Cómo reírse de la crisis de los treinta
  1. Cultura
  2. Cine
estreno de 'embarazados'

Cómo reírse de la crisis de los treinta

Paco León y Alexandra Jiménez protagonizan la nueva película de Juana Macías, una comedia con tintes dramáticos sobre una generación que llega tarde a todo

Foto: Alexandra Jiménez y Paco León en 'Embarazados'
Alexandra Jiménez y Paco León en 'Embarazados'

Cuando uno pasa de los treinta la gente empieza a meterle prisa con todo. Se empieza a plantear cosas que nunca se había planteado antes y se da cuenta de que se hace mayor. Atrás quedan los tiempos universitarios o los primeros años profesionales en los que no hay preocupaciones y sólo ganas de disfrutar. De repente, tiene que pensar en tener un trabajo estable, en independizarse, en decidir si comprar una casa o seguir de alquiler, en encontrar pareja, en casarse y, finalmente, en tener hijos y formar una familia.

El problema es que cuando uno se da cuenta de que hay que ponerse manos a la obra ha pasado la treintena y el tiempo se echa encima. Lo que nuestros padres hicieron con veintipocos ahora se empieza a conseguir con treinta y tantos. Este cambio ha creado una generación que llega tarde a todo, y con una tendencia al 'peterpanismo' cuando se enfrenta al vértigo de la realidad.

De todo esto habla 'Embarazados'. Lo hace poniendo el foco en el cambio más drástico de todos los mencionados: tener un hijo. El paso definitivo, el avanzar hacia la madurez definitiva o el decidir posponerlo un poco más aun a riesgo de que 'se te pase el arroz'. El problema de una pareja (Alexandra Jiménez y Paco León) que creen que quieren ser padres y recurren a la fecundación in vitro para conseguirlo es la excusa a la que recurre Juana Macías para plantear un retrato generacional.

Es al plasmar la relación sentimental (y su destrucción) entre dos personas que se conocen a la perfección, donde 'Embarazados' se muestra segura, con un tono que se mueve en el de esa anticomedia romántica que popularizaron películas como '500 días juntos'. De ellas bebe mucho la directora al plantear a dos personas modernas, envueltas en un ambiente pop. Incluso en decisiones estéticas como la paleta de colores o la importancia de la música indie.

El problema de la película de Macías, que vuelve a la dirección tras ese prometedor debut que fue 'Planes para mañana', son sus constantes giros y concesiones a la comedia que no es. Este error es evidente en la inclusión de un sinfín de secundarios 'graciosos' que se mueven en un registro diferente al de los protagonistas. Karra Elejalde parece sacado de 'Nueve meses', y Ernesto Sevilla recita chistes en vez de actuar. Está tan marcado que sus apariciones tienen que ser cómicas que acaban forzadas y metidas con calzador. Recortes de un monólogo sobre la crisis de los treinta.

Alexandra Jiménez, por el contrario, vuelve a demostrar que tiene un don para sacar una sonrisa sin forzar. En 'Embarazados' deja claro que se merece muchos más papeles protagonistas y hace gala de una versatilidad que la hace brillar tanto en lo cómico como en lo dramático. Algo difícil en un personaje marcado por sus constantes cambios de humor. A su lado desmerece el trabajo de contención de Paco León, alejado del registro al que nos tiene acostumbrados. El cómico hace un esfuerzo encomiable, aunque en muchas ocasiones se le escapa el humorista que tiene dentro y se le ve con ganas de rematar frases y chistes.

'Embarazados' es una película que tiene ideas y mimbres para lucir, pero que termina condenada a ser un producto que se asemeja más a una teleserie cómica de larga duración, obligada a meter gags en vez de a centrarse en esa crisis treinteañera que al final sólo esboza. La sombra de Judd Apatow es alargada, pero su capacidad para usar el humor (de muchos estilos) a la vez que radiografía la sociedad no está al alcance de todos.

Cine español Paco León
El redactor recomienda