ESTRENOS DE CINE

'Curiosa': cuando París era una gigantesca orgía perpetua

La realizadora Lou Jeunet se estrena en el cine con una fabulación sobre la relación entre los escritores Pierre Louÿs y Marie de Régnier

Foto: Niels Schneider y Noémie Merlant, en 'Curiosa'. (VerCine)
Niels Schneider y Noémie Merlant, en 'Curiosa'. (VerCine)

Sería interesante enfrentar a un personaje tan radical como Pierre Louÿs a la ola de puritanismo cubrepezones a la que se ha abrazado el siglo XXI. Pensar en la recepción de su 'Manual de urbanidad para jovencitas' en un momento en el que el MET de Nueva York casi tiene que excusarse por exponer el 'Thérèse soñando' de Balthus. A ver quién se atrevería a empezar con: "Hemos considerado inútil explicar las palabras: raja, coño, pipa, capullo, picha, rabo, cola, polla, joder, leche, empalmarse, menearse, chupar, lamer, bombear, follar, empinarse, enfilar, encoñar, encular, correrse, consolador, tortillera, vagina, sesenta y nueve, chocho, chochito, puta, burdel. Estos términos son familiares a todas las jovencitas". Año 1917.

Entre la modernidad y el 'caradurismo', Pierre Louÿs es uno de los autores eróticos más transgresores y resistentes al paso del tiempo junto al marqués de Sade y Bataille. El París de principios de siglo XX debió de ser el área de 'cruising' definitivo, en el que artistas, escritores, filósofos e intelectuales varios experimentaron con los límites de la moral y tensaron el pulso amor-deseo hasta la hiperlaxitud. Y entre los coetáneos de Pierre Louÿs, también cultivó el amor tanto a las letras como al sexo la poeta y novelista Marie de Régnier, quien, por descontado, fue una de sus amantes.

Otro momento de 'Curiosa', de Lou Jeunet. (VerCine)
Otro momento de 'Curiosa', de Lou Jeunet. (VerCine)

En su ópera prima tardía, 'Curiosa', la realizadora de televisión Lou Jeunet ha fantaseado con la relación de ambos escritores a partir de la correspondencia y las fotografías que se conservan para intentar condensar la esencia de una época rompedora y convulsa, especialmente para las mujeres, que empezaron a ver reconocidos algunos de sus derechos y su autonomía. E igual de convulsas fueron las relaciones sentimentales de estas mujeres en busca de una libertad sexual que hasta entonces se les había negado. "Menuda comedia nos toca a las jóvenes casaderas. Somos casas en venta sin alquiler, a la espera de un comprador", suspira la protagonista, Marie, interpretada por Noémie Merlant, la mujer de moda del cine francés por su papel en 'Retrato de una mujer en llamas'.

La curiosidad y el deseo y la necesidad de quitarse el corsé serán lo que lleve a Marie a iniciar una turbulenta relación con Pierre Louÿs

'Curiosa', según Jeunet, es el término con el que los coleccionistas designan "un objeto, un libro o una fotografía de carácter erótico". Y la curiosidad y el deseo y la necesidad de quitarse el corsé serán lo que lleve a Marie a iniciar una turbulenta relación extraoficial con Pierre Louÿs. Si en 'Casa de tolerancia' Bertrand Bonello retrataba esta época desde la decadencia y la languidez de un prostíbulo parisino —con una propuesta visual tan sugerente como rompedora—, Jeunet se escuda en un clasicismo que solo traiciona con una selección musical electrónica —obviamente anacrónica, al estilo de Bonello y Coppola en 'María Antonieta'— y alguna que otra secuencia más arriesgada, pero siempre al abrigo de la prudencia narrativa.

Noémie Merlant y Amira Casar, en 'Curiosa', la ópera prima de la francesa Lou Jeunet. (VerCine)
Noémie Merlant y Amira Casar, en 'Curiosa', la ópera prima de la francesa Lou Jeunet. (VerCine)

'Curiosa' es, además, una película estática. Inmovilista en espíritu y con unos personajes que, salvo Marie, apenas se trasforman por mucho que los acontecimientos les empujen. Pierre Louÿs, interpretado por Niels Schneider, es el paradigma de seductor de madres, hijas y hermanas, que vende su promiscuidad como un derecho connatural a su condición de hombre y artista, mientras niega ese privilegio a sus amantes. Pierre Louÿs empuja a Marie —y a sí mismo—a una relación pasional de celos, cuernos y exabruptos dolientes, esa fórmula tan potencialmente creadora como destructora.

Cartel de 'Curiosa'.
Cartel de 'Curiosa'.

Le falta riesgo y gancho a la propuesta de Jeunet, que más allá del festival de cuerpos desnudos —¡hay hasta un pene fláccido, por fin!; parecen alérgicos a la cámara—, tiene más en común con el cine de tacitas que con las vanguardias a las que apela. Además, a pesar de ser Marie la protagonista, 'Curiosa' pasa de puntillas por su obra; la mayor parte del tiempo el peso artístico lo lleva Pierre Louÿs, ya sea fotografiando a sus amantes o defendiendo su concepción del amor a golpe de poema: "El amor es un coñito bien afeitado, lavado y perfumado de una punta a otra, dispuesto a jugar, si quieres. Todo redondito, cerrado, turgente, prodigiosamente estrecho, suave y jugoso". Y dinos, Pierre Louÿs, ¿cómo son entonces las pollas del amor?

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios