CUMPLE TRES DÉCADAS

Veinte datos que no conocías de 'Jungla de Cristal', la película navideña de los que molan

Una obra maestra con un mensaje que nunca caduca: puede que no te guste pasar la Nochebuena con tu familia, pero peor son los terroristas

Foto: Bruce Willis en una de las escenas de 'Jungla de Cristal' (Fox)
Bruce Willis en una de las escenas de 'Jungla de Cristal' (Fox)
Autor
Tiempo de lectura10 min

Han pasado treinta años desde que unos terroristas le estropeasen la Nochebuena al agente John McClane. Para celebrarlo, 20 Century Fox ha lanzado una nueva edición de 'Jungla de Cristal' en la que se desvelan detalles jugosos de la película navideña por excelencia para toda una generación.

1. El Nakatomi Plaza no existe

La película se rodó en el Fox Plaza, un rascacielos de 35 pisos construido entre la Universidad de California y las playas de Santa Mónica, en Los Ángeles. Se escogió por dos motivos: el primero, porque aún estaba en construcción y muchos de los pisos estaban vacíos. El segundo, porque varios de esos pisos pertenecían a 20 Century Fox, la productora de la película, con el consecuente ahorro en alquileres.

De hecho la sede de 20 Century Fox sigue estando en el Fox Plaza: como si de una casa museo se tratase, el CEO de Fox atiende en uno de los despachos donde John McClane liquidaba terroristas alemanes.

Este año se proyectó 'Jungla de Cristal' frente al Fox Plaza para celebrar su aniversario (Fox)
Este año se proyectó 'Jungla de Cristal' frente al Fox Plaza para celebrar su aniversario (Fox)

2. Disculpen las metralletas

No obstante, algunos negocios ya estaban funcionando en el Fox Plaza y el rodaje de ‘Jungla de Cristal’ les causaba problemas. Lo recuerda el director Jonh McTiernan en una entrevista reciente: “Los vecinos se quejaban constantemente por los ruidos que hacíamos. Disparos, explosiones, golpes... Al final tuvimos que designar una persona que se pasaba por las plantas antes de rodar diciendo: ‘Discúlpenme las molestias, pero en unos minutos vamos a empezar a utilizar metralletas en el piso de arriba'”.

La gente exagera los ruidos (Fox)
La gente exagera los ruidos (Fox)

3. Vecinos ilustres

Uno de los primeros en mudarse al edificio fue Ronald Reagan. El ex presidente buscaba un edificio señalado donde establecer su despacho y el presidente de Fox le ofreció uno de los áticos del Fox Plaza. Al parecer, cuando los ayudantes de Reagan fueron a visitar la oficina, el suelo estaba cubierto de plástico y casquillos de bala de la filmación. Al republicano le encantó: "Genial, acabas de elegir un edificio que se ha hecho famoso porque unos terroristas lo hacen explotar", le dijeron en la CIA.

Reagan ocupó un ático del Fox Plaza hasta pocos años antes de morir. "Le encantaba quedarse mirando al océano, adoraba las vistas desde su despacho", dice uno de sus ayudantes.

Reagan, en su despacho de Fox Plaza (Presidential Images)
Reagan, en su despacho de Fox Plaza (Presidential Images)

4. La cascada de Frank Lloyd Wright

Los productores de 'Jungla de Cristal' querían plasmar en el edificio la pujanza de las inversiones japonesas en Estados Unidos durante los 80. Además de renombrar la torre a Nakatomi, incluyeron una cascada interior, que puede verse en el gran salón donde están retenidos los rehenes. Según Jackson De Govia, diseñador de producción de la película, "la idea era evocar que los japoneses habían comprado la Fallingwater House de Frank Lloyd Wright y la habían montado aquí dentro".

Se están perdiendo las cascadas interiores (Fox)
Se están perdiendo las cascadas interiores (Fox)

5. McClane era Sinatra

'La Jungla de Cristal' está basada en el libro 'Nothing lasts forever' (1979), que a su vez es la segunda parte de 'The detective', llevado al cine en los 60 y encarnado por Frank Sinatra. Y, aunque nadie veía 'la voz' en el papel de John McClane a sus 73 años, Fox tuvo legalmente que ofrecerle el papel. Frank lo rechazó.

Cuesta imaginarse a Sinatra con una uzi (Fox)
Cuesta imaginarse a Sinatra con una uzi (Fox)

6. Y Willis la décima opción

Superado el trámite de Sinatra, Fox le ofreció el papel protagonista a Arnold Schwarzenegger. La idea era convertir la película en una secuela de 'Commando' (1985) y crear así una saga similar a la de Rambo con Stallone. Arnold rechazó el proyecto porque recibió un guión sin terminar. Entonces Fox se lo propuso a todos los actores de moda en el momento: Richard Gere, Don Johnson, Sylvester Stallone, Harrison Ford, Robert DeNiro... incluso a Bruce Willis, el de 'Luz de luna', que pese a ser un actor de comedia lucía un físico propio del cine de acción.

Concepto de fibrado en los 80 (Fox)
Concepto de fibrado en los 80 (Fox)

7. Un trabajo de cinco millones

Aunque medio Hollywood rechazó el papel hasta que llegó a Willis, los cinco millones que recibió por la película generaron un pequeño terremoto en el sector. Se consideraba una cantidad excepcionalmente alta para un actor semidesconocido, con más carrera en la televisión que en el cine, que además suponía casi una cuarta parte del presupuesto de toda la película. Incluso el presidente de Fox tuvo que salir al paso y explicar lo sucedido: "Imaginad cómo de importante es el protagonista en esta película si le vamos a pagar tanto dinero", explicó a la prensa. Willis sostiene que utilizó gran parte de ese dinero en montar la cadena de restaurantes Planet Hollywood con Schwarzenegger y Stallone.

Y así nació la carrera de Demi Moore (Planet Hollywood)
Y así nació la carrera de Demi Moore (Planet Hollywood)

8. ¿Me escuchas, McClane?

McTiernan se empeñó durante todo el rodaje en que aquello pareciera lo más auténtico posible. Una de las decisiones que tomó fue la de utilizar armamento real con munición de fogueo, lo que generaba un ruido ensordecedor debido a los bajos techos del Fox Plaza. Willis, durante la escena en la que dispara a un terrorista a través de la mesa, se dañó un tímpano y perdió capacidad auditiva para siempre. Durante buena parte del rodaje, ha recordado el actor, no escuchaba nada más que un pitido en los oídos.

Cuando haces 'pop' ya no hay stop (Fox)
Cuando haces 'pop' ya no hay stop (Fox)

9. Esto debería estar en un museo

La camiseta interior de John McClane, empapada de sudor, sangre y, por qué no decirlo, mierda, es el principal icono de la película. Willis donó una de ellas al Museo de Historia Americana de Washington DC y hoy es una de las piezas más visitadas de la exposición.

Las manchas blancas son lo limpio (Smithsonian Museum)
Las manchas blancas son lo limpio (Smithsonian Museum)

10. A Rickman no le gustaban los tiros

Otro que tuvo grandes problemas con los disparos fue Alan Rickman, el malo de la película. El actor inglés había desarrollado su carrera en el teatro, a menudo representando obras de Shakespeare, y se le veía incómodo poniendo orden con un fusil de asalto. Es más, McTiernan descubrió en la sala de montaje que Rickman guiñaba los ojos y se asustaba en todos los planos en los que disparaba, de modo que tuvo que cortarlos y quedarse solo con uno, el indispensable, cuando ejecuta al señor Takagi por no darle la clave de la caja fuerte.

Ni un disparo sin su consecuente sustito, Alan Rickman (Fox)
Ni un disparo sin su consecuente sustito, Alan Rickman (Fox)

11. die Terroristen

En 1979, cuando se publicó el libro que inspira 'Jungla de Cristal', quizá la idea de que los terroristas fuesen alemanes tenía sentido. La URSS acababa de entrar en Afganistán y los temores por un repunte de la Guerra Fría estaban presentes en todo el mundo. Pero en 1988, a pocos meses de la caída del Muro de Berlín, el terrorismo alemán despolitizado interpretado por actores ingleses y norteamericanos era un concepto bastante exótico que no terminó de cuajar en todos los mercados. En la versión alemana de 'Jungla de Cristal' los terroristas son ingleses y no tienen nada que ver con Alemania.

El negro y el chino que no falten (Fox)
El negro y el chino que no falten (Fox)

12. La torre de Babel

El descontrol con la caracterización de los terroristas era tal que ninguno de los actores presuntamente alemanes sabía hablar una sola palabra del idioma. Para colmo, en el guión original ni siquiera están recogidas esas líneas de diálogo, resueltas a menudo con "says something in German", de modo que los actores balbucean un idioma de tono germánico pero que nadie es capaz de comprender. En Alemania, por supuesto, hubo que doblar estas frases.

Se llama Aleksandr Godunov y bailó con el Ballet Bolshoi, buscadlo en Google (Fox)
Se llama Aleksandr Godunov y bailó con el Ballet Bolshoi, buscadlo en Google (Fox)

13. El gran susto de Rickman

Lo ha contado el actor inglés cientos de veces, pero no deja de tener gracia: "El terror de mi cara en la última escena es real. Me ofrecí para hacer la escena y todos pensaron que estaba loco. Era una caída de seis metros de espaldas. Pero me lanzaron antes de acabar la cuenta atrás y creí que algo había fallado. Luego supe que fue una idea del director para dar realismo a la escena, y además se encargó de que fuese la última que rodaba en la película por si acaso".

Dispara, que algo te llevas (Fox)
Dispara, que algo te llevas (Fox)

14. "Yipi kay yei, motherfucker"

Bruce Willis ha fantaseado en varias ocasiones con que "yipi kai yei, motherfucker" la frase más conocida de la película, fue una frase que improvisó para hacer reír al equipo técnico, que nunca pensó que llegaría al montaje final, pero lo cierto es que la famosa frase está en todas las versiones del guión que han trascendido. Quizá fue una invención de Willis, pero no frente a la cámara.

¿Cuándo dejó de ser divertido escribir con sangre ajena? (Fox)
¿Cuándo dejó de ser divertido escribir con sangre ajena? (Fox)

15. Los terroristas divertidos

Fox eligió a McTiernan porque acababan de trabajar con él en 'Depredador' (1987) y estaban contentos con los resultados. Sin embargo, como se explica en los comentarios adicionales de la edición DVD, los productores empezaron a inquietarse cuando el director leyó el guión y estuvo a punto de bajarse del barco. "Esto va sobre terrorismo, es una película de terror, no hay forma de hacer que el terrorismo sea divertido. Chicos, ¿y si nos vamos a hacer una película de citas?", le dijo a su equipo. Después se descolgaría con la idea de que toda la acción debía basarse en la estructura de 'Sueño de una noche de verano' (1595), de Shakespeare, mientras en Fox se tiraban de los pelos.

16. El osito del director

Otra de las rarezas de McTiernan es incluir un oso de peluche en sus películas sin demasiada percha. En 'Jungla de Cristal' aparece en dos o tres planos de cierta importancia y volvió a colarlo en su siguiente película, 'La caza del Octubre Rojo' (1990).

¿Chorrada o plano racista? Qué más da, eran los 80 (Fox)
¿Chorrada o plano racista? Qué más da, eran los 80 (Fox)

17. Una banda sonora de saldo

Todos los apartados sonoros de 'Jungla de Cristal' fueron nominados al Oscar excepto la música. Es debido a que Fox quiso abaratar la producción reutilizando piezas de otras películas, como 'Aliens: El regreso', y canciones navideñas como 'Let it snow'. La pereza musical es tal que incluso se utiliza el 'Himno de la alegría' para identificar a los terroristas europeos. La idea, cómo no, fue de McTiernan.

18. Willis fue abucheado

El 6 de mayo de 1988 Los Angeles Herald escribía sobre las primeras escenas de 'Jungla de Cristal': "El público parece haberle dado la espalda a Bruce Willis: durante el tráiler de 'Jungla de Cristal', su nueva película, es escuchó un sonoro abucheo en el Cineplex Odeon". No fue el único cine: durante ese verano los gruñidos y quejas en las salas se hicieron tan evidentes que Fox optó por retirar a Willis del centro de todos los carteles y centrar la atención en la espectacular explosión del edificio.

'Ponte ahí Bruce, detrás del edificio' (Fox)
'Ponte ahí Bruce, detrás del edificio' (Fox)

19. Fox se cabrea

Fox había cedido su edificio para realizar la película, pero los directivos no terminaban de entender por qué aún no podían mudarse a sus nuevos despachos: porque los estaban haciendo estallar. La negociación entre el equipo de producción y sus jefes por la escena de la explosión del último piso se alargó seis meses y fueron necesarios otros nueve para planificar cada detalle del helicóptero que se estrella contra la torre.

Estaba la gasolina tirada por entonces (Fox)
Estaba la gasolina tirada por entonces (Fox)

20. ¿Por qué 'Jungla de Cristal'?

Alguien de Fox España, un genio anónimo, vio la película, una obra maestra de los tiros, las explosiones y los golpes con objeto romo, y por su cabeza pasó una imagen lírica: la de una jungla de cristal. Este relato, el más extendido en nuestro país, queda en duda al comprobar que no fuimos los únicos países que renegamos de la traducción directa de 'Die hard' (difícil de matar). En Italia se llamó en primera instancia "A un paso del infierno: la trampa de cristal", y se acortó finalmente con la segunda frase, mientras que en Francia se conoce como ‘Piège de cristal’. Cierto es que ambos renegaron del título a partir de la segunda película y que en España se ha conservado durante toda la saga.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios