"Tiene huevos que tengamos que ir a Latinoamérica para hacer películas"
  1. Cultura
  2. Cine
carmelo gómez presenta 'tiempo sin aire'

"Tiene huevos que tengamos que ir a Latinoamérica para hacer películas"

El actor analiza el estado de la industria española y su último filme, una historia ambientada en Colombia y con la violencia de los paramilitares como eje central

Foto: El actor Carmelo Gómez posa durante la presentación de la película 'Tiempo sin aire' en Málaga. (EFE)
El actor Carmelo Gómez posa durante la presentación de la película 'Tiempo sin aire' en Málaga. (EFE)

En los últimos años ha sido difícil ver a Carmelo Gómez en una pantalla de cine. Una película pequeña en 2012 yotra en 2013.Poco trabajo para uno de los actores fundamentales del cine español de los últimos 20 años gracias a sus papeles en Días contados, La ardilla roja, Tierra o Secretos del corazón. En 2015 vuelve con tres proyectos producidos por Gerardo Herrero. El primero de ellos, Tiempo sin aire, llega a las salas este jueves. Un filme que habla de la violencia presente en Colombia y de la sed de venganza.

Pero si Carmelo Gómez no ha estado presente en el cine español es, simplemente, porque no le han llamado, como confiesa a El Confidencial. Los que sí se han acordado de él han sido Andrés Luque y Samuel Martín Mateos, que ya le dirigieron en su ópera prima, Agallas. “Repito porque ellos quisieron. Hasta ahora han tenido una fe en míabsoluta y yo tengo mucha fe en ellos porque me dejan trabajar y me dejan opinar. Estoy en el proyecto desde que arranca, me van pasando versiones… Eso es lo hermoso del trabajo, no esto de hoy, esto es para el público”, cuenta el actor refiriéndose a las eternas jornadas promocionales.

En el actual mercadohay que dedicar mucho esfuerzo y dinero a promocionar la película. Si no, nadie se enterará de que la película se estrena. Por ello es tan importante actualmente contar con el apoyo de una cadena privada que mueva el filme por sus canales. “Yo sé cómo funciona el mercado y es muy difícil levantar una película. Veo los resultados en taquilla y cómo han cambiado los gustos del público y creo que les estamos dando cosas que no les gustan. Hay un problema fundamental, y es cómo se está usando el cine: como entretenimiento o como actividad cultural. Si es una actividad cultural tiene que ser ayudado y eso no quieren oírlo los señores de las puertas giratorias”, critica el actor.

Gómez cree que la asociación que se hace entre ‘gente del cine’ y ‘subvenciones’ es el fruto de una “utilización política clarísima”. “La cultura da miedo a los regímenes totalitarios, y no sólo lo digo por Rajoy;antes ha habido otros que han tenido miedo a la cultura porque somos contestatarios. Ellos casi siempre hablan para idiotas, y de repente se encuentran con alguien con coherencia y con posibilidades para entrar en los medios de comunicación y eso les revienta el discurso. Así que se ha ido sembrando la semilla del odio y se ha manipulado mucho. La cultura, igual que la educación, es un dato muy a tener en cuenta cuando hablamos del desarrollo democrático de un país”, explica el ganador del Goya por El método.

El cine español, en estado grave

En Tiempo sin aire da vida a Gonzalo, un psicólogo que ayudará a canalizar los miedos de un niño afectado por la guerrilla colombiana. El filme iba a ser una coproducción con dicho país, pero allí no gustó un guion que habla de las heridas de las FARC y los paramilitares. Para Carmelo Gómez las ansias de coproducción que ahora hay en nuestro cine sonun sinónimo de su mala salud. "Tiene huevos que tengamos que ir a Latinoamérica a ver si nos echan una manita.No porque no puedan, ya que allí hacen políticas para el desarrollo cultural. Lo que es triste es que España tenga que pensar en coproducir con Colombia para hacer una película”, censura el intérprete.

placeholder El equipo de 'Tiempo sin aire' presenta el filme en el Festival de Málaga (EFE)
El equipo de 'Tiempo sin aire' presenta el filme en el Festival de Málaga (EFE)

Ni siquiera los datos del año pasado le hacen mirar con optimismo el estado de nuestra industria. “Los datos nos dicen que dos títulos, de dos cadenas privadas que tienen una capacidad de promoción que no tiene nadie, son las que han levantado la taquilla de todo el cine. Que dos películas suban el índice de participación de todo el cine español es un fenómeno grave que habría que analizar. Pero le damos la vuelta y lo vendemos como que es algo positivo, y son datos terriblemente negativos que tendrían que hacer reflexionar a mucha gente”, cuestiona el actor.

Tampoco confía Carmelo Gómez en las instituciones que velan por los intereses del cine español, como la Academia de Cine. “Resines no tiene un plan para resolver nada, simplemente que no se deshaga todo, que es algo bastante encomiable. La Academia tiene problemas de estructura muy serios, por ejemplo en la forma de votación, que empieza a ser sospechosa:no vota casi nadie. No me da la sensación de que sea un colectivo unido”, explica Gómez, que considera que en el gremio se está viviendouna diáspora que los lleva a desvincularse del sector.

''Resines no tiene un plan para resolver nada, simplemente que no se deshaga todo, que es algo bastante encomiable''

Él vuelve al cine español llamado por una historia que habla de “cómo funciona la violencia” y de la necesidad de venganza del ser humano. “La venganza genera más violencia, y hay gente para quien la violencia y nuestro sufrimiento es un negocio. Las acciones suben cuando el pueblo sufre”, zanja el actor, que en la presentación del filme en Madrid ha anunciado que deja el cine para centrarse en el teatro, un medio en el que se siente más querido.

Cine español Cine Carmelo Gómez
El redactor recomienda