el difícil paso del teatro al cine

Bárcenas recurre al 'crowdfunding'

Ni tener éxito con una obra como 'Ruz-Bárcenas' ni ser un director de escena aclamado como Miguel del Arco garantizan poder financiar el salto de las tablas a la gran pantalla

Foto: 'B, la película' inspirada en la obra de teatro 'Ruz-Bárcenas'
'B, la película' inspirada en la obra de teatro 'Ruz-Bárcenas'

Piensen en La gata sobre el tejado de zinc, Arsénico por compasión, la más reciente Sweeney Todd o, las patrias Las bicicletas son para el verano o Bajarse al moro. Seguramente la imagen que les venga a la cabeza sea la de Paul Newman y Elizabeth Taylor, Cary Grant, Johnny Depp, Victoria Abril, Gabino Diego, Verónica Forqué o Antonio Banderas en estas icónicas películas, pero todas nacieron de una obra de teatro. Aunque, claro, eran otros tiempos. Saltar hoy ese (en teoría) pequeño obstáculo que separa el teatro del cine se ha convertido en un doble salto mortal.

Si se habla de dinero, ese salto puede ser una simple zancada o exigir un tirabuzón según quien tenga que darlo. Bárcenas se hizo con 200.000 euros en menos de 48 horas para salir de la cárcel, pero llevar su declaración del 15 de julio de 2013 ante el juez Ruz de la Audiencia Nacional del teatro al cine cuesta 300.000 euros y mucho más esfuerzo.

Ruz-Bárcenas, la obra de teatro documental dirigida por Alberto San Juan, escrita por Jordi Casanovas y protagonizada por Pedro Casablanc y Manolo Soto, se convertirá con suerte y dinero en B, la película sobre los papeles de Bárcenas. Para ello, han lanzado un proyecto de crowdfunding, con la intención de reunir 50.000 euros en 40 días (rozan los 18.000 y el plazo para colaborar se acaba el 29 de abril), y sumar esfuerzos a las productoras Bolo Audiovisual e Inicia Film.

“Es todo o nada”, explica el director del filme David Ilundain. “Es una película muy barata porque tiene una única localización, pero para ser un proyecto independiente tiene ciertos problemas de lo que podemos llamar financiación normal”, añade en relación a que el tema espanta a posibles productores. "Sabemos que no va a venir una marca comercial a respaldarnos". Por eso, el recurso es “sumar a pequeños colaboradores e inversores y ahí la cifra ya se convierte en importante” aunque, garantiza, “creo que va a salir bien”.

“Sin duda es paradójico la semejanza con la cantidad de dinero que Bárcenas pagó en dos días. Dice bastante del mundo en el que nos movemos. Nosotros tratamos de contar qué pasó en esa sala a nuestros vecinos, a los padres de los compañeros del cole de nuestros hijos, a la gente común porque es una historia que merece la pena conocer. A lo mejor hay quien no quiera conocerla o ya se mueve en esas élites y la conoce de primera mano”, espeta.

'B, la película sobre los papeles de Bárcenas' está inspirada en la obra de teatro 'Ruz-Bárcenas'
'B, la película sobre los papeles de Bárcenas' está inspirada en la obra de teatro 'Ruz-Bárcenas'

La película, que cuenta con todo el equipo de la obra y tiene previsto comenzar a rodarse a finales de mayo para estrenar en septiembre, busca generar el mismo efecto que está teniendo Ruz-Bárcenas: sentarnos en la sala de la Audiencia Nacional y asistir perplejos a la declaración íntegra y textual que hizo el extesorero sobre la caja B del PP ante el magistrado. Esa ha sido la clave de su éxito: el texto es la transcripción literal del interrogatorio y la fuerza y tensión (y el parecido) de Casablanc y Soto en sus papeles.

Cine judicial donde "el público participa de la verdad y la mentira y del concepto de justicia", asegura Ilundain citando otro filme que también nació de una obra de teatro: Doce hombre sin piedad. “Buscamos transmitir esa sensación de que estás en la Audiencia Nacional como un voyeur. Si pudiéramos acceder a esas grabaciones no harían faltan estas obras de teatro o películas, pero como no tenemos acceso a esos lugares donde se cuecen tantas cosas que nos afectan, es nuestro trabajo informarnos y transmitirlo para poder mirarnos a través de lo que pasa en esos despachos”, dice el director.

'Si pudiéramos acceder a esas grabaciones no harían faltan estas obras de teatro o películas'

La película respeta la dramaturgia de la obra y abre un poco el plano para mostrar lo que había alrededor de Ruz y Bárcenas: desde los abogados hasta la polícia, los secretarios judiciales o las imágenes de las cámaras de vigilancia de la entrada al juzgado. "Sigue siendo una película de actores y el trabajo de cámara será como un documental simulado, al estilo de la versión teatral" pero sin olvidar que esto es una película "y no una obra de teatro grabada".

Tampoco es fácil para los 'grandes'

Otro ejemplo de lo complicado que es saltar de las tablas a la gran pantalla es el caso de Miguel del Arco. Es uno de los dramaturgos y directores más admirados y respetados de la escena española y una obra con el respaldo de su nombre y Kamikaze Producciones es sinónimo de éxito de crítica y público (recuerden las más cercanas: Misántropo, Veraneantes o La función por hacer). Ahora prepara y busca dinero para su desembarco en el cine.

El dramaturgo y director Miguel del Arco (Efe)
El dramaturgo y director Miguel del Arco (Efe)

El plan es comenzar a rodar en agosto Las furias, su primera película como director que interpretarán actores con los que ya ha trabajado en las tablas como Bárbara Lennie, Carmen Machi, Emma Suárez, José Sacristán o Gonzalo de Castro. El guion de esta historia coral protagonizada por una familia lleva en su cabeza un par de años, al  igual que la idea de hacer cine pero el problema ha llegado a la hora de buscar la financiación.

“Hoy es difícil hacer cine aunque no des el salto desde el teatro”, asegura Aitor Tejada, productor de sus obras de teatro. “Levantar una producción de cine es bastante complicado. Su funcionamiento no tiene nada que ver con el teatro. Y a nosotros nos pilla de nuevas. Hemos hecho cortos pero con estas cantidades de dinero, que son insuperables, es muy difícil”, relata sobre el peregrinaje de reuniones con productoras para conseguir el 1,3 millones de euros de presupuesto para la película.

“Hay momentos en el que creo que la película se hará pero, en otros, no lo sé. No sé si vamos a conseguir el dinero”, garantiza. De momento, tienen un convenio cerrado con RTVE pero necesitan más acuerdos y el tiempo se echa encima. “La verdad es que da vértigo. El teatro es, en el fondo, más casero. Puedes tirar de coproducciones con teatros y de gente que ya conoces para sacar un proyecto adelante pero el cine no es así. Hay que poner de acuerdo a mucha gente que tiene poner mucho dinero”.

Premios Goya

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios