Javier Gutiérrez: "A los actores cómicos se nos mira con lupa cuando hacemos dramas"
  1. Cultura
  2. Cine
ganador de la concha de plata por 'la isla mínima'

Javier Gutiérrez: "A los actores cómicos se nos mira con lupa cuando hacemos dramas"

El intérprete era conocido por el gran público por su papel de Satur en 'Águila Roja', ahora apunta a todos los premios gracias a la película 'La isla mínima'

Hasta el momento todo el mundo le reconocía como Satur, el particular Sancho Panza de Águila Roja en la serie de TVE. A partir de ahora Javier Gutiérrez será recordado por Juan, un policía en la España de la Transición en La isla mínima. El filme, que ha sido número uno en su primera semana de exhibición con más de 200.000 espectadores, le ha valido la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de Cine deSan Sebastián.

A Javier Gutiérrez le interrumpen un par de veces durante su entrevista con este periódicopara darle la enhorabuena por su papel en una de las películas españolas más potentes del año. Uno de los mayores reconocimientos que un intérprete puede tener.

Por si las palabras de la gente supieran a poco, el actor es, tras su premio en el Zinemaldia, favorito para los próximos premios Goya, algo en lo que prefiere no pensar, aunque sabe que está en todas las apuestas. “Después de la Concha de Plata entras a formar parte de todas las quinielas, pero vista ya la película y vistos los números de la taquilla creo que la peli entra por derecho a optar a cualquier premio que se dé”, explica.

Para el intérprete, una de las claves del filme es su guion de hierroy el tiempo de preparación y ensayos que han podido tener.Algo "poco habitual en el cine español”. Un guion con muchas capas, entre ellas una visión política que interesó mucho a Javier Gutiérrez.

La isla mínima no es solo un thriller policiaco. Una de las lecturas más interesantes que tiene es el contexto político y social del país en aquella época. Está contado de una forma muy sutil, pero es una puerta que se abre al espectador. El personaje de Raúl quiere cambiar la estructura de la policía y del país, en contraposición con el mío, que viene de la brigada político-social y que intenta amoldarse a los nuevos tiempos pero sin poder sacudirse esa losa de oscurantismo de tiempos pasados”,apunta.

El director de la cinta, Alberto Rodríguez, contaba a este periódicoque le sorprendió el parecido entre 1980 y la actualidad, una visión que comparte con Gutiérrez: “Todavía queda algún que otro tufillo de aquella época, no han cambiado tanto las cosas. Ahora el poder político sigue teniendo impunidad absoluta, a la vista está el caso de los sobresueldos, el de Jordi Pujol y otros tantos ejemplos”.

El miedo del protagonista

Tanto en cine como en televisión, Javier Gutiérrez ha brillado en papeles secundarios. El malvado de Zipi y Zape, el ya citado Satur en Águila Roja… El actor esperaba el momento de ser el protagonista cuando Alberto Rodríguez le ofreció La isla mínima, una responsabilidad ante la que el actor tuvo “miedo de no estar a la altura”. Temía la comparación con otros actores que han trabajado para el realizador como Juan José Ballesta (7 vírgenes) o Willy Toledo (After). “Dos de las más sublimes interpretaciones del cine español en los últimos años”, opina el actor.

Su carrera en la pequeña pantalla siempre se ha visto unida a la comedia, género al que le asocia la mayor parte del público, que ignora toda su trayectoria teatral con grupos como Animalario, con el que ganó el premio Max en 2009 por Argelino, servidor de dos amos.

“Es cierto que hay ciertos prejuicios hacia los actores que hacemos comedia: se nos mira con lupa al acercarnos a personajes dramáticos. Creo que es un error, porque es más difícil hacer una buena comedia que un buen drama”, dice Gutiérrez.

Su carrera se ha dividido entre teatro, cine y televisión, y para todos los medios tiene palabras bonitas. En el primero asegura divertirse mucho, en el segundo aprender más, pero “el teatro es el lugar natural del actor”.

La paradoja del cine español

El éxito de crítica y de premios en San Sebastián de La isla mínima se ha visto refrendado por la taquilla. A pesar de mostrarse en menos de 200 salas, el filme ha sido la película más vista de la semana y prolonga la etapa dorada que está viviendo el cine español gracias a otros títulos como Ocho apellidos vascos y El niño. Algo de lo que Javier Gutiérrez se siente orgulloso.

Un año que apunta a cuota de pantalla histórica para nuestro cine, a pesar de contar con menos apoyo de las autoridades que nunca, una situación queespera que cambie, ya que este ataque a la cultura “tarde o temprano se va a volver contra ellos y, por desgracia, contra nuestro país, porque esto va a ser un lastre para futuras generaciones”. “Si la situación no cambia, los ciudadanos tenemos un arma poderosísima que es el voto”, añade.

En 2014 el cine español ha recuperado el favor del público, algo que para Javier Gutiérrez se consigue con trabajo y buenas películas. Sólo asípodrán sacudirse “una losa que llevamos arrastrando desde hace mucho tiempo”. “Hay que dejar de desintoxicar al ciudadano, de mentir acerca de nuestro estatus. Vivimos como cualquier ciudadano. Ha habido mucha desinformación por parte de medios de comunicación ypolíticos", lamenta el intérprete.

Ese favor ya lo tiene La isla mínima, que ahora tendrá que enfrentarse en taquilla a Torrente 5 en un fin de semana que puede terminar con el podio copado por cine español. Otro récord histórico para romper.

Cine español Premios Goya La isla mínima Cine
El redactor recomienda