entrevista al ganador del león de oro

Lorenzo Vigas: "Vienen momentos muy duros en Venezuela; viene lo peor"

El director venezolano ha presentado en España 'Desde allá', un drama social gracias al que se hizo con el premio más importante en el pasado Festival de Venecia

Foto: El director venezolano Lorenzo Vigas levantando el León de Oro en el Festival de Venecia en 2015
El director venezolano Lorenzo Vigas levantando el León de Oro en el Festival de Venecia en 2015

Un año atrás, poco podía imaginar el cineasta venezolano Lorenzo Vigas que acabaría levantando el León de Oro en el Lido veneciano gracias a su película 'Desde allá', su primer largometraje como director. Después vino San Sebastián, con una mención especial en la sección Horizontes Latinos y gran acogida de la crítica, y también Miami y San Francisco y numerosos festivales alrededor del globo. Y todo con una película pequeña, intimista, un retrato vertical de la sociedad de su país a través de la turbulenta relación de sus dos protagonistas. Primero Armando (Alfredo Castro), un hombre de clase media que paga a chicos jóvenes para poder contemplarlos desnudos, y segundo Elder (Luis Silva), un chico de barriada humilde al que siempre le ha faltado de todo salvo palos en la vida.

Lorenzo Vigas: "Vienen momentos muy duros en Venezuela; viene lo peor"

Será el próximo miércoles 22 de junio cuando 'Desde allá' llegue a las pantallas españolas y, con motivo de la presentación de la película, Vigas ha querido reflexionar sobre el milagro de hacer cine y sobre el contenido de su cine: los prejuicios, la complicada situación social y política de Venezuela y la discriminación de la comunidad homosexual en gran parte del mundo. Todo lo que el director ha querido amalgamar en su bautizo en la pila del cine autoral.

PREGUNTA: Una de los grandes hallazgos de la película es el actor Luis Silva, que interpreta al sanguíneo Edgar. ¿Cómo lo descubriónbsp;

RESPUESTA: Siempre supe que el personaje de Edgar tenía que ser no profesional. Una amiga mía que tiene una agencia de cásting me mostró unas fotos; así lo vi por primera vez. Luego lo conocí y estuvimos seis meses haciéndonos amigos. Desde el primer momento supe que iba a ser Elder, pero no quería hacerle pruebas, ni ensayos. Lo que quería era ganarme su confianza comiendo juntos, yendo al cine. Luis Silva viene de un barrio muy pobre; no hizo siquiera el bachillerato. Para él fue increíble descubrir el cine, descubrir muchas cosas. Y yo descubrí a una persona maravillosa. Somos realmente muy amigos ahorita.

P: ¿Cómo trabajó con un actor sin experiencia en una película con momentos tan arriesgados?

R: Yo sabía que en la película iba a tener que hacer cosas muy fuertes para un chaval heterosexual de 18 años. No le conté la historia. Yo le entregaba el guión 20 minutos antes de empezar a rodar, así que él la iba descubriendo día a día. Porque yo no quería que intelectualizara su personaje; quería que fuera más visceral. Me interesaba agarrar esa cosa instintiva y brutal que él tiene, maravillosa. Un día le dije lo que iba a tener que hacer -escenas de sexo homosexual- y me dijo: “No te preocupes que yo soy un profesional”. A pesar de que nunca antes había hecho nada.  Luis (Elder) es muy venezolano: hablamos muy duro, somos muy físicos, nos gusta tocar, besarnos, hacer el amor. Somos como muy de carne. Armando es un poco el lado contrario.

De Luis -el actor que da vida a Elder- "me interesaba agarrar esa cosa instintiva y brutal que él tiene, maravillosa"

P: Por otro lado, la puesta en escena es bastante desasosegante, ¿por qué?

R: Armando es un tipo que no se puede relacionar emocionalmente, es una especie de autista emocional. Por eso de la imagen claustrofóbica. En la película hay muchas cosas que no están dichas. Hay partes que tienes que completar con tu imaginación, también con la imagen. Es una forma de meter más al espectador en la historia.

P: ¿Cómo acaba un biólogo molecular haciendo películas?

R: El camino natural para un biólogo molecular es acabar haciendo cine (bromea). Para mí fue lo fue. La ciencia siempre me ha interesado mucho, pero el cine era mi pasión y desde siempre he hecho películas caseras con mis amigos. Tengo una personalidad a la que le atrae asumir riesgos y el cine es un proyecto muy riesgoso. Además de llenar una necesidad de expresión y de contar historias que no consigue la ciencia.

P: ¿Y cómo fueron sus comienzos?

R: Empecé como realizador de documentales. Luego como director de Cinesa. También hice varias cosas de encargo, como una serie de divulgación científica para la televisión venezolana. Pero mi primer trabajo serio de autor fue el corto 'Los elefantes nunca olvidan' (2004). Este corto fue la primera parte de una trilogía sobre la figura del padre, que se completa con 'Desde allá' (2015) y 'La caja', que voy a filmar próximamente en México.

P: En 'Desde allá' retrata una Venezuela extremadamente clasista. ¿Es esa la realidad?

R: La película es una ficción, una fantasía, pero sí tiene una relación muy directa con lo que está pasando en Venezuela, sobre todo con el tema de la comunicación. En Venezuela hay una crisis de diálogo. La gente se grita, se pelea, pero no dialoga. En Venezuela no hay comunicación entre las clases; la gente de clase baja no habla con la gente de clase media porque existe un gran rencor.

"En Venezuela hay una crisis de diálogo. La gente se grita, se pelea, pero no dialoga"

P: ¿Y de dónde sale ese rencor?

R: Todo empezó con un discurso político muy violento y nocivo que al final se ha metido en la sociedad. El personaje de Armando, que justamente tiene una incapacidad de comunicación, funciona como una metáfora de lo que está pasando en Venezuela. 

P: ¿Y esta clase baja es marginal o engloba a gran parte de la población?

R: La clase baja es una parte muy grande de la sociedad venezolana, que no ha disminuido. Antes hubo una polarización muy perjudicial porque se crearon clases muy pobres, lo que es una realidad latinoamericana, en general. Hay mucha corrupción y éste no es un problema actual, sino de hace mucho tiempo. En algún momento pensamos que iba a cambiar con este discurso revolucionario, pero más o menos se ha mantenido o ha empeorado.

Cartel de 'Desde allá'
Cartel de 'Desde allá'

P: ¿Que vías creen que llevarían a la solución de la situación?

R: Primero iniciar un diálogo que ahora no existe. Pero no veo muy claro el camino porque las posiciones son de completa intolerancia por las dos partes. Si no aceptas lo que no es como tú, es difícil. Y este lenguaje de intolerancia a lo que no es afín y lo que es diferente comenzó con el Gobierno. Ellos fueron los que establecieron las reglas y la oposición es la que ha reaccionado. Yo creo que vienen momentos muy duros en Venezuela; viene lo peor. Quizás soy optimista más a largo plazo, porque creo que el venezolano tiene condiciones humanas que van a prevalecer al final del camino. El venezolano es comunicativo, amoroso, tolerante. Podremos salir de esta crisis, pero no a corto plazo. Creo que Venezuela se va a poner mucho peor.

"Este lenguaje de intolerancia a lo que no es afín y lo que es diferente comenzó con el Gobierno"

P: ¿Qué opina de que en la política española se mire ahora tanto hacia Venezuela?

R: Las realidades socieles de España y Venezuela son muy diferentes. Yo conozco sólo por encima lo que está pasando en España, así que sería irresponsable que yo me pusiera a opinar sobre una situación que no conozco en profundidad.

P: En la película también toca en tema de la homofobia. ¿Cómo es su país respecto a la comunidad homosexual?

R: Depende del nivel social donde te muevas. Como las clases altas son más educadas, la homosexualidad es más tolerada. En los sectores más ignorantes quizás hay más homofobia. Aunque yo creo que esto es así en toda Latinoamérica, incluso en España.

P: ¿Y qué opina que por aún hoy haya leyes que, por ejemplo, impiden donar sangre a los homosexuales a no ser que demuestren haber pasado al menos un año sin mantener relaciones sexualesnbsp;

R: No me parece normal, me parece terrible. Y creo que estamos en un momento en el que pensábamos que habíamos superado muchos temas relacionados con la homosexualidad y nos estamos dando cuenta de que no: estamos retrocediendo. Son como instintos básicos de odio a lo que no es igual a ti, de raza, de sexo. Como estamos viviendo un momento de tensión mundial, salen esas nociones básicas y primarias de rechazo a lo diferente. Es muy triste.

 

 

 

 

 

 

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios