor película. Su director está nominado a mejor dirección y guion original

Foto: Cesc Gay en los pasados Premios Gaudí (Efe)
Cesc Gay en los pasados Premios Gaudí (Efe)

La gran incógnita de los Premios Goya de este sábado será comprobar si 'Truman' se impone a 'La novia' o viceversa. La película de Cesc Gay (con seis nominaciones) ha arrasado en los premios Forqué, Gaudí y en los últimos del Círculo de Escritores Cinematográficos, mientras que 'La novia' (con 12) se impuso en los Feroz. Esto podría indicar que el filme protagonizado por Ricardo Darín y Javier Cámara parte como gran favorito, pero todo está en el aire para dos de los filmes más personales del año.

El director de 'Truman', nominada a mejor película, director, guion original, actor protagonista y de reparto y montaje, prefiere no hacer quinielas. Confiesa que lo que más le gusta de hacer películas "es escribir, pero también es lo que más sufro" y sobre los premios, asegura que son una lotería en la que siempre hay sorpresas. Cesc Gay define 'Truman' como uno de esos momentos mágicos que "pasan una vez en una carrera", y tampoco le faltan palabras para el teatro -ha estrenado en Barcelona 'Los vecinos de arriba' y en abril lo hará en Madrid-, del que dice se ha enamorado tras su primera incursión sobre las tablas.

P: ¿Una película como 'Truman' nace de una necesidad o como terapia?

R: Igual son dos palabras demasiado fuertes. Nunca he hecho una película ni por necesidad ni para hacer terapia. Vives cosas y se te quedan dentro. Desgraciadamente pasé por una situación similar, como todos, de acompañar a alguien querido y empecé a escribir mucho sobre el final, sobre la muerte y, sobre todo, sobre cómo nos relacionamos los que estamos al lado de la persona, que es la figura del personaje de Javi [Cámara]. De ahí nació. Fui escribiendo cosas con el tiempo y dos o tres años después, como siempre me pasa, después de tener el material en cajones, lo ataqué.

P: La muerte es un tema recurrente pero no tanto con la contención y con el punto de vista, e incluso e humor, con la que la presenta. ¿Es difícil ser más realista y huir del dramón en un tema así?

R: Es difícil equilibrar. La muerte y la enfermedad son dos temas que cuando te metes ahí… lo normal es que te conectes con el drama. El reto era escribir algo más ligero. Más bien, hacerlo desde un lugar más ligero y la relación entre dos hombres me permitió encontrar ese tono irónico, retador y muy varonil…

P: E incluso ese punto de humor un poco negro. Precisamente es Truman el que nos ancla en esa desdramatización.

R: Intentamos desde la escritura y después ensayando con Javi y Ricardo no cruzar esa línea de un humor demasiado ácido o negro. En eso ambos eran muy instintivos. Cuando había escenas que a lo mejor en ensayos se habían ido a un lugar excesivo en el que ellos notaban que no las sentían bien, me lo hacían ver. A veces eran tan sólo frases, pero estuvo muy bien equilibrar eso.

P: ¿Qué le está dando 'Truman'?

R: Lo que nos da a todos los que nos dedicamos a esto. De vez en cuando tienes la gran suerte de que un trabajo que has hecho llega, funciona y tiene el equilibrio entre una taquilla buena y te dan premios. Eso son cosas que pasan de vez en cuando en una carrera. Es algo muy difícil y ahora lo estamos disfrutando.

P: ¿Cómo ve la pugna de los Goya? ¿Algún premio que le haga especial ilusión?

R: Yo nunca pienso en qué va a pasar. Nunca puedes hacer quinielas. Hay varias películas buenas y siempre es una sorpresa. Eso es lo atractivo de las galas. Y no puedo decir ninguno en especial. Las películas somos una familia y a quien le caiga nos pone a todos contentos.

P: Vemos como cada año, desde el llamado 'efecto Ocho apellidos...' hay más conexión entre público y cine español, ¿cómo analiza la situación actual entre ese acercamiento y las políticas/IVA culturales?

R: Sinceramente, llevo unos años haciendo cine, he hecho siete películas y siempre es muy complicado hacerlas. Siempre estamos con esas frases del cine español... pero es que es muy difícil hacer una película. Es muy difícil conseguir dinero para hacer algo que a veces es muy personal o arriesgado. Yo siempre tengo la misma percepción. Es cierto que cada época tiene unos condicionantes distintos. Ha habido mejores épocas y ahora vivimos una de las peores, sobre todo por el IVA, pero el cine siempre hay que entenderlo como una profesión de mucho riesgo y que cuesta mucho levantar películas. No siento que ahora sea especialmente distinto.

P: ¿Estamos esperando como agua de mayo al nuevo Gobierno para que cumpla su promesa de bajar el IVA?

R: Prometido, sí. No sé si tendrán la poca vergüenza de no hacerlo. Espero que lo hagan porque ellos mismos se han dado cuenta de que el IVA no ayuda, entonces ¿para qué sirve? Pero primero habrá que ver cómo se ponen de acuerdo (risas).

P: Hablemos también del teatro. ¿Cómo ha sido ese salto?

R: Estoy enamorado del teatro. Llevo toda mi vida muy cerca del teatro por mi mujer y muchos amigos, más que del cine, y siempre lo miraba pensando 'a ver cuándo me atrevo'. Finalmente escribí 'Los vecinos de arriba' hace un par de años y cuando lo escribía pensé que era el momento de derivarla al teatro. Tuve la suerte de montar un elenco fantástico en Barcelona, hemos hecho dos temporadas y ahora empezamos gira y vendremos en abril a Madrid [en el Teatro de La Latina] con otro cásting con Candela Peña, que también es su primera obra de teatro. Estoy encantado y tengo ganas de venirme ya a ensayar.

P: ¿Da un poco de vértigo el teatro por aquello de tener al público en frente?

R: Pues en mi caso no porque me lo estoy tomando con una especie de responsabilidad y sentido del juego como hacía tiempo que no me pasaba. Ha sido una cosa hecha sin ninguna planificación ni ambición, y nos ha ido bien. Yo lo he pasado muy bien. Mantener ese espíritu es genial porque te permite disfrutar de las cosas sin tener la proyección esa enorme. No es que el teatro sea para mí un hobby pero estoy aprendiendo. Me siento como que me han dejado jugar a esto y estoy encantado y feliz. De hecho, estoy buscando tiempo todo el día para volver a escribir porque me lo he pasado muy bien.

La gran incógnita de los Premios Goya de este sábado será comprobar si 'Truman' se impone a 'La novia' o viceversa. La película de Cesc Gay (con seis nominaciones) ha arrasado en los premios Forqué, Gaudí y en los últimos del Círculo de Escritores Cinematográficos, mientras que 'La novia' (con 12) se impuso en los Feroz. Esto podría indicar que el filme protagonizado por Ricardo Darín y Javier Cámara parte como gran favorito, pero todo está en el aire para dos de los filmes más personales del año.

Cine español
El redactor recomienda