Pedro Almodóvar: "Somos unos figurantes en los Papeles de Panamá'"
  1. Cultura
  2. Cine
festival de Cannes

Pedro Almodóvar: "Somos unos figurantes en los Papeles de Panamá'"

Hablamos con Pedro Almodóvar el día que 'Julieta' se presenta en el Festival de Cannes, donde compite por la Palma de Oro

"En los 'Papeles de Panamá', mi nombre y el de mi hermano (Agustín) es el de unos meros figurantes, si se tratase una película eso es lo que seríamos, meros figurantes, extras sin frase", afirmó hoy Pedro Almodóvar durante la presentación en Cannes de su última película, 'Julieta', que participa en la competición oficial.

Francia en general y el Festival de Cannes en particular siempre se ha mostrado muy acogedor con el cine y la persona de Pedro Almodóvar. Hoy ha presentado 'Julieta' ante una prensa que la recibido con calidez aunque sin entusiasmo desbordado. El domingo sabremos si por fin esta película le reporta la esperada Palma de Oro al cineasta manchego.

Pregunta. En la presentación ante la prensa de Cannes de 'Julieta' has comentado que te sentías un figurante en el caso de los Papeles de Panamá.

Respuesta. Era un modo de abordarlo, como si toda esta historia fuera una película. Yo no voy de víctima en absoluto. Pero no es justo que sobre todo a mí, más que a mi hermano Agustín, me hayan convertido en el protagonista de esta asunto cuando soy un figurante sin frase. Pero si esta filtración y todas las que está habiendo en general sirven de aviso severo de que no hay escondites, yo lo aplaudo. Y ojalá sea cierto que la sociedad camina en esa dirección. Pero no estoy de acuerdo con la mercantilización de esta información.

Si la filtración de los 'Papeles de Panamá' y todas las que está habiendo en general sirven de aviso severo de que no hay escondites, yo lo aplaudo

P. ¿Qué le llevó a rodar 'Julieta'?

R. El origen está en una serie de relatos de Alice Munro. Pero en todos los casos, no importa quién sea el autor, yo necesito sentir mío el texto para asumir la dirección, necesito llevarlo a mi terreno, que en este caso acabó siendo la propia España. Porque los relatos familiares en nuestra cultura son muy diferentes que los de la cultura anglosajona. El relato que sucede en el tren es el que más me gustaba: era muy importante que la Julieta joven conociera los dos polos de la vida. Por un lado siente la muerte muy cerca, y por el otro, experimenta el amor más completo, incluso la concepción de una nueva vida. Ya que la muerte me da tanto miedo, quería que fuera una cara de la moneda, pero que la otra fuera el placer y el nacimiento de algo. Además de interesarme mucho toda la iconografía que rodea este tren. Empecé por este bloque y a partir de aquí fui desarrollando el personaje.

P. ¿Siempre pensó en dos actrices para interpretar el mismo personaje?

R. En el primer proyecto de la película, cuando pensaba hacerla en inglés en Norteamérica, tenía en mente a una sola actriz. Incluso llegué a hablar con ella. No debería decir su nombre como tampoco hablas de las personas que no te has tirado. Pero bueno, hable con Meryl Streep. Ella estaba de acuerdo y encantada de trabajar conmigo. Pero después no me sentí seguro de rodar en inglés no tanto por el idioma como por las costumbres. Tengo que conocer muy bien el día a día de un sitio para filmar allí. Hubiera sido una película muy distinta a esta. Así que volví a Madrid y archivé la historia. Cuando recuperé el proyecto dos años después ya con la idea de rodarlo en España, me faltaba un elemento, que era el sentimiento de culpa que embarga a los dos personajes. Una vez instalado en la historia introduje este sentimiento de culpa en los dos personajes, madre e hija, y todo encajó. Yo estoy siempre detrás de todos mis personajes, aunque no correspondan a mi género y edad.

P. ¿Ha podido ver alguna de las películas que compiten con 'Julieta' por la Palma de Oro?

R. Ayer vi 'Loving' de Jeff Nichols, que me gustó mucho. Tengo la impresión de que esta es una muy buena edición del festival. Me apetece ver todas las películas que han puesto hasta ahora. Va a ser una edición muy competida. Pero por supuesto me daría un enorme placer que el jurado me concediera la Palma de Oro.

P. ¿Le falta apoyo al cine de autor?

Cannes es uno de los pocos refugios que quedan del cine de autor. Las grandes cadenas televisivas producen películas que puedan competir después en prime time con las otras cadenas y eso es muy malo para el cine porque tienen más que ver con el espectáculo televisivo. Tampoco sabemos si va haber una Ley del Cine que lo arregle o vamos a seguir con este protocolo que se ha inventado el Partido Popular. Pero ahora se premia el éxito y los grandes nombres. Y no hay lugar para el cine emergente, para el cine hecho con ilusión o incluso con ideas descabelladas. Cuando ese es el cine del futuro, el que me va a inspirar a mí y al resto de directores. Así que creo que no es un buen momento para el cine de autor.

P. ¿Cómo sobrevivió a la Movida sin quedarse en el camino como tantos otros?

R. Me ayudó mucho tener una vocación muy concreta como la de hacer cine. Si quería conseguirlo tenía que emplearme verdaderamente en ello. Recuerdo que en esa fiesta continúa que va desde 1977 al 1983, yo siempre era el primero que me iba. Todo el mundo iba muy puesto y me decían, '¿ya te vas?'. Pero yo tenía muchas cosas que hacer al día siguiente además de trabajar en la Telefónica. Estaba rodando en súper 8 y también empecé a preparar mis primeros largometrajes. La profesión de cineasta me dio una dirección y hizo que me contuviera en un momento que teníamos todo por descubrir y queríamos disfrutar haciéndolo.

En esa fiesta continúa que va desde 1977 al 1983, yo siempre era el primero que me iba. Todo el mundo iba muy puesto y me decían, '¿ya te vas?'

P. ¿Dónde se ve dentro de veinte años?

R. Como todas las personas mayores, yo tengo una gran esperanza en la ciencia. Porque le tengo mucho miedo al deterioro físico y a la incapacidad.

P. Tu obra es objeto de estudio en muchas universidades extranjeras, ¿cree que fuera de España se te reconoce más que en tu propio país?

R. No creo que en España se me reconozca poco, aunque es verdad que fuera me dan más premios y honores. Que conste que también nos llegan muchas solicitudes e invitaciones de universidades españolas. Pero como en Madrid siempre estoy trabajando... En cambio cuando salgo de viaje de promoción siempre intentamos satisfacer las invitaciones. No me siento maltratado en España. Cada día salgo a la calle a dar un paseo terapéutico y la gente con la que me encuentro y me para siempre me da un trato muy familiar. Tampoco creo que necesite una mayor consideración. He decidido vivir en España, hacer mis películas en español y no sería positivo que tuviera la idea de que la gente me trata mal.

Con respecto a la crítica y 'Julieta', la española ha sido mayoritariamente bueno e incluso excelente. La película no ha arrancado como esperábamos, pero le están ocurriendo cosas y espero que vaya a tener una vida larga y un recorrido distinto a las anteriores. Par mí lo más importante era identificarme con la película. Sola la he visto una vez en público y me sentí muy contento con lo que había hecho y con la reacción de los espectadores. Ojalá que sean todavía más los que vayan a verla. Pero no vengo a Francia como un alivio. Lo que pasa es que fuera te sientes con menos compromisos, solo eres un visitante o un invitado al que siempre se le va a tratar mejor. Pero lo que está ocurriendo con la película está muy bien y estamos celebrándolo.

Festival de Cannes 2016 Papeles de Panamá Pedro Almodóvar
El redactor recomienda