'regresión' es el mejor estreno español del año

Amenábar, un número uno agridulce

Las primeras estimaciones dan al filme del director una cifra por debajo de los 3 millones de euros, lo que le sirve para ser el más taquillero a nivel nacional, pero lejos de sus últimas obras

Foto: Alejandro Amemábar da instrucciones a Emma Watson y Ethan Hawke
Alejandro Amemábar da instrucciones a Emma Watson y Ethan Hawke

Tenemos una noticia buena para Alejandro Amenábar y una mala. Empecemos por la buena. Su última película, 'Regresión', ha sido el número uno en taquilla con mucha facilidad, recaudando en torno a los 2,5 millones de euros (según las primeras estimaciones ofrecidas por la consultora Rentrak) durante el fin de semana. Una cifra con la que el filme se coloca como el más exitoso del cine español durante 2015, doblando lo que consiguió 'Ahora o nunca' (1,4 millones durante sus tres primeros días). Dicho así parece todo positivo, pero la realidad es que había muchas esperanzas en la vuelta del realizador tras seis años de ausencia, y los datos están muy lejos de otros estrenos de este curso, como '50 sombras de Grey', 'Jurassic World', 'Los minions' o 'Fast & Furious 7'. También queda por debajo del mejor estreno español del año pasado, 'Torrente 5', que comenzó con 3,7 millones.

La vuelta de Amenábar al género que le ha proporcionado los mejores datos en taquilla de su carrera tiene un sabor agridulce, más sabiendo que el coste de producción de la película se sitúa en torno a los 20 millones de euros y siendo optimistas llegará a los 12 millones de recaudación. Habrá que ver su comportamiento en el resto de mercados donde se vaya estrenando. La otra cara negativa es que esta cifra es un paso atrás en comparación con los anteriores títulos del director. De hecho es su peor entrada en cines desde 'Abre los ojos' y se quedará a mucha distancia de la cifra final de sus tres últimas obras.

En 2001, 'Los otros', otro proyecto de género y con actores internacionales, hacía al final de su paso por las salas más de 27 millones de euros de la época, que ajustados al precio medio actual supondrían unos 40 millones, lo que significó que casi seis millones y medio de espectadores compraron una entrada para el filme protagonizado por Nicole Kidman. Tuvo que llegar 'Ocho apellidos vascos' para que alguien le quitara el record de la película española más vista de la historia.

'Regresión' no llegará a estos datos, pero es que también queda lejos de los de 'Mar Adentro' en 2004, que efecto Goya y Oscar mediante, alargó su vida comercial hasta rozar los 20 millones de euros (más de 25 millones ajustados) y pasar de los cuatro millones de espectadores. Hasta 'Ágora', su proyecto más controvertido, funcionó como un tiro. 5.436.200€ sólo en sus tres primeros días y un total de 21,4 millones de euros y 3,5 millones de espectadores. Todas ellas se encuentran en el ranking de las más taquilleras de la historia del cine español.

Es cierto que las salas presentan actualmente cifras más relajadas que las que se hacían hace cinco años y que el dato de 'Regresión' no es un batacazo, pero también lo es que se esperaba más del que fuera el salvador del cine español. Hay que irnos hasta el año 97, cuando 'Abre los ojos' se quedaba en 1,8 millones de espectadores y 6,4 millones de euros para ver un filme de Alejandro Amenábar con cifras que se puedan parecer a las de su nueva película.

Emma watson y alejandro amenábar en el rodaje de 'regresión'
Emma watson y alejandro amenábar en el rodaje de 'regresión'

El problema es cuál sera su mantenimiento en la taquilla. Viendo los estrenos de la semana que viene todo parece indicar que 'Regresión' mantendrá sin problemas el número uno y que aprovechará el puente para seguir hinchando sus arcas, pero tras la tibia recepción de prensa y público en el Festival de Cine de San Sebastián parece muy difícil que su mantenimiento sea el que han presentado sus otras películas. Aunque lo mismo se decía de 'Ágora', y terminó aguantando como una jabata durante cuatro semanas como la película más vista en España.

Estos 2,5 millones confirman que aunque siga siendo un activo muy importante para nuestro cine, estos años le han distanciado de los espectadores y nuevas figuras se han creado e incluso le han sustituido. Ese estatus de director de culto al que adora público y crítica parece haberlo cogido Juan Antonio Bayona, producido también por Telecinco Cinema y cuyas dos únicas películas también se encuentran entre las diez más vistas del cine español. El año que viene, cuando estrene 'Un monstruo viene a verme' podremos despejar la incógnita de a quién quieren más nuestros espectadores, a Amenábar o a Bayona.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios