Es noticia
Menú
Corsini: "Algunos hombres piensan que las feministas les vamos a cortar sus partes"
  1. Cultura
  2. Cine
directora de 'un amor de verano'

Corsini: "Algunos hombres piensan que las feministas les vamos a cortar sus partes"

La directora gala estrena en España "una película militante y comprometida que muestra las dificultades que entraña ser homosexual", sobre todo en el campo

Foto: Catherine Corsini y Elisabeth Perez, directora y productora de 'Un amor de verano'
Catherine Corsini y Elisabeth Perez, directora y productora de 'Un amor de verano'

En 2013, más de 300.000 personas colapsaron las calles de París para manifestarse en contra del matrimonio homosexual. Fue entonces cuando la directora Catherine Corsini y Elisabeth Perez, su productora y pareja, sintieron la necesidad de sacar adelante una película como 'Un amor de verano' ('La belle saison', 2015), que se estrena este viernes 1 de julio en la cartelera española.

Ver las calles de una de las mayores capitales de Europa, en pleno siglo XX,I volcarse en protesta de los derechos de los homosexuales, les "aterró absolutamente". Había que crear una respuesta. Y la respuesta nació en forma de largometraje, el noveno en la filmografía de esta directora nacida en 1956 en Dreux, un pequeño pueblo de 31.000 habitantes del norte de Francia.

"Pensamos que debíamos hacer una película militante y comprometida, que mostrase las dificultades que entraña ser homosexual"

"Pensamos que debíamos hacer una película para reaccionar contra eso. Una película militante y comprometida, que mostrase las dificultades que entraña ser homosexual. Pero también, en vez de echar más leña al fuego, queríamos tender la mano", explica Corsini mientras se toma pacientemente un zumo de naranja recién exprimido. A su lado se sienta Perez. Se miran cómplices. Se interrumpen constantemente. "Es verdad que siempre transmiten mucha alegría cuando se juntan; se cogen mucho, se tocan", explica divertida Mathilde, la traductora de la entrevista.

Tráiler de 'Un amor de verano'

Sin embargo, Corsini y Perez se sorprenden que hoy en día puedan seguir incomodando estas expresiones de afecto. Cuando 'L'inconnu du lac' se estrenó en 2013, hubo asociaciones conservadoras que pidieron censurar el cartel de la película porque reproducía un dibujo de dos hombres besándose. Tres años después, algo similar ha ocurrido con 'Un amor de verano'. "Prohibieron nuestro póster en uno de los ayuntamientos del Frente Nacional. Y, aunque ha sido solo un caso, me pareció muy violento: no es nada más que una fotografía de dos mujeres a punto de besarse, pero eso parece insoportable a ojos de los extremistas. Si fuesen un hombre y una mujer no pasaría nada".

Francia, 1971

Francia, 1971. Tres años después de mayo del 68. Las chicas son guerreras y el movimiento feminista vive un momento de absoluta efervescencia. Carole (Cécile de France) recorre -sin sujetador- las calles, las universidades, los simposios antiabortistas y reaccionarios de París lanzando panfletos en una lucha por acabar con la falocracia y conseguir la igualdad social para las mujeres. Pero todas las noches vuelve a su casa, con su novio Manuel, también activista de izquierdas.

"A las feministas de entonces les decían que eran feas, que eran unas malfolladas, que eran unas arpías, unas brujas"

Francia, 1971. Tres años después de mayo del 68. Delphine (Izïa Higelin) se levanta todos los días al amanecer para trabajar los cultivos de la explotación agrícola de su padre, en la campiña. No conoce la lucha feminista, no conoce la liberación de la mujer, pero necesita marcharse lejos, a algún lugar donde pueda liberarse y ser ella misma. A algún lugar donde pueda conocer el amor, con una mujer, lejos de las sombras y los rincones escondidos.

Y, a través de estas dos vidas entrelazadas por azar, Corsini reivindica el esfuerzo de un colectivo, pero también el de dos personas por conseguir la libertad. Y con su cámara canta al amor, a la amistad, al no llevar sujetador, a los pechos desnudos, al vello en el pubis y las axilas. "Creo que -en los años setenta, la época en la que transcurre la cinta- esta revolución feminista consiguió apartar el orden patriarcal y la dominación masculina. A las feministas de entonces les decían que eran feas, que eran unas malfolladas, que eran unas arpías, unas brujas".

"Creo que las mujeres deben hacerse de nuevo con los ideales feministas y conseguir que sigan adelante"

Un tiempo de regresión

"Pero ahora -45 años después- hay una regresión, y es inadmisible", prosigue. "Las propias mujeres dicen que no son feministas. Algunas piensan que ser feminista se asocia con que 'soy fea, no me gustan los hombres y soy lesbiana'. Además, hoy en día, con la fuerza de la publicidad, muchas jóvenes sienten la necesidad de encajar con la imagen que los medios dan de ellas porque el sistema dominante sigue siendo muy fuerte. Creo que las mujeres deben hacerse de nuevo con los ideales feministas y conseguir que sigan adelante, sin pensar que no las van a querer o que las van a tratar de brujas o de arpías", reflexiona Corsini.

Además, el feminismo muchas veces se entiende -de forma equivocada- como un ataque a la familia. Pero feminismo y familia no son opuestos, sino compatibles. Entonces, ¿cuál es el problema? "Los fundamentos de la familia, en los países mediterráneos y latinos -quizás en el norte son más abiertos a la igualdad-, provienen de tradiciones mucho más patriarcales, en las que los hombres piensan que las feministas les vamos a cortar los huevos, por lo que reaccionan con temor".

"Problablemente ser homosexual en el campo en la actualidad es, lamentablemente, igual de difícil que antes"

Una película de piel

Tras un comienzo centrado en la revolución feminista, la película regresa junto a sus protagonistas a la campiña, que a través de la mirada de Corsini ofrece una imagen muy distinta del bucolismo habitual. La directora refleja un mundo rural que no ha cambiado en estos nueve lustros, que se mantiene férreo y suspicaz ante el cambio. "El campo es un mundo que parece abierto, pero que en realidad es muy cerrado. Allí todos te pueden ver, todo el mundo puede observar todo. Y tengo la impresión de que nada ha cambiado; probablemente ser homosexual en el campo en la actualidad es, lamentablemente, igual de difícil que antes".

Y es sin embargo en esta segunda parte cuando la película se vuelve más piel. Cuando Delphine y Carole exploran su sexualidad de una forma tierna y risueña que rezuma verdad por todos los poros. "Quería enseñar el lado alegre de un amor entre dos mujeres, no el lado culpable. Vale que Delphine tiene barreras, pero cuando folla lo hace a gusto".

¿Y cómo se consigue la complicidad necesaria para que las escenas de desnudo proyecten tanta espontaneidad y naturalidad? "La verdad es que fue una pesadilla porque la actriz que interpreta Izïa Higelin -que es muyparecida a su papel-, no es libre con su cuerpo: estaba acomplejada y se sentía gorda, se sentía fea, se sentía incómoda y no quería enseñar los pechos. Pero la generosidad de Cécile de France ayudó a Izïar a conseguir ese ambiente de libertad y alegría".

"Y entonces yo le dije a Elisabeth: vamos a probar las mismas posiciones que en las escenas de sexo de 'La vida de Adéle'. Y casi me parto la espalda”

Y aunque las comparaciones son odiosas, es inevitable sacar a colación a 'La vida de Adèle'. Por temática. Por proximidad temporal. Pero no por la forma de retratar el sexo entre dos mujeres, porque entre Corsini y Kechiche hay un mundo. "Cuando vimos la película de Kechiche la verdad es que me impresionó, porque es una es una película fuerte. Pero las escenas de amor...", Corsini arruga la nariz. "Y entonces yo le dije a Elisabeth: vamos a probar las mismas posiciones que en las escenas de sexo de 'La vida de Adéle'. Y lo intentamos. Y casi me parto la espalda”, bromea. Entonces Corsini y Perez vuelven a mirarse, se sonríen y el resto del mundo, de repente, desaparecemos.

En 2013, más de 300.000 personas colapsaron las calles de París para manifestarse en contra del matrimonio homosexual. Fue entonces cuando la directora Catherine Corsini y Elisabeth Perez, su productora y pareja, sintieron la necesidad de sacar adelante una película como 'Un amor de verano' ('La belle saison', 2015), que se estrena este viernes 1 de julio en la cartelera española.

Cartelera y estrenos de cine Feminismo
El redactor recomienda