'Jungle Cruise': The Rock, contra los conquistadores españoles
  1. Cultura
  2. Cine
ESTRENOS DE CINE

'Jungle Cruise': The Rock, contra los conquistadores españoles

Dwayne Johnson y Emily Blunt protagonizan la última película de aventuras familiar de Disney en la que Dani Rovira y Quim Gutiérrez tienen un pequeño papel

placeholder Foto: Dwayne Johnson y Emily Blunt, en un momento de 'Jungle Cruise'. (Disney)
Dwayne Johnson y Emily Blunt, en un momento de 'Jungle Cruise'. (Disney)

Con Johnny Depp con un pie y tres cuartos fuera de 'Piratas del Caribe', una de las sagas más rentables de acción real de Disney, quedaba un hueco por cubrir para la producción de cine de aventuras para toda la familia. Después de haber convertido una atracción de feria —la última que supervisó Walt Disney antes de morir en 1967— en un taquillazo absoluto y a Depp, de nuevo, en un ídolo de adolescentes y madres de adolescente —antes de que lo apeasen de la franquicia por sus problemas con el alcohol y después de que Amber Heard lo acusase de malos tratos—, el estudio del ratón ha vuelto a confiar el verano a otra superproducción basada en una de las atracciones más populares de sus parques temáticos. Ahora le toca a 'Jungle Cruise', un paseo por un canal artificial que emula el río Amazonas a bordo de una réplica de una barcaza a vapor de principios del siglo XX por el que, de vez en cuando y para fibrilar los corazones de los viajeros sensibles, aparecen diferentes tipos de 'animatronics' selváticos.

Tráiler de 'Jungle Cruise'

Con una excusa dramática tan somera como un barco, animales salvajes y el Amazonas, a la nueva franquicia le faltaba una estrella del calibre de Depp, pero con un historial delictivo más inmaculado y apañado. ¿Quién mejor para coger el relevo que Dwayne Johnson, 'The Rock', exluchador de Pressing Catch reconvertido en estrella de acción para toda la familia, el actor mejor pagado de Hollywood desde hace años, la sonrisa más afable y límpida de la gran pantalla, que tanto te protagoniza un 'remake' de 'Jumanji' como la enésima entrega de 'Fast & Furious', que igual te cuenta un chiste que te salta las coronas dentales de un sopapo a mano abierta?

placeholder Dwayne Johnson es Frank Wolff, un buscavidas que trabaja como barquero en el Amazonas. (Disney)
Dwayne Johnson es Frank Wolff, un buscavidas que trabaja como barquero en el Amazonas. (Disney)

Con una premisa de aventuras inspirada en los años veinte, en los coletazos finales de la Gran Guerra y del colonialismo centroeuropeo, tan solo faltaba buscar un director solvente-pero-no-demasiado-personal para un guion escrito a seis manos que recicle sin contemplaciones el espíritu del cine clásico de aventuras en el que un buscavidas encuentra a una mujer de armas tomar en una expedición en la que tendrán que enfrentarse a peligros sobrenaturales centenarios. El director encargado de llevar esta atracción audiovisual a buen puerto ha sido el catalán Jaume Collet-Serra, que se ha hecho un hueco en el cine de terror y el 'thriller' de gama media en Hollywood con 'La huérfana' (2009), 'Sin identidad' (2011) e 'Infierno azul' (2017), un realizador al servicio del estudio que se ha destacado por sobrepasar las expectativas que ofrecían sus proyectos sobre el papel.

No existe en 'Jungle Cruise' ningún intento de disimular el batiburrillo de referencias a las que remite. Una hija bastarda de 'La momia' (1999) y la propia 'Piratas del Caribe', reúne arquetipos como la pija londinense algo torpe y muy desenvuelta que busca aventura, el hermano o amigo afeminado más preocupado por la diversidad de sus cambios de ropa que por la aventura en sí y el aventurero apuesto y jeta que intenta desembarazarse de los dos primeros, pero que acaba rendido a los encantos del amor y de la amistad. Frente a Johnson, Emily Blunt —otra habitual de la casa gracias a su papel en el 'remake' de 'Mary Poppins' (2018) y en la fantasía 'Into The Woods' (2014)— y Jack Whitehall ('Bad Education'), en un papel imposible de no asociar al Jonathan Carnahan de John Hannah en la saga sobre maldiciones egipcias en la que The Rock tuvo su primer papel en el cine como el Rey escorpión. Luego vinieron las secuelas, las cintas de mamporros, de coches y la medalla de oro en el podio del dólar.

placeholder Emily Blunt es Lily Houghton y Jack Whitehall es MacGregor Houghton en 'Jungle Cruise'. (Disney)
Emily Blunt es Lily Houghton y Jack Whitehall es MacGregor Houghton en 'Jungle Cruise'. (Disney)

La extraña particularidad de 'Jungle Cruise' reside en la capacidad de volver a freír las convenciones y las tramas de éxitos de público anteriores y, al mismo tiempo, de ofrecer alternativas demenciales que los separan de los anteriores. El personaje de Blunt, Lily Houghton, es la hija díscola de un famoso aventurero botánico que dedicó su vida a la búsqueda de árbol perdido en el Amazonas con capacidades curativas jamás vistas. Por ello viaja al Amazonas junto a su hermano MacGregor (Whitehall), escrupuloso y excesivamente preocupado por su aspecto físico y su tocador, en una clara inversión de los roles tradicionales. Y aquí Disney ha dado, por fin, un paso más adelante. Ambos británicos y con mucha flema, acaban en el barco de Frank (Johnson), el capitán de una barcaza descacharrada con la que ofrece rutas turísticas a viajeros del Viejo Continente como una experiencia controlada e inocua por el Amazonas, como la propia película.

Debido a las deudas adquiridas con el cacique del poblado, interpretado por Paul Giamatti, Frank acaba llegando a un acuerdo con Lily para llegar a la región más recóndita del Amazonas, que apenas ha sido cartografiada, y cuyo único mapa conocido está en posesión de la aventurera. Hasta aquí, el abecé del género. Incluso existe un alemán (o prusiano) malvado, esta vez el hijo del Káiser Guillermo II, el pobre Joaquín de Prusia (que también busca el árbol sagrado y que persigue a los protagonistas a través del Amazonas a bordo de un submarino).

placeholder Emily Blunt, en otro momento de 'Jungle Cruise'. (Disney)
Emily Blunt, en otro momento de 'Jungle Cruise'. (Disney)

Muchos efectos especiales, muchas persecuciones frente a un 'chroma' después, muchos intercambios dialécticos entre la pareja protagonista después, la película se pone estupenda cuando entra en el terreno paranormal. Porque, como en 'Piratas del Caribe', alrededor del elemento mágico existe una maldición que remite a la época de los conquistadores y en la que Aguirre y sus compañeros de expedición, los sangrientos españoles, juegan un papel antagónico. Por ahí desfilan actores españoles como Dani Rovira y Quim Gutiérrez, y el venezolano Edgar Ramírez. El director siquiera intenta ocultar la referencia de la saga iniciada por Gore Verbinsky con un diseño conceptual de los monstruos que prácticamente fotocopia en el espíritu a los de la franquicia pirata.

El exceso de escenarios, personajes y efectos diseñados de arriba abajo con ordenador plantea si los actores, más allá de un par de secuencias, salieron alguna vez a rodar a un exterior natural. Incluso el cartón piedra y los forillos de la Hammer resultarían más orgánicos en una película que, a fin de cuentas, reivindica el poder creador de vida de la naturaleza. Y si no se respetan los materiales, lo que sé es 'Jungle Cruise' una feria de acentos imposibles y desbarre argumental —no es bueno hacerse trampas al solitario— para acabar pasando por la 'minipimer' un batiburrillo de referencias históricas desconcertante. Aunque, la verdad, quien se sube al Dragón Khan no se cuestiona la existencia de dragones en la China milenaria.

Foto: Fotograma de la última película de Shyamalan. (Universal)
Foto: Paco Caballero dirige la comedia erótica 'Donde caben dos'. (Filmax)
Críticas de cine Cartelera y estrenos de cine Cine
El redactor recomienda