estrenos de cine

'Escape Room': un taquillazo sorpresa tan terrorífico como tramposo

Este filme de bajo presupuesto ha sido un taquillazo en Estados Unidos con su hibridación de fórmulas reconocibles del cine de terror dentro de un gran juego de escapada en vivo

Foto: Deborah Ann Woll, en 'Escape Room'. (Sony)
Deborah Ann Woll, en 'Escape Room'. (Sony)

¿Hasta qué punto se ha extendido el furor por las 'escape rooms', esa nueva forma de entretenimiento urbano que encapsula en un espacio cerrado la yincana de toda la vida pero con una ambientación temática y la estructura de un videojuego? El director Adam Robitel, que llevaba firmados un par de títulos de terror sin amplio presupuesto, intuyó que el atractivo de los cuartos de escape era suficiente como para llevar a cabo un filme fantástico inspirado en ellos. En lo que a resultados en la taquilla se refiere, no se equivocó, ya que 'Escape Room' se ha convertido en uno de los éxitos sorpresa de la temporada en Estados Unidos.

En Chicago, seis personas muy diferentes y sin 'a priori' ningún tipo de relación reciben un regalo sorpresa, un cubo de aspecto sofisticado que esconde una invitación en su interior. La tarjeta los convoca a la Minos Escape Room, el cuarto de escape más prestigioso del mercado. Como aliciente, la invitación incluye la posibilidad de ganar 10.000 dólares si consiguen huir del espacio. En lo que parece la sala de espera de la 'escape room' en cuestión coinciden Jason, un joven y ambicioso empresario; Zoey, una estudiante de física superdotada y encerrada en sí misma; Danny, un aficionado a los videojuegos y adicto a los cuartos de escape que parece saberlo todo sobre ellos; Ben, un empleado sin demasiada suerte en la vida; Amanda, una exsoldado con estrés postraumático y pánico al fuego, y Mike, un minero retirado. Mientras los miembros del grupo empiezan a conocerse, se dan cuenta de que la sala de espera no es tal.

En realidad, se encuentran encerrados y el juego ya ha comenzado, sin reglas aparentes ni nadie que los guíe. No tarda en hacerse patente que cada habitación se convierte en una trampa mortal (la primera, por ejemplo, se transforma poco a poco en un horno) si no consiguen escapar a tiempo de ella.

En 'Escape Room', todas las habitaciones son una trampa mortal. (Sony)
En 'Escape Room', todas las habitaciones son una trampa mortal. (Sony)

Robitel y los guionistas Bragi F. Schut y Maria Melnik integran en 'Escape Room' una serie de elementos de éxito de otras películas de género. El grupo de desconocidos que coincide en un mismo espacio cerrado convocados por un enigmático anfitrión, y a la vez mente maestra diabólica, es una efectiva fórmula para arrancar una historia de misterio desde que Agatha Christie la popularizó en 'Diez negritos'. La disposición del espacio y cómo avanzan por él los personajes recuerda tanto la estructura de ciertos videojuegos como títulos de culto como 'Cube', ese filme de ciencia ficción de finales de los noventa dirigido por el canadiense Vincenzo Natali en que los personajes también quedaban bloqueados dentro de una estructura y debían moverse de cubículo en cubículo.

La disposición del espacio recuerda tanto la estructura de ciertos videojuegos como títulos de culto como 'Cube'

La diferencia es que aquí cada habitación supone un universo temático en sí mismo (una cabaña exterior en pleno invierno, un bar con billar, una sala de hospital...) que encierra las pistas para seguir al siguiente nivel. Además, cada cuarto activa en algún personaje un recuerdo escondido o un trauma no superado. De manera que los protagonistas no solo tienen que resolver enigmas y charadas o esquivar trampas mortales, también deben superar sus miedos más profundos.

Jay Ellis, en un momento de 'Escape Room'. (Sony)
Jay Ellis, en un momento de 'Escape Room'. (Sony)

A su manera, como lo son todas las películas en que alguna persona o colectivo organiza una caza de seres humanos, 'Escape Room' también funciona como aproximación creativa al género del 'slasher'. Al fin y al cabo, nos encontramos con un grupo de personas cuyo destino es ir muriendo una tras la otra, mientras la trama intenta mantener el suspense en torno a quién va a caer primero, si habrá algún superviviente y quién de ellos será. A la manera de la saga 'Final Destination', buena parte de la gracia del guion radica en plantear formas creativas de encuentros con la muerte, aquí todas ellas a partir de la idea de encierro en un espacio concreto.

'Escape Room' se recrea en los pormenores de las muertes mucho menos de lo que cabría esperar

Pero 'Escape Room' se recrea en los pormenores de las muertes mucho menos de lo que cabría esperar ante el prólogo que abre la película, una de esas formas un tanto tramposas de crear expectativas a los espectadores y así jugar con ellas a partir de los giros de guion. Más que en la celebración juguetona de las infinitas posibilidades en que uno puede morir violentamente, 'Escape Room' apuesta por generar un efectivo aunque poco novedoso clima de tensión psicológica a partir de la lucha por la supervivencia de sus personajes.

Cartel de 'Escape Room'.
Cartel de 'Escape Room'.

Esta es una película repleta literalmente de trucos y trampas, y sin embargo a lo largo del metraje se implica poco al espectador en lo que a resolver misterios se refiere. Guionistas y director se reservan el tramo final para desvelar el enigma en torno a qué tienen en común los protagonistas, y acumular unos cuantos giros de guion, algunos más previsibles que otros. Por si acaso, Robitel también deja la puerta abierta para colarse en una posible 'Escape Room 2'.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios