DIRIGIDA POR BERNABÉ RICO

Kiti Mánver y Juana Acosta: dos mujeres solitarias y un armario oculto

La veterana actriz, premiada con la Biznaga Ciudad del Paraíso del festival, ofrece un soberbio dúo interpretativo en un personaje rico en matices, un 'dramedia' muy trabajado

Foto: Kiti Mánver y Juana Acosta, en la presentación ayer de la película 'El inconveniente'. (EFE)
Kiti Mánver y Juana Acosta, en la presentación ayer de la película 'El inconveniente'. (EFE)

Cuando surge un imprevisto, los hay que lo aceptan de modo natural. Otros, de ninguna manera. Todo estaba preparado para la proyección en el Teatro Cervantes. El aire acondicionado (incluso) no estaba tan fuerte como en sesiones anteriores.

Y el chiste fácil fue inevitable. Apareció un inconveniente en ‘El inconveniente’. Realidad y ficción se abrazaron en la cuarta jornada del Festival de Málaga.

Problemas técnicos ajenos al certamen impedían la proyección de la película protagonizada por Kiti Mánver y Juana Acosta. El laboratorio había enviado la copia en un formato incompatible. Se intentó solucionar el problema durante toda la mañana… y nada. A las 12:20, cinco minutos después de la hora prevista para su estreno, se expuso la dificultad. Todos fuera de la sala. Al final se solucionó: a las 16:00 se exhibió con un cambio de ubicación: del Cervantes al cine Albéniz.

Mereció la pena ver en acción a Mánver y Acosta. Interpretan a Lola y a Sara, dos mujeres solitarias que en apariencia no tienen nada que ver, una antítesis de vida. Sara tiene 39 años y es ejecutiva de una compañía de seguros con sede en la Torre Sevilla y la otra es una señora que vive en un espléndido piso de la capital andaluza, algo anticuado, a su estilo, pero con maravillosas vistas.

Lo viejo puede ser hermoso

El personaje que interpreta Acosta quiere comprarlo, lo compra… y aparece ese 'inconveniente' que es Lola, una memorable caracterización de una mujer descuidada, con problemas del corazón, que fuma sin parar y que apenas sale de su casa.

—¿No ves que lo viejo puede ser hermoso? Quiero estar a solas conmigo —reflexiona Lola poco antes de cumplir 75 años.

La película de Bernabé Rico intuye una novedad: la necesidad de las personas mayores de disponer de una cantidad de dinero suficiente para afrontar sus últimos años de vida (acaso meses). Cuentan con un buen activo inmobiliario, pero la pensión no les da para casi nada. ¿Por qué no vender tu casa y llegar a un acuerdo para quedarte en ella mientras vivas?

"Hay arrepentimientos, una vuelta al pasado, decisiones equivocadas para las que no se escribe una segunda parte"

Mánver, premiada con la Biznaga Ciudad del Paraíso del festival, despliega un personaje rico en matices, un 'dramedia' muy trabajado en los guiones y con una puesta en escena teatral (el piso con vistas a la Giralda y en la ribera del Guadalquivir es un personaje más de la trama), a excepción de un viaje a tierras gaditanas para el reencuentro con un antiguo amor perdido interpretado con la acreditada maestría de José Sacristán.

Ambas se sinceran porque tienen miedo a la soledad. Ambas han sufrido (y sufren) por una pareja. Hay arrepentimientos, una vuelta al pasado, decisiones equivocadas para las que no se escribe una segunda parte. Y Lola y Sara permanecen ancladas a ese piso, a ese armario secreto que trasluce un profundo cambio vital, el de la auténtica amistad de dos generaciones tan diferentes, de dos mujeres fuertes, valientes y también vulnerables —por momentos— que se ayudan.

Un soberbio dúo interpretativo de altura.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios