'la vida de brian' se rodó en 1978

Cuando Túnez vio nacer a Brian: hace 40 años se rodó la mejor comedia de la historia

En cerca de dos meses se rodó la que luego se ha convertido en una de las principales películas de culto, una de las mejores comedias de la historia del cine

Foto: Escena de 'La vida de Brian', de los Monty Python
Escena de 'La vida de Brian', de los Monty Python
Autor
Tiempo de lectura4 min

"¡A adorar a otra parte, leches!": Mandy no quería que tres extraños vinieran a adorar a su hijo. "Os ha guiado una botella, venga, ¡fuera!", gritaba a los tres reyes de Oriente, expulsándolos del pesebre en el que había nacido su hijo. Solo cuando escuchó la palabra 'oro' los dejó quedarse. "¿Cómo se va a llamar el niño?", pregunta uno de ellos. "Brian", responde la madre. "Te adoramos, ¡oh, Brian!, señor de todos nosotros". Así comienza la que se ha convertido en una de las mejores comedias de la historia, 'La vida de Brian', la obra maestra de los Monty Python que, a pesar de tener casi cuatro décadas, sigue convenciendo al público en la actualidad.

[¿Qué esconde la enigmática última frase de 'La vida de Brian'?]

Lo que sí cumple 40 años ahora es el inicio del rodaje de la película, que comenzó a filmarse el 16 de septiembre de 1978. Túnez fue el país que vio nacer a Brian de Nazaret, aunque realmente sus padres lo concibieron en Ámsterdam, durante un viaje promocional de su otra joya de la corona, 'Los caballeros de la mesa cuadrada'. La idea nació, inicialmente, como una historia que pretendía hacer parodia de Jesús, aunque después de un extenso debate, consideraron que era un personaje positivo como para burlarse de él. Así que los Monty Python volaron unas navidades a Barbados para comenzar a elaborar la que luego sería su gran historia.

Una vez escrito el guion, hacía falta elegir un escenario y, como era obvio, Londres tenía demasiado asfalto para contar la historia de Brian de Nazaret. Finalmente, tomaron la decisión de que Jerusalén lo encarnara Túnez, un país políticamente estable y asequible y con los escenarios naturales necesarios para crear 'La vida de Brian'. Parte de la película se rodó en Monastir, por lo que los equipos de los Monty pudieron reutilizar escenarios de 'Jesus de Nazaret', de Franco Zeffirelli, filmada un año antes.

Los muros de la ciudad de Brian son, en realidad, parte de la avenida del Mariscal Tito, en Susa, a poco más de 20 kilómetros de Monastir. Y la gran escena del Frente Popular de Judea —"A los únicos a los que odiamos más que a los romanos es a los cabrones del Frente del Pueblo Judaico. ¡Disidentes! Y al Frente Popular del Pueblo Judaico. ¡Disidentes! Y al Frente Popular de Judea. ¡Disidentes! ¡Pero si el Frente Popular de Judea somos nosotros!"— tiene lugar, realmente, en el anfiteatro romano de El Djem,

El rodaje de 'La vida de Brian' se convirtió en sí mismo en cinta: Iain Johnstone documentó todo el proceso, que se extendió hasta el mes de noviembre, para retransmitirlo después en una película de la BBC, 'The Pythons'. En ella se puede ver cómo muchos tunecinos fueron los que trabajaron como extras de 'La vida de Brian', muchos de los cuales ya habían trabajado para Zeffirelli. Tanto es así que se tomaban la osadía de dirigir a los propios Python. "El señor Zeffirelli no lo habría hecho así".

Más lejos se fueron para rodar la escena de la crucifixión: viajaron hasta Matmata, en el centro del país, a más de 300 kilómetros de Monastir. 'La vida de Brian' comparte aquí escenario con 'Star Wars', ya que es aquí donde se encuentran las famosas casas en las que el joven Luke Skywalker pasó su infancia. Para esta escena, los Python estaban enfermos. John Cleese explicó una vez: "Cuando rodamos la escena de la crucifixión muchos de nosotros estábamos muy enfermos, lo que no dejaba de tener su gracia. 'Por si no bastaba con esta gripe de mierda, ahora van a crucificarnos', pensaba". Cleese, que en un principio quería encarnar a Brian, dejó que el papel lo interpretara su compañero Graham Chapman, que superó su etapa de alcohólico para el rodaje.

Aun 40 años después de filmarse aquí, Túnez sigue recurriendo a 'La vida de Brian' de los Monty Python como reclamo turístico. La fortaleza de Monastir, el Ribat —el mismo que aparece pintado en la foto principal de este artículo—, perfectamente conservada, acoge cada año a miles de turistas, muchos de los cuales llegan hasta allí atraídos por el poder de la mejor comedia de la historia.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios