estrenos de cine

'Capitana Marvel': un 'click' de Playmobil tiene más personalidad que esta película

Anna Boden y Ryan Fleck dirigen esta precuela dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU)

Foto: Brie Larson es 'Capitana Marvel', la superheroína de moda. (Disney)
Brie Larson es 'Capitana Marvel', la superheroína de moda. (Disney)

En los últimos años, el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) ha exhibido una incuestionable vis cómica gracias a 'Thor: Ragnarok' y 'Ant-Man y la Avispa', una envergadura monstruosa en 'Vengadores: Infinity War' y hasta algo parecido a un cambio de paradigma cultural con 'Black Panther'. Pero que nadie espere ese tipo de alardes de 'Capitana Marvel'; contemplando la película número 21 del MCU, primera de ellas protagonizada por una mujer —sí, la primera—, es casi inevitable percibirla como poco más que un prólogo extendido. En realidad, su existencia responde principalmente a la necesidad que Marvel tiene de proporcionar a la humanidad un arma con la que derrotar a Thanos en la inminente 'Vengadores: Endgame', y de anticipar lo que promete ser el nuevo 'statu quo' del MCU una vez ese asunto haya sido resuelto.

Con ese fin, la película viaja a la década de los noventa para presentarnos a Carol Danvers, una antigua piloto de combate que regresa al planeta Tierra convertida en una supersoldado alienígena y aquejada de una amnesia que ha borrado casi todos los recuerdos de la que fue su vida terrícola. La joven debe descubrir el secreto de su propia identidad, y hacerlo le llevará casi la totalidad de la película. Dicho de otro modo, el personaje pasa la mayor parte del metraje sin una historia; y entretanto la actriz Brie Larson protagoniza escenas en las que dispara rayos de energía con los puños pero, por lo demás, no tiene un verdadero personaje que interpretar. Afortunadamente para ella, la acompaña un reparto de secundarios más que capaz.

Brie Larson, en otro momento de 'Capitana Marvel'. (Disney)
Brie Larson, en otro momento de 'Capitana Marvel'. (Disney)

De entrada, Samuel L. Jackson da vida a una versión rejuvenecida del agente Nick Fury —la película, recordemos, transcurre antes de que el director de 'S.H.I.E.L.D.' conozca a Iron Man, Hulk y compañía—, y por eso su rostro aparece en pantalla digitalmente retocado, similar al que lucía en 'Jungla de cristal: la venganza' (1995). Jackson roba todas las escenas en las que participa, al menos hasta que aparece Ben Mendelsohn en la piel de un villano llamado Talos y empieza a robarle las escenas a él; finalmente, un adorable gato llamado Goose empieza a cobrar protagonismo y les roba las escenas a los dos.

Los problemas de amnesia no bastan para explicar por qué Danvers es tan sorprendentemente insulsa

En cualquier caso, los problemas de amnesia no bastan para explicar por qué Danvers es tan sorprendentemente insulsa. Quizá como consecuencia de la inexperiencia de Marvel a la hora de contar historias femeninas, la película se contenta con usarla como mero símbolo de empoderamiento en lugar de dotarla de carne y hueso. En ningún momento, ni siquiera una vez su memoria se restaura, se nos aclara qué quiere la joven, ni por qué hace lo que hace ni quién es, más allá de una deidad dotada para el sarcasmo y, de nuevo, agresivamente feminista.

Goose, el gato robaplanos de 'Capitana Marvel'. (Disney)
Goose, el gato robaplanos de 'Capitana Marvel'. (Disney)

Los directores Anna Boden y Ryan Fleck no la dotan de un interés amoroso, porque las mujeres no pueden ser definidas por los hombres que hay en sus vidas, ni de emociones y vulnerabilidades, porque de hacerlo correrían el riesgo de ser tachados de misóginos en Twitter. Es una heroína sin arco dramático, igual de dura e invencible al final de la película que al principio, y eso hace que sea invenciblemente aburrida. Y tampoco sufre ningún problema para ajustarse a las idiosincrasias de la vida en la Tierra, como sí les sucedía a 'Superman' o a 'Wonder Woman'; se adapta a todo sin dificultad. Un 'click' de Playmobil tiene más personalidad.

Es una heroína sin arco dramático, igual de dura e invencible al final de la película que al principio

Por lo demás, 'Capitana Marvel' no solo transcurre en los noventa sino que parece haber sido producida en esa época. Posee el ritmo y la duración de un 'blockbuster' de entonces, lo que significa que es más corta y ágil que otras ficciones del catálogo Marvel. El problema es que, además, también como las películas taquilla de aquella década, tiene una trama de lo más pobre, naves espaciales ridículas, caracterizaciones pobres y una escena de combate que sucede al ritmo de 'Just a Girl', de No Doubt.

Talos (Ben Mendelsohn), en otro momento de 'Capitana Marvel'. (Disney)
Talos (Ben Mendelsohn), en otro momento de 'Capitana Marvel'. (Disney)

De hecho, lo de las escenas de acción de 'Capitana Marvel' merece mención aparte: la primera tiene lugar en un planeta alienígena inexplicablemente envuelto de una neblina amarillenta, y eso hace que contemplar las peleas y tiroteos resulte no solo confuso sino también desagradable. Y la mayoría de coreografías posteriores son similarmente difíciles de seguir por deficiencias de montaje o iluminación.

Cartel de 'Capitana Marvel'.
Cartel de 'Capitana Marvel'.

En última instancia, eso sí, la pega más llamativa que puede ponérsele es que, pese a toda la significancia social de la que se la ha querido dotar —sin ir más lejos, escogiendo el Día Internacional de la Mujer para su estreno mundial—, es tan solo una película más de Marvel, y una no especialmente buena. Y considerando que los únicos rasgos distintivos de la Capitana Marvel son su espíritu rebelde y su tendencia a no seguir las reglas, resulta especialmente decepcionante que 'Capitana Marvel' no comparta con ella ninguna de esas cualidades.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios