Hacienda se forra con 'El niño'
  1. Cultura
  2. Cine
recauda más dinero que salas y productores

Hacienda se forra con 'El niño'

El Ministerio de Hacienda ya ha ganado más dinero con la película de Daniel Monzón que los productores, las distribuidoras y las propias salas

Foto: Jesús Castro en un fotograma de 'El niño'
Jesús Castro en un fotograma de 'El niño'

Una de las actividades antropológicas más interesantes que puede hacer uno en el Festival de Cine de San Sebastián es arrimarse a los corrillos y sacar la antena. En cuanto te acercas a un grupo de más de tres personas de la industria del cine español, ya sabes que su conversación incluirá las siguientes tres palabras: “IVA”, “Montoro”… y cualquier exabrupto incluido en el diccionario. Pues bien, el siguiente titular no va a ayudar precisamente a que baje la temperatura ambiente en el Zinemaldia: “Montoro va a recaudar más dinero con El niño que sus productores y los cines donde se proyecta”.

Un hito recaudatorio sin precedentes por el que salivaría cualquier ministerio de Hacienda mundial. La cifra que ganaría Hacienda –4,3 millones de euros– sale de sumar el IVA de las entradas con la presión fiscal sobre el proceso de producción del filme.

La memoria económica del rodaje de El niño, a la que ha tenido acceso este periódico, indica que los productores tuvieron que desembolsar 1,7 millones de euros a Hacienda durante la producción sumando IRPF, Seguridad Social e IVA. Una cifra elevada a causa de la contratación de 1.624 trabajadores para levantar una película repleta de extras y localizaciones. El presupuesto de El niño fue de 7 millones de euros (el filme español medio cuesta ahora 1,3 millones, según datos de FAPAE).

Pero si el rodaje de El niño ya fue de por sí extraordinario, lo mismo puede decirse de su paso por la taquilla: la cinta lleva recaudados más de 12 millones de euros, y se calcula que la recaudación final alcanzará como mínimo los 14,5 millones.

Ninguno de los agentes industriales implicados en la elaboración de El niño superará los beneficios de Montoro. Las salas, por ejemplo, se llevan alrededor del 35% del bruto de la taquilla; es decir, 4,14 millones de euros (sobre la base de los hipotéticos 14,5 millones que recaudaría la cinta).

Los productores y los distribuidores, por su parte, suelen repartirse alrededor del 40% de la recaudación neta, en función del acuerdo que tengan, que varía según quién se haga cargo del gasto en copias y publicidad (el denominado P & A, Prints & Advertising), que en un largometraje de este tipo puede llegar a los 1,5 millones de euros. Si se repartieran su trozo de tarta de las entradas a la mitad, tocarían a 2,9 millones de euros por cabeza.

He aquí el meollo político del asunto: la subvención recibida por El niño fue de 1,2 millones de euros. Esto supone que los diversos productores del filme se embolsarían en total 4,1 millones de euros (siempre y cuando no tengan que restar parte del gasto en P & A, lo que reduciría bastante la ganancia). En cualquier caso, menos dinero de beneficio que el obtenido por Hacienda.

Y ahora viene la pregunta (retórica) del millón de dólares. Si el Estado le ha pagado a El niño una subvención de 1,2 millones de euros, pero ha recaudado 4,3 millones de euros con el filme, ¿el cine supone para Hacienda un lastre económico o un negocio boyante?

Rematamos con otra de las grandes paradojas de la actual crisis de la industria del cine en España: las salas de cine cierran, el número de producciones se desploma y los presupuestos de los filmes se recortan... pero Hacienda recauda cada vez más dinero.

Y ahora, ejem, a escuchar otra vez qué se dice por los corrillos de San Sebastián.

Cine español
El redactor recomienda