gaspar noé presenta 'love'

Sitges se rinde al porno de autor

Revolucionó Cannes y ahora ocurre lo mismo en el festival de cine Fantástico y de Terror, donde el director ha defendido su polémico filme lleno de sexo explícito y en tres dimensiones

Foto: Sitges se rinde al porno de autor

Sitges, 9:30 de la mañana de un lunes festivo. La gente debería estar durmiendo en sus casas, pero sin embargo se amontona en una cola kilométrica para ver 'Love', la película que comienza una hora más tarde. Antes de entrar en la sala un cartel avisa: prohibida la entrada a menores de 18 años. Lo que estaba a punto de empezar no era una historia de amor con violines y pasteleo, era la película porno en tres dimensiones que ha dirigido Gaspar Noé, el 'enfant terrible' del cine francés, y en la que cuenta la relación de Murphy con su novia, desde su pasado más feliz hasta un presente gris en el que no mantienen ningún contacto.

A Noé le encanta provocar y disfruta dando al público lo que quiere, porque aunque se empeñe en decir que esto es sólo un filme sobre el amor, la primera escena es una pareja masturbándose hasta el orgasmo. No sabemos todavía quiénes son esos dos jóvenes, pero el realizador te deja claro que en 'Love' habrá mucho sexo. Tríos, felaciones, clubes de intercambio, polvos en público y hasta una eyaculación en la cara del espectador (que el público de Sitges aplaudió a rabiar). 

Todo eso en dos horas y cuarto en las que el director quiere indagar en la pérdida del amor y en cómo nos autodestruimos en su nombre. Si bien es cierto que el sexo aquí habla de sus personajes y de sus emociones, también lo es que el filme no podrá escapar a la etiqueta de 'porno de autor'.

Gaspar Noé es consciente de que corre el riesgo de quedar reducido a esa calificación, algo que atribuye a que “la gente está poco acostumbrada a ver escenas de amor”. “'Love' no corresponde para nada a la estética del cine porno, puede ser sentimental o sexual, pero no es excitante como puede serlo una película erótica donde uno sale caliente de la sala. Aquí uno sale de una forma melancólica”, cuenta a El Confidencial.

En la vida follar no es sólo normal sino que es una de las cosas más alegres que puedes hacer y si estás enamorado másNoé defiende con uñas y dientes su uso del sexo y tiene claro que sin mostrarlo de forma explícita 'Love' sería “otra película más insulsa”. “Las escenas de amor no son el picante de la película, son su esencia, es como si haces una película de terror y no da miedo. En la vida follar no es sólo normal sino que es una de las cosas más alegres que puedes hacer y si estás enamorado más, así que no sé por qué podemos filmar a la gente comiendo y hablando y no follando”, asegura tajante.

Mientras que muchos directores acusan directamente a Hollywood y su puritanismo del tratamiento remilgado del sexo en el cine, el cineasta argentino afincado en Francia cree que no es su culpa, sino que es fruto de “una autocensura habitual”.

Sangre, semen y lágrimas

El protagonista de 'Love' es un aspirante a realizador que quiere ser Kubrick, se pasea con una camiseta de Fassbinder y tiene el cuarto lleno de carteles de películas como 'Saló o los 120 días de Sodoma' y 'El nacimiento de una nación', lo que sirve a Gaspar Noé para lanzar unos cuantos dogmas sobre su propio cine. Así Murphy asegura en un momento dado que cualquier buena película tiene que tener tres elementos: sangre, semen y lágrimas, algo que el propio Noé considera “una buena definición para un melodrama”.

Estreno de la película 'love'
Estreno de la película 'love'

Los guiños a su obra son tan obvios que al cineasta no le queda más remedio que admitir que su protagonista “se parece un poco a mí”. “Es un hermanito mío que a veces es inteligente y a veces no. Es una extensión de mi persona y mis amigos”, explica. No es el único autohomenaje que se marca, el bebé de 'Love' se llama Gaspar y el director de la galería de arte Noé. “Y Murphy es el apellido de mi madre y Julio es mi segundo nombre”, añade riendo dando sentido al resto de personajes que aparecen en su película.

Cannes es un terremoto de halagos y de insultos, hay gente que bebe demasiado alcohol y no duerme, así que las reacciones son excesivas'Love' tuvo su premiere en Cannes, donde dividió a la prensa, algo a lo que Noé está costumbrado y más en el certamen francés. “Cannes es Cannes, y es un terremoto de halagos y de insultos. Hay gente que bebe demasiado alcohol y no duerme. así que las reacciones son excesivas”, añade.

El director no cree que su nueva película sea polémica, algo que sí considera que era 'Irreversible'. Para él 'Love' “se parece a la vida de cualquier espectador”. De momento no piensa en su nueva provocación, le queda un año de intensa promoción y de entrevistas, lo que más detesta de su trabajo, ya que cree que sus obras hablan por sí solas y que tras psicoanalizarse con cada filme tiene que volver a hacerlo y rendir cuentas ante la prensa.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios