Raphael: “Nunca haré una gira de despedida, uno nace artista y muere artista”
  1. Cultura
  2. Cine
el cantante protagoniza 'mi gran noche'

Raphael: “Nunca haré una gira de despedida, uno nace artista y muere artista”

42 años ha tardado el artista en protagonizar de nuevo una película. Ha sido a las órdenes de Álex de la Iglesia en una comedia loca en la que se ríe de su imagen de divo

placeholder Foto: El cantante raphael
El cantante raphael

La prensa espera sentada alrededor de una mesa a que él llegue. Como las grandes estrellas se hace de rogar y se retrasa unos minutos para asegurarse una entrada triunfal. Ya está curtido en mil batallas y sabe lo que tiene que hacer para que los focos se giren hacia él. Raphael es mucho Raphael. “Qué buena entrada tenemos hoy, hemos colgado el cartel de 'todo vendido'”, dice con su eterna sonrisa y su mítica chaqueta de cuero. Sólo ha faltado humo para completar su aparición. En un minuto ya tiene toda la atención, lo sabe y disfruta con ello. El cantante se encuentra en una segunda juventud, con un disco sinfónico recién publicado, llenando conciertos en todas las ciudades españolas por donde pasa y a punto de estrenar 'Mi gran noche' (lo hará mañana viernes), su vuelta al cine después de 42 años.

Ha sido Álex de la Iglesia el que lo ha conseguido. No podía ser otro. El realizador siempre ha sido fan suyo, y después de dar el nombre de una de sus canciones a una de sus películas ('Balada triste de trompeta'), realiza la misma jugada y le da el protagonismo absoluto a su nueva obra. Para De la Iglesia Raphael es un “icono de mi vida y de España”. En 'Mi gran noche' encarna a una estrella de la canción que maltrata a los que le rodean con una única ambición: seguir siendo el número uno.

En una pirueta metacinematográfica, Rapahel interpreta a Alphonso, que a su vez canta las canciones de Raphael. Pero el cantante deja claro que no se parece en nada al personaje, aunque en su profesión “existen muchas personas que son así”. “A Alphonso le pierden muchas cosas, pero hay una que nos une, y es que defiende lo suyo, su estatus y su prestigio ante el enmierde que tiene a su alrededor”, cuenta a El Confidencial.

No ha tenido miedo de reírse de sí mismo y de la fama de divo que le persigue, aunque asume que “el divismo existe en todas las profesiones” y no sólo en el mundo de la farándula al que la película reparte estopa y que Raphael confía en que no se moleste. “Y si se molestan, pues pobres ellos”, zanja.

Cuando no esté en condiciones sabré marcharme con todos los honores sin decir nada. Me quedaré en mi casa y diré que no tengo ganas

'Mi gran noche' escenifica una guerra musical que también ocurre en la actualidad, la de las nuevas estrellas para adolescentes que con un movimiento de caderas y letras ridículas venden más que los cantantes para toda la vida. Una polémica que el cantante de 'Escándalo' soluciona en una sola frase: “para ser artista hay que nacer artista”.

“Se puede perfeccionar, pero hay que llevarlo dentro. Si me preguntan que cuándo me retiro, tengo claro que no haré una gira de despedida, porque uno nace artista y muere artista. Cuando no esté en condiciones, que puede ser mañana o dentro de 20 años, sabré marcharme con todos los honores sin decir nada. ¿Pará qué una gira de despedida, para estar llorando todos los días? Me quedaré en mi casa y diré que no tengo ganas.

Todo depende del guion

Raphael ha vuelto al cine para quedarse. No piensa dejar que pase el tiempo para volver a protagonizar una película, pero tiene claro cuál es la condición imprescindible para ello: un buen guion.

El cantante confiesa que uno de los motivos fundamentales para aceptar 'Mi gran noche' fue que Álex de la Iglesia le mandó por mail el libreto de la película y pudo valorarlo. “Antes me decían que si quería hacer películas, pero no me daban el guion, ni siquiera la idea. En esta película quería ver qué personajes tenía alrededor porque mi personaje podía ser un bombón y el resto una porquería y eso no tiene gracia. No es bueno pertenecer a una película donde lo único que vale la pena es tu papel”, argumenta.

Ironías cinematográficas, con 72 años Raphael puede optar a un Goya al Mejor actor revelación por reírse de sí mismo. Hasta sus tics y amaneramientos están presentes. Unos gestos que han sido repetidos hasta la eternidad, igual que no teme reconocer que también muestra detalles de otros artistas: “Tengo cosas de Edith Piaf y no es que copie o esté haciendo un homenaje, es que me salen así, yo voy mucho al teatro para ver lo que no debo hacer, eso sí que es aprendizaje”.

Quería ver qué personajes tenía alrededor porque mi personaje podía ser un bombón y el resto una porquería y eso no tiene gracia

Los seguidores de Raphael se cuentan por millones, de todas las edades y de todo tipo, hasta en el mundo del fútbol, donde como recuerda él mismo 'Mi gran noche' es un himno para equipos como el Athletic de Bilbao. Muchos fans para alguien que se considera “muy dado a decir impertinencias”. “A mi me dicen: 'Yo hice la mili con usted'. Y yo le respondo: 'Yo no he hecho la mili'. O me dicen: 'Tenemos la misma edad', y yo le digo: 'Pues hay que cuidarse…'. Mis hijos me dicen que no conteste”, cuenta riendo antes de contar su secreto para que el público le adore: lo único que tienes que hacer es quererles tu a ellos. Eso y regalarles temazos como 'Yo soy aquél', 'Cómo yo te amo' o 'Escándalo'.

Cine español Raphael Cine
El redactor recomienda