Guerra en la Academia del Cine: cesan al director general Porfirio Enríquez
  1. Cultura
  2. Cine

Guerra en la Academia del Cine: cesan al director general Porfirio Enríquez

la Academia se encuentra en una frágil situación de interinidad tras la dimisión de Antonio Resines y con su actual presidenta, Yvonne Blake, en funciones

Foto: Antonio Resines y Porfirio Enríquez en 2015. Foto: EFE/Javier Cebollada
Antonio Resines y Porfirio Enríquez en 2015. Foto: EFE/Javier Cebollada

Porfirio Enríquez, director general de la Academia del Cine, ha sido cesado este miércoles en una junta directiva de la institución según ha podido saber este medio y nos ha confirmado el propio Enríquez: "Sí, he sido cesado, estoy totalmente en desacuerdo con la decisión y así lo he reflejado". Se da la circunstancia de que la Academia se encuentra en una frágil situación de interinidad tras la dimisión de Antonio Resines y con su actual presidenta, Yvonne Blake, en funciones.

El director general de la Academia es el responsable de la gestión económica de la institución y participa en las reuniones de la Junta con voz pero sin voto. De él depende la gestión diaria del organismo.

Enríquez ha sido muy parco en sus declaraciones a El Confidencial. Tras manifestar su desacuerdo´"total" con la decisión solamente ha añadido: "Se puede decir en clave cómica que yo soy lo que quedaba del equipo de Antonio Resines y ahora me ha tocado el turno". Porfirio Enríquez atesora una carrera de más de cuatro décadas como director de fotografía, dirigió el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en tres ediciones, entre 2003 y 2005, y fue impulsor de la Semana de Cine Iberoamericano La Chimenea de Villaverde y el Festival Madridimagen. Su aterrizaje en la dirección general en 2014 fue polémica.

"Se puede decir en clave cómica que yo soy lo que quedaba del equipo de Antonio Resines y ahora me ha tocado el turno"

El cese de Enríquez tiene lugar en un momento difícil para la Academia. Según denunciaba el pasado lunes en un artículo en el El Confidencial el Grupo Furtivos -compuesto por primeras espadas de la industia del cine español- la mayoría de los académicos están preocupados por la deriva de la institución e importantes productores, actores y directores han rehusado la invitación a presentarse, a causa del deterioro y desprestigio de la entidad.

Y proguían los Furtivos: "El origen del mal está en unos estatutos desfasados, creados en su fundación por unos personajes provenientes del sindicato vertical franquista, y confeccionados para controlar la Academia a través de una junta directiva compuesta por técnicos y artistas, algunos incorporados con intención de servir a la institución, pero otros al servicio de las productoras de las que son empleados continuos. Todo ello está convirtiendo la entidad en un refugio en donde pasar las tardes debatiendo un sinfín de cuestiones banales o intentando utilizar la organización en beneficio propio".

Foto: Antonio Resines, último presidente de la Academia, en los premios Goya 2016. (Foto: EFE/Ballesteros)
Cine español
El redactor recomienda